Art. de opinión de Francisco Penalva Aracil

LOS ALBINOS AFRICANOS

Jon Sistiaga, periodista valiente y digno de admiración, por sus denuncias de injusticias y atrocidades con las personas, en un video en canal + con él título: LOS BLANCOS DE LA IRA, habla de los albinos de Tanzania, país africano en el que hay 170.000. Son africanos de raza negra, pero de piel blanca, la causa como muchos sabréis es, la falta de melanina en la piel, por lo que son muy propensos al cáncer de piel, de hecho es su principal causa de muerte.

Explica Jon, que allí y en otros países de este continente, existe el mito de que están malditos, o traen mala suerte, y aparte de estar marginados son perseguidos por brujos y hechiceros. Sus cuerpos son mutilados, les cortan las piernas y brazos. Llegando incluso al salvajismo de hacer con ellos un siniestro comercio en el que la mercancía es; diferentes partes de sus pálidos cuerpos, que son utilizados como ingredientes para hacer pociones a las que atribuyen poderes mágicos.

TYNDI Y BIBIANA son dos niñas de doce años gemelas y albinas africanas, a una de ellas le falta una pierna, se la cortaron con un machete. A su hermana intentaron hacerle lo mismo pero afortunadamente no lo lograron, le ha quedado una profunda cicatriz.

MARIAN
otra niña, asesinada por ser albina, está enterrada bajo su mísero camastro, siendo vigilada por su abuelo, para evitar que se lleven su cuerpo y hacer actos de brujería con él. Y NABILA a la que le falta su brazo derecho cortado desde la base del tórax, no ha superado el trauma de su salvaje mutilación. Llora, está siempre inquieta, nerviosa, y su cara y gestos denotan una gran tristeza.

Sistiaga logro hablar con MASALA un hechicero al que acusan de traficar con órganos de albinos. Después de la conversación con él, persona astuta, lista, y dueño de varias chabolas, y con mucha influencia en el poblado; no pudo averiguar si era peligroso, o un simple curandero.

En fin desgracias humanas que a algunos les parecerán lejanas, propias de África ese continente en ocasiones maldito. Lo que le pasa a estas pobres personas, lo define muy bien nuestro refranero español tan sabio, con esta frase: A PERRO FLACO TODO SON PULGAS o sea, encima del hambre y la miseria de la mayoría de sus habitantes, sufrir además la persecución, mutilación y en ocasiones la muerte, solo por ser de raza negra pero de piel blanca.

Una humillante realidad en pleno siglo XXI y una indignante vergüenza para el ser humano, que no se haya logrado eliminar de la fax de la tierra estas brutalidades.

Otras noticias de interés

6 COMENTARIOS

  1. Amigo Paco, impresionante el relato de lo “Bien “ que lo pasan en África, y que “Ese estado de Bienestar” puede ser trasladado a todos los países del tercer mundo, incluso los países llamados emergentes, que en realidad no emergen de nada, porque todos ellos están llenos de miseria, y los que realmente emergen son los que controlan el poder , el dinero la democracia y las dictaduras, todo para que no les falte de nada, es como jugar a las cartas y repartirse las mejores unos cuantos, así siempre ganan los mismos.

    Estos países que están en la miseria más absoluta, paradoja de la vida, siempre han sido los que más riquezas en minerales de todo tipo han tenido, y ahora también el tan deseado COLTAN, mineral imprescindible para la fabricación de móviles.

    Los gobiernos de esos países, casi todos dictaduras, con esas riquezas a base de sobornos a diestro y siniestro mantienen sus privilegios rodeados de ejércitos bien armados, que no permiten que las sociedades se organicen socialmente, por eso se cometen esos asesinatos y mutilaciones, para poder “acojonar al personal” y así mantener el poder que les permita esquilmar sus riquezas.

    Los países que pueden hacer algo para poder poner remedio, no lo hacen por que tienen sus propios intereses, y esas dictaduras les mantienen sus concesiones y privilegios, mientras tanto las personas se mueren de hambre, cuando sus países son ricos.

    Todos tienen sus propias religiones, y sobre todo los dirigentes, religiones que les enseñan a ser solidario con sus semejantes, pero que ellos no cumplen y no pasa nada.

    Paco, has metido el dedo en la llaga que más duele, el del desprecio que hay en esta sociedad hacia las personas, y sobre todo a los más indefensos, y cuando ves esas escenas de niños con los ojos ya casi en blanco, llenos de mocos y moscas y a las madres sentadas junto a ellos, sin esperanza con la resignación de la perdida inminente de su ser querido, las entrañas se te abren en canal y tienes que apretar la boca, porque las palabras que fabrica tu pensamiento se amontonan en tu lengua y dices ¡ Mejor me callo!.

    Paco, un saludo y sigue denunciando las injusticias, que tanto nos duelen a todos.

  2. Una expresión más de lo dañada que quedó la naturaleza humana después que Adán mordió el veneno de la rebelión ofídica, opción que todos ratificamos tan pronto tenemos uso de razón. De aquellos polvos, estos lodos. Comemos el fruto de esta elección. Numerosos corsés, morales y legales, tratan de poner límites y freno a su corrupción, pero lo consiguen a malas penas, es como tratar de contener una fuga de agua en una tubería con las manos. A veces esa naturaleza se expresa desvergonzada y groseramente, otras veces la mona se viste de seda, se recubre con una pátina sutil y sofisticada de ‘civilización’ y cultura. Pero sus humores rezuman por todos lados: malos tratos en todas las capas sociales y profesionales, pederastia en todas las capas sociales y profesionales, incapacidad para el amor y la fidelidad, trata de blancas y ‘consumo’ prostitucional de esas ‘blancas’, corrupción de los que detentan el más mínimo poder, supresión de millones de seres humanos en gestación, genocidios y guerras por intereses económicos, organismos internacionales y políticas económicas globales que condenan a la miseria a miles de millones de seres humanos… Mientras no sea reconocido el deplorable estado en que se encuentra la condición humana, no hay esperanza de salvación para el ser humano.

  3. Yo tengo una prima, casada con mi primo, de Mozambique. Viven en Francia, ella es alta morena y de piel blanca, su hermana, melliza, es negra. El pelo estropajoso gordo y duro sí es del tópico racial, no así sus facciones , ya que ella tiene los labios finos y la nariz estrecha, aunque una vez lo sabes, ni los labios son tan finos ni la nariz tan estrecha. Es la visualización que te da el no saberlo lo que esconde los rasgos de su raza.
    Supongo que esa «maldición» tendría que ver con que la familia de ella se trasladara a Paris dejando atrás tierras y pasado. Ahora entiendo un poco más aquello que tanto me sorprendió cuando la conocí.
    Tradiciones malditas, esas sí, que tanto mal hacen y han hecho señor Penalva.
    Seguramente , quienes la realizan las defenderán diciendo que son buenas porque se practican desde hace miles de años o que són parte de la personalidad de su tierra. ¡Que pobre escusa para tan grandes salvajadas!

  4. Buena y necesaria reflexión. Sobre estas y otras cosas debemos pararnos a pensar de vez en cuando, más que en disertar acerca del sexo de los ángeles o disquisiciones similares.
    Gracias por el toque humano en tiempo y modo. A ti por hacerte eco, y a Jon Sistiaga por su trabajo de auténtico periodista. Un saludo.

  5. Muy interesante Francisco. He leído con mucha atención tu artículo.

    Existen culturas crueles que los regímenes demográficos “modernos” no entendemos. Al igual que existen culturas nuestras, que a ellos les horrorizarían.

    Ambas vienen acompañadas de sufrimiento, de dolor y frustración. Y ambas son muy difíciles de erradicar.

    No existen soluciones milagrosas, pero no puede decaer el afán de lucha, de cientos… miles de personas que perseveran en un mundo mejor.

    Admiro tu concienciación sobre estos temas. Gracias por compartirlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,713FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,990SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES