Art. de opinión de Claudio Rizo Aldeguer

NO ES SOLO UN DEBATE (7 de noviembre)

Apenas tres días después de que arranque la campaña electoral, Rubalcaba y Rajoy se sentarán cara a cara en la sede de la Academia de la Televisión. Focos abiertos; invitadas, televisiones y radios de ámbito nacional, de un lado y del otro. Transparencia y limpieza, pues, afirmo que se dará en el encuentro entre estas viejas glorias, venidas a más. Para debatir. Intuyo. Acerca de cómo sacarnos de esta perra crisis. No hay otra. Pero sobre todo, para terminar de decantar la balanza, uno; o de nivelarla, lo que hoy parece hasta insensato pronosticar, el otro.

Jamás, el “uno”, siendo aspirante, Rajoy, tuvo un terreno tan allanado, más viniendo de ser durante años el peor valorado de la estirpe, largamente, a machamartillo de pulso social: ¡casi quince puntos de ventaja, aun así, a los socialistas, le presagian las encuestas de los rotativos más enfrentados! Ahí es nada. Tanto de lisura encuentra en su destino, el popular, que mejor estaría calladito que removiendo aguas en calma chicha. Mientras que jamás, el “otro”, Rubalcaba, cabeza visible hoy del partido gobernante en las últimas dos legislaturas, se empeñó tan denodadamente en conquistar aquello que, lo quieran o no, solo tiene trazas de utópico. Sin embargo, el debate, solo uno, un debate, el del 7 de noviembre, depurado y explotado arteramente, a la yugular y sin complejos, por el segundo, bien podría quebrar el rumbo previsto y los vaticinios más innegociables. Apuesten. No sería la primera vez.

Rubalcaba quería dos citas televisivas. Y pocas me parecen, incluso, para reconquistar el Everest. Rajoy, de haber podido, hubiera dicho que no hay tutía. Quiero pensar. Ya está arriba, en la cima, casi sin sudor: el ladrillo, de su José María, hoy causante directo del vuelco de tendencia política por la pérdida de valor que en su día, al contrario, a él le encumbró, eleva al gallego a los altares. Dejarse llevar, ver incluso “Lo que el viento se llevó”, versión extendida, si es preciso, o sea, pero sin intervención insistente que pudiera afearle, debería ocupar sus sueños más sudorosamente cachondos en las vigilias preelectorales. Pero al final, y a su pesar, habrá un debate. El 7 de noviembre. Y se equivocan los populares, perdónenme, en consentir este encuentro entre amores irreconciliables y aun tan estadísticamente desparejos. Me explico.

Alfredo P., más conocido como Rubalcaba, es un guerrillero de la política, en segunda fila, tras los arbustos, pero notabilísimo una vez en la primera. Un esgrimidor de la palabra, un “atonta-serpientes” como nadie; puede que a la altura, discretamente, del mejor González. Está de vuelta de todo, lo que le hace más peligroso, ese de la sonrisa familiar y tonsura despejada. Más, bastante más que el registrador, que todavía tanto debe demostrar. Trabajado en mil frentes, Rubalcaba; solvente en cuanto a legitimidad y abanderado (diga usted si con razón o no) como causa directa del reciente comunicado de ETA de tirar a la basura la munición después de más de cuarenta años de sangre y duelo. Este argumento, caído a un mes de la cita electoral, será empleado como ejemplo de rectitud, firmeza y capacidad de conquistar, mediante los vericuetos improbables y pacientes de la ley, el final de la banda terrorista. Descuiden. Y con el legado de Zapatero, a más abundamiento, poco a él se le pide. A lo más, como diría Guardiola a Messi: “Sal y diviértete”.

A Rajoy, en cambio, no le bastará con desautorizar toda la política socialista de reducción de derechos sociales, la bajada de brazos de ETA o que los cuatro millones y pico de desempleados, traen causa exógena, que imploran los socialistas. Habrá de añadir. Empeñarse, complicarse… Comprometerse. Proponer. Algo que rara vez ha hecho el por tercera vez aspirante a la Moncloa. Y no solo ventilar porquería, que la hay. Y sabido es.

No se equivoque, lector. En casi todos los países europeos, cambiarán Gobiernos en breve. Y dudo que hayan coincidido en todos ellos, y al mismo tiempo, un tropel de dirigentes ineptos como inventados de un mismo mal truco. Confabulados en pos de la negligencia, para hundirnos en la miseria. En distintas geografías y culturas. Alejadas, las unas de las otras. Dejemos la miopía intelectual para las discusiones del fuera de juego. Desmontar la globalidad de la crisis, el demiúrgico y casi único argumento del PP, va a ser pues asunto de enojosa resolución para Rajoy, por lógica; incluso con la mejor de sus retrancas gallegas empleadas frente al de “Sin ti no soy nada”.

Intuyo que, eso: calladito, mejor. Que jamás debió consentir, digo, el bueno del registrador, trabajarse un debate sabiéndose tan ganador… y más embistiendo, como en el caso, la audaz ironía de quien te puede despelotar en público, si lo pillas fino después de un café, con esas solo cinco palabras. Y contra quien, sobre todo, viene de entorcharse, feliz e históricamente, de una puta vez, para España, lo que más imposible parecía: la renuncia de ETA a las armas.
Que no es moco de pavo. Y sin salirse un milímetro de la ley. Oiga.

Otras noticias de interés

15 COMENTARIOS

  1. El debate está tan claro, Claudio, como el resultado de las elecciones. El debate lo ganará el fajador de Rubalcaba, que de combates cara a cara sabe un rato, y las elecciones las ganará, y además de calle, Rajoy. Pero no por méritos propios, que no tiene ninguno, sino por deméritos que ha provocado esta maldita crisis.

    Siento y lamento que sea un cara a cara. Hay más fuerzas políticas, y todas, absolutamernte todas, tienen su merecido derecho a debatir entre los dos candidatos, porque no nos engañemos, la pluralidad es muy aconsejable, pero la realidad es muy tozuda: PSOE y PP. Bipartidismo puro y duro. Los demás, lamentablemente, comparsas.

    ¿Y sabes que ocurre? Que a la gente como yo, que no le gusta el bipartidismo, hemos llegado a la conclusión que nos gusta menos tirar el voto al cubo de la basura.

    Y, como final, mi convencimiento del aumento de la UPyD. El ciudadano quiere novedad, y este partido, de momento, se lo da. No sé hasta cuanto.

    Por lo demás, no está bien que yo te lo diga,pero haré un esfuerzo tan vergonzoso como cierto: tus formas, exquisitas, como siempre.

    Un beso, hijo.

  2. Claudio te felicito por tu articulo uno de los mejores.

    Ha llegado la ora, dos gladiadores se enfrentan uno perdedor dos veces, el otro arrastrando el peso de un partido “partido”. El gallego con mucha ventaja, prometiendo empleo a diestro y siniestro, el otro con sonrisa de pillo pensando, una mentira lo del empleo donde gobernáis En Valencia, Alicante Y EN NOVELDA NO LO HABEIS CONSEGIDO, de momento al gallego se le ha aparecido un dios, Ave Cesar los que vamos a ganar te saludan, pero EL CESAR no esta seguro de lanzar el pañuelo a la arena no se fía, porque Rubalcaba lo puede coger y hacer un juego de magia aunque sabe que va a morir .Pero los buenos gladiadores mueren luchando asta el final, y esta vez me temo que al gladiador Rubalcaba el dedo del pueblo no va a estar hacia abajo porque es eso, un profesional, y ha luchado bien. Que DIOS nos coja confesados.

  3. Después de los para bienes que he leido sobre el Sr. Rubalcaba, solamente me queda hacer una pequeña reflexión,¿ pero de verdad creeis que esa persona es tán super buena? vamos hombre , poneros las pilas y empezar a andar. Para mí este señor, por no,llamarle otra cosa, es de los malos el peor y el que no quiera verlo pues ahí esta Mingote.
    Termino porque no quiero perder más el tiempo hablando de esa persona, que ha llevado a nuestra nación a lo más profundo de las cloacas.
    Esta és mi opinión.

  4. Buen análisis de los candidatos de los partidos mayoritarios con respecto a su dialéctica, la pasión en sus intervenciones y en la defensa de sus postulados políticos, y también del posible “ resultado”, y en cuanto a tu forma de exponer las cualidades de cada uno, tu sello inconfundible, pero creo se debería centrar la atención de este debate en las propuestas de cada cual, cosa que no se hará, por que la campaña de descalificación que se ha estado llevando desde el 2004 ha calado en la sociedad, sin tener en cuenta quien ha provocado la crisis y cual puede ser la solución.

    Un saludo cordial

  5. MMMMMMM.
    Niego la mayor, no existe tal debate, es una pantomima maestro.
    Ya hablamos,,, sobre como está escrito amigo Claudio, tomo nota, como siempre.

  6. Prime TIme.
    Dos personajes con barba debatiendo en TV ,uno que sonríe de forma cautivadora como un niño pícaro malo y que se llama Rubalcaba, frente a otro que apenas esboza una sonrisa ,por nombre Rajoy.
    Dos políticos curtidos en mil batallas,veteranos en el cuadrilátero de la contienda electoral .

    Mas allá quedará la ruta turística por las plazas de toros y los pabellones deportivos arengando a los suyos, los apretones de manos ,el contacto directo con el ciudadano, el incesante ritual del besuqueo inocente a los niños que en ofrenda se presentan al candidato,el merchandising electoral o los comentarios de las redes sociales.
    Ahora lo que toca es estar frente a frente como en los viejos duelos con una única arma en su poder,la oratoria, su capacidad para convencer a los descreídos ciudadanos de este país incluso a los indignados del 15M si ello fuera posible.

    Rubalcaba es mejor orador que Rajoy indudablemente,es uno de esos púgiles que se mueven por la cancha política esquivando de forma magistral todos los golpes y que aprovechan como nadie las debilidades del contrario para tapar las propias.

    Fíjense que un esperado comunicado de ETA que da esperanzas a la Paz le proporciona de improviso al candidato socialista el aire fresco que necesitaba para aguantar los dardos envenenados del PP sobre el caso Faisán dando al traste con la principal arma arrojadiza de Rajoy.
    Rubalcaba es un tipo listo, un auténtico corredor de fondo, un marathoniano que sabe dosificar el esfuerzo, dispuesto a sacrificarse por la causa socialista, un funambulista de la autocrítica. un dispensador de recetas políticas que guardaba en el cajón a la espera de tiempos mejores par la socialdemocracia .No es Alfonso Guerra, ni pretende representar a los descamisados pero es lo suficientemente inteligente como para reclutar a Felipe González como fiel escudero de campaña y así salvar los muebles.
    Por su parte Rajoy es el hombre impasible, un gallego irónico que sabe nadar y guardar la ropa,un orador pesimista cuya política es dejar hacer, amante de las críticas generalistas y de los juicios de valor pero que esta vez se lo han puesto a huevo y no va a desperdiciar la ocasión.
    Hombre de eslogans y frases cortas y directas, de esas que llegan al votante sin necesidad de que este tenga que pensar demasiado, expendedor de recetas neoliberales para salir de la crisis que más que soluciones realistas y eficaces se asemejan a aquellos brebajes que vendían los charlatanes del Far West pero que lo curaban todo.
    Rajoy ofrece recetas milagrosas para salir del estancamiento económico ,para incentivar la economía produtiva y volver a la senda del crecimiento y del empleo aunque eso sí, a costa de inmumerables recortes en los servicios públicos y en los derechos sociales.
    No se confundan,eso se llama ahora Austeridad según proclama Rajoy a los cuatro vientos porque los mercados nos lo estan pidiendo, aunque una cosa es apretarse el cinturón hasta que se nos acaben lo agujeros y otra es bajarse directamente los pantalones y que te………..

    Es obvio amigo Claudio que el debate del 7N entre los candidatos estará más marcado por la economía que por la política .Los dos candidatos llegan a este debate seguros de si mismo ,Rajoy de que va a ganar aunque tuviese delante al mismísimo George Clooney o la princesa del pueblo Belén Esteban y Rubalcaba de que va a perder porque las encuestas le son demasiado desfavorables y es misión imposible recuperar la credibilidad del electorado ante el desgaste brutal del gobierno Zapatero. La gente quiere un cambio político porque piensa que con ello mejorará la situación económica sin darse cuenta del todo que eso ya no está en nuestras manos en un mundo globalizado.
    Merkel,Sarkozy y Berlusconi también serán víctimas de los tiempos que corren, tiempo al tiempo. Y que Dios nos pille confesados. Un cordial saludo.

  7. CLAUDIO un buen articulo si señor, ademas muy bien desmenuzado, con la carrera y el trabajo de ambos politicos, por mejorar España y la calidad de vida de los españoles, con leer tu articulo uno tiene muy buena base para poder decantar su voto, no hay color, el problema es que no sabemos hacia donde queremos caminar, por lo tanto no sabemos quien nos tiene que dirigir, un abrazo y enhorabuena por el articulo, nada mas real

  8. Si Rubalcaba,es un politico tan sagaz agil e inteligente,que no lo dudo)hubira renunciado a estar en el circo de (zapa)en el cual se quemo por el resto de su vida politica,solo algun trasnochado socialista pondra su voto por el ,porque el pobre solo ha echo el ridiculo como lo a echo su (ring master) hasta ahora ….

    Y ahora le toca a Rajoy,(politico)segun tengo que creer,de pocas habilidades politicas por no decir ninguna ,segun el pueblo que NO lo quiere,tiene ante si la no menos responsabilidad de sacar a Espana de estos OCHO mal dirijidos anos,tiene la enorme faena de sacarle el TETE a los socialistas llorones ,que solo saben decir que recortara lo que han podido conseguir??????????..

    Y para finalizar solo pido que el que gane solo gobierne para sacar al pais de la postracion economica y como un buen precidente sepa gobernar para todos por igual…..

  9. el 7 de noviembre en el salón de mi casa veremos el debate, mi mujer con un bufanda del p.p. que compró en un miting en Valencia y yo con una camiseta que me regaló un amigo socialista de novelda del psoe, ya veremos si no firmamos el divorcio despues del debate o rajoy y rubalcaba consiguen que cuando terminen mi mujer y yo nos demos unos piquitos. Bien claudio cada dia te mejoras

  10. Quiero remontarme a la histo 2000 años a.C y d.C . Mandatarios , en la etápa Tardorrepublicana , como Julio César, Pompeyo, Cayo Licinio Crasso Marco Antonio…se seguían con las mismas directrices, el poder por el poder y lo que ello conllevaba.
    La historia se repite.
    Ante una sociedad de más de cinco millones de parados, Multiplicado por una media de tres famliares al cargo del trabajador,saquen la cuenta.Parados enfermos de necesidades. Poco me importa a mí lo que vayan a decir los políticos, estoy muy cansada de topicazos. Hasta ahora sólo ha sido palabrería. Y,mira si han tenido tiempo de evitar que se vaya todo al garete. Gane quien gane ¿van a cambiar las cosas? Siempre pagamos los mísmos, los que menos tenemos. Y el rumbo que toma esto de privatizarlo todo, pues, ya me contarás. Y como estoy en mi derecho de decir lo que pienso, digo que, esto es intolerable, pecaminoso, desolador, inquietante. Vemos como día sí y otro también, las familias se quedan sin hogar,y sin contemplaciones;porque han tenido la mala fortuna de quedarse sin empleo. La gente vive con temor de decir ¿seremos nosotros los próximos que nos exoneren de nuestro puesto de trabajo y pasemos a engrosar la lista de parados?. Toda mi vida he sido de izquierdas, pero dejo de ser partidista. Me voy a mantener neutral. Los que nos han llevado a esta situación de miedo y de incertidumbre, P.P y PSOE, los pongo en cuarentena. Hoy mismo en la peluquería, había personas que decian: ¡¡deberían ír a la cárcel todos los poíticos que han llevado este pais a la ruina, no se pueden ir de rositas, con pagas vitalicias millonarias y ahí queda eso!!

  11. Muchas gracias a todos por vuestra lectura y atención.
    Para el que escribe, al menos para mí, ya es un éxito el que la gente emplee unos minutos de su vida en leerme. Y si encima, comenta, con el plus que eso implica… en el sentido que sea, a favor o en contra, doble premio. De verdad.
    Muchas opiniones son contrarias al espíritu del artículo. Otras, acordes. Pero eso no importa. Lo importante ha sido, como casi siempre, el clima de educación y respeto que he presentido en cada uno de vosotros. Con eso me quedo.
    El lector es libre de interpretar, de sentirse partícipe a su modo, de expresar su personalidad… Yo no tengo más razón que ninguno de vosotros. Soy uno más, que expreso, a mi manera, de qué manera veo determinadas cosas cotidianas que a todos nos afectan.
    Mil gracias, de corazón. Aprendo mucho con vuestras reflexiones.
    Todas la observaciones que me habéis hecho, todas, insisto, le aportan a mi percepción de las cosas, una luz enriquecedora y objetiva.
    Un abrazo. Y mis agradecimientos.

  12. Puede que Rajoy sea una de esas personas que sufre con los debates públicos, pero ser más exiguo en palabras que Rubalcaba, no demuestra nada.

    ¿Qué esperamos? Tal vez que una voz con poderío nos diga: Esto es lo correcto o lo menos malo….hartos de mentiras y propuestas electorales que se convierten en polvo y promesas incumplidas. Hartos como estamos de encontrarnos pedruscos a ambos lados del camino.

    La casta política nos lastima los oídos. Confunden con permanentes polémicas sobre cuál pueda o deba ser el resquicio inmundo por el cual podremos salir de este agujero escabroso en que nos batimos y ahogamos. Y todos nos quejamos, con discrepante griterío, de haber venido a parar a esta rinconera, de la cual no vemos forma humana de emerger. Buenas Intenciones de uno y de otro, pero ninguno de los dos conoce el milagro que nos haga salir de la crisis. Aberrante seria que lo conocieran, y no lo pusieran en práctica para no malgastar honores con el adversario.

    Es de esperar que la serpiente se coma al ratón, y que este le produzca una consumada indigestión.

    Es frecuente en ti, Claudio, un humorismo compasivo, que condensa ironía.
    Los personajes políticos, dan para hablar y para escribir. Si fueran perfectos y comedidos, poco material tendrías para escribir. Sus diferencias y estupideces son las que te dan juego, pero la gente no basa su elección en un debate televisivo, o al menos eso quiero creer.

    Tu análisis me parece impecable, eres un productor de opiniones, pero discrepo en un concepto. Tu faceta observadora no puede evitar comparar la información, pero el ciudadano de a pie, también la procesa y no confían en la palabra por muy convincente que resulte, sino en los hechos.

    Ellos pretenden con estos debates convencer, inducir e inclinar la balanza, inclusive manipulando el arte de la persuasión, pero la gente ya no se deja atontar por ningún encantador de serpientes, ni tampoco por cantos de sirena.

    Los mensajes contundentes llegan al ciudadano, y son los que no se olvidan, en contraposición a un discurso soberbio pero sin respaldo verídico.
    ¿Y cuál es el mensaje hoy por hoy más contundente? Cuatro millones y pico de parados. Breve y simple pero efectivo.
    La agresividad verbal o el discurso satírico no inspiran confianza.

    Lo que verdaderamente nos importa son las palabras servidas con soluciones, no el dualismo político.

  13. Claudio: Me olvidé agraderderte tu artículo. Gracias a las certeras palabras que nos ofreces cada semana, nos das la oportunidad de involucrarnos en los temas.Gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,775SeguidoresSeguir
3,890SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES