Art. de opinión de Luis Beresaluze Galbis

UN HOMBRE DE ESPAÑA

El mas grande Cervantes se manifiesta cuando dice Don Quijote, de regreso,”Vengo vencido de mi mismo”. ¿Caben, mayor dignidad y renuncia? Ahí, don Miguel es mas Cervantes que nunca. El que siempre vino vencido de los otros. Su magnitud personal abruma en la manera como se admite superior e inferior a todos. En la trágica y patética asunción de su destino social desclasado, de su gloria inalcanzable y desesperada.

Ambicionó sueños. Soñó honores. Y cosechó, con la altura de ánimo del hombre superior, olvido, desatención, persecución, ultrajes sociales múltiples y ni siquiera envidia. Ni envidia supo despertar, en un país de envidiosos. Ni eso. La mayor expresión nacional, del fracaso.

Jamás le miró dulce la vida. Él lo compensó, sonriendo por y para nosotros mientras escribía la Biblia de los españoles, libro de bastante reír. Y de no poco llorar.

Sirviendo a la patria perdió un brazo y la libertad (Argel, Écija y Sevilla). También perdió entre aquella sociedad insolidaria, paupérrima y orgullosa, el prestigio de la calderilla de dignidad con que nace hasta el hombre mas desdichado. Su honor quebrantado es un milagro de supervivencia. Escribir el Quijote en estas circunstancias, “donde cada incomodidad tiene su asiento”, es uno de los momentos estelares de la humanidad.

Enterrado de caridad, ni siquiera se sabe donde descansan sus ilustres huesos. Todo un retrato de esta España que, puesta a ser vil, también es capaz de alcanzar niveles imperiales. Hablo de unos oficios fúnebres habidos hace 390 años, No de los tiempos de Argantonio…

Nunca, hombre tan grande, vivió honra tan menguada. Ni buen poeta le fue permitido ser. Claro que en esto, algo tuvieron que ver, también, las musas,…

Pensemos un poco en él…Hagámosle estas póstuma exequias.

Don Quijote era una catedral y Sancho una abadía.

En El Quijote, la fantasía cabalga al lado de la realidad. A un nivel un poco mas alto. Solo un poco.

Sin Sancho no podría haber habido Quijote. Sin Quijote, Sancho sí. A montones.

Sin el confort de Sancho don Quijote no habría podido soñar.

Cuando Cervantes quijotiza a Sancho, a la altura de la isla de Barataria, el libro entre en unos raros momentos de inestabilidad. Pronto, gracias sean dadas al Cielo, se recupera.

A Sancho le dolía don Quijote. Sancho, todo cordura, sensatez, buen juicio, sale, por amor, a ser absolutamente fiel a un loco.

Hasta que la recuperó para morir, de vuelta a casa, la única conciencia de don Quijote cabalgaba a su lado sobre un humilde rucio.

Para el pobre pollino, Rocinante sería como don Quijote para Sancho.
Los molinos no eran gigantes. El gigante era Don Quijote.

“En un lugar de la Mancha de cuyo nombre” tendremos siempre que acordarnos…

Idealismo mas inteligente que utópico, dignidad lastimosa, melancolía irónica, tristísimo humor, eso es Cervantes. El Cervantes del Quijote.

Gracias al Quijote, España es, desde hace cuatrocientos años, mucho mas España. El Quijote es España hecha libro. El libro que escribió un hombre cuya bondad era una elegancia del alma. El libro es una herborización de la gloria entre la mediocridad.

En el binomio personal hidalgo-escudero, Don Quijote pone el alma y Sancho el espíritu corporal. Fantasías las del uno, que se realizan y realidades las del otro, que acaban por devenir fantásticas.

Don Quijote recorre toda la Mancha y la lava para la posteridad. Y recorre mucha España y la sitúa entre las literaturas superiores continentales.

Nuestro pobre Cisne de Avon nunca tuvo ni para unos humildes calzones.
Hasta hubo de hallar crédito en el honor se sus hermanas…¡Cómo cupo tanto hombre en vida tan mezquina y estrecha! Quien, a estas alturas, no llore, tiene el corazón mas fuerte que yo…

11 COMENTARIOS

  1. Bello, hermoso y merecido homenaje a Don Miguel de Cervantes, ingenio de las letras españolas del Siglo de Oro de nuestra literatura.

    Su biografía es de sobras conocida, pero le das un aire, al menos para mi ignorados y que se agradece de veras saber.

    Observo unas líneas alegóricas a las gregarias, o podríamos decir Quijoterías, muy semejantes a las añoradas Novelderias.

    Con toda la incomodidad que me da el teléfono, lo que conlleva brevedad, pero no me resta un ápice de cariño, te envió desde aquí un abrazo

  2. Efectivamente Sr. Galbis, Miguel de Cervantes fue un hombre de España, de la España de Felpe II Y de su sucesor Felipe III,tiempos aquellos en los que comienza la decadencia del Imperio Español y florece sin embargo el denominado siglo de oro de la Literatura española.
    Un autor universal que nos dejó una obra maestra,la obra cumbre de nuestras letras patrias, El QUIJOTE,una gran historia intercalada por otras pequeñas historias con personajes fascinantes que se interlazan con las aventuras del duo protagonista,una historia llena de armaduras,caballeros andantes,criados ,ventas y molinos de viento ,de fantasía y ensoñación,del idealismo envuelto en un manto de locura cómica representado en la triste figura de un hidalgo manchego acompañado siempre del intenso pragmatismo fatalista de su noble escudero Sancho Panza.

    Nadie que haya leido la primera frase del Quijote puede olvidarla y nadie que profundice en su lectura puede quedarse en la superficial idea de que esta novela es simplemente una parodia cómica de los libros de caballería, aquellos cuya lectura llevaron a D Quijote a su locura, a enfrentarse a innumerables quimeras deshaciendo entuertos a caballo se su Rocinante y con la fiel compañía de su escudero y el amor de Dulcinea, tal y como pretende hacernos ver el propio Cervantes.

    El Quijote es mucho más que eso, es un alegato vivo a la LIBERTAD, a la libertad individual de poder defender lo que uno cree justo aunque le traten de loco,es un COMPENDIO de sabias reflexiones como jamás se han escrito , es un RETRATO SOCIAl CRITICO de su época con unos diálogos y coloquios sabrosos y disparatados y todo ello envuelto en una libertad narrativa y creativa sin precedentes en la novela.

    Cuantas cosas se podrían decir del Quijote y de Cervantes pero lo mejor es seguir el sabio consejo cervantino que decía , » se breve en tus razonamientos que ninguno hay gustoso si es largo».

    Lo curioso del Quijote Sr Galbis es que nadie consigue su objetivo, ni el ingenioso hidalgo consigue sus ideales a traves de sus hazañas y aventuras ni Sancho Panza alejarse de las cadenas de la miseria que le atan a su tierra. al final prefiere ser un pobre con libertad que un poderoso corrupto en su insula barataria.
    Nunca hubo un loco más cuerdo y soñador en busca de la Justicia. Un cordial saludo.

  3. Perdón, Luis, quise escribir»greguerias»de Gomez de la Serna. Son cosas del teléfono, escribes una cosa y sale otra. La maldita tecnología.

  4. Muchas felicidades, Luis por tu excelente artículo.
    Para José Fernando: a mi también me gusta mucho la cita que aportas.

  5. Cuando era pequeño y en la escuela nos contaban las azañas de D.Quijote y Sancho Panza, y el profesor lo hacía con tanta vehemencia,que yo llegué a creer que eran historias de verdad y no fantasías de D.Miguel de Cervantes (EL MANCO DE LEPANTO) pero llegado este tiempo de sublimaciones de cosas sin importancia y de arrinconar otras trascendentales para nuestra vida, en el desván, resulta que aquellas fantasias si que son verdad, Don Quijotes hay muchos y están vigentes luchando contra los molinos de viendo, creyendo que con ello arreglan el mundo pero siempre hay un Sancho Panza para hacerte ver la realidad, y una Dulcinea que aparece en los momentos de cansancio y fatiga para, con su amor, dulcificar esos momentos de debilidad, los Don Quijotes siempre tendrán mi admiración, y son imprescindibles y necesarios, entonces pienso . De pequeño yo tenía razón no eran factasias puesto que los idealismos y las utopias siempre han sido verdades prematuras, el día que dejen de serlo será porque habremos alcanzado la felicidad.

    Gracias nuevamente Luis, un abrazo.

  6. «La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida.»

    Esta cita está en mi “Top of the Pops” de frases para mi espíritu.
    Desde que estas ideas nacen y se expanden en el Renacimiento, la lucha por la libertad no ha cesado. Cervantes fue un gran luchador; para él, tanto la pluma como las armas requerían un espíritu. El espíritu de la libertad, supongo.
    Me gustan estas exequias “greguerianas”.
    Buen domingo para todos.

  7. ¡Qué poquito conozco de este HOMBRE DE ESPAÑA! Lo admito con total sinceridad.

    Me regalaron hace años un ejemplar del Quijote, encuadernado con tapas que simulan finas hebras de oro. Lo habré abierto una docena de veces, con la intención de leerlo, pero nunca he tenido mi mente lo suficientemente despejada, como requiere esta obra, para entender su lectura.

    Me mira desafiante desde la estantería, cuya triste misión, hasta el momento, ha sido meramente decorativa.

    No obstante, he leído párrafos sueltos de aquí y de allá, aunque sé que puede parecer un sacrilegio, y creo que tienen razón los eruditos; “La fama de la obra siempre ha estado por encima del autor”, un autor que fue un adelantado censor de su tiempo.

    Los catedráticos se quejan de que no existe suficiente documentación de Cervantes. No es escasa pero si limitada. Tú, Luis, nos ofreces el regalo de conocerlo un poco más. GRACIAS.

  8. En tu mano, todo gana, Luis… como si cobrara una nueva dimensión, una nueva lectura, un enfoque curioso y original; no visto antes, por un lector, ni previsto, por un escritor.
    Sancho Panza, con algo de timidez, te reprendería, en un intento de que conservaras la «ortodoxia» en un texto que se aleja de lo habitual; don Quijote, quizá, entendería que incluso te quedas corto, en ese «salirte» de lo preestablecido… y te exigiría más, a su manera, en sus extremos; mientras que Dulcinea, con toda seguridad, se dejaría conducir por tus versos, sin apenas juzgarlos, en ese disfrute que acontece ante la visión de lo que resulta inevitablemente hermoso y creativo a los ojos.
    Yo, si me lo permites, lo he leído como creo que lo haría ella… puestos a imaginar.
    Gracias, por esta nueva y peculiar perspectiva.

  9. ERES UN QUIJOTE!……Unos,con esta afirmacion,aceptan su vida cargada de idealismo y se sienten definidos en su contenido….Otros, la mayoria, lo verian como insulto;pues considerarian que son tratados de ilusos, de necios y fuera de la realidad de este mundo…..Unos,a lo largo de su vida,se les conoce por su generosidad y solidaridad,sin condiciones….Mas alla de lo exigible,como humano y su componente divino…..Otros,hacen lo minimo hacia los demas y siempre barriendo hacia sus intereses y sin importarles lo que ocurre a su alrededor,donde prima el egoismo y el materialismo……Unos,sufren durante toda su vida,por su forma de SER y lo aceptan;siendo,en todo momento, conscientes de ello……Otros,la mayoria,no tienen este sufrimiento….Pasan de cuanto les rodea y solo se dedican a atesorar cuanto pueden…….QUIJOTES Y SANCHOS!…….Yo,perdonad mi inmodestia,siempre he querido estar cerca de ser un QUIJOTE… Y ahi sigo,intentandolo.
    Amigo Luis,tu eres,junto a tu esposa,un vivo ejemplo positivo,de cuanto debe estar presente en la vida;por vuestro testimonio y proyeccion hacia los demas. Un fuerte abrazo,Ricardo Abad Gonzalez.

  10. me gusta leer a tanto erudito, sobre todo cuando se refiere a España, que yo sepa no existio España hasta los Borbones, lo pueden ver en cualquier enciclopedia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí