Art. de opinión de Javier Muñoz-Pellín «LA VENGANZA DE LA NATURALEZA»

Vista la repercusión en comenarios que está teniendo el art. del padre Javier Muñoz-Pellin, lo volvemos a publicar en portada.

Antígona es el título de una tragedia de Sófocles, basada en un mito y representada por primera vez en 442 a. C.

En Antígona se enfrentan dos nociones del deber: la familiar, caracterizada por el respeto a las normas religiosas y que representa Antígona; y la civil, caracterizada por el cumplimiento de las leyes del Estado y representada por Creonte, rey de Tebas.

Creonte, impone la prohibición de hacer ritos fúnebres al cuerpo de Polinices, hermano de Antígona, como castigo ejemplar por traición a su patria.
Posteriormente, un guardián anuncia que Polinices ha sido enterrado, sin que nadie supiera quién ha realizado esa acción. Pronto se descubre que Antígona era quien había enterrado el cuerpo de su hermano. Antígona es llevada ante Creonte y explica que ha desobedecido porque las leyes humanas no pueden prevalecer sobre las divinas. Además se muestra orgullosa de ello y no teme las consecuencias. Creonte la increpa por su acción, la condena a muerte y será encerrada viva en una tumba excavada en roca.

Las leyes humanas, afirma Antígona en esta tragedia del S. V. antes de Cristo, no pueden prevalecer sobre las divinas. En estas palabras se encierra una primera alusión, en la historia de la filosofía, a la existencia de una ley, no humana, superior a las leyes emanadas de un rey.

A partir de esta tragedia, tiene lugar el desarrollo del Derecho y de la Ley Natural por parte de los filósofos, sobre todo Aristóteles (S. IV a. C.). En su «Ética a Nicómaco», Aristóteles distingue entre la justicia legal o convencional y la justicia natural «que en todo lugar tiene la misma fuerza y no existe porque la gente piense esto o aquello». En ese mismo lugar, Aristóteles insiste en que la Ley Natural es permanente e inmutable pues la naturaleza no es más que “la misma esencia en cuanto principio de operaciones”.

Tomás de Aquino escribe: Dios ha establecido una legislación eterna para el mundo natural y el mundo humano. Pero la plena comprensión de esa ley divina está, desde Aristóteles, en marcha, es un proceso en movimiento y eso es lo que conocemos como Ley Natural.

En la actualidad se asocia el derecho natural a la doctrina moral de la Iglesia Católica. El motivo es que ésta suele apelar a la ley natural cuando realiza pronunciamientos morales. La Iglesia Católica trata el Derecho natural como una fuente de moralidad inmutable y universal. La Iglesia Católica es depositaria y única intérprete legítima de la Ley Natural que no es otra cosa que la participación de la Ley Eterna en la criatura racional.

Toda lo escrito hasta ahora me sirve para asentar un axioma fundamental para la finalidad de este artículo: existe para todos los hombres de todos los tiempos y lugares una Ley Natural que constituye un simpar paradigma y tiene un carácter jurídico y moral muy superior al de las leyes humanas, al de la legislación positiva.

Los Creontes de hoy día pueden disponer que la vida humana comienza a las 14, 24, 32, 57 o 105 semanas de la concepción de un nuevo ser. Pero la Ley Natural les dirá siempre y en todas las épocas que la persona es una sustancia individual de naturaleza racional (Boecio). Acabamos de celebrar una jornada contra la violencia de género, ¿qué diferencia hay entre el asesinato de una persona, como resultado de violencia doméstica, y el exterminio de millares de bebés en el seno materno, promovido y financiado por un gobierno. La premeditación y alevosía en el caso de los bebés es mucho mayor que el de la violencia de género.

Creonte, en un ataque de ira, puede clamar a sus jardineros que no quiere ver más pinos de color verde, sino que tengan todos los colores del arco iris. Los jardineros, por fin, pintan los árboles de colores pero, con las primeras lluvias, vuelve a salir el verde original de los pinos. Y es que la función clorofílica, siempre y en todas partes tiene unos principios naturalmente inmutables. También desconoce Creonte,se ponga como se ponga, que la voz “matrimonio” sólo puede reservarse a la unión de un varón con una mujer. Del latín “matris munere”, matrimonio significa: oficio, deber o tarea de maternidad.

Termino con un aforismo que, para mi, es como una sentencia que siempre se ejecuta. “Dios perdona siempre, los hombres algunas veces, la naturaleza, sin embargo, no perdona nunca”. Siempre que se atenta contra la naturaleza, ésta se venga. Al tiempo.

Otras noticias de interés

122 COMENTARIOS

  1. Mire, señor Muñoz-Pellín, la iglesia, al igual que el semi relato del siglo V Ac que usted expone, huelen a naftalina. El ser humano, con todos sus defectos y muy pocas virtudes, no necesitan a otros seres humanos que se erigen en valedores entre el nombre y las palabras de un dios que, ni usted mismo, siendo discípulo y creyente de creencias ancestrales y con los estudios que atesora, se cree en realidad.
    El puro sentido común nos demuestra el que, la humanidad, es mentirosa y egoísta por sí mismas y por su propia naturaleza egoísta y simplona. Por lo tanto, esos cuentos chinos sobre Antígona y Polinices, aparte de que puedan encerrar mensajes para la élite de aquél tiempo, al ser humano «moderno», más bien, le dice poco o nada.
    Si la iglesia no ha sabido reinventarse, ese, es un simple problema de la propia iglesia. Pero, de verdad, no trate a estas alturas, en donde ya nos conocemos todos, a venirnos con esas leyendas que no por interesantes, no dejan de exponer la mentalidad algo infantiloide de los señores de aquellas épocas que, leyéndole a usted, más bien pareciesen que no han pasado de moda entre seres que se les debería suponer, por lo menos: adecuadamente progresados…

  2. Padre, leo alguno de sus comentarios por Facebook (casi todos los que le escribe al concejal Sergio Mira) y permítale que le diga con todo el respeto del mundo: se está haciendo MUY MUY PESADO con el tema del aborto. Cualquier tema lo relaciona con el aborto. De veras, ya cansa. Antes de entrar a su artículo de opinión, sabía que, tarde o temprano, acabaría hablando de lo mismo. Tómelo como consejo: hable de otras más cosas, de más temas de actualidad, de más problemas de la sociedad. Pero usted se está convirtiendo en una persona que sólo sale hablar de un tema, monotemático y, perdón por decírselo así, bastante aburrido. Es sólo un consejo

  3. A este señor le ha faltado citar el Apocalipsis, el fuego eterno, y toda esa palabrería que pensábamos ya en desuso en pleno Siglo XXI.
    En otro artículo me preguntaba él a mí, si temía a la Santa Inquisición. Pues mire usted; a lo que temo, de verdad, es a las personas como usted, que se creen con la verdad absoluta, que todo lo saben y que están “tocados” por la gracia Divina, por cierto, cosa que pasó con un señor que lo llevaron ustedes bajo palio durante casi cuarenta años “Por la Gracia de Dios”. Por su lenguaje antediluviano, lo único que hace es demostrar lo muy, pero que muy lejos que la iglesia y sus vicarios, se encuentran de la realidad social actual. Como le dicen y muy bien en otros escritos, con personajes como usted, Sr. Pellín-Muñoz, más pronto que tarde, se hará realidad el dicho de que tendrán que acudir a misa y al mismo tiempo repicar las campanas, porque se van, y ya está pasando, a quedar más solos que la una.
    Que usted lo digiera bien, señor mío.

  4. Querido Claudio Esta vez no puedo aplaudirte. Sin perjuicio de que no me explico cómo se ofrece mi amigo Javier a muchas innecesarias faltas de respeto, no veo en ninguna parte de su texto llamar a las mujeres abortistas «exterminadoras de bebés». Habla de «exterminio de millares de bebés, en el seno materno, promovido y financiado por un gobierno». No es lo mismo. A quien llama exterminador es al gobierno. Te respeto y te considero. Lo sabes. Pero creo que esta vez te has excedido un poco.
    Con mi amistad de siempre,
    Luis

  5. Estoy de acuerdo señor Pellín, la naturaleza hará pagar a los animales antinatura su decisión de no tener hijos, de no practicar sexo, de no permitir a otros que puedan vivir con necedades absurdas como no usar preservativo, quizá por ser negros y pobres, pero seguro que por no tener cultura, la principal enemiga de su iglesia, por cercenar millones de vida para mantener su poder a lo largo de la historia.
    Cada masturbación en el dormitorio es un aborto en si, y un pecado, recuerde, millones de espermatozoides esparcidos por las sabanas que habian sido creados para DAR vida, pero no se preocupe, excepto sus correliguionarios nadie va a querer castigarle por ello. Pero eso significa dos cosas, o ud nunca se ha masturbado o que es un hipócrita que pretende adoctrinar a los humanos naturales , que nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos para que sean como ud y los suyos, que solo nacen se estancan y mueren.
    ¿Acaso es ud mas que yo para decidir cuando empieza la vida?
    La naturaleza les castigara señor Pellín, aunque ud le llame Dios. Si Jesucristo existío de la manera que lo representan pagará muy cara su eternidad esa Iglesia suya. Se estan apropiando de la palabra de Dios para triunfar en el mundo de los hombres
    Nadie en su sano juicio esta a favor del aborto, ninguna mujer se queda embarazada para abortar. Como dijo Ortega y Gasset cada uno y sus circunstancias. Pero Sr Pellín, le puedo asegurar que la mayoría de las personas naturales no queremos que a una mujer que ha caído en la desgracia de tener que verse en la tesitura de un aborto vaya a la cárcel para aumentar aun más su sufrimiento, eso, los antinatura, los expertos en torturas , terrenales y eternas, pero expertos en torturas.

  6. Necesitan constantemente estar agitando la mente de la gente, ahí reside su poder, inculcarles su «moral», el miedo a un ser que de se existir, por lo que propagan tiene que ser un Dios vengativo y cruel que descargará toda su ira contra quien ose salirse de la senda que le van marcando sus emisarios terrenales, un ser muy alejado de la imagen de amor, comprensión y protección que a la vez quieren transmitir, incongruente.

    Van perdiendo la batalla, y personalmente me alegro, la visita de Benedicto la mejor prueba, un fracaso estrepitoso, hace unos meses salió a la palestra un prelado de Barcelona evidenciando con sus palabras que muchos de ustedes ni se creen lo que dicen.

    Un cura a favor del matrimonio homosexual, a favor del aborto y de la negociación con ETA, creame que veo a ese señor más en esta realidad y no en la de cuentos asombrosos de ayer y siempre a los que nos tienen acostumbrados, aburre padre, y mucho.

  7. Sí, ahora resultará el que, cuando las hijas de papás, acudían a Londres «de compras», el exterminador de bebés, era el gobierno de la Gran Bretaña ¿no? Señor Beresaluze…
    Y sobre la exposición del Sr. Muñoz-Pellín «a muchas innecesarias faltas de respeto». Permítame el que le diga el que no sé yo quién, le falta al respeto a quién.
    Ya está bien de hipocresías baratas en este país.

  8. Señor Beresaluze, le recuerdo que el gobierno del pp no hizo absolutamente NADA por evitar otros abortos, le recuerdo que el ultracatólico Mayor Oreja se paso los ocho años mirando para otros lares, no sea de vista selectiva, no crucifiquen solo a los que gobiernan ahora, o vamos a terminar pensando que la hipocresía es mal de muchos, ¿o es que aquellos fetos solo son número incomodos y no merecen que se rasgen las vestiduras como hacen ahora? ¿creen en su ignorancia que solo abortan las mujeres de izquierdas?

    Parece mentira que a estas alturas del partido no se hayan percatado de que la sociedad avanza, que la gente esta cansada de que intenten fustigar sus conciencias las instituciones que tienen más sombras que luces, que nadie aborta por gusto, que es un trago muy amargo como para que encima vengan a hurgar en su conciencia.

    No haga de abogado defensor del prelado, el sabe perfectamente lo que se dice, un ser con tantas carreras tiene que ser consciente en todo momento de lo que expresa, como en su día hizo al tildar de asesinos de bebés al Psoe, asi que señor Beresaluze no haga del señor Pellín la víctima inocente de faltas de respeto innecesarias, que no somos tan tontos.

  9. Por mi edad y por el gran cariño y amistad que le tengo a tu hermano Raimundo, me tomo la libertad de tutearte. Mira Javier, los sacerdotes en general teneis un gran defecto, os creeis en posesión de la verdad absoluta, cuando ésta no existe. Es muy subjetiva. Mi idea de Dios, en absoluto es como la tuya, y en modo alguno intento imponer mis creencias a nadie. Ni siquiera a mis hijos. Y la Iglesia Católica, y más concretamente la Conferencia Episcopal, está caduca y trasnochada, según mi humilde criterio. Y acepto rotundamente tu derecho a discrepar conmigo. Convendrás conmigo que la Iglesia oficial no acepta discrepancias en según que temas. Y eso, amigo Javier, la aleja de la sociedad. Un cordial saludo y recibe todo mi respeto.

  10. Después de leer alguno de estos comentarios, expondré sólo dos reflexiones. !.- lo de la naftalina por hablar de gente de varios siglos antes de Jesucristo, me recuerda que un libro escrito por Euclides, siglo IV, III a. C. de título Elementos estuvo de libro de texto en Inglaterra hasta el siglo XIX, Recordemos que en ese siglo los ingleses llevaron la batuta de la Revolución Industrial y de los Transportes ¿qué es eso de despreciar el pasado? a. de C.como d. de C. se hicieron cosas en las cuales podemos apoyarnos para aclarar alguna cuestión y el padre Javier es muy dueño de hacerlo. 2.- Si un ladrón entra en una joyería con un arma blanca y el dueño, para defenderse lo mata de un tiro la justicia le pide responsabilidades por no ser comparables las armas con las que han actuado durante el atraco, pensando en esto pregunto en el aborto, al que se priva de la vida que le venía ¿que arma tenía para defenderse?¿porqué estando tan claro que el aborto es mucho más punible que el atraco, se le niega a una persona a decir que el aborto es un crimen de los más abominables? lo dice la lógica y lo niegan los aue no se atreven a pensar porque no desean ver la aberración de lo que dicen. Un sacerdote es tanto más sacerdote cuanto menos paños calientes emplee, debe ser como el Padre Javier, al pan pan y al vino vinoy que los agnósticos , no creyentes etc. que digan lo que quieran que tienen derecho a decirlo, ahora que tengan razón lo dudo, porque es de ser imprudentes creer que no existe Dios, porque puede ser que exista ¿porqué hay gente que dice que Dios no existe ¿quién se lo habrá dicho?.Padre Javier le admiro, es VD, todo un sacerdote, todo un padre.

  11. A veces me sorprende el ver que, personas que se han dedicado a estudiar tanto y tanto, finalmente, lo conseguido es; el recitar de memoria lo estudiado, sin siquiera haber reparado en el sentido y en el por qué de aquello que leyeron. O no han sabido extraer la lección y sacado sus enseñanzas, o lo que es peor: siguen utilizando lo conocido y aprendido para seguir asustando y aprovechándose de las personas sencillas y humildes.
    Padre, hágase usted un favor; reléase los Evangelios, y sea honesto consigo mismo y así, háganos un pequeño favor a los demás, a esos que supuestamente quiere, ama y respeta. Predique lo que de verdad transmiten, que es: AMOR SIN ESPERAR NADA DE NADA A CAMBIO.

  12. Padre Javier, deje que otras luces iluminen su camino y quizá compruebe que, tras lo sentencioso de su lenguaje, tras las expresiones categóricas e innegociables que utiliza, aparecen otras muchas verdades tan dignas como las suyas. Esquivas, molestas o insoportables a sus ojos. Pero verdades. La Iglesia que usted muestra, en buena lid se lo digo, resulta antipática, diría que hasta por momentos, despótica. Amén de acomplejada, renuente a la adopción de nuevas opciones y con un leve tufillo a pasado felizmente superado por la sociedad civil.

    Hay personas que han sufrido demasiado por una tendencia sexual no elegida ni aprobada. Y posiblemente debería intentar tender puentes antes que instalar campos de arrinconamiento, marginalidad y acotamiento de derechos. Hablar de razones, no de culpas. Comprender, no estigmatizar. Escuchar, no someter. Disculpe, pero el tono del artículo no facilita la concordia. Algo de lo mismo diría acerca de su miniexposición del aborto. Tratar a las mujeres abortistas de “exterminadoras de bebés”, así, a bocajarro y sin anestesia, no las va a disuadir de ese empeño. Ni las acercará a usted ese lenguaje. Garantizado. Quizás las estimule más. Y le eviten.

    Gran parte de las cosas en la vida se consiguen mediante el empleo de una forma correcta y respetuosa, más que por determinados fondos de imposición y rudeza. Y créame, lanzar un sermón de acusaciones e imputación de pecados no ensancha los campos ni consigue auditorios importantes. Inteligencia emocional, Padre. Un buen caldo caliente (ahora que hace frío) de inteligencia emocional, le vendría de perlas.

    Un abrazo, Padre.

    Claudio Rizo.

  13. Mi conciencia me dicta que abortar es una barbaridad cometida por el hombre. Pero eso lo pienso desde la posición de no haberme encontrado nunca en la tesitura de plantearme si mi mujer debería o no debería abortar. Es fácil juzgar la conducta de los demás desde la distancia emocional de no hallarnos en el dilema de la decisión, aborto sí, aborto no. Como católico, admito que el Padre Javier me instruya sobre lo pecaminoso del aborto. Y le escucho, y valoro su discurso, pues su sacerdocio le reviste de autoridad para ello.
    Otra cosa es la ley natural: por supuesto que el aborto no se contempla, pues la única especie que lo practica es el hombre. Pero la naturaleza ha estudiado a través de la Etología, como unos de los componentes de la evolución el que la madre, o el padre en algunos casos, asesine a gran parte de la camada para así proteger al resto de la prole. ¿Esto justifica que el hombre mate a sus hijos una vez nacidos? Por supuesto que no. Igual que no sirve para denostar el aborto.
    En el tema del aborto, hay que llamar puerta a puerta. No sirve luchar contra los gobiernos. Todos no pensamos igual, y en las leyes han de caber todas las visiones del mundo.

  14. Tiene guasa. Los que vais contra los curas, ¿os divierte insultarles? Parece que la tolerancia sólo se ha hecho para los decentes.

  15. Me ha agradado ver tantos comentarios a mi artículo «La venganza de la Ley Natural». Por cortesía responderé a los que han firmado con nombre y apellidos que, no sé porqué, suelen ser los más centrados y respetuosos. No suelo mantener conversaciones con personas encapuchadas.
    A Don Wifredo Chico de Guzmán. En primer lugar, utilizo el tratamiento de «usted» para mantener un buen tono humano y evitar la vulgaridad e, incluso chabacanería, que pueda darse en estos comentarios: el usted y el don ayudan algo a elevar ese tono.
    Estará de acuerdo conmigo que la Verdad absoluta se da en Dios: a todos los demás nos llega la verdad por participación; cada uno aprehende de ella lo que puede o lo que quiere.
    Ha comparado su idea de Dios con la mía ¿quién le ha otorgado título o derecho a enjuiciar mi idea de Dios?
    Por otra parte la idea de Dios que tenemos los hombres no importa nada, lo que importa es la idea o juicio de Dios sobre vd, y su conciencia, o sobre la mía.
    ¿Qué puede dar vd. a Dios que Dios no tenga?…nada. Él es el Todopoderoso no necesita ninguna añadidura de D. Wifredo Chico de Guzmán.
    Lo que sí me ha dejado desconcertado es su referencia a la Conferencia Episcopal Española. A mi juicio es algo que le ronda por su cabeza pero, indudablente, este no era su sitio, en un artículo sobre Antígona y la Ley Natural.
    Le puedo decir que es la reunión de los 55 Obispos españoles que tienen sesiones para comentar Encíclicas, Exhortaciones Apostólicas y documentos que llegan de la Santa sede, y estudiar cómo transmitir estos documentos al pueblo fiel.
    Se trata de nuestros Pastores, unidos en comunión con el Santo Padre, una parte del Colegio Apostólico, sucesores, por tanto de los Apóstoles. Viven por y para nosotros y mantienenen la fidelidad en la Fe a sus Sacerdotes y resto de fieles

    Adjetivar a la Conferencia Espicopal Española de «caduca» y «trasnochada» es enmendar la plana a 55 hombres de Dios, es como una enmienda a la totalidad.Esta parte de su intervención me ha escandalizado. No se trata de 22 jugadores de fútbol, sino de todos los Obispos de España que han recibido la plenitud del Espíritu Santo.

    Ya vd. me concedía y aceptaba el derecho a discrepar y es una pena que entre dos Bautizados, miembros de la única Iglesia, que hemos recibido los mismos Sacramentos de la Eucaristía, Confesión y Confirmación; del Santo Matrimonio en vd. y del Orden Sacerdotal en mi caso, que recibiremos, por la misericordia de Dios .si no nos eutanasian, la Unción de Enfermos, se puedan dar estas discrepancias. Yo, en la presencia de Dios, le confieso que me pesa mucho.
    Que su Ángel Custodio le guarde.
    Muy atentamente
    Javier

  16. Enhorabuena padre Javier, cuando un artículo despierta tantas opiniones, aunque sean encontradas, es que no ha pasado desapercibido y el tema del que se opina es de interes. Felicidades, aunque no soy de su opinión

  17. No suelo leer esta publicación, aterrizo en ella por causalidad. Me sorprenden dos cosas en algunos comentarios de corte furibundo y –por qué no decirlo– bastante dogmático. La primera: no sé por qué el empeño en negar que hay una ley natural que regula la vida del hombre. ¿No es el hombre parte de la naturaleza? Entonces, ¿cómo puede ser una excepción a una naturaleza que funciona por reglas preestablecidas? Podremos discutir, y deberemos hacerlo, de cuál es la ley natural, pero rechazar su existencia resulta irracional y anacrónico, sobre todo en una época en que, por fortuna, se redescubre, gracias a tanto ecologista, la necesidad de respetar la naturaleza. Somos parte de esa naturaleza, no estamos por encima de ella, y eso afecta también al comportamiento ético del ser humano. Entre otras cosas, de eso tratan los derechos humanos, a los que me dedico desde hace muchos años.
    La segunda cosa que me sorprende es que alguien se tome la cuestión del aborto en serio, y se le llame por eso «aburrido». Supongo que ese reproche lo recibieron quienes, durante siglos, lucharon por la abolición de la esclavitud y por los derechos de la mujer. El tema del aborto nada tiene que ver con la compasión por la mujer embarazada, por una razón u otra, contra su deseo. Tiene que ver con la insensibilidad hacia la vida humana. No entro en la cuestión de cuándo comienza la persona individual a existir; es tema difícil. Pero, precisamente, por las dudas que existen sobre ello, tratar con trivialidad la vida del feto (que es vida humana, se le considere o no persona) pone los pelos de punta. Parece que sólo interese la vida humana útil. ¿A nadie le sorprende por qué en tantos países las políticas pro aborto no van acompañadas de políticas que den a la mujer verdaderas opciones de decidir qué quiere hacer? Se invierten, al menos en España, millones en aconsejar y sufragar abortos, pero ni un euro en permitir que esa mujer termine su embarazo y pueda dar su hijo, si continúa no deseándolo, a alguna de tantas personas que quieren adoptar.
    En fin, perdón por lo extenso de este comentario, pero me duele ver el dogmatismo de quienes trata cuestiones serias con la víscera en lugar de con la cabeza.
    Saludos a todos y buena suerte en la vida.

  18. Uno de los hombres más memorables de nuestra Historia: John Locke, el segundo de su dos tratados: «Treatises on Goverment» («tratados sobre el Gobierno» escrito en 1689) fue el padre del gran movimiento de las Constituciones actuales. Como la primera garantía de los Derechos Individuales que justificó la revolución de 1688. Este texto brillante que protege al individuo y le dota de derechos inalienables constituye casi al pié de la letra lo que será la Declaración de Independencia Americana que retoma la Declaración de Derechos del Hombre. La teoría constitucional se traslada a manos de Voltaire y Mostesquieu quienes le dotan de un tercer poder: El Judicial. Tal escrito se convertiría en la fuente de legitimación de la soberanía popular, de los derechos humanos y de la división de poderes de un Gobierno parlamentario y base de nuestra civilización (Por supuesto que no me olvido de Adam Smith, John Stuart Mill, Jeremy Bentham y tantos otros, pero John Locke es la pieza primera de esta gran construcción democrática en la modernidad)

    Naturalmente, Locke sería el padre de lo que hoy entendemos como «Liberalismo»; pero Locke es un nombre que fuera de los círculos más concienzudos en materia de libertades es totalmente desconocido. En nuestra historia se conoce más obras que eximen al hombre para convertirlo en rebaño: Junto a Friedrich Engels, Carl Marx es el padre del «Socialismo Científico». Sus escritos más conocidos son «El Manifiesto del Partido Comunista» (coautoría con Engels) tal es así como el enfrentamiento de la lucha de clases que leemos en «El Capital», un libro mediocre inspirado en las Utopías de Sto. Tomás Moro y que carece incluso de originalidad, empero fue miembro fundador de la Liga de los Comunistas y de la Primera internacional(1864-1872).

    No obstante encontramos en las hemerotecas datos relevantes de Marx como que, aparte de no trabajar; secundaba vícios varios. Marx disfrutó de una renta media de unas 200 libras anuales, es decir, tres o cuatro veces lo que ganaban los obreros ingleses, entonces los mejor pagados del mundo. Traducido a los eventos de nuestro tiempo, estaríamos barajando una media de 90.000 euros brutos al año. Y todo por nada. Nunca hubo de resistirse al mercado y compensar las necesidades de otros mediante el trabajo.

    Después, Bakunin y sus células criminales inspirarían al genio Petersburgués Fíodor Dostoievski su obra: «Los demonios» en donde escribió la sentencia: «Si Dios muere en la Conciencia de los hombres, todo está permitido»; esto es, el crimen, la violencia y todo lo que agreda a Derecho Natural son lícitos, Dios no es problema en la conciencia pues ya no está. Más tarde, Nietzsche haría uso de esta frase para darle el giro en su interés propio : «Dios ha Muerto».

    Durante años, el cine americano ante el horror del colectivismo moral reflejaba ese estruendo en obras como «la invasión de los ladrones de cuerpos», «El valle de los Malditos», «Invasores de Marte»…Todas esas películas sucumbían al colectivismo sin alma, la pérdida del «Yo» y de la propia identidad como sinónimos de «Terror»…El Comunismo y el Gulag eran conocidos como formas violentas de adoctrinar a las gentes con sus propios fines: «No penséis: nosotros ya lo hacemos por el pueblo»

    Músicos como Schostakovich ultrajado y manipulado so pena de muerte, Lenin con un bagaje de seis millones de muertos sobre sus espaldas en los Gulag de 1917 a 1918, Prokoviev, Einsetein manipulados para la «Propaganda». Escritores como Orwell, Huxley, Souvarine, Solzhenitsyn críticos del totalitarismo comunista «Encienden su antorcha en la llama de un Estalinismo en cuyo fuego se quemaron» como apunta André Glucksman en su obra: «La estupidez: Ideologías del postmodernismo»

    La lectura es obvia: adoctrinar para el pueblo (en realidad una obra terrorífica en manos de un estado) sin derechos y sin personalidad individual como objetivo primero.

    McCarthy inicia «la caza de Brujas» desde 1950 a 1956; cayendo en la trampa que proseguían se convierten también en cazadores de los pensamientos individuales, ese mal atroz perdura en la historia gracias a novelistas como Ayn Rand o «El crisol» de Arthur Miller. Intelectuales conservadores como Ann Coulter lo calificaron como «el mayor mito orwelliano de nuestro tiempo» o películas como «Buenas noches y Buena Suerte.

    La manipulación es clara cuando sabemos lo que significa la palabra «subliminal» dentro de la propaganda. La manipulación para no pensar está en todas partes, la anulación de nuestra verdad individual es algo que se torna obsesivo en gobernantes que, como socialistas que son, se refugiaron en el mundo del las libertades como parásitos de un sistema por el que siempre abominaron: La democracia.

    Hoy los medios de comunicación son los que crean las opiniones colectivas: La cruzada contra el Cristianismo, la persecución de medios libres e independientes, los programas escatológicos para degradar a la sociedad y envilecerla…

    No es tan extraño que quieran zaherir a la sociedad; primero enfrentándola con heridas cicatrizadas que ya se encargan de abrir, programas de «educación» que son pura doctrina, Prohibir todo aquello que abominan, crear leyes que van contra los Derechos Humanos, demonizar a personas individuales para que se sientan perseguidas, rechazadas o expulsadas de sus lugares de origen.

    La libertad es un bien escaso; en la unidad de los pueblos vemos lugares específicos donde ésta es prácticamente una utopía. ¿Por qué?: Porque se implantó la doctrina del odio, de la exclusión y el enfrentamiento. Donde el uso del «No penséis» triunfó para acabar con una sociedad.

    Todos las personas, desde el primero que luchó por las libertades del hombre al que nos dio el camino individual para lograr nuestra Verdad y por ende la Libertad: Nuestro Señor Jesucristo y la última de las víctimas que dieron su vida por ella, merecen el tributo constante, el recuerdo y la reflexión, donde todo hombre de bien dirá a sus semejantes :Os invito a pensar. A vosotros, los radicales intolerantes de doctrina pamfletaria que os ceban como a ganado y carne de cañón y os tienen que decir cómo atacar y cómo insultar.

    Os véis atrapados en la modernidad del «romper con el pasado»: Vuesro líderes son una mentira y vuestras denuncias no están legitimadas ni en las foramas ni en las maneras. Os robaron la identidad como un ladrón te quita la cartera.

    Aducís hasta el artazgo doctrinas trilladas y fracasadas: formáis parte de los violentos verbales, legitimados en la falsedad sin rigor y sin historia; y lo que es peor: Insultáis como sólo los cabardes saben hacer, en el anonimato. Los cobardes no valen para nada pero son astutos, tras ello, nada queda.

    Seguid mintiéndoos, insultando, retrociediendo: el destino coloca a cada uno en su sitio, y, lo siento, en la urna de la momia de Lenin ya no hay más espacio, tal vez por ello momificáis pensamientos tan obsoletos.

    Un saludo y mi enhorapuena Padre; nos ha instruído con documentación e historia…si estos tales triunfaran, empezarían las hogueras de los libros.

    Francisco S.

  19. desde luego padre que despues de leerlo opino que deberia ser algo mas humilde como lo era Jesucristo, yo tampoco voy a firmar con mi nombre y como creyente no me gusta su actitud

  20. Este artículo (que leo por casualidad en la red) es muy interesante por dos razones. La primera, porque el mito de Antigona y Creonte es aducido por gran cantidad de autores para objetivar el problema de las objeciones de conciencia. La segunda, porque a través de la mitología llega al problema de la ley natural o lo que otros llaman»la naturaleza de las cosas». Ambas vertientes del tema tienen indudable actualidad. Piénsese, por ejemplo, que cuando hace un tiempo se han reunido Obama (el poder político en estado puro) y Benedicto XVI (la priera autoridad moral de la tierra) dedicaron casi la mitad de los 20 minutos hábiles de su entrevista al tema de la objeción de conciencia. Llegaron a la conclusión de que no es un «delirio religioso» sino el «fruto maduro de la democracia». Respecto al hecho de que existen leyes naturales por encima de las leyes positivas, ya lo declararon los jueces del proceso de Nuremberg cuando condenaron a una serie de nazis que se refirieron, precisamnete, a las leyes postivas hitlerianas para justificar sus crímenes . El artículo, pues, me parece irreprochable y muy actual

  21. La verdad solo tiene un camino y esa es la Ley Natural, la queramos o no esta ahi. Ante ellas no se puede discutir nada, el sol sale y se pone, hay cambio de estaciones y nacemos y morimos….El hombre no lo puede resistir y quiere dominarlo todo, ser superioir, entonces impone sus leyes a las leyes divinas, cree que puede hacer vida y de hecho la hace pero imperfecta y con muchos problemas, pero no puede crearla, sino solo reproducirla a traves de un ovulo y con carga genetica. Pero hay algo sobre lo que no tiene poder y eso es sobre la no muerte, vivir eternamente, entonces en su locura colectiva , se proclama la muerte digna, que consiste en decidir quien tiene o no derecho a una vida digna de ser vivida, y de ese modo ya que no puede alargar la vida si puede detenerla cuando quiere, y con eso se cree dueño dekl mundo. Nada hay nuevo bajo el sol, y si vemos el recorrido historico de la humanidad, observamos que cuando el hombre vive de espaldas a Dios y a la Ley natural va dercho al desastre, y sino al tiempo. Yo como Antigona, pienso que vale vivir y luchar por las leyes divinas y denunciar las injusticias humanas, y estar al lado del que sufre, aunque tal vez nos vaya la vida en ello

  22. Me hace gracia los que critican este artículo, porque dicen que se está pocniendo muy pesado con lo del aborto. ¿Y los que abortan y los partidarios de este crimen?… Son tan pesados que ya van por muchos millones de víctimas. Padre, no se desanime e insista, que hasta que hable por boca de cado uno de los inmolados por las leyes abortistas le quedan muchos artículos que escribir. ¡Qué Dios le bendiga!

  23. Para el Lobo Estepario:
    si no estuviste en la visita del Santo Padre, mejor no juzgues. Fue un gran éxito, estuve allí, precisamente en Bcn, y había miles y miles de personas tanto que hubieron de habilitar incluso la monumental para poder sentar a la gente.
    Somos muchos los que queremos al Papa y a la Iglesia y no tratamos de imponer nada a nadie, sino que nos gustaría que mucha gente fuera tan feliz como nosotros por haberse encontrado con Dios!

  24. Ana G, si fuera tan amable me gustaría que me indicara en que comentario se insulta al prelado, lo vuelvo a repetir, aqui nadie es víctima de nada y menos de ofensas.

    Aqui se han dado opiniones de lo que observamos como ciudadanos, algunos creyentes como se han declarado y otros no, pero no se ha ofendido, se han dado opiniones de lo que a cada uno le llega por parte de la jerarquía eclesiástica.

    Me reitero en lo que he dicho en mi primera intervención, creo que la iglesia basa todo su poder en la fe de la gente ,inculcando el temor a un Dios justiciero, despiadado y vengativo.

    El amor que ofrecen es condicionado a la conducta que ellos marcan, es una especie de chantaje emocional, si haces eso estarás condenado al fuego eterno, si haces lo otro caerás en pecado y tu alma no tendrá salvación, el verdadero amor es el que se da desinteresadamente, la comprensión es parte fundamental y esa tampoco se encuentra facilmente, me pregunto que Dios permite que sus representantes excluyan a sus hijos si estos tienen otra manera de pensar y sentir, ahí tienes el ejemplo más claro, los homosexuales no tienen cabida en su reino segun ellos, el papel de la mujer en la iglesia es nulo, por lo cual puedo pensar y decir que la iglesia es selectiva.

    Condenan a gobiernos (de izquierdas, claro está) y son incapaces de pronunciarse en los conclaves, con 55 obispos para más datos, sobre las palabras de Benedicto al condenar el uso de preservativos cuando estos días han dado la cifra de mortalidad de niños en el tercer mundo por sida, un niño por minuto, eso padre, si que es para poner el grito en el cielo, pero de eso ni media palabra, es repugnante.

    Abortar es una decision personal, intima y delicada, obvian que la mujer que ha querido abortar lo ha hecho, independientemente del gobierno que mandase y sus creencias religiosas, no asumen que eso es algo que va con la conciencia de la mujer, y siguen empecinados a señalar siempre a los mismos.

    Y una pregunta padre, ¿la soberbia se sigue considerando pecado capital? me da la impresión que ya no.

  25. Pues que quieren que les diga. No conozco personalmente al Padre Muñoz Pellín, pero su artículo además de valiente por ir contracorriente, es muy sensato. Muchos de los comentarios me suenan a naftalina, a peluca empolvada, a planteamiento del siglo XIX. El mensaje de Cristo, presentado por su Iglesia (asombrosa Iglesia que desde Diocleciano hasta Niestze, han anunciado su muerte y no muere, ellos sí se mueren), es plenamente moderno , porque defiende al más débil, a los más pobres, etc. Acusan al Papa en el tema del preservativo y resulta que la Iglesia católica es la que más ayuda, acompaña , educa y cuida a más enfermos de Sida en el mundo. Cáritas ha ayudado a más de 800.000 personas en 2009, saben que son voluntarios católicos quien hacen eso. Y es que además, el tema de la vida humana no es algo de Fe, sino científico. Todos ustedes, tan modernos y descreídos han sido en un momento de su vida un embrión, y gracias a que sus padres los acogieron con amor pueden comentar. Respecto a lo que dice de la naturaleza, ahí tienen el caso de china, 40 millones de varones chinos no tienen mujer para pareja, por la política de hijo único y varón. Soy valenciana y no entiendo sus descalificaciones ad hominem, con tópicos rancios.

  26. en la epoca actual no entiendo como se ha de llegar a aborto, soy medico, y con la cantidad de metodos al alcance de todos que se tenga que llegar a matar seres inocentes , y eso no es todo, la repercusion que tiene sobre las madres, lo veo a diario, los traumas psicologicos, porque es ir contra el mas minimo instinto natural, el amor a tu propio hijo, ¿si ya no somos capaces ni de querer a nuestros hijos a quien querremos?, cada vez se necesitan mas antidepresivos y mas ansioliticos, y no digamos hipnoticos para poder dormir. Con lo facil que seria si todos nos ayudasemos y estuviesemos pendientes de los demas.
    Hasta mi hija, me lo decia el otro dia, que machismo, las mujeres tenesmos las de perder, los hombres no piensasn mas que en divertirse y no en amar, y es asi, vamos atras como los cangrejos. Esto no es nada nuevo, el aborto y la eutanasia son de sociedades nada desarrolladas, primitivas y arcaicas, hemos de ser modernos, evolucionar y luchar, estudiar para que haya salud y no enfermedad y muerte.

  27. ¡Mare meùa del señò!
    Leer a este hombre es como retrotraernos a los Siglos del oscurantismo europeo. No pienso perder más el tiempo con alguien tan anclado en ideas trasnochadas y que se han demostrado que son pura invención.
    Señor mío, espero que, cuando sea semana santa, a todos los encapuchados que ustedes han encapuchado, por lo menos, les de la bendición ¡Amén!

  28. Está visto el que, en éste «bendito» país, tanto los clérigos como sus defensores ultra, siguen pensándose superiores al resto de los humanos que no comulgan con sus ruedas de molinos. El lenguaje cargante y su retórica, siempre encerró en realidad una alta discriminación. Los ilusos de antaño ¿cómo iban a osar discutir sobre tales cuestiones tan enrevesadas? En principio, porque en aquél entonces, los primeros interesados en que el pueblo llano fuese inculto, eran ellos; los poderosos, los nobles de capela y hábito. Y más tarde, cuando la iglesia empezó a hacer aguas y otras corrientes sí eran partidarias de hacer llegar la cultura al pueblo, se dijeron; si hay que empezar a culturizar al populacho ¿quién mejor que nosotros para que no se salgan del redil?
    En fin, más de lo mismo, como si no hubiesen pasado los años ¡ah!, tan solo decirle al Sr. Francisco S.C. que aquí en este país y en el resto de Europa, los únicos cebados como los que usted quería referir y no se atrevió… y planfletarios, han sido los de siempre, aquellos que inventaron el engaño y la mentira como modo de subsistir durante siglos. Ud. ya sabe quiénes ¿no? ¡Sí hombre!, esos mismos que ahora y cada dos por tres, llenan nuestras calles con esas pancartas que tanto detestaban en tiempos no muy lejanos.

  29. Mara que lo que huele a naftalina son los mensajes de toda la vida, los que nos dicen como vivir y pensar, este mensaje no es valiente, es repetitivo y no cuenta que el aborto existe desde tiempos de Jesus, perdonarme, pero creo que la gente vive ya con otra mentalidad, no estoy a favor del aborto ni lo haria pero se que de siempre se han hecho y conozco familias que luego van a misas, en cuanto al amor que dices que dan los padres eso es si te sale un padre en condiciones, porque ser padre no significa que des amor, me parece algo infantil tu comentario.
    Creo que esto son ganas de protagonismo por parte del sacerdote, que parece que no tiene otro tema del que hablar, creo en dios, pero lo busco en mi interior y no voy a misa, no creo en los curas porque para mi lo que rezan poco tiene que ver con Jesus.
    Que cada uno viva su vida sin imponer nada y que cada cual actue segun su pensamiento, un saludo a todos.

  30. Me gusta este articulo no solo por lo planteado, sino porque ha sido capaz de argumentar la ley natural y la teoria de la evolucion a la vez. Esta ultima con lgun comentario de aquí, sobretodo la parte en que el hombre desciende del mono, aquí queda claro, mas concretamente del orangután.

    Casualidaddes de la vida, no lo creo, que son anónimos…

  31. Totalmente de acuerdo con el comentario de Wifedro Rizo.
    No tenga miedo Javier,usted que tiene una inteligencia superior, a explorar por otras creencias que podrían ser tan válidas como la suya. ¿Dónde está la verdad?.

  32. La historia de Antígona se puede interpretar de diferentes maneras, pero nunca hace alusión a su Dios o a su religión en particular, o a una ley divina, como usted afirma. Lo que pone de manifiesto es la CONCIENCIA DEL HOMBRE que está por encima de las leyes humanas. La CONCIENCIA DEL HOMBRE no tiene porque coincidir con los dictados de las religiones, si no,¿ de qué religión estaríamos hablando ?; porque no coinciden.

    Muchos filósofos han considerado que la CONCIENCIA sí es universal, independientemente de los axiomas religiosos, y para eso no necesitamos «leyes divinas».

    Por otro lado, con respecto a su argumento de que la Ley de la Naturaleza se puede equiparar a las leyes divinas habría que plantearse si la «ley del más fuerte» o la «ley de la selva» que es «natural» ¿es también «divina»?. Si aceptamos que la naturaleza y sus leyes están por encima de las leyes humanas entonces la ley que imperaría sería la ley del más fuerte.

    No se puede defender que ir contra la vida en el aborto es ir contra las «leyes de la Naturaleza» porque la misma naturaleza va contra la vida con la «ley del más fuerte» y las «leyes humanas» pueden ser más compasivas que las «leyes naturales».

  33. Para BCN, yo no juzgo nada, la misma Paloma Gómez Borrego admitió en un programa esa misma noche, en La Noria concretamente, que la visita del Papa a Barcelona fue un fracaso, eso sí, la respuesta a eso segun ella fue por la masiva protección policial, claro, la gente se asustó y no fue, lo normal…

  34. Estimado Luis Beresaluze:

    Sabes que el aprecio es mutuo, por eso te agradezco tu sinceridad en cuanto a mi opinión contraria acerca del artículo. En las antípodas de su espíritu y sobre todo de su forma, justamente deseo que me sitúes. Sin equívocos. Claramente. Es lo que respetuosamente siento.

    Espero que comprendas que, más allá de los afectos, de los muchos que te tengo, en público y en privado manifestados, siento y pienso a veces diferente. Y esta es mi voz, a ese respecto. Mi voz. Una más. Ni definitiva ni concluyente. Sólo eso, una más.

    Un abrazo agradecido, Luis. De corazón.

    Claudio Rizo

  35. Hola Vicente,

    el decir que no se puede culpar a nadie de la muerte de un niño es decir que no se puede culpar a nadie de nada…. viva el libre albedrío.

    El hecho de que una madre mate a su hijo, no sé si será culpa de la madre, del gobierno o de rita la cantaora, lo que está claro que desde luego la culpa no es del niño…. y ya que estamos por qué debemos culpar a nadie de matar a su padre para ahorrarse los gastos de una residencia, por qué debemos culpar a alguien por querer matar a su mujer porque le estorba, por qué culpar a nadie por….

    Lo facil es decir que nadie tiene la culpa y mirar para otro lado… hasta que te toque a ti…

  36. Hola Manuel, ahora reflexiona tu, ¿por que en ciertos temas la iglesia se ocupa de niños y en otros condena energicamente los anticonceptivos y no les preocupa con eso que lleguen al mundo niños condenados a una vida de sufrimiento? ¿alguno de vosotros ha visto las imagenes de esos crios agonizando por el Sida? yo si.
    No es facil mirar a otro lado, lo dificil es ser consecuente en todo y aplicar la misma vara de medir en todo, eso es lo que se le pide a la Iglesia, pero mientras eso pasa, pienso que no estan en condiciones de imponer ningun tipo de moral.
    Todo lo que has dicho es demagogia, y de la mala, nadie tiene derecho a matar a nadie, una madre sana de mente, nunca mataria a un hijo, eso tenlo por seguro.
    Saludos.

  37. El artículo de Muñoz Pellín es impecable. No lo son tanto algunos de los comentarios aquí publicados, aunque no voy a hacer referencia a ninguno de ellos, porque algunos se limitan a descalificar, otros apelan al corazón para huir de la razón, etc.
    Me voy a limitar a citar unas palabras de Rosmini: La libertad es el ejercicio no impedido de los propios derechos. El fundamento de la tiranía es la doctrina que enseña lo contrario. Las leyes civiles pueden ser justas o injustas y éstas, dicho de otra forma, son tiránicas. Son justas las que no están contra derechos anteriores a esas leyes Pero si las leyes civiles pretenden ser superiores a estos derechos que existen antes que ellas mismas, si pretenden -estas leyes civiles- ser la fuente y el patrón, son injustas y el pueblo fundado sobtre tal omnipotencia de la ley civil es esclavo.
    ¿Somos libres por las leyes civiles? ¿Creemos en los derechos humanos que las preceden?
    Porque si nos pensamos libres porque nos lo otorgan las leyes, podemos dejar de serlo en cualquier momento. Por eso la Iglesia no impone a nadie un tipo de moral, no quiere esclavos. No tiene poder alguno de coacción. En todo caso, busca nauestra libertad ofertando la ley natural que funda todos nuestros derechos y deberes fundamentales. Es una oferta gratuita y de ninguna manera impositiva.
    Es cuestión de optar por la libertad

  38. Nadie me ha contestado en forma. Lo que veo es que parece le tienen inquina algunos al Padre Pel´´in. Ah , la envidia en este país….

  39. La verdad es incómoda y eso lo demuestra el ataque sufrido por este artículo. Algún comentarista dice que no existe verdad objetiva… entonces el conocimiento, la ciencia, la sociedad, sería absolutamente imposible. Dicen otros comentaristas que la Iglesia está trasnochada… Les invito a ver las imágenes de la Jornada Mundial de la Juventud en el 2000 en Roma… Yo estuve allí y me quedé alucinado. Y les invito este verano a Madrid. Es verdad que el lenguaje que debemos usar los católicos debe ser acogedor, que debemos tender puentes, que la Iglesia ante todo es Madre y Dios es Padre. Esto es cierto. Pero no por eso se puede renunciar al hecho objetivo de que nuestra sociedad no respeta la vida humana cuando es más débil: el niño no nacido. Ánimo, Don Javier, siga haciendo bien a la gente.

  40. Hay que estuar historia y ver como el abortio y eutanasia es mas antiguo que el sol. Justamente Cristo vino a dar dignidad a la vida humana, y sobretodo a la mujer, que en otras civilizaciones vale 0, en la cristiana es igual al hombre, se que me direis que no podemos ser sacerdotes, pero el ser sacerdote es un servicio y no un privilegio…asi que genial.
    Ya hipocrates, padre de la medicina, hacia jurar a lso medicos que nunca darian un abortivo. Si ya no nos podemos fiar de nuestro medico , ni de nuestra madre ¿de quien me fiare ?

  41. la Iglesia esta al lado del que sufre, del debil, y ese es el nascituro, la madre y por eso defiende a los sin voz. hay que ser modernos y cientificos.

  42. La Beatería. Ese ha sido el problema de este país nuestro. Esa creencia de que por la razón del que todo lo que yo creo y siento, es la verdad y única verdad, en realdad, es el verdadero cáncer de nuestra sociedad. Sí, y no me desdigo de nada. Me hacen gracia aquellos que defienden ciertos argumentos que, los axiomas del sentido común y la ciencia, han demostrado que son: puras entelequias en su segunda acepción de la RAE.
    Lo primero que hay que demostrar es que existe un Dios como nos lo pinta la Iglesia tradicional ¿Y por qué no admitir el que somos hijos de seres más adelantados que nosotros, y que finalmente, la tierra es un campo de pruebas de los mismos? ¿Acaso no estamos los humanos ya, experimentando con cosas que hace tan solo unos años seria increíble el que se hicieran? Somos tan cortos y tan crédulos que, cualquier cosa que nos implementan desde la niñez, somos capaces de pasarnos la vida mirando el dedo que nos señala la luna…
    Lo malo de todo esto es que, personas muy formadas (o deformadas, según se mire) se pasan la vida enseñando y defendiendo mentiras como verdaderos campos de fútbol.
    Lástima de existencias perdidas. Una vez más… y así, durante por los Siglos y Siglos, amén…

  43. Gracias a los ultimos comentarios, de los niños nacidos ni una palabra, solo se merecen vuestra compasion los no nacidos, gracias por demostralo otra vez en todos vuestros escritos, viva la caridad cristiana, y Pablo, por favor, seamos serios, la iglesia impone una moral para poder ser dignos de llegar al cielo.
    Saludos a todos, a los amigos del padre, que basan sus argumentos en realidades a medias y cuentos subrealistas que se acercan mas a la ciencia ficcion, y a los que argumentan con la realidad entera, por muy cruda que sea.
    Saludos a todos y que os vaya bien, yo no soy excluyente.

  44. Pienso que esto se ha ido de madre, se podría estar eternamente discutiendo sobre leyes, las que queráis, pero eso no importa nada cuando una mujer decide libremente abortar, ya sea cristiana creyente o atea.
    No se puede culpar a nadie de una decisión así, ni a gobiernos, ni a la sociedad, a nadie, el libre albedrío existe.
    La iglesia esta alejada de la gente, la iglesia sigue empeñada en imponer una moral recta cuando ella misma no es el espejo limpio que se cree.
    Es fría, antipática, dura, excluyente, como todas las religiones.
    La iglesia se ha quedado a la altura ya no del orangután, ha quedado más abajo, ese por lo menos era prudente al no saber hablar, no se pronunciaba, con lo cual no ofendía la coherencia de la gente que no comulga con sus dogmas.
    Saludos.

  45. Muy bien, D.Javier.
    Mucho ánimo y muchas gracias por su estupendo artículo.
    ******
    Por cierto, hasta que no se produce la fertilización del óvulo por parte del espermatozoide no existe una nueva vida humana, un nuevo ser humano; con su propio código genetico, diferente del de su padre y de su madre. Si nada (ni nadie) se opone a ello, ese/a niño/a saldrá del útero de su madre (por la ley de la naturaleza) a los 9 meses. Esto lo corrobora la experiencia y, además, lo afirma la ciencia.
    ****** Ahora, una del Evangelio…
    Al llegar a la orilla opuesta, a la región de los gadarenos, vinieron a su encuentro dos endemoniados, que salían de los sepulcros, tan furiosos que nadie podía transitar por aquel camino.
    Y en esto, se pusieron a gritar diciendo: -¿Qué tenemos que ver contigo, Hijo de Dios? ¿Has venido aquí antes de tiempo para atormentarnos?
    Había no lejos de ellos una gran piara de cerdos paciendo.
    Los demonios le suplicaban: -Si nos expulsas, envíanos a la piara de cerdos.
    Les respondió: -Id. Y ellos salieron y entraron en los cerdos. Entonces toda la piara se lanzó corriendo por la pendiente hacia el mar y pereció en el agua.
    Los porqueros huyeron y, al llegar a la ciudad, contaron todas estas cosas, y lo sucedido a los endemoniados.
    Así que toda la ciudad vino al encuentro de Jesús y, cuando le vieron, le rogaron que se alejara de su región.
    *******
    No rechaces, también tú, a Jesús…que lleva XXI siglos esperándote en el sagrario.

    «Jesucristo es el mismo ayer y hoy, y por los siglos.» (S.Pablo)

  46. Hay que acudir a las fuentes…
    Año 32, d.C. (aprox.)
    …Por eso les hablo con parábolas, porque viendo no ven, y oyendo no oyen ni entienden.
    Y se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dice: «Con el oído oiréis, pero no entenderéis»; «con la vista miraréis, pero no veréis.»
    «Porque se ha embotado el corazón» «de este pueblo», «han hecho duros sus oídos», «y han cerrado sus ojos»; «no sea que vean con los ojos», «y oigan con los oídos», «y entiendan con el corazón y se conviertan», «y yo los sane».

    »Bienaventurados, en cambio, vuestros ojos porque ven y vuestros oídos porque oyen.

    Les propuso otra parábola: -El Reino de los Cielos es como un hombre que sembró buena semilla en su campo.
    Pero, mientras dormían los hombres, vino su enemigo, sembró cizaña en medio del trigo y se fue.
    Cuando brotó la hierba y echó espiga, entonces apareció también la cizaña.
    Los siervos del amo de la casa fueron a decirle: «Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿Cómo es que tiene cizaña?»
    Él les dijo: «Algún enemigo lo habrá hecho». Le respondieron los siervos: «¿Quieres que vayamos a arrancarla?»
    Pero él les respondió: «No, no vaya a ser que, al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo.
    Dejad que crezcan juntos hasta la siega. Y al tiempo de la siega les diré a los segadores: «Arrancad primero la cizaña y atadla en gavillas para quemarla; el trigo, en cambio, almacenadlo en mi granero»».

    Todas estas cosas habló Jesús a las multitudes con parábolas y no les solía hablar nada sin parábolas,
    para que se cumpliese lo dicho por medio del Profeta: «Abriré mi boca con parábolas», «proclamaré las cosas que estaban ocultas» «desde la creación» del mundo.

    Entonces, después de despedir a las multitudes, entró en la casa. Y se acercaron sus discípulos y le dijeron: -Explícanos la parábola de la cizaña del campo.

    Él les respondió:
    -El que siembra la buena semilla es el Hijo del Hombre;
    el campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del Reino; la cizaña son los hijos del Maligno.
    El enemigo que la sembró es el diablo; la siega es el fin del mundo; los segadores son los ángeles.
    Del mismo modo que se reúne la cizaña y se quema en el fuego, así será al fin del mundo.
    El Hijo del Hombre enviará a sus ángeles y apartarán de su Reino a todos los que causan escándalo y obran la maldad,
    y los arrojarán en el horno del fuego. Allí habrá llanto y rechinar de dientes.
    Entonces los justos brillarán como el sol en el Reino de su Padre.
    Quien tenga oídos, que oiga.

  47. Don Javier Muñoz Pellín ha escrito un buen artículo que, como es evidente por el número de comentarios, hace reflexionar. Su tono es profesoral porque además de sacerdote es Doctor en Derecho Político y experto conocedor de la ley civil. Muñoz Pellín escribe sobre la ley natural que no es ni más ni menos que la gramática del diálogo democrático. La ley natural es, por poner otro ejemplo, como las reglas de juego del futbol; a veces antipáticas, pero sin ellas no habría partido ni juego personal de cada jugador. La ley natural es la que garantiza la libertad de todos. Señores críticos de Muñoz Pellín, con todo respeto, qué pasaría si a cada ustedes le hubieran abortado en el seno materno…Piénsenlo seriamente. Toda la comprensión para las mujeres que se han visto llevadas al trauma del aborto…Pero, por favor, quieren ver algún video sobre la realidad del aborto y después opinar. Ánimo Don Javier por su valentía y por poner el dedo en la llaga aunque sea dolorosa. Y, por si no le conocen, señores críticos, sepan que en Javier Muñoz Pellín encontrarán un sacerdote ejemplar que les estima y reza muy de veras por ustedes.

  48. Hay frases que se hacen célebres, que decimos con “orgullo”, aunque después no nos atengamos a lo que dicen, A SU CONTENIDO, por mucho que éste nos guste. Una frase que reúne estos ingredientes es la que dice que “debemos respetar al DISTINTO al DIFERENTE”. Lo digo porque creo que es una pena que un artículo, yo diría exitoso, escrito por el Padre Javier, comentado, destilando cultura, por parte de los muchos intervinientes que han tenido a bien leerlo, traiga resquemores y desavenencias, cuando doy por descontado el perdón del Padre Javier por ciertas formas de expresarse algunos, porque es de entender, y él así debe entenderlo, que los comentarios que cada uno explicita, con toda la buena voluntad del mundo, están impregnados de sus creencias religiosas, políticas, del poso que en cada uno dejan los avatares de la vida y las circunstancias variopintas y vitales de su propio ser. Por otro lado, los demás deben entender que lo que dice el Padre Javier, son las enseñanzas que manan de la Iglesia, a las que el Padre Javier se ajusta, porque las siente y porque así está obligado, como sacerdote que es. Pienso, y de ahí mi comentario, que todo ese cúmulo de cultura que derrochan todos los comentarios a este artículo, independientemente de la tendencia que lleven, bien se merecen un final feliz, que cada uno reflexione en libertad lo que dicen los demás, aceptando o no lo que exponen, y que en este último caso se RESPETE AL DISTINTO AL DIFERENTE. Ánimos y Gracias a todos por vuestros comentarios. Un abrazo.

  49. Siento el vapuleo que le estáis dando a Javier Muñoz, el cura del artículo. Llego aquí de casualidad y me quedo sorprendido del argumentario de casi todos los comentarios. Javier constata la experiencia de los siglos a través de una obra de teatro clásico, sin ofender, pero la mayoría de los comentarios se le lanzan al cuello con muy poco talento y malas maneras. No tengo duda de que todos estos comentaristas no tienen la menor intención de atender el razonamiento, porque ven un cura y se asustan. Lo siento mucho por ellos, qué terrible vivir con ese miedo. Me encantaría llevarles de la mano a conocer a muchos de los que yo he tenido la suerte de tratar. Son curas, son personas y son buenos. Además, se desviven por los demás. Ah, y por cierto: yo trato de aplicar la moral natural y la moral cristiana a mi manera de vivir. Es curioso, porque resulta que coinciden ambas. Y mi vida y la de los míos (mi mujer y mis hijos) es muy feliz. No odio a nadie, trato de no prejuzgar y de hacer el bien, a pesar de mis naturales limitaciones y debilidades. Os animaria a que lo probárais. Saludos,

  50. Me parece un artículo interesante el escrito por Javier y me ha sugerido varias reflexiones que quiero compartir. Todo hombre o mujer, incluso en los lugares más escondidos del mundo, poseemos unos mínimos principios morales comunes o universales (ley natural) a los que hemos llegado por la inteligencia o razón, nuestra distinción del bien y del mal y la transcendencia que sabemos tienen los actos. Considero esto de incuestionable veracidad y suficientemente contrastado científicamente.
    Esta circunstancia ha hecho, no ya en la antigüedad sino en la actualidad, que las distintas sociedades hayan llegado a conceptos globales, a marcar “límites” o “normas universales” como es la Declaración Universal de los Derechos Humanos y otras iniciativas que emanan de la misma premisa: hay derechos inherentes a la persona, irrevocables, inalienables, intransmisibles e irrenunciables, por el hecho de ser, por la dignidad propia del ser humano, son además atemporales e independientes de los contextos sociales e históricos.
    Esta dignidad del que todo ser humano a título individual percibe de forma natural con más o menos nitidez respecto a según que cuestiones, suele habitualmente puede estar distorsionada por distintos motivos (sociales, culturales…) pero eso no quiere decir que no existan, ni mucho menos han de estar condicionados, por leyes a la hora de valorar la bondad o no de los mismos. Que todos los hombres nacen libres e iguales en dignidad seguramente todos los que aquí escribimos estamos de acuerdo, sin embargo no se nos escapa que en algunos países la legislación no contempla esta circunstancia y asombrados vemos leyes que hablan de castas, sexo o razas que condicionan aminorando la dignidad de los que ciudadanos. La historia nos revela que hace muy pocos años existía la esclavitud, amparada por la legislación de muchos países de los que llamamos avanzados. Aún hoy hay leyes que privan de liberad, someten a torturas o quitan la vida a seres humanos por motivos ideológicos, políticos, religiosos… o tienen diferencias penales en función de su sexo o raza, o no tienen garantías procesales que presuman su inocencia… está pasando hoy, ahora mismo, con todo el amparo de leyes injustas, legítimamente rechazables para la comunidad internacional y para cada individuo de esas sociedades.
    Casi todo ser humano (siempre habrá cafres y perturbados), incluso en la tribu más escondida del planeta, puede saber, sin que nadie haya legislado sobre ello antes, que torturar a un niño, por ejemplo, es malo. No solo sabemos que lo que está legislado civilmente no tiene por qué ser correcto, sino que lo que no lo está puede ser también malo.
    El problema radica en el nivel de concreción al que puede llegar con claridad esa capacidad humana de percibir la “ley natural”, sin confundirse o dejarse guiar por las leyes cambiantes surgidas de las sociedades o por otras circunstancias. No es fácil llegar a verdades absolutas en determinados actos humanos que sean más cotidianos o socialmente más aceptados y se necesita una capacidad de estudio que requiere interés y tiempo. Además esos análisis requieren siempre partir de principios o cimientos básicos cuya ausencia imposibilitaría cualquier razonamiento que nos hiciera avanzar hacia la verdad.
    En el tema concreto del aborto no podemos partir de caminos erróneos como demonizar a quien lo ha practicado, frivolizar sobre quien aborta, o frases como “derecho a hacer con mi cuerpo lo que quiera”, ni argumentos de darlo en adopción o ayudar económicamente a la familia que realmente son soluciones, ni de ejemplos extremos (mujer violada y además el niño con malformaciones, además es pobre y es inmigrante…) son simplismos y reduccionismos que no ayudan a analizar objetivamente la cuestión: el acto en sí. Yo creo que habría que partir de la dignidad del ser humano como tal, al igual que lo hacemos cuando hablamos de discriminaciones, de igualdad ante la ley o de derechos básicos. ¿Consideramos ser humano dentro de una mujer a “algo” según sea su tamaño, si tiene piernas completas, orejas…, o lo hacemos por el hecho de ser? Esa es la cuestión de fondo, de lo que cada uno debemos discurrir bajo mi punto de vista. Hay cientos de documentos encargados por distintos organismos y avalados por colectivos de médicos con conclusiones para todos los gustos: la vida humana empieza en el momento de la concepción, empieza como vida humana sensitiva a partir de la 18ª semana, a partir de la 6ª se puede considerar que tiene sistema nervioso y por lo tanto….
    Hace poco fui a la sierra y me encontré una excursión organizada por una ONG para personas discapacitadas. Me quedé observando a uno de los chicos que llevaban no sin dificultad en una silla de ruedas. No tenía piernas y los brazos eran muy cortos, también tenía cierta deformidad en la cara con una nariz casi inexistente, sonreía pero no creo que fuera consciente realmente de dónde estaba ni con quien, aunque no lo se con seguridad. Yo creo que ese chico es igual de digno que yo o que cualquier otro ser humano sin piernas, sin brazos y probablemente sin capacidad alguna de razonar… me hizo pensar y me acordé de mi abuela.
    Mi abuela estuvo en cama al final de su vida, lo que vulgarmente se llama “vegetal”, viviendo en mi casa cuatro años. No sentía, no hablaba, no reía, no se movía, pero tenía por fuera toda la pinta de ser… mi abuela, coño, con toda su dignidad, con todo mi amor por que lo era. Con la misma dignidad que tú y que yo. Nadie me puede convencer que mi abuela, en ese estado, no era un ser humano hasta el mismo instante en que murió.
    No creo que la dignidad dependa de factores medibles en centímetros o semanas de gestación, ni en las capacidades del individuo, ni de si los padres querían tenerlo o si tiene alguna enfermedad, como no lo es posteriormente en vida por su sexo ni su raza, por su belleza o fealdad, ni por su ideología, ni dependiente de las circunstancias que le rodean a el a su entorno o a su sociedad, sinceramente no lo creo, y no hace falta ley social, ni religión, ni agnóstico, ni cura, ni político que me lo diga.
    Ir contra la percepción natural de la dignidad de todo ser humano ya sea al hablar de pena de muerte, igualdad, no discriminación, tortura, reparto de la riqueza, justicia o del tema planteado desde mi punto de vista sobre el aborto, sí creo que tiene consecuencias en la persona individual y en la sociedad que vaya en contra de ellas, lo que tengo como evidente es que no nos hace mejores.

  51. Don Diego García Castaño agradezco su intervención y su mensaje: respetar al distinto, al diferente. Creo que su intervención ha sido un soplo de aire de pacificación y de buen entendimiento. Le confirmo que me ha interpretado vd. muy bien. Muchas gracias; es vd. un caballero en el sentido clásico de la expresión: «nobleza obliga».

    Vamos por el comentario nº53 y sólo cinco personas se han dado a conocer con su nombre y apellidos: D. Wifredo Rizo Chico de Guzmán, D. Claudio Rizo, Don Luis Beresaluze Galbis, Don Manuel Morales, Don Diego García Castaño y el autor del artículo.

    Me pregunto ¿por qué el resto de intervinientes renuncias al principio de identidad? ¿Se avergüenzan de sus apellidos? ¿Se esconden en el anonimato para expresar opiniones que no se sepa que son suyas? ¿Es la cobardía ignominiosa de tirar la piedra y esconder la mano?

    La verdad es que no encuentro respuestas. Formamos parte de un pueblo de 26.000 habitantes. Yo soy de Novelda, he escrito un artículo en Novelda Digital, firmado con mi nombre y apellidos. ¿Qué le impide a un noveldense escribir «Me llamo Encarnita Mira Cantó, soy de Novelda y mi opinión es la siguiente…». El que se esconde bajo el seudónimo de «El lobo estepario» (que es de los que más intervienen) ¿qué miedo cerval le agarrota la libertad hasta el punto de tener miedo a revelar su identidad? ¿A qué o a quién le tiene miedo el que se autodenomina con el bizarro seudónimo de «Lobo estepario?

    Don Diego, de usted, a quien Dios le ha dotado de gran senzatez y prudencia, espero una aproximación de explicación a este anonimato de casi todos los comentaristas.

    Muchas gracias y un abrazo.
    Su amigo Javier

  52. Querido don Javier, felicidades por su extenso y documentado artículo.

    Permítame, que añada unas consideraciones elementales, validas para los que creen en Dios y también para los que quieren ignorarlo:

    Pocas cosas hay tan bellas como un amanecer. Se inicia un nuevo día para todos los seres vivos, incluido el ser humano.Todo se mueve. Todos los seres vivos poseen una extraña y maravillosa fuerza que los mueve. Es como un desconocido impulso ; un impulso vital, sin el cual la vida es imposible. Sin ese impulso vital, todos los seres vivos, quedan inertes, inmóviles. Quedan reducidos a pura materia.

    Los antiguos pensadores y filósofos buscaron un nombre para ese desconocido “impulso”. Le llamaron “ánima” porque pensaron que su misión era animar, darle movimiento al cuerpo, y proporcionarle vitalidad.

    En el hombre, este impulso de vida, este “anima” no sólo anima el cuerpo como en los otros seres vivos, sino que también tiene otras potencias, propias y exclusivas de la persona humana. La criatura humana, conoce, ama y tiene libertad para decidir entre lo bueno y lo malo. Es un ser racional.

    Este ser racional tiene libertad total y absoluta. Tiene libertad para actuar contra las leyes del universo y contra las leyes naturales. Tiene incluso libertad para atentar contra si mismo …

    En todos los seres vivos, básicamente existen dos instintos : un primer instinto de conservación que les impulsa a alimentarse, y un segundo instinto de conservar la especie, que les impulsa a buscar una hembra. Unión de macho y hembra. Carne con carne para crear una sola carne. Esta unión es vital. Esta unión es la vida.

    Se unen dos células: una de él y otra de ella. Se genera un nuevo ser porque en ese mismo instante, surge ese “ánima” que anima, que da vida, que da vitalidad a esas dos células unidas y un nuevo ser, una nueva criatura se presenta en nuestro mundo.

    En el caso del ser humano todo ocurre de la misma forma. Dos células, y la criatura humana inicia su vida en el viente de su madre. Decimos bien: inicia su vida, porque desde el mismo instante de esa unión celular es un nuevo ser viviente.

    La vida en el seno materno es una etapa. Es una primera etapa donde esta nueva persona se desarrolla y adquiere una dimensión y una sofisticada morfología que le permitirá poder vivir después fuera del seno materno.

    Queremos decir que es un ser humano, que merece el amor inmenso de sus progenitores. Que merece la atención máxima de la sociedad y los cuidados necesarios para su desarrollo. Que es una criatura recién llegada a este mundo totalmente inocente e indefensa.

    Con todas estas premisas podemos afirmar que el aborto es el más horroroso y cobarde de los crímenes. Se destruye algo sublime porque desde el primer momento se trata de un ser humano, indefenso, vivo, en la primera etapa de su existencia.

    Con enorme tristeza leemos las estadísticas sobre abortos.

    El aborto es un no a la ley moral natural. El aborto es un no a la lógica. Con el aborto, el hombre, en el colmo de la aberración, destruye al hombre.

    Un día posiblemente no amanecerá. El ser humano apartado de todo lo divino y en su locura sin fin, destruirá también el planeta Tierra.

    Sin embargo nos queda una esperanza: El mismo Dios que hizo la ley de la gravedad hizo también la ley de la justicia.

  53. Querido don Javier: Creo que solamente nos hemos visto una vez, en una reunión de clero hace un par de años. Luego nos hemos encontrado en Facebook y ahora lo encuentro aquí triunfando. ¡Felicidades! Se ve que ha pensado usted en el asunto del que escribe. También se ve -por el número de los comentarios- que es algo que interesa a muchos. Si usted hubiese hablado del orangután azul, lo más seguro es que nadie hubiera comentado nada, pero el aborto es un tema de actualidad que nos deja indiferentes y yo creo que eso es bueno.
    Algún amable comentarista sugiere que es usted un pesado. A mí no me parece que eso sea un argumento, al contrario. Martin Luther King dedicó su vida a una causa. Pienso que no hay muchas causas hoy -entre nosotros- tan dignas de defensa y de reflexión como esta de la defensa del nasciturus. Si algún pecado podemos cometer en esto es el de la liviandad. ¡Enhorabuena!

  54. Me parecen repugnantes algunos de los comentarios que nada tienen que ver con el fondo del escrito hecho por este señor, hay gente que ve un alzacuellos y se le olvida lo que es el respeto y la tolerancia a los demás. Se puede discrepar pero siempre con razonamientos o ideas, no con descalificaciones gratuitas.
    Yo estoy de acuerdo con lo expuesto por J. Muñoz y no me parece que nada de lo escrito descalifique o pueda ofender de la manera que alguno ha comentado. Cuando las sociedades han ido contra la Ley natural (se le puede llamar como se quiera) por medio de falta de libertades, primacías entre razas, ambiciones codiciosas, persecuciones por motivos religiosos, políticos o ideológicos, … siempre han traido muerte, guerra, destrucción, sufrimiento, hambre… y han sacado lo peor de cada sociedad. Ejemplos en la historia hay miles en nuestro país y en los paises vecinos. En el caso individual pasa lo mismo, cuando el hombre no respeta esa ley que se marca a sí mismo, no por ser de una u otra religión, sino por ser especie humana, tiene consecuencias y repercusiones en su forma de vida, su sensibilidad con los demás, sus sentimientos… en definitiva consecuncias psicológicas, cognitivas y afectivas. Yo considero que no se puede negar que los actos humanos con gran carga moral (ya sean hechos concretos como puede ser matar, o ideológicos como despreciar al pobre o a una persona de otra raza), repetidos en el tiempo y con plena voluntad repercuten o afectan en positivo o negativo en uno mismo, en la naturaleza en definitiva de la que sale esa disposición atractiva que todos tenemos a hacer el bien. En psicología, está bastante contrastado que asesinos, viloladores y otros delincuentes, especialmente cuando han llevado a cabo crímenes de forma continuada en el tiempo, terminan justificándolos con frialdad, incluso ayudando a la policía en la investigación, no por falta de inteligencia sino por que ha cambiado su percepción de las cosas, su escala de valores, la percepción de sí mismos y del mundo, del orden de las cosas. No son perturbados ni locos ( de esos también hay), son personas que al ir contra el «libro de instrucciones» se han cargado el adecuado puzle de su propia mente, ya nada encaja o encaja mal.

  55. ¿Las leyes divinas? ¿Nuestra conciencia se rige por una ley divina todopoderosa? ¿Tan pobre y débil es nuestra condición humana, que necesitamos de una ley divina que nos indique el camino a seguir?

    No creo en Dios, ni en la iglesia y no me hace ninguna falta creer, para extraer de mi interior la fuerza y el amor, para hacer el bien, sin protagonismos y sin intereses.

    ¿Por qué sigue utilizando la iglesia y sus seguidores, un lenguaje ostentoso, tan difícil de comprender para la gente, que no ha tenido oportunidades de culturizarse? ¿No es esto indicación de soberbia y superioridad? ¿De alejamiento y exclusión del menos favorecido?

    Falta cercanía con la gente; entender sus necesidades y las circunstancias que les llevan a actuar de un modo u otro, sin cometer el error de generalizar e imponer unas leyes que no valen para todos por igual.

    San Pablo brinda un bello ejemplo, personal y preciso, que nos enseña a comunicar de forma humilde y sencilla, adaptándonos al prójimo, sin hacer alarde rimbombante de nuestros conocimientos.

    “Comunicar desde el propio ser y hacia el otro, con humildad”

    Lo que es admirable en las personas, es su sabiduría, su don de comunicar, no su religión, ni la extensión de sus palabras.

    Volviendo al tema que nos ocupa.

    La iglesia condena la selección embrionaria, con fines curativos, en el caso de engendrar a un hermano para salvar a otro, sentenciado a muerte, porque su muerte es la voluntad de Dios y la ciencia no debe jugar a ser Dios.

    Y sin embargo permite el nacimiento de un ser enfermo, predestinado al sufrimiento y la agonía, censurando también su posible sanación. ¿Debemos tomar la oposición de la iglesia, como una prueba de amor?.

    Lo siento, pero la doble moral y las contradicciones de la iglesia me turban ¿la iglesia puede jugar a ser Dios?

    ¿Acaso los religiosos, no reciben tratamientos médicos con todos los avances que la ciencia pone a su disposición, para paliar el sufrimiento de sus propias enfermedades?

    Con respecto al anonimato; Nada tiene que ver con vergüenza, cobardía o miedo, pero si, con la ausencia de protagonismo.

    ¿No fue Jesucristo el que refirió: “no importa el mensajero, importa el mensaje”?

  56. No tengo porque dar mi nombre, al igual que sus feligreses no lo hacen cuando van a confesar sus pecados y eso no impide recibir redención por parte suya, tan respetable esa opción como la mía, ¿ o ellos tambien son poseedores de un miedo cerval, de una cobardía atroz? créame que ni me averguenzo de mi nombre ni de mis apellidos.

    No tengo ningun interés en mostrar mi identidad, ni tengo que justificarme por no hacerlo, y mis opiniones, si me preguntan, no las callo, todo ser que vive a mi alrededor es conocedor de mi modo de pensar, y lo mejor padre, es que vivo acorde a ello.

  57. Yo sólo puedo decir una cosa: don Javier, no se canse de hablar del aborto. Es verdad, como decía alguno más arriba, que hay muchos más temas en la sociedad. Pero es el aborto, posiblemente, el pecado más grave de esta sociedad, la indiferencia y la aprobación que se produce ante semejante drama de toda una sociedad son terroríficas. Las generaciones futuras serán muy duras al juzgar nuestra brutalidad con los no nacidos.

    Por eso quizá escuece tanto en el pensamiento moral dominante cuando se habla de ello. Y porque quien más quien menos, por acción o por omisión, ha estado involucrado en un aborto.

    Yo entiendo que haya gente que no soporte a la Iglesia, uno no puede caer bien siempre. Es verdad que la doctrina de la Iglesia defiende cosas hoy que mañana no defenderá, cosas que se le podrán criticar. Pero si algo se le podrá contar en el haber a la jerarquía eclesiástica, es la defensa contra viento y marea de la vida desde la concepción.

    (Por cierto, alguien que considera Antígona algo lleno de naftalina está condenado a la barbarie.)

  58. Lola, como médico que dices que eres estarás de acuerdo en rechazar las palabras de Benedicto al condenar el uso de preservativos, ¿no? con las enfermedades que se transmiten por practicar sexo, ¿o esa clase te la saltaste en la facultad de medicina?
    Me sorprende y mucho que hables de amor, de misericordia y estes de acuerdo en prolongar el sufrimiento de un ser que esta desahuciado por la medicina, ya que la eutanasia solo se practica en esos casos, no quieras hacer entender que se hace por gusto, te aseguro que un orgasmo no produce eso, a otros por lo visto prolongar un sufrimiento físico y psicológico parace que si.

    Luego nos cuentas que tu hija se escandaliza del machismo cuando unas líneas despues dices que la iglesia no es sexista y defiende más que nada, la dignidad de la mujer, creo que la coherencia no la conjugas en primera persona:

    Cristo es la cabeza de todo hombre, pero el hombre es la cabeza de la mujer

    Mas quiero que sepais que Cristo es la cabeza de todo hombre, como el hombre es cabeza de la mujer, y Dios lo es de Cristo. Por donde si una mujer no se cubre con un velo la cabeza, que se la rape. Y si es cosa fea a una mujer el cortarse el pelo o raparse, cubra su cabeza. Lo cierto es que no debe el varón cubrir su cabeza, pues el es la imagen y gloria de Dios; mas la mujer es la gloria del varón. Que no fue el hombre formado de la mujer; si no la mujer del hombre; como ni tampoco fue el hombre criado para hembra, sino la hembra para el hombre.

    1 Corintios 11:3-9

    Coherencia Lola, coherencia, que parece mentira.

  59. Joder, Padre Pellín, la que ha liado usted con este artículo, como siga estando tan de moda, lo veo con programa propio en televisión.

  60. ¡Qué barbaridad! Pocas veces he visto un debate tan apasionado y extenso. Por mí, como si queréis seguir discutiendo hasta el fin del mundo, pero me gustaría decir algunas cosas:
    1.- No es presentable ningún ataque personal como varios de los que escriben contra el padre Pellín. Si se pasa de combatir las ideas a atacar a las personas, el que lo hace queda absolutamente descalificado. Algunos os habéis pasado varios pueblos.
    2.- Es ridículo pretender resolver en unos comentarios de éstos (ni tan siquiera opinar con un mínimo de fundamento) los problemas del aborto, de la ley natural, de la Iglesia y de la Conferencia Episcopal. ¿Por qué no os ceñís todos al punto de debate?: ¿existe o no una ley natural? ¿puede la legislación civil invalidar la propia naturaleza de las cosas?: ése es un tema interesante. No hace falta hablar de otros cien asuntos a la vez.
    3.- Vamos a intentar mantener el debate en un clima intelectual, no sentimentaloide: así nunca se llega a ninguna verdad. Por la propia naturaleza (¡naturaleza!) de los sentimientos, éstos no dicen nada sobre la verdad o el error, sino sobre mis sentimientos personales.

    Y, por si le interesa a alguno, aquí va mi opinión: existen leyes que rigen la naturaleza. Los hombres las hemos ido descubriendo (gravedad, gases, electricidad, campos, etc., etc.). Y esas leyes están ahí nos gusten o no. Con diferencia de matices y modo de aplicarlas, el comportamiento humano también tiene sus leyes, que surgen de la propia naturaleza del hombre. Es una lástima que no las conozcamos demasiado bien, o que no sepamos aplicarlas. Por ejemplo, una sencilla podría ser: «las relaciones sociales exigen confianza y, por tanto, sinceridad mutua». Efectivamente, podemos omitir esta ley alguna vez; pero qué duda cabe que si en una sociedad se miente por sistema, esa sociedad se hunde.
    Lo mismo pasa con otras muchas cosas. No hay más que leer tantos libros que intentan explicar la naturaleza del hombre, de la empresa o de la sociedad.
    Es decir: las leyes humanas, basadas en la propia naturaleza de los hombres, existir, existen. Lástima que no las conozcamos mejor… o que no queramos conocerlas.

  61. Estimado Padre. Me siento muy pequeña a la hora de escribir porque yo solo puedo hablar desde mi experiencia, aún así, me atrevo a hacerlo.

    Me ha encantado recordar la historia de Antígona… y me ha asustado ver cómo todavía, en pleno siglo XXI, algo escrito en un pasado que se sale de rango en la noche de los tiempos, pueda ser tan actual.

    Mi mejor amiga abortó cuando teníamos veintidos años. Yo, fui cobarde y la apoyé porque conocía lo arisco que era su padre y temblaba al pensar en cual sería su reacción. Aquella amiga abortó sola (el «padre» de la criatura se desentendió de los dos) y la depresión la tuvo ella. Como amiga, estuve a su lado, pero esas heridas dejaron grandes cicatrices.. la primera fue que nuestra amistad se rompió. Y aún lamento mi cobardía por no haber actuado en conciencia y haber buscado una solución alternativa. La muerte de ese niño me pesa en el alma…

    Por eso, cuando sufrí dos abortos naturales, pude entender, por un lado lo que había pasado mi amiga (ella lo seguirá siendo, aunque a mí ya no me sienta así) y a la vez, conocer de primera mano el horror de perder a un hijo en el seno. De convertirte, sin quererlo, en la protagonista de una clase de universidad «Vamos a practicar un legrado para extraer restos fetales»…

    Cuando un hombre habla a favor del aborto, no lo hace en el nombre de una supuesta libertad para la mujer. Lo hace en nombre de su enorme egoísmo: al hacer «libre» a la mujer para que aborte a sus hijos, a la vez, la convierte en un mero instrumento sexual con la que masturbarse. Así de duro. Esa es la verdadera libertad sexual que tanto se cacarea: no es la de la mujer, es la del hombre para convertir a la mujer en una cosa.

    Cuando una mujer habla a favor del aborto, podría decir que es una mujer que no ha abortado jamás. Sólo con leer el padecimento de mujer y feto en un aborto por inyección salina (por poner un ejemplo), dejaría de pensar en ello si se pusiese en ambos lugares: en el de la madre que siente cómo el feto lucha en su agonía por vivir y en el del feto, que siente cómo la solución salina lo quema y asfixia. (mi amiga se volvió incapaz de encender una aspiradora, porque a ella le aplicaron el método de succión). Sí, para abortar, no te aplican una anestesia: lo «gozas» en vivo y en directo.

    Que Dios, el Dios de la Vida, le bendiga y le llene de Sabiduría.

    Noelia P.
    Comprometida con el Derecho a Vivir.

  62. Pues si, las leyes existen y lo han planteado muy bien, pero la pena es que solo la parte que les conviene.
    1º: No es presentable llamar a ningun partido asesinos de criaturas, ofende a muchos votantes que no comulgan con el aborto, pero eso no importa, soltamos asesinos y nos quedamos tan anchos, no vale ahora ir de pobre victima, a ver si podemos mirarlo todo, ese señor me ofendio como votante del psoe, yo no comulgo con el aborto.
    2º: Si hablamos de leyes naturales estareis conmigo a que el sexo es asi, natural, lo que ya no lo es tanto es reprimir esos instintos, necesidades del cuerpo, recordemos que sirven para reproducirse, naced, crecer, reproducirse y morir, lo han explicado bien arriba, esas leyes tambien son asi y esas son las que a su vez intentan oprimir.
    3º: Es penoso comprobar que muchos comentarios hablan solo de citas biblicas, el modo exquisito, pero sin fondo creible y es lo que mas importa.

  63. Los obispos, que por fin han entonado el mea culpa por la pederastia, aún amparan una humillación que dura siglos
    La relación entre Iglesia católica y mujeres está llena de contradicciones.
    Barbaridad número uno: la mujer que aborta “mata a un niño” y, por tanto, “da a los varones la licencia absoluta de abusar” de su cuerpo.

    Barbaridad número dos: la Virgen María es el “modelo de auténtica liberación de la mujer”, que puede “realizarse en el matrimonio y la virginidad”. Barbaridad número tres: “La mujer no sólo debe cambiar su forma de vestir sino sus actitudes. Se ha perdido el pudoren la familia”.

    Todas, una por una, han sido pronunciadas por arzobispos en pleno siglo XXI. De Granada, de Valencia y de Ciudad Juárez (México). Y es sólo una muestra de la humillación a la que ha sometido a las mujeres la jerarquía católica a lo largo de la historia. Hoy, fuertemente cuestionados por los delitos de pederastia y cuando por fin han comenzado a entonar el mea culpa por haberlos tapado, los obispos siguen sin pedir perdón a esas otras víctimas, las mujeres, por una discriminación que no ha prescrito.

    “Se ha abusado de las mujeres y no se dice nada”, denuncia una teóloga
    “Pero es que con el escándalo de la pederastia no sale ni una mujer. No se dice nada y también se ha abusado de ellas, han tenido hijos de curas. Es como si hubiera una especie de nube de ceniza como la del volcán. Son silenciadas, están al margen. Esto demuestra su invisibilidad en la Iglesia y su sometimiento”, explica Mari Pau Trayner, doctora en Antropología Cultural, teóloga y miembro del colectivo catalán Dones en lEsglésia, mujeres católicas que trabajan por la igualdad en la institución.

    La historiadora Pura Sánchez cuenta una anécdota reveladora de hace unos días: “Mi amiga tenía una tía, abadesa de un convento, que se quejaba, ya mayor, de que estaba harta de que en los encuentros con otras autoridades y dignidades eclesiásticas, ella, que era abadesa, debía lavar la ropa de los sacerdotes. Sin comentarios”.

    Y llegó el franquismo
    Experta en el tratamiento de la mujer durante el franquismo y autora de Individuas de dudosa moral (Crítica, 2009), Pura Sánchez destaca varios pasajes recogidos por el Arzobispado de Sevilla en 1938, como la Carta I de San Pedro: “Las mujeres estén sujetas a sus maridos, las cuales ni traigan (…) descubiertos los cabellos, ni se cerquen de oro (…) sino su aderezo sea en el interior que está en el corazón escondido”. O las palabras de un tertuliano a las mujeres de su tiempo: “Ocupad vuestras manos en la lana, enclavad en vuestra casa los pies y agradarán más así que si los cercaseis de oro”.ç

    El colectivo femenino hace el 80% del trabajo parroquial
    El franquismo recuperó y potenció ese papel de madre y esposa al que la Iglesia ya había reducido a la mujer. Todas las que no siguieran ese camino eran unas depravadas, unas pecadoras. Recuerda la investigadora María del Carmen Fernández Albéndiz en el último número de Andalucía en la Historia (Centro de Estudios Andaluces) la labor de adoctrinamiento que llevó a cabo el dictador a través de la Sección Femenina de Falange y el Patronato de Protección a la Mujer, que advertía incluso de los “peligros” de los bailes.

    Según Pura Sánchez, la jerarquía “que no es lo mismo que la Iglesia”, matiza trata de mantener y escenificar su control social a través del control del cuerpo femenino: “El aborto y la concepción de las relaciones sexuales cuándo, cómo y para qué son un ejemplo de ello”. “Jesús no hizo ningún reproche sexual a ninguna mujer. Es un discurso muy hipócrita. La Iglesia tiene que revisar a fondo su manera de entender la sexualidad, que es un don de Dios y lo usa como una maldición de Dios”, afirma Trayner.

    El propio Código de Derecho Canónico impide a las mujeres ser curas
    El propio Código de Derecho Canónico impide a las mujeres ser curas. “Y nuestra preocupación no es esa, sino que la Iglesia no esté sesgada por la manera de pensar de la jerarquía católica”, añade Trayner, que sostiene que el 80% del trabajo en las parroquias lo hacen mujeres: “La Iglesia se quedaría paralizada sin ellas”. Contradictoriamente, muchas llegaron hasta allí huyendo del enclaustramiento en su vida familiar. “Hasta la época de nuestras abuelas, la iglesia era el único lugar donde las mujeres podían ir respetablemente (…) y el cura era el único al que podrían recurrir ante un maltratador”, escribe la antropóloga Dolores Juliano en el artículo Religiosidad y feminismo. Lo malo, incide Trayner, es que hoy aún sucede.

    Y lo que es peor, según Sánchez: “La Iglesia no está legitimada para dar a nadie lecciones de moral, ni para hablar de libertad de elección, cuando es una organización autoritaria y piramidal, y cuando le cuesta tanto pedir perdón por hechos que, desde su óptica, son pecados mortales y, desde cualquier óptica, un atentado contra los derechos humanos”. Como discriminar a la mujer.

    http://www.redescristianas.net/2010/04/27/%C2%BFy-pedira-perdon-la-iglesia-a-las-mujeresolivia-carballar/

  64. Apoyo totalmente a Euclides. ¡Enhorabuena!. Aún hay personas con conciencia recta y generosa. Hay muchos males en elmundo, mucha ignorancia, muchas desgracias… pero lo peor de todo es la muerte de inocentes e indefensos «por nacer». Es la mayor de las aberraciones. Pero ¿qué está pasando?. Es como la monstruosa madre que ha matado a su hijo ahogándole en la bañera.

  65. En primer lugar quisiera dar ánimos al Padre Javier por su articulo de opinión, está claro que no ha pasado desapercibido. Y eso es bueno.
    Parece ser que la democracia esta en poder decir lo que ellos quieran, poder meterse con la Religión Católica, con los católicos que profesamos esa fe, en medios de comunicación escrita, audiovisual, ofendiendo nuestros intimas convicciones, pero cuando un católico y en este caso, un sacerdote y además Doctor en Derecho Político, escribe un artículo impecable hablando de la Ley Natural, que ha estado, esta y estará siempre, se desata un ataque verbal furibundo por parte de algunas personas que solo por la forma de expresarse, por la falta de rigor histórico, por la negación a que se exprese tal y como debe hacerlo, con mi máximo respeto no merece la pena que les diga nada, me uno a todo lo que en favor de las tesis del Padre Javier se ha dicho.
    Padre Javier, mi enhorabuena, soy católica, apostólica y romana, y tanto mi Iglesia, El Santo Padre, los Obispos y usted como sacerdote, deben de hablarnos claro, la verdad sin reserva a todos los que queremos escucharlos y a todo el mundo, faltaría mas que no lo pudieran hacer.
    Negar la Ley Natural es negar la vida misma, es negar porque amanece o porque anochece, es negar porque crecen las plantas, es negar la vida. Desde que el mundo es mundo, existe una ley natural aceptada por todos los pueblos, una ley natural que da la ética y moral a la vida. Y la historia esta ahí, aunque a muchos no les guste para demostrarlo, porque prefieren la demagogia barata.
    Estoy completamente de acuerdo con usted, debemos de ser consecuentes con nuestras creencias y si hay que luchar por los derechos y la vida y de las personas, es por todas y cada una de ellas, y como no, mucho más por el nasciturus, que ya es una propia vida independiente de su madre, y de su padre, ninguno es su dueño, como nadie es dueño de mi vida. Ninguna ley puede estar por encima de los derechos de una vida
    Y si Padre, tenemos que hablar del aborto, tenemos que movilizarnos en contra del aborto, porque toda vida la pena luchar por ella hasta el final.
    Gracias por hablar tan claro, y tan documentado como lo ha hecho, gracias por darnos fuerzas para seguir adelante, y no cambie nunca, debemos seguir defendiendo la vida mientras ellos la siguen atacando, mientras hay tantos miles y miles de abortos.
    Ah y creo que este rosario de comentarios es porque en el fondo les ha hecho pensar, porque en el fondo saben que cada vez hay mas personas en contra del aborto, porque cada dia, aunque algunos lo niegan por sistema, hay mas católicos en el mundo, y hay mas católicos en España que salimos a demostrar en nuestra vida diaria, que lo somos y que estamos orgullosos de serlo, y que lucharemos juntos por todas nuestras convicciones, dando así ejemplo de vida, ¿Es a eso a lo que le tienen tanto miedo que no dejan de meterse con nosotros?, Pues que hablen, señal de que existimos.
    Y usted Padre siga por favor escribiendo, siga transmitiendo las enseñanzas que emanan de la Santa Madre Iglesia, y si no quieren leerlas que no las lean, a nadie se le impone que lo haga, pero que respeten nuestro derecho a escucharlas y leerlas. QUE DIOS LE BENDIGA.
    Siempre por la vida desde el principio hasta el final, siempre con la Santa Madre Iglesia, con el Santo Padre, con los Obispos, con usted como sacerdote. Y como ven, no oculto mi nombre, porque estoy orgullosa de serlo.

  66. ¿Cree usted que si yo firmara como D. Diego de León y Arístides de la Bella Casa, sería más apropiado que usar un seudónimo vulgar y corriente? No me sea ahora antiguo, don Javier. Parece mentira el que, usted, tan re moderno y actualizado en estas lides, me venga ahora con esas. En los foros de debate (en los que no se insultan a nadie, sino que se plasman ideas, sensaciones y pensamientos) muy rara vez se adjetivan nombres y apellidos. En mi caso, y por pura modestia, a nadie le importa el que detrás de una opinión respetuosa aunque diferente, tenga detrás de ella unos apellidos. Otra cosa, sería, cuando he de exponer una secuencia de opiniones bajo algún criterio de opinión, ligado él, a un pensamiento “oficial” Sea éste, el que fuese.
    Sr. Muñoz. Si usted, como se demuestra, es amigo de entablar discusiones de pensamientos y dogmas, con nombre y apellidos, es muy libre de hacerlo. Como lo soy yo de usar un seudónimo (sin faltar a nadie) ¿Cuántas personas y personajes ilustres y no tanto, han optado por la misma opción? Cientos, por no decir miles. Por lo tanto, no siga dando monsergas como si de homilías se tratasen. Cíñase a discutir y discernir de todo lo que aquí se habla. Por favor.

  67. Contestando al reto que me hace el Padre Javier para que de mi opinión sobre ese porcentaje tan alto de anónimos en los comentarios, yo diría en primer lugar que no veo que eso sea, esencialmente, malo si de este modo son más libres para dar sus opiniones, ¿que pueden ofender de esta forma, escondiéndose en el anonimato? allá ellos. Le diré algo que es norma mía:sólo me sienta mal lo que yo haga mal, de lo que hagan mal los demás que respondan ellos, yo no puedo cargar con las culpas ajenas, porque son muchos y yo sólo soy uno. Entiendo que no hay derecho a que alguien tire la piedra, ofenda, a otro y esconda la mano.Padre hay algunos, de entre los que han escrito comentarios que lo han hecho ¿pero de qué les va a valer si hay otros que te han alabado con entusiasmo, yo diría a rabiar? Yo mismo, viendo que casi todos eran anónimos, firmé el que pone Euclides, pero como no lo hice con la intención de esconderme, lo acabo de descubrir. A todo el que lo lea le diré que sólo la lógica empleé. Un abrazo Padre Javier y,enhorabuena por ser Vd. como es.

  68. No se me cabreen y disfruten de la vida.

    Volviendo al tema de la ley natural.

    Resulta muy curioso que entre mis compañeros de la Escuela no hay ni uno solo que no acepte que la física, la electricidad, la geología, la mecánica se rigen por unas leyes que tenemos que desentrañar para conocer su funcionamiento interno y así dominar la Naturaleza, es decir, conocer para actuar en consecuencia.

    Pues bien a ninguno de mis compañeros se les ocurrirá quebrantar esas leyes de forma voluntaria y libre porque saben lo que viene después. Lo que viene se llama accidente: Estructura que colapsa, puente que se hunde, calambrazo que te mete el cable, riada por una rotura de un dique, playa que se la lleva el temporal o muelle (de un puerto, digo) que se va al carajo porque ha intentado luchar contra el mar y contra el mar NO SE PUEDE LUCHAR. Se construye respetando la naturaleza propia de cada medio o si no al final lo pagas (y a mis compañeros y a mí nos gusta la libertad; no queremos acabar en el trullo).

    Lo que me resulta curioso es que entre mis colegas, al hablar de la existencia de una naturaleza propia de la especie HUMANA, ya es más difícil ponerse de acuerdo, ¿Por qué? Busquemos la respuesta usando el cerebro que para algo está.

    Y la respuesta es: HA NADIE NOS GUSTA TENER UN PEPITO GRILLO DETRÁS DE LA OREJA que nos diga lo que hacemos bien y lo que hacemos mal (yo el primero porque no soy perfecto), pero oye aquí cada uno ya es mayorcito para decidir si quiere darse cabezazos contra la pared (luego no te quejes si te duele). Otro problema bien distinto es que un gobernante haga leyes para dar con la cabeza ajena, y bien fuerte, contra la pared; tan fuerte como para producir muertes.

    Nota1: que pregunten a los negros y a los judíos si se cansaron de que alguien les defendiera. El que se pica ajos come.

    Nota2: las personas inteligentes se fijan en lo que dice el otro, no en quien es el otro. Da igual que sea negro o que vista de negro. Evidentemente esto exige un poco de decencia porque si no haces lo que dices eres un falso y los curas suelen ser buenas personas (para un Católico son representantes de Cristo, así que habría que tenerles mas respeto porque cuando se intenta insultar al sacerdocio se está intentando ofender a mucha gente).

    A SER FELICES y buenas noches nos de Dios (yo duermo a pierna suelta, ¿será que no intento darme cabezazos?)

  69. Con el aborto la historia se repite, gracias y adelante Padre Javier. Como nos enseña Chesterton, sólo quienes nadan a contracorriente saben que están vivos.
    La gran tragedia, es que no se necesita ser una mala persona para hacer el mal, basta con estar inmerso en una ideología o dejarse llevar por la corriente y perder la capacidad de juicio, de distinción entre una cosa y otra.
    Y esto ocurre entre nosotros. En una sociedad que, en general, cuando se habla del aborto mira hacia otro lado. Una sociedad que no quiere acercarse a esta terrible realidad y que prefiere pasar como de puntillas sobre la mayor plaga social de nuestro tiempo. Una sociedad que, como ya hemos dicho antes, no puede contemplar lo que es un aborto, pero sí permanecer inmóvil ante él.
    Pero la historia nos juzgará. La historia nos exigirá responsabilidades, no solo colectivas, sino también individuales, a cada uno de nosotros, pues sabiendo que es el aborto no hemos puesto nuestra vida al servicio de la vida, al servicio de la defensa de los más inocentes, como muchas veces he repetido, los más débiles de los débiles, los más indefensos entre los seres humanos.
    Cuando en 1492 Cristóbal Colón y sus compañeros vieron por primera vez a los habitantes de América nadie tuvo la menor duda de que se trataba de seres humanos. Si bien su atuendo y el color de piel eran diferentes, eran muchas más las semejanzas que los hermanaban. Pero algunos conquistadores no tardaron en advertir lo útil que podía ser considerar «infrahumanos» a los indígenas. Hoy la historia se repite.
    Nadie ponía en duda que en el vientre de una madre en cinta hay un ser humano que se desarrolla, que siente y que debe ser protegido. Los indígenas podían ser esclavizados y utilizados para todos los trabajos que un europeo no quisiera realizar y sin derecho a recompensa. ¿Cómo podrían defenderse ante el poder militar de Europa? Sólo se necesitaba el reconocimiento público de su inferioridad. Fue así como se inició un encendido debate en defensa de los indios, encabezado por Fray Francisco de Vitoria y otros dominicos en la Universidad de Salamanca. «Son seres humanos con los mismos derechos que nosotros». Tan iguales que acabaron por fundirse con Europa en una sola cultura que hoy llamamos latinoamericana.
    Pero ¿por qué tuvieron que ser unos frailes quienes defendieran los derechos humanos? ¿Acaso se trataba de una cuestión religiosa? Hoy basta ponernos de acuerdo sobre la inferioridad del no nacido para poder eliminarlo. Un papel declara públicamente que no tenemos la misma dignidad, para nuestro beneficio. ¿Por qué tiene que ser la Iglesia la que defienda los derechos humanos? ¿Se trata de una cuestión religiosa?
    ¿Y si alguien pretendiera legalizar el asesinato de niños indígenas para utilizar sus órganos con fines terapéuticos o simplemente para que no sufran la pobreza y el hambre? Tan solo plantearlo da vergüenza. ¿Qué clase de nación es aquella que no es capaz de ofrecer a sus hijos nada mejor que la muerte? Ciertamente hay algunos seres humanos que no tienen sangre indígena en sus venas, pero absolutamente todos hemos sido un feto y un embrión.
    Es verdad que tristemente aún hoy conocemos casos indignantes en que los indígenas son tratados como animales. Pero sabemos que ningún ser humano sensato permitiría una ley que lo legitimara. Sabíamos que, desgraciadamente, había abortos clandestinos. Pero también sabíamos que nuestra sociedad no pactaba con el asesino. Hoy, sin embargo, no podemos decir lo mismo. Hoy no podemos estar tan orgullosos de ser hombres porque ya no somos todos iguales. Hoy estamos de luto, y lo estaremos hasta el día en que podamos volver a decir que en el mundo todos los seres humanos valemos lo mismo.
    Aunque muchas buenas gentes prefieran mirar para otro lado gracias y adelante Padre Javier.
    Antonio A.

  70. Conozco desde hace mucho tiempo a don Javier, de lo cual me encuentro muy orgulloso y me siento asimismo inmensamente afortunado de que me corresponda con su sincera amistad.

    Su lucha es una lucha por el valor de la persona y la dignidad del ser humano, algo que no debería separar en modo alguno a creyentes y no creyentes, porque es la esencia propia e indiscutible del bien. No entiendo, pues, los comentarios despectivos que algunas personas han subido a esta página.

    La defensa de la vida la abanderan hoy en día muchas instituciones y personas, algunas conocidas públicamente y otras muchas no. Y en esa aplastante mayoría podemos encontrar gente de izquierdas y de derechas, creyentes y no creyentes, intelectuales y científcos así como gente sin formación alguna.

    ¿Cuál es la razón para ello? Muy sencillo: detrás del respeto a la vida se encuentra el amor, la entrega, la solidaridad con el más débil, la integridad del ser humano, el carácter superior de la dignidad de la persona y el convencimiento de que sin ese respeto, cualquier sociedad está abocada al fracaso, y así lo ha puesto repetidamente de manifiesto la Historia.

    ¿Cómo no insistir entonces en este tema? ¿Debemos asistir impasibles ante esta situación? Lo imperdonable sería lo contrario, por eso mi queridísimo don Javier, como muchos otros, no puede mirar para otro lado como si nada de esto estuviera sucediendo.

    Decidme por favor un solo científico (que pueda considerarse como tal) que defienda lo contrario. No lo hay, así que no lo busquéis.

    ¿Y la Iglesia? La Iglesia no hace más que defender las enseñanzas de Jesucristo en esta materia, como en todas las demás, y el amor es la base de todas ellas. Y en este punto, repito, como en todos los demás, son meridianamente claras. Ahora podréis salir (sin duda algunos lo harán) hablando de la pederastia y cosas así, atribuibles a una minúscula minoría de gente (sí, sí, aunque a algunos no les guste oir esto, pero así es y una mentira, por mucho que se repita, no se convierte en verdad) que debe pagar por ello y lo pagará sin duda. Pero no os confundáis, los verdaderos problemas de esta Sociedad no están ahí.

    El relativismo actual en el que muchos parecen intersados en que nos movamos conlleva el sufrimiento y desesperación de muchas personas, muchísimas. La Ley Natural está por encima de cualquier ley humana (leyes muchas veces capaces de lo mejor y, lamentablemente en otros casos, de lo peor también).

    Cuando se tienen dudas, problemas y pesares hay que buscar ayuda y dejarse ayudar. La Iglesia y sus sacerdotes están para ayudar, eso os lo puedo asegurar.

    Un fuerte abrazo para don Javier, buen amigo, gran persona y mejor sacerdote.

    Leonardo.

  71. Muy querido Javier:
    Felicidades por el artículo, realmente apasionante el tema y muy buenos algunos de los comentarios. No se por qué, pero me da la impresión de que has dado en el clavo… y eso duele (sobre todo al clavo).
    En fin, querido Profe, cuídate mucho y sigue así.
    Un saludo y un abrazo.

  72. En un artículo publicado por Público el día 25 de abril, la periodista Olivia Carballar se pregunta: “¿Y pedirá perdón la Iglesia a las mujeres?” Para luego agregar: “Los obispos, que por fin han entonado el mea culpa por la pederastia, aún amparan una humillación que dura siglos.”

    A continuación Carballar transcribe algunas (pocas) barbaridades dichas recientemente por “autoridades” de la Iglesia y más adelante hace una reseña de algunos datos históricos respecto al poder, la Iglesia y las mujeres. Mi solidaridad con las mujeres y mi reverencia a Olivia. Aunque cuando ella dice “una humillación que dura siglos”, se queda un tanto corta.

    La discriminación de las mujeres nació con el inicio mismo de la Iglesia Católica. Y la Iglesia Castólica nace, cuando el emperador Constantino, por razones político-económicas, decide unificar al Imperio Romano bajo una misma religión, en lo que se conoció como “el Consilio de Cananea”, año 325 después de Cristo.

    En esos momentos los sacerdotes de la creciente religión cristiana “absolvieron” de lo que consideraban pecado, o sea el coito, a María, madre de Jesús, e inventaron el hecho de la concepción virginal. Ahora no lo podrían hacer. Caerían en el más estruendoso ridículo. En aquel Consilio, Jesús dejó de ser el hijo de un carpintero para convertirse en Dios. Y un Dios no podría haber nacido de un “acto pecaminoso”.

    A partir del Concilio de Cananea, se comenzó a ocultar, por un lado y a difamar por otro, a María Magdalena, sin duda alguna, si pensamos en las costumbres de la colectividad judía de aquel entonces, la mujer de Jesús y primera seguidora de sus ideas.

    Uno de los principales objetivos que se plantearon los sacerdotes de la religión, en este caso la organizada por Constantino, fue quitarles a las mujeres todo tipo de poder y entre ellos el poder natural que surge, desde los tiempos más remotos por la concepción, la preñez y el dar a luz lo cual fue, desde el principio, brutalmente reprimido por el dogma. A tal punto, que inventaron otra de las ridiculeces más grandes: Que Eva, “nació” a partir de una costilla de Adán. En otras palabras, Adán “parió” a la mujer.

    Pero los sacerdotes no se contentaron con proponer y difundir ridiculeces. Fueron brutalmente criminales. Son bien conocidas las historias de los, tal vez, cientos de miles de mujeres, que fueron condenadas a la hoguera acusadas de brujería, por el simple hecho de conocer los secretos de las medicinas naturales y “tratar de competir con Dios”.

    Hay mucho de ello registrado en los archivos de las propias Iglesias, a lo largo y ancho de Europa y, seguramente en el que fuera llamado “Nuevo Mundo”.

    Un periodista sueco, Jan Guillou, realizó una investigación en Suecia, tras lo cual publicó el libro “El defensor de las brujas –Un reportaje histórico” (“Häxornas försvarare – Ett historisk reportage” Edit.Pirat 2002).

    Guillou cuenta que entre los años 1668 y 1676 –apenas ocho años-, fueron asesinadas en la hoguera por la Iglesia (luterana), más de 300 (trecientas) mujeres, acusadas de brujería.

    Las acusaciones quedaron registradas en detalle. Muchas de las mujeres, fueron acusadas de ir a encontrarse con el diablo, montadas en vacas, que volaban patas para arriba, con el trasero para adelante. En las “confesiones” obtenidas bajo brutales torturas, los –enfermos y mentalmente castrados-, verdugos de sotana, detallaban como las mujeres accedían a ser poseídas por detrás por el diablo.

    Las mujeres acusadas no escaparían de la muerte. Podían apenas, de reconocerse culpables, conseguir ser enterradas dentro del predio del cementerio, por entonces de uso exclusivo de la Iglesia. Las que a pesar de los tormentos se negaban a reconocer la herejía, -o tal vez morían antes en la tortura-, eran enterradas fuera del cementerio y obligadas, por lo tanto a vagar eternamente en las tinieblas.

    La bochornosa conducta de miles de sacerdotes católicos que sale a luz en estos tiempos, -la triste verdad-, surge como una tapa levantada por la presión de los hechos, muy a pesar de los ingentes esfuerzos de la Iglesia por ocultarlos. Aunque no se trata solo de la pederastia. El dogma religioso ha corrompido a la sociedad, la ha vuelto hipócrita y de doble moral y además, ha frenado el desarrollo científico por siglos. Y no hay que olvidar que en todo tiempo ha estado inmediatamente detrás de los poderosos, fuera cual fuera la calaña de estos. Bien lo saben los pueblos latinoamericanos.

    La dominación patriarcal de las sociedades modernas, está fuertemente basada en las religiones y las tres principales en el mundo entero, son machistas. Ahí están las raíces del maltrato que, entre siete y diez días mata a una mujer en España, en Uruguay o en otros países. Hay que nombrar a esta altura un detalle lamentable: quienes están más tiempo con los hijos, son generalmente las madres y por tanto, de ellas es en gran medida la responsabilidad de educar a los hijos como grandes machos y futuros golpeadores.

    Tal vez sea, desde que el 31 de octubre de 1517, cuando Martin Luter clavara sus 95 tesis contra la Iglesia Católica en la puerta de la Iglesia de Wittenberg, la primera vez en que la opinión mundial, obligue a cambios drásticos en el funcionamiento de la misma.

    Paralelamente al desarrollo de la ciencia, seguramente la fe seguirá teniendo lugar, pero no así, la corrupción y la hipocresía que han caracterizado a la Iglesia Católica durante 1700 años.

    http://www.ellibrepensador.com/2010/04/26/la-santa-congregacion-de-la-pederastia-1700-anos-de-abuso-a-mujeres-y-ninos/

  73. Felicidades Javier por tu artículo. El tono académico del buen profesor que escribe no trasluce del todo tu gran humanidad. Convencido estoy que hasta los comentaristas más recalcitrantes se rendirían ante tí si te conocieran personalmente. Es imposible estar con Javier sin ser ganado, en pocos minutos, por su personalidad entrañable.
    ¿Que qué pienso de la ley natural? Imaginen al comprador de un ferrari último modelo que -puesto que el coche es suyo- desprecia las instrucciones del fabricante que están en la guantera. Como es suyo, se deja llevar por el capricho a la hora de elegir: el combustible, el líquido de frenos, el aceite del motor, la presión de los neumáticos, las revoluciones indicadas para cada marcha… El ferrari acabaría en el desguace en poco tiempo. ¡Que pena que al buen ingeniero constructor no correspondiera un conductor sensato!
    Produce asombro una sociedad como la nuestra, que defiende a capa y espada la ecología en todas las especies vivas (gran logro), y se olvida de la especie humana (¿?).
    La locura del conductor insensato se ha dado en todas las épocas. Para defender la familia y la vida nos debería bastar el sentido común. Y agradecer que Dios se haya hecho hombre para ayudarnos -entre otras cosas- a leer en nuestro corazón los valores esenciales de la vida, como bien hizo Antígona,que no necesitó que nadie se los explicara
    Los derechos humanos han dejado de ser definiciones objetivas, para convertirse en acuñaciones moldeables según la conveniencia social del momento, según las preferencias ideológicas de una determinada formación política que ostenta coyunturalmente una mayoría parlamentaria.
    Les reproduzco un artículo directo y claro de Juan Manuel de Prada que dará luz a muchos:

    «Al establecer que son ‘inherentes’ a la persona, los redactores de la Declaración Universal de los Derechos Humanos quisieron significar que eran derechos de naturaleza prepolítica, constitutivos de la persona , y también apolíticos, porque no son construcciones del poder, que independientemente de su orientación ideológica debe luchar por su preservación. En los últimos años, sin embargo, se está imponiendo una nueva versión de los derechos humanos que no es sino el camuflaje con el que se trata de satisfacer intereses particulares, a veces de naturaleza criminal. Los derechos humanos han dejado de ser definiciones objetivas, para convertirse en acuñacio­nes moldeables según la conveniencia social del momento, según las preferencias ideológicas de una determinada formación política que ostenta coyun­turalmente una mayoría parlamentaria.

    Quienes promueven esta desnaturalización de los derechos humanos actúan de forma muy astuta: su objetivo es crear artificialmente una ‘opinión publica’ favorable a la que es obligatorio adherirse, si no se quiere ser arrojado al infierno de los réprobos. Para lograrlo desarrollan un activismo incansable en las conferencias internacionales, donde se redactan textos en los que se habla de derechos inexistentes (por ejemplo, el llamado ‘derecho a la salud reproductiva y sexual’); tales textos carecen de valor jurídico, pero tienen una gran importancia política, pues por estar bendecidos desde instancias corno la ONU crean un espejismo de ‘consenso internacional’ y aparecen revestidos de una legitimidad de la que en realidad carecen. Paralelamente, desde organismos internacionales como la turbia organización Mundial de la Salud –especialista en proclamar epidemias fantasmagóricas de gripe- se fabrican argumentos seudocientífico que a fuerza de ser repetidos, se convierten en verdades inatacables.

    Los documentos sin valor legal emanados de las conferencias internacionales y las manipulaciones seudocientíficas son luego esgrimidos por los lobbies promotores de estos ‘nuevos derechos que actúan siguiendo un plan conjunto que tiene como objetivo modelar la opinión pública e introducir en el lenguaje político las manipulaciones seudocientíficas mencionadas. Paralelamente, los distintos Gobiernos de los Estados, acogiéndose a la apariencia de legitimi­dad que les proporcionan los documentos sin valor jurídico de los organismos internacionales, promueven legislaciones nacionales que consagran los ‘nue­vos derechos’, creando el espejismo de que responden a una demanda social. La sociedad, para entonces, ha dejado de resistirse; y a quienes aún se oponen se les considera contrarios al progreso, a la tolerancia y a los derechos humanos. No importa que, en realidad, sean sus únicos defensores, porque los concep­tos de progreso, tolerancia y derechos humanos han sido usurpados. Y todo el que ose discutir tales falsos derechos se convierte de inmediato en un intolerante, en un retrógrado, en un fanático, en un ser asocial… en un delincuente incluso. Porque lo que se pretende es que, de aquí a unos pocos años, todo el que se oponga a esta redefinición de los derechos humanos sea condenado a la muerte civil.

    Quienes promueven la redefinición y desnaturalización de los derechos humanos afirman que no existe otra moral que la que determina la ‘opinión pública’- esa opinión pública que previamente han modelado asu antojo- o las mayorías parlamentarias. Y así por ejemplo, se nos hace creer que el aborto es aceptable por la sencilla razón de que la mayoría vota a su favor, o porque existen partidos que gozando de una abultada representación, defienden que sea lega­lizado. Entonces. hemos de concluir, también que el genocidio debería aceptarse, si quien lo perpetra fuese elegido democráticamente, como los alemanes de los años treinta hicieron con Hitler. ¿Por que no? Es pura lógica.

    Pero es la lógica del mal. Si nos rebelamos contra el genocidio, ¿por qué no lo hacemos contra esta redefinición de derechos que está desarrollándose ante nuestros ojos? Porque hemos sido sobornados; porque el poder ha sabido aprovecharse de nuestras debilidades, de nuestros intereses egoístas, dándoles categoría de derechos. Somos más esclavos que nunca, porque hemos renunciado a nuestra capacidad de discernimiento moral. Éste es el drama de las democracias occidentales, éste es el huevo de la serpiente que están incubando y que acabará destruyéndolas» (Juan Manuel de Prada)

    Pueden tomar contacto conmigo si quieren en:
    http://lacrestadelaola2028.blogspot.com/
    http://anecdotasypoesias.blogspot.com/
    Soy sevillano, físico, filósofo y doctor en teología. En la actualidad capellán de Xabec, centro puntero de formación profesional de Valencia (http://www.xabec.es/)
    Un fuerte abrazo a todos.

  74. Padre:
    Entiendo que la verdadad incomoda es por esto que lo quiero felicitar por su artìculo, gracias por seguir hablando aunque parezca que lo hace en el desierto,como dice usted en algùn momento la Naturaleza hablarà

  75. Si hay gente pató, desde luego que el puchero era prioritario, este comentario suyo innecesario ya que Claudio lo interpreto asi como muchos de nosotros, pero que se espera de personas que se creen en posesion de la verdad absoluta y no aceptan ni quieren ver las barbaridades que muchos miembros de la iglesia han hecho, sigan en su mundo, ustedes no giren el cuello para verlo todo, sigan asi que aun puede entrar algun amigo del parroco para soltar las mismas parrafadas una tras otra, son unos juntaletras excelentes, pero sin fondo, que le vamos hacer, hay gente pató.

  76. Al anónimo ¿queda alguno más para entrar?
    ¿Es usted asistente de Don Claudio? Lo pregunto porque, en caso afirmativo, entenderá mejor mi posición jurídico-canónica.
    Y yo no soy párroco, sólo soy asistente del Párroco de San Roque.
    Siendo vd. de Novelda, donde sólo hay dos parroquias, no representa mucho desgaste intelectual saber que yo no soy ninguno de los dos Párrocos nombrados por el Sr. Obispo..

  77. he leído el artículo y me pareció muy claro y acertado. No voy a hacer ningun comentario al art. anterior ya que sucede siempre que personas que no tienen aprecio por si misma, por la vida en si, opinan opinan y opinan. si me permite pJavier quisiera apoyar por así decirlo a su artículo. La vida humana debe ser respetada y protegida de manera absoluta desde el momento de la concepción. Desde el primer momento de su existencia, el ser humano debe ver reconocidos sus derechos de persona, entre los cuales está el derecho inviolabre de todo ser inocente a la vida. El derecho inalienable de todo individuo humano inocente a la vida constituye un elemento constituitivo de la sociedad civil y de su legislación: Los derechos inalienables de la persona deben ser reconocidos y respetados par parte de la sociedad civil y de la autoridad política. Estos derechos del hmbre no están subordinados ni a los individuos ni a los padres, y tampoco son una concesión de la sociedad o del Estado: pertenecen a la NATURALEZA HUMANA y son inherentes a la persona. Entre esos derechos fundamentales es preciso recordar a este propósito, el derecho de todo ser humano a la vida y a la integridad física desde la concepción hasta la muerte. Cuando una ley positiva priva a una categoría de seres humanos de la protección que el ordenamiento civil les debe,, el Estado niega la igualdad de todos ante la ley. Cuando el Estado no pone su poder al servicio de los derechos de todo ciudadano, y particularmente de quien es más debil, se quebrantan los fundamentos mismos del estado de derecho…. El respeto y la protección que se han de garantizar, desde su misma concepción, a quien debe nacer, exige que laley prevea sanciones penales apropiadas para toda deliberada violación de sus «derechos». Pjavier me alegra tanto que haya personas que defiendan la vida, solo una mujer puede saber de la perdida de su niño en su vientre ya sea en forma natural y tambien inducida, ay padre! muchos hombres opinan y no saben ni quieren entender, afortunadamente no son mayoría, pjavier mi abuelita decía «ladran Sancho, señal que cabalgamos»,

  78. Enhorabuena por el artículo. Aprovecho para agradecer a la iglesia y a Javier la defensa de la vida y la dignidad, por su lucha constante de los que no pueden defenderse por sí mismos. Gracias a la iglesia católica por defender la vida desde el inicio hasta el fin, gracias por tantas buenas obras con marginados, pobres, prostitutas, enfermos de sida, discapacitados, inmigrantes. Gracias la labor que se hace en las parroquias y centros de toda España, gracias por ir a países donde nadie quiere ir (fundamentalmente por su actividad en aquellos en los que no hay subvención ni financiación pública alguna detrás), gracias a todas las instituciones de la iglesia que hacen un mundo mejor, gracias a esas personas que con el corazón lleno de cariño y con una sonrisa constante dan su vida por los demás.
    Quizá si un sólo día de nuestra vida lo dedicásemos por ejemplo a limpiar y atender leprosos o enfermos terminales, parenderíamos todos mucho más sobre lo que es la dignidad del ser humano y veríamos el mundo y la via de otra manera.
    Gracias a la iglesia además por hacer todo esto soportando las calumnias, los desprecios y llevando sobre sus espaldas los despreciables actos de alguno de sus hijos. La iglesia no ha venido al mundo para caer bien predicando lo que queremos o nos interesa oir, su misión es de caridad, verdad, esperanza y vida.

  79. Estimado D. Claudio:

    Ante todo decirle que me encanta su excelente prosa, aunque discrepe enormemente de ella.
    Intentaré ser breve y concisa, pues estoy preparando un puchero que quita » toersentío» y por supuesto, tiene prioridad.
    D. Claudio ¿usted se cree qué vive en el Olimpo, para aconsejar a otro católico que cambia de «luces»? recuerde que las fuentes comunes a todos los bautizados que mantenemos la Fe, no son otras que los tres pilares fundamentales: Sagrada Escritura, Tradición y Magisterio de la Iglesia.
    ¿Dónde dice D. Javier que las mujeres abortistas son » exterminadores de bebés»? Esa » paparrucha», es una interpretación ¡suya! poco honesta y veraz.

    En fin…como le dijo el » Torero» a mi antepasado: » Hay gente pató».

    Bueno, me voy con mi » pucherito» que es mucho más interesante, que leer pamplinas fruto de lo ignorancia.
    Que sepa, que en esta casa de Sotogrande, tiene usted las puertas abiertas para tomarse la primera taza de «caldito caliente» que voy a sacar ahora mismo.

    Un fuerte abrazo. ¡ De verdad !

    Esperanza Ortega Almanza.

  80. Me parece muy bien el artículo. Es una bendición que tengamos personas tan valientes como el padre Javier, que sabiendo que le van a llover improperios es capaz de dar la cara por los seres humanos que se están gestando, por esos hermanos nuestros. La Iglesia Católica es la única que los defiende al ultranza, o mejor debería decir que NOS defiende, porque todos los que estamos leyendo esto hemos atravesado por esa fase de gestación, pero con la suerte de que no nos han asesinado.

    El ser humano se desarrolla a lo largo de su vida: no es lo mismo un adulto que un anciano, pero son ambos seres humanos; no es lo mismo un joven que un adulto, o un adolescente que un joven, o un niño que un adolescente, o un bebé que un niño, y todos son seres humanos. De la misma manera tienen características diferentes un feto que un bebé, pero también ambos son seres humanos. Son fases de la vida. ¿Qué culpa tiene el feto si todavía no tiene una cara bonita o si con sus bracitos no puede todavía agarrar el dedo de su padre o madre? A esa edad tenemos ya un ADN completamente diferente al de nuestros padres; no somos un tumor canceroso o un quiste, cuyas células tienen ADN idéntico a las del resto de la madre. Todos nosotros hemos sido fetos, todos hemos sido embriones, nuestro padre, nuestra madre, nuestros hermanos, nosotros…¡Todos! Otra cosa sería que cada cual decidiera sobre si hay que matar al feto que fue él mismo, lo cual no se puede hacer ya porque ya hemos dejado de ser fetos y embriones, pero ¿matar a otro ser humano que no puede defenderse porque está todavía en fase fetal? Qué cómodo, como no puede defenderse, no puede protestar… ¡Qué gran cobardía y vileza! Que se esperen a que ese feto cumpla 25 años y que entonces intenten matarle, ahí quiero ver a todos los asesinos y genocidas del aborto. De la paliza que les daría ese «feto desarrollado» tendrían que ir al hospital. Pero en el vientre de la madre es muy cómodo meter un gancho y despedazarlo a lo vivo o asfixiarlo con sustancias químicas como los nazis hicieron con los judios. La única diferencia es que los judios estaban más creciditos y parece que ahí da más pena ¿no? Sin embargo, como los fetos y embriones están a medio desarrollar, no dan tanta pena. ¡Cobardes! ¡Asesinos!

    Ya vendrán generaciones que llamarán a esta la «generación asesina», y ya vendrá la Justicia Divina en la hora de nuestra muerte para vengar a estos niños. Como dijo Dios a Caín: «¿Qué has hecho? La sangre de tu hermano clama hasta mí desde la Tierra». Ya vendrá el día -y vendrá pronto porque la muerte está a la vuelta de la esquina para todos, unos añitos pasan pronto, si no antes-, vendrá el día en que los que hayan apoyado estos asesinatos de bebés a medio gestar se encuentren cara a cara con ellos, porque podrán matar su cuerpo pero no su alma. Qué vergüenza y qué bajeza, ¡adónde hemos llegado! Pero aunque no haya vergüenza y estos asesinos puedan irse a dormir cada noche sabiendo que muchos seres humanos están muriendo en ese momento porque él y otros como él apoyan estos crímenes, no van a llegar muy lejos en su carrera criminal. La muerte está ahí para todos y el Juicio particular del alma también, si no se arrepienten de sus crímenes con una confesión sincera y rezando por el alma de quienes han contribuido a ejecutar. No olvidemos que hay Dios, hay Infierno y hay Justicia.

  81. Queda claro que existen diferentes puntos de vista , diferentes culturas y diferentes enfoques , seguramente la Iglesia no sea perfecta , y como humanos que son sus representantes , tambien se pueden equivocar y hasta cometer aberraciones como personas , pero eso no puede desprestigiar una institución que solamente promulga el BIEN para todos los seres humanos .
    Si la mayoría se ocupara de realizar acciones para una convivencia más humana y más solidaria para con el resto , y dejaran de lado el Egoismo , la Avaricia , la Gula y demás pecados , seguramente viviriamos en un estado DEL BIENESTAR que ningún sistema Político podría corromper.
    Que cada cual haga su propia reflexión y se autoexamine para valorarse como persona y que hace para ayudar al prójimo.

  82. Muy bueno me ha parecido este artículo del Padre Javier en defensa de la Vida; un tema, por lo demás, que nunca quedará obsoleto, pasado de moda o anticuado. Los creyentes, en particular los católicos, sabemos que el aborto es un crimen, y que Nuestro Creador bendice y ama a las almas desde el momento mismo de la concepción. No porque se trate de algo diminuto que aún no se ha hecho visible en el mundo deja de ser un ser humano; de hecho, nunca hemos comenzado siendo, por ejemplo, un tornillo o una esponja.
    La Iglesia Católica siempre ha defendido la Vida, así se trate de seres indefensos, y esto es algo digno de elogio y de reconocimiento. Además, no se trata de juzgar a las mujeres que abortan, sino al acto en sí (en términos religiosos, no se juzga al pecador sino el pecado). Así que no veo porqué algunas personas reaccionan con agresividad o negativismo y echan pestes contra la Iglesia o contra este valiente sacerdote.

  83. Me gustó mucho su articulo Padre Javier!
    Para mi es muy claro y coincido en lo presentado…
    Creo que mucha gente cree que los Católicos no tenemos la «verdad» y es cierto!…»LA VERDAD nos tiene a los Católicos.»
    El hedonismo y la ausencia de Dios provocan que la gente hoy día pierda parte de esa espiritualidad que todo ser humano tiene, la gente se deja llevar por lo que siente (puros sentidos) y todos los sentidos son efímeros. Que es lo que dura para siempre? El espiritu !.
    Es complicado que la gente arraigada a lo «SENSORIAL» entienda un punto de vista y pese a su analogía dentro de esa historia griega, quizas sería necesario volver a los «PALITOS Y BOLITAS»…pero ni aunque el mismo Jesus les haga una parábola entenderian.
    Poca gente conduce por su via padre y cuando alguien va en un carril paralelo al suyo, dificilmente llegan al mismo destino. Por lo mismo nunca se llegará a un acuerdo.
    Hay quienes decimos «La naturaleza es sabia» y nosotros los «bestias» que contruimos donde antes habia un rio , un pantano nuestras casas… y cuando llueve la «memoria de la Naturaleza» reclama lo suyo y ocurren muchas desgracias. (ESTO SERA CULPA DE DIOS???)

    El aborto…un niño dijo algo sencillo y sabio (11 años) «todo lo que tiene vida y se destruye SE MATA…sea una planta o lo que sea»
    Se protegen huevos de tortuga y aguilas pero no se protegen embriones que Contrariedad!
    El depender del sexo (nuevamente las sensaciones efímeras) es casi como cualquier otra dependencia, el alcohol, el tabaco, todas sensaciones! pero como el placer del sexo no lo pueden ver como un valor agregado a la proceación…definitivamente es invertir los valores y la jerarquia de las cosas.

    Se dice en Mercadotecnia que cuando se habla bien o mal de alguien el Mensaje a LLEGADO.
    Solo resta orar por las personas que por su libre albedrio ha elegido no ser espirtuales sino mas mundanos.

  84. Estoy totalmente de acuerdo con el autor de este artículo. No se trata sólo de que, efectivamente, el crimen del aborto deje una huella (como, de hecho, demuestran muchos estudios psicológicos) profunda -y de carácter indeleble- en quien lo ha cometido (por más que en su momento estuviera convencido de hacerlo) sino que, efectivamente, el gran mal de nuestra sociedad es que se ha perdido la conciencia de un derecho natural. Ya decía Avempace -en realidad, parafraseando a Aristóteles- que la mejor ciudad eran aquélla en la que no hacían falta ni médicos ni abogados porque en ella todos estaban sanos y nadie cometía delitos ni faltaba a esa ley natural. Urge, pues, revisar los planteamientos de esta sociedad nuestra -quizás, como propone D. Javier, volviendo los ojos al mundo clásico- y, de ese modo, tratando de encontrar un «Norte» que nos ayude a saber escuchar a nuestras conciencias. Sea cual sea la opinión que se tenga respecto del aborto, el derecho a la objeción de conciencia que reivindica la tragedia griega traída aquí a colación por D. Javier, es muy legítimo y ha de respetarse. En el tema del aborto y en tantos otros que -tristemente- vendrán. Gracias por sus formativos artículos. Gracias.

  85. estoy totalmente de acuerdo con el Padre Javier lo que hace falta es la falta de los valorees y la facilidad apoyamos al Padre Javier desde Bruselas (Belgica)

  86. Para ciudadano Kaín:

    A lo largo de los años he leído mucho de todo. Por eso mi primera impresión al leer su comentario es que estaba bien escrito. Lo he vuelto a leer dos veces más y me parece muy bueno: la gramática, la sintaxis, el vocabulario.

    Pienso que, además de comentarios, está capacitado suficientemente para escribir artículos y, en su momento, poco a poco, podrá llegar a escribir libros.

    Le felicito sinceramente.

  87. Sólo un artigo tan acutilante como el del Padre Javier poderia haber creado tanta emocion en los comentaristas anti-clericales. De mi humildad saludo el Padre Javier por el coragen e el lucidez de su argumentario.

    «Se diebe obedecir primero a Dios e despues a las leyes humanas» (Act 5, 29).
    Que la moral catolica tiene su raiz en la ley natural, lo decia Joseph Ratzinger en los anos 80. Esso es un facto inmutable. Si amamos a Dios, como nosostros, los catolicos, amamos arriba de todas las cosas, assi amamos su Créacion. S. Tomas de Aquino ha dicho que Solo por Amor poderia Dios, que és Todo e Todo poderoso crear, porque Dios no necessita de nosotros, pero sus creaturas nada son sin el. El amor a Dios nos obriga de esta forma a Amar su Creacion e assi a Ley Natural.
    Las leyes humanas contrarias a la ley natural carécen de de legitimacion moral. Porque no resultan da la eterna Ley de Dios.
    De onde resulta que las uniones de parejas del mismo sexo séan contrarias al ordenamiento natural e como tal a moral catolica. Assi tambien el aborto es una forma de assassinato, es una forma de matar un ser humano. El embrion no es una parte del cuerpo de la madre, pero un ser que bibe en el cuerpo de la madre antes de salir e si tornar autonomo. Esto assi en la bioetica, porque es assi en toda la naturaleza.
    Solo la tradicion iluminista de de la revolucion Francesa, que es la tradicion de la Masoneria poderia pretender negar la validad de la ley natural como parte del amor de Dios que esta presente en toda la criacion.
    No puedo evitar de decir mas: Jesus es Dios vindo a nosotros. El ha tracido un mandiamento nuevo: que nos assentemos en el amor por todos los humanos. En un amor como el de Jesus: un amor radical. Pleno. Una sociedad que acepta el abuerto nega el amor a un ser humano, que está aun en su madre, pero que es un ser humano! Una criatura de Dios, un hijo de Dios. A quien Dios AMA. Porque Dios ama a todos. La ley que permite matar un ser humano no es diferente de la pena de muerte o del homicidio. Una sociedad que permite el abuerto no vive el AMOR de Dios. En tal sociedad, no habrá lugar a la caridad porque si no hay amar no hay razones para ser caridoso.
    La sociedad humana solo poderá sobrevivir si accepta e ama toda la vida: antes o despues del parto. EL ABORTO nega el amor. E assi, toda la sociedad se estingue, porque el amor es lo que nos quieda unidos en Cristo, que por Amor, ha sido crucificado por nosotros.

    GRACIAS a Padre Javier, por la sabia reflexion que nos ha quedado, e que esta actue en todos que la han lido. Hágan como Maria Santissima: piensen con su corazon, no con la vã filosofia humana. Porque si entendien a Padre Javier Muõz Péllin con AMOR, estoy certo que no poderán dejar de concordor que el Aborto es una barbaridad homicida.

    Perdón por los errores de gramatica, pero no soy español! Dios no tine nacionalidad, contudo!
    Que Dios esteja con todos.
    Carlos S.

  88. Estupendo el artículo del P. Javier!

    Aunque no lo conozco personalmente, puedo dar fe de la gran obra apostólica que está llevando a través de internet. Lo conocí por facebook!!!! y sí, para todos aquellos que se escandalizan por ver a un sacerdote haciendo cosas como cualquier persona, pero de manera DISTINTA. De hecho, creo, es una de las pocas personas que utilizan esta herramienta para no chusmear y ayudar a aquellas personas que tienen diferentes necesidades.

    Coincido con algunos comentarios, sólo el P. Javier es capaz de generar semejante revuelta con un simple artículo de opinión. Evidentemente, hay odio… odio contra los sacerdotes, odio contra la Iglesia, porque los hombres no conocen a Dios.

    Si no crees en Dios: ¡preocúpate!… porque Él CREE en ti!

    Un abrazo!

  89. Felicito sal director por la publicación de articulos tan interesantes , y que dan pie a numerosas opiniones y comentarios

  90. Aquellos a quienes se enseña a responder con la más inflexible venganza muestran poco o ningún respeto a las virtudes humanas y se preocupan menos de los valores morales como reglas universales.

  91. Quiero agradecer las líneas de enhorabuena que me dedica D. Wifredo Rizo Chico de Guzmán. Es cierto que, desde la respuesta que le escribí, no me quedé con la conciencia tranquila.

    Ahora quiero pedirle sinceramente perdón por el tono de mi respuesta que, sin duda, pudo se más amable pero quedó un tanto brusca.

    Muchísimas gracias y que Dios le bendiga.

    Muy atentamente
    Javier

  92. No encontraré jamás en ningún punto de la Tierra a alguien que me pueda negar con certera rotundidad que una vida humana comienza en el momento de la concepción. Cuándo comienza para un moderno abortista la vida humana, a las 14 , 15 , 16, 18 , 20 semanas, en qué se basa para ello? Una célula que todos hemos sido y que será ser humano en unos días, semanas, ya es en sí una vida humana porque ya se ha iniciado, comenzado, creado, concebido. Como tal vida humana merece el mayor de los respetos y toda protección es poca. Esto lo puede defender con igual fiereza y contundencia un judío, un musulmán, un hinduísta o un buddhista. Evidentemente un cristiano también sea ortodoxo, luterano o católico. La vida humana comienza con la concepción. Eliminar esa vida humana ( que ya es humana ) es un asesinato vil, cobarde y abominable.

  93. Respecto al aborto hablé claro en el comentario que hice firmando como Euclides, pero por la repercusión de su artículo le brindo Padre Javier una pequeña reflexión sobre lo que comenta Hawking sobre la inexistencia de Dios: Padre ¿cómo la gente no se da cuenta que si entendiéramos a Dios, Dios sería poca cosa, aproximadamente como nosotros? Yo pienso que el tal Hawking, al igual que Einstein, comparados con nosotros son «unos cerebros», pero cuando hablan de las cosas de Dios o del mismo Dios son «legos en la materia», y ¿porqué esto es así, muy sencillo, porque Dios, por ejemplo, es infinito y está en todas partes, sabe todo lo que va uno a hacer siendo así que está por medio el libre albedrío, que nos permite hacerlo como queramos. Que no, que no, que ese Hawking no puede tener pruebas de lo que dice, no por nada sino porque nunca se tendrán con razonamientos científicos. Los humanos nunca tendremos autoridad alguna para desentrañar la grandeza de Dios, porque si alguno la tuviera es que Dios no sería Dios. En esta materia Hawking, Einstein, Vd. Padre Javier y yo somos iguales ¿A que da gusto,Padre, estar a la altura de los grandes sabios que en la vida han sido? Pero Dios es otra cosa, es el «INCOMPARABLE».

  94. Antonio L. V. He leído atentamente tu comentario que me parece muy bueno. Pienso que gran parte de lo que dices se resolvería con una buena Ley de Adopción que derogase la normativa del aborto.

    Es una Ley muy difícil de confeccionar. Yo esbocé un borrador el pasado verano, y me di cuenta de su dificultad. Son tantas las situaciones que hay que regular que se requiere las mejores cabezas jurídicas y éticas de la sociedad española, en contacto con Foros provida, Red Madre, Foros Familia, etc.

    Por un lado eliminamos triturar bebé y, por otro, llenamos de alegría muchísimos hogares españoles que quieren adoptar.

    Esto es lo que le faltó a Aznar: una ley que sirviera de alternativa a la normativa González sobre el aborto.

    Muy atentamente.

  95. Tolerancia y respeto a todas las creencias y opiniones.
    La claridad con la que hablan los que piensan que el aborto es un asesinato comparable con las muertes causadas por la violencia de género hacen dudar al más pintado. Pero en pleno siglo XXI, con la mirada puesta en un futuro que ofrezca al ser humano una vida con menos sufrimientos, y con logros científicos, médicos y hasta morales, que le permitan vivir más y mejor, hace que, gracias a la tolerancia y al libre albedrío, me haga pensar en todas aquellas madres que no tuvieron la oportunidad de ir a Londres, con el dinero de sus padres bien asentados en una economía pudiente, o las madres que, en aquella época, no tuvieron la suerte de nacer en una familia que conociera, gracias a su status social, a un médico con clínica privada que, a hurtadillas, librara a la familia de la humillación de tener una madre soltera o del trabajo de ocultar, con estrategias malvadas como «es un sobrino de fuera» o «lo hemos adoptado», a un niño no querido. Resulta que hace algunos años (hemos convivido con la Ley del Aborto con gobiernos de izquierdas y derechas), todas las ciudadanas adquieren los mismos derechos y resulta que nos rasgamos las vestiduras con relatos como el que nos ha presentado el Padre Javier. ¿Pero piensan que sin una Ley que regulara el aborto se eliminaría el hecho de que las madres que no desearan tener un hijo o una hija no lo hicieran? Lo que hemos logrado, gracias a la oportunidad que nos ofrece un Estado Democrático, con una mayoría de votos de quienes nos representan, que tengamos la oportunidad de elegir, todos y no sólo unos cuantos, si deseamos tener un hijo que, por accidente, por violación o por cualquier otra causa no deseada, venga al mundo para sufrir o para hacer sufrir a su familia. La oportunidad que se nos ofrece no la tuvieron otros y, como en todo, hay quien la acepta y quien no la acepta. Si tuvieramos la ocasión de revisar la vida de muchos de los que acusan de asesinato a quienes abortan seguro que encontraríamos en algún lugar secreto de su existencia o de cualquier persona allegada, un resquicio moral que le haya provocado alguna duda.
    Y todavía me sorprenda más, con la que esta cayendo, que se entre en valorar el tema de la orientación sexual de las personas. A mi nunca se me ha ocurrido pensar que sea una aberración que los sacerdotes vivan solos o con otros sacerdotes y que las monjas vivan solas o con otras monjas. Es una elección que toman y que todos respetamos, seamos o no seamos creyentes. Entonces, ¿para que se meten a criticar a los hombres que toman la decisión de vivir con otros hombres, o a mujeres que viven con otras mujeres? Dentro de su casa haran lo que su conciencia les dicta, al igual que ustedes, dentro de las suyas hacen lo que estimen conveniente. Me sorprende que quienes en sus normas excluyen todo lo relacionado con el sexo sean los que abanderen movimientos que nos den lecciones de si el sexo es bueno o el sexo es malo. Gracias al hombre (otros dirían a Dios) la tecnología nos ha abierto los ojos y la información que tenemos hoy en día nos permite tener nuestra propia opinión. Esto, en otros tiempos no pasaba y así les iba.
    Y no lo dude padre Javier, antes se mataba por tener creencias distintas. Hoy se puede hablar, se pude decir lo que piensas y se puede vivir conforme creas conveniente, respetando que los demás también lo pueden hacer. En Antigona eso no pasaba.

  96. He estado toda esta semana de viaje de trabajo y no llevo portátil. Mi más sincera enhorabuena a Javier por el inusitado éxito que ha tenido su artículo y lo animo a que siga escribiendo para abrir nuevos debates, siempre desde el respeto y el cariño y que todos tengan, como éste, un debate tan interesante.Un fuerte abrazo y a los seudónimos, como dice Javier, les animo a que den la cara y su nombre, que no pasa nada

  97. Joseph de Clonard-Borbón LA VERDAD PADECE PERO NO PERECE.
    Ella siempre se abre camino y se esculpe en la Historia.
    La Verdad conoce el Silencio, mas no el Miedo.
    Ella sitúa al «Hombre» en su justa dimensión.
    La verdad prevalece, el «Hombre» no!.
    …Abriros de mente y alma a la Verdad…..

    Os ruego a aquellos que defendéis el sentido común, el amor a la vida y a la Fe Cristiana, dediquéis 5 minutos a la lectura de este magnífico documento y «meditéis esta noche sobre su contenido profundamente».

    El Mundo va de mal a peor, España a su vez, atraviesa una crisis horrible no sólo económica sino también ética, y la situación hoy es gravísima, pues liderados por un gobierno ignorante, fagocitario de perversa ideología, al punto de ser anticristiano.

    No creáis lo que os dicen los que se mantienen en el Poder a «fuerza de embustes y pactos vergonzosos carentes de honradez, honor, patriotismo y dignidad».

    No hablemos de deontología política, pues ZP la ha barrido del Mapa en sus gloriosos momentos de febril paranoia, tocado por un dedo mesiánico que, sin ningún género de dudas, no es el de nuestro Salvador Jesucristo.

    Él nos pide que paremos con todas nuestras fuerzas, la carnicería sobre niños no nacidos.
    Las Enseñanzas de Jesús, son también claras para los Cristianos de todo el Mundo. El matrimonio es un Santo sacramento e Institución Sagrada, para bendecir y proteger la «Unión por Amor entre un hombre y una mujer» que con el tiempo serán nuestros padres y nuestros abuelos muy amados, fundadores de una gran Familia, tal como la quiere Dios y los hombres y mujeres de buena Voluntad.

    En cuanto a la Eutanasia, es otro gran crimen miserable, imperdonable que va también dirigido a los más débiles, para terminar con ellos y su propia vida, bajo pretexto de que es una nueva «ley «progre» muy humana» con rango de «Ley de derecho para morir….con muerte digna». Dejad miserables «rojos» en paz a nuestros mayores, pues ellos serán llamados por Dios, cuando les llegue la hora, mientras familia y sociedad se ocupará de ellos.
    La Eutanasia siempre será un crimen y miserables criminales aquellos que de una manera o de otra la lleven a la práctica, con cobertura legal de «rojo» y reptil anticristiano.

    Estamos gobernados por grandes cínicos embusteros, aún peores que los bolcheviques de antaño, la mayor parte de ellos claramente satanistas.

    Sabed que siempre estaré con vosotros día tras día, hasta el final de los tiempos.
    Estas son las palabras de Gloria y Esperanza de Jesucristo. ¡Así es y así será.!

    Lealtad, Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza.
    Conde de Clonard-Borbon Romanov, y Príncipe de Russia, por Derecho de la Sangre de los Mártires de 1918.

    P.D.
    ——

    BRAVO, EXCELENTE TRABAJO, QUERIDO PADRE JAVIER.
    Mi muro en FB. está abierto para lo que desees, pues sabemos que nos transmites la BUENA NUEVA Y LA SANTA PALABRA DE DIOS.

    «Humildemente ruego tu bendición, nuestro bien amado Pater de Internet».

    Un cariñoso abrazo.
    José de Clonard-Borbón-Romanov.

  98. Si no se me adelanta nadie mientras escribo, seré el comentario número 100. Y lo escribo para felicitar al P. Javier. Cada vez me resulta más sorprendente que haya que dedicar tiempo y esfuerzos a demostrar lo evidente. Una vida humana comienza con la fecundación del óvulo. Si nos declaramos defensores de los DDHH, debemos defender a los más débiles. Y entre otros, a los embriones humanos. Débiles e indefensos.

    Es fácil (y gratis) meterese hoy con la Iglesia. Por desgracia, nadie como Ella defiende la dignidad humana. Ojalá más instituciones lo hicieran. Como la Iglesia se ha quedado sola en esta defensa, muchos piensan que cuando se defiende la vida se hace porque la Iglesia dice que es pecado matar… Pero la verdad es incontestable, y se impone por sí misma al que la busca con sinceridad de corazón.

    Enhorabuena, P. Javier

  99. Se nos llena la boca de reproches, críticas, maledicencias e incluso a veces, insultos. Nos encanta a todos jugar a ser pequeños dioses, de esos que son absolutos, censores, de los que oprimen, aseveran, conculcan, reprimen y sobre todo: castigan.
    Seguimos temiendo al diferente. Basamos nuestras creencias en verdades absolutas, y bien nos ha ensañado la historia el que esas verdades absolutas: NO EXISTEN.
    Bien lejos andamos los seres humanos de llegar a comprender la más mínima parte de la realidad terrenal, ni qué decir de la Universal. El tiempo que perdemos en querer imbuir a los demás de nuestras peregrinas creencias obsoletas, nos hace perder la estela de lo que la propia naturaleza trata de decirnos cada día, en cada momento, en cada instante.
    Nos perdemos tratando de interpretar a los eruditos del pasado, cuando siquiera somos capaces de entender lo más cercano y familiar. Han pasado siglos y siglos, y no hay más que mirar a nuestro alrededor: no hemos aprendido nada de nada.
    Aquellos que más braman, esos que se arrogan y arropan con “verdades” ancestrales, suelen ser después los que más pecan y traicionan todo aquello que defendieron en su día a capa y espada, y hoy, lo hacen desde la soberbia más descarnada e hipócrita.
    Pobres ilusos, seguimos engañándonos una vez tras otra. Pensamos que, azotando al resto de la humanidad con nuestras proclamas, seremos salvos de todo aquello (y es mucho) que desconocemos.
    El libre albedrío, lo tiene el ser humano por y para algo. Ningún otro ser, está capacitado ni tocado por mano divina alguna para subyugar a otro; ni con fe ni sin ella.

  100. Estimados amigos de Novelda Digital,

    Gracias por el esfuerzo de pluralidad y tolerancia que muestra su diario al publicar artículos escritos desde puntos de vista tan diferentes.

    Y gracias, D. Javier, por recordarnos algo que parece que sólo el Occidente antiguo recordaba: que existe una Ley Natural grabada en el fondo del corazón humano (en la conciencia) y que, generalmente, si no se sigue o si se desoyen las pautas que el corazón (de nuevo la conciencia) dicta, se acaba pagando.

    Avempace -a través de Aristóteles- ya recordaba que la ciudad-Estado perfecta era aquélla en la que no hacían falta ni médicos ni tampoco abogados… Aquélla en la que la gente no tiene enfermedades y, además, no padece las enfermedades sociales que suponen los delitos y respeta la vida de los demás: por eso el concurso de los abogados no es necesario.

    Sin embargo, parece que nuestra sociedad sólo considera delito aquello que puede hacer daño a quien puede defenderse y pregona los derechos del poderoso frente al débil en casos como el del aborto o la eutanasia. Que la práctica abortista genera secuelas psicológicas a posteriori en quien la desarrolla es algo que asumen hasta los médicos más progresistas. Eso es, sin duda, una muestra de la frase con la que D. Javier cierra su artículo.

    Ojalá que recuperemos el rumbo y si al menos no todo el mundo se reencuentra con la Ley NAtural se permita objetar conciencia -así era ya en la antigua Grecia no sólo en la tragedia sino también en la escena política de la pólis más democrática que haya tenido la Historia Universal: Atenas- ante leyes tremendamente injustas y que dejan desprotegido a los indefensos.

    Gracias por su reflexión, D. Javier.

  101. Muchas gracias Padre Javier por sus acertadas palabras,me parece maravillosa su explicacion.Solamente añadir ,que no hay peor sordo que el que no quiere oir .Usted cumple con su trabajo de pastor,de puente ,entre Dios y los hombres .Si les pican sus palabras es por algo ,de no ser asi ,no tendria el exito que ha tenido .Que Dios le bendiga le tengo presente en mis oraciones.

  102. Padre Javier, buen día!!

    No creo estar en condiciones de discutir o intercambiar ideas, con aquellas personas que reniegan de su misma naturaleza, y que son capaces de apoyar el asesinato de las más inocentes de las personas.

    Basta mirarse a un espejo o mirar a tanta gente transitando por las calles, para darse cuenta de que éstas han nacido, gracias a que millones de mujeres a lo largo de la historia humana han comprendido su propio origen y aceptado la admirable función, de llevar dentro de sí mismas, el desarrollo de una nueva vida, única e irrepetible.

    Quien promueve el aborto de otros, argumentando todo tipo de falsedades, carece de amor hacia su propia madre, a su abuela y antepasados. Tampoco quiere a su señora, a sus hijos e hijas, si las tiene.

    No quiere a sus amigos, ni vecinos, ni compañeros de trabajo… acaso todos estos no han sido dados a luz, luego de 9 meses de desarrollo ¿?

    Es una persona, que no ha sabido descubrirse a sí misma, ni valorar cada célula de su cuerpo, que en un número de millones, están constantemente vivas e intercambiando funciones, que permiten, admirablemente, el desarrollo de su ser y mantenerlo vivo.

    Al no comprender nada de todo esto, quien promueve el crimen del aborto y pretende atacar a la Iglesia Católica, como defensora de la vida, se vuelve a equivocar, ya que la Iglesia, tiene menos de 2000 años de existencia, en tanto la naturaleza cuenta con millones de años, dando vida.

    Científicos buscan vida en otros planetas y salen grandes noticias que anuncian, con entusiasmo, que se han encontrado minúsculas bacterias, que pueden ser el origen de la vida, en aquellos distantes lugares…

    Mientras unos buscan vida a millones de años luz, otros, aquí mismo, son capaces de ordenar su destrucción, pretendiendo negar la naturaleza de cuanto existe y es.

    Seguramente es posible llenar todas las bibliotecas y los internetes del Mundo con verdades a favor de la vida, pero aquel que no se inmuta frente a un niño abortado, acaso no ha abortado, él mismo, su conciencia ?

    Desde Buenos Aires, Argentina,
    Jorge Casabal

  103. Hola soy un padre de familia como cual quier otro, pero yo como mi familia estamos muy orgullosos de ser amigos del padre Javier Muñoz,tenemos una amistad muy grande, y es un cura fabuloso,viene a la iglesia de Maria Auxiliadora, de la cual soy feligres.En cuanto al cura tengo que decir, que hace una labor extraordinaria con los feligreses y las persona que habemos al rededor. y lucha por la VIDA, al igual que los que habemos la lado. y para aquellos que lo critican,por ser un cura,les tengo que decir que ingusto, porque es una persona humilde, que defiende el derecho ala vida y aquellos que lo atacan deben de reflexionar un poco mas, y pensar, que ellos, estan aqui , al igual que todos, nosotros por eso : Padre Javier sigue adelante con la labor que estas haciendo que mucho de nosotro te apollamos y creemos en ti; «ANIMO JAVIER jose maria

  104. Hace uno años, -mucho antes de que zapatero fuese elegido por arte de bombas como jefe del gobierno español-, leí una narración que se titula «Casa del Rey», donde aparece un personaje que es justamente un zapatero. Pues resulta que este pe …rsonaje, hablador como muchos, en su puesto de trabajo se arranca siempre a perorar respecto de los avances sociales que él haría si fuese presidente, es así, que cuando el jefe pasa por el puesto de trabajo del zapatero y le escucha su programa de gobierno le dice: «Zapatero a tus zapatos». Ahí os dejo servido este estribillo, de pronto os sirva como antídoto contra los avances sociales de los Creontes de la actualidad.

  105. Pero! Jope!…es que estamos hablando de matar a alguien o algo indefenso! matar es malo! matar a un inocente? vistiéndolo de que «todavía» no es como nosotros, que es molesto y que puede causarnos problemas? es que lo matan! unos lo llamaran esa cosa y otros ser humano…pero lo matan!

    Matan algo! en eso podemos estar de acuerdo…matan algo que sabemos todos que sería un igual nuestro si no lo hicieran.

    No es eso espantoso? a pesar de los problemas que ese algo pudiera dar?

    JyY

  106. Espere un tiempesito para responder a este dilema…
    Halacha, o ley, sera, religiosa, o civil, son solo guias para vivir la vida, no regla.
    En la tradicion Judaeo-Christiana (y hay que reconocer que Jesus fue, es, y siempre sera Judio, y llevo las tradiciones al pie de la letra) el universo empezo, cuando Dios supremo, derramo su amor sobre y dentro de 10 Sefirot, o principios…. cada uno independiente e inanimo….la fuerz de ese amor fue, y es, tan intensa, que los recifres reventaron, y del resultante chaos, empezo el universo material. En el principio, todos los seres eramos solo pensamiento, eterno, animados por la emanacion del amore Divino… que hasta la fecha.
    El pecado original fue la envidia.
    Existieron los que envidiaron, los que nunca dudaron, y los que por un instante flaquearon.
    Nosotros somos, los que flaquearon.
    Ese momento fue el inicio del libre albedrio. Pues sin el mal y la oscuridad, no es necesario.
    Dios hizo que descendieramos en el momento preciso, al mundo de Kelipot (cascaras).Ordeno aquel angel, ligara animas a esa criatura, que se convirtiria en hombre. Al alma es ligado alcuerpo por espiritu. El ser humano tiene dos almas, que lo distingue del animal….el alma primoridal (animal)(finito) y el supernal (divino)(infinito), estos ambos estan en continuo conflicto uno con el otro.
    La primer ley de la encarnacion es «el olvido del pasado.» Pues si uno recordaria, no cometeria errores.
    En el mundo de kelipot, Ha Shem (el nombre, o, Dios), le dio dominio al angel envidioso, para probarnos….. que a ciegas, uno escoja nuestra verdadera naturaleza. Nuestro objetivo es bajar del cielo, los rayos de amor divino, y disipar la envoltura de la oscuridad.
    Materialmente, vivimos en un universo de consumo…. pues, sin la muerte, no podemos vivir. Si no matamos el animal, o la planta para comer no podemos seguir existiendo, y con el tiempo, el universo nos tiene que consumir tambien. Las antiguas leyes Kosher, dan honra a la naturaleza…. el animal es bendecido, y sacrficado a Dios, por la necesidad de comer. Cada 7 anyos, la tierra tiene que descansar, y la fruta y cosecha que nace sola, es repartida entre todos, sin duenyo. Una decima parte es dedicada a Dios ‘ribbono shel olam’ duenyo y maestro del universo.
    La ley de Khamsa (5), es el eje de la vida. Algo por Algo, dando y dando,…cada suerte, amor, bondad recibida es un regalo de Dios. La vida se encarga de ser el verdugo de este principio. Todos queremos ser ricos, y dichosos, pero como puede confiar la vida en uno, si no tesoramos cada cosa que Dios nos da? Si no cuidamos nuestra suerte.
    El robar es el crimen mas serio que existe, y sucesivamente es recaido sobre nuestros descendientes. Tres cosas se pueden robar…. Materia, Vida, Confianza….. es una sal que te cae encima que nada te lo borra.
    Aun estamos pagando por el enganyo y robo de Adam. Cuando los tiempos de inquisicion, tanto el pais, como los descendientes estamos pagando el haber sido robados, y robar.

    Las vidas que decidimos traer a este mundo no nos pertenecen.
    Tanto el padre, como la madre son anfitriones, de un anima. Somos quias y conserges de la evolucion de un alma, que debe conquistar sus inclinaciones animales, y conquistar los obstaculos puestos en ese camino por el nemesis del hombre. El cuerpo es tambien para disfrutar sentimientos de attraccion, de ternura, de sexo….. pero… al momento de iniciar una vida, la libertad se acabo. No importa la ley civil, ni religiosa…. importa la naturaleza del disenyo de nuetro Dios supremo. Y el correcto ejercicio de nuestro libre albedrio.

    El significado de la estrella de David es sencilla….. somos seres de amor y luz, envueltos en kelipot. debemos bajar el cielo hacia la tierra. recibiremos de nuestro senyor, segun elevamos. Si elevamos gracia, bondad, y luz, recibiremos bendiciones de nuestro padre..Si elevamos desgracia, desmadre, y desorden,….recibiremos calamidad… explica mucho la situacion en esta tierra..

    la verdad toca el corazon, ilumina la consciencia, y sirve como balsamo para el alma

    aron brondo abrabanel
    un abrabanel

  107. El debate es tan extenso que -avisado por uno de los participantes- sólo lo he consultado, ampliamente, pero sin leerlo en su integridad
    Enhorabuena a todos, a Novelda, porque «pensar» no es precisamente una actividad que esté de moda. Y hace mucha falta.
    Respecto al fondo, estoy mas cerca de don Javier M. P. que de sus oponentes. Bien por los que dan razones, tanto si están de acuerdo con ese sacerdote como si le llevan la contraria. Lo que me apena es ver que hay personas que acuden enseguida a la descalificación, o a la simplificación demagógica.
    Rompo una lanza por todo hombre o mujer que serenamente, con deseos de alcanzar la verdad, expone con respeto sus convicciones. Especialmente alabo a quienes escuchan lo que dicen los demás,y tratan de entenderles. Y desde ahí, buscan de nuevo la verdad, según aquello de Antonio Machadio: «No tu verdad, la Verdad. Y ven conmigo a buscarla. La tuya, guárdatela».
    Prudencia, tiento, sugiero a todos. Que se están tratando temas muy serios (la vida, la muerte, el sentido moral etc.), de los que depende el futuro de la humanidad, y la felicidad de nuestro hijos. Gracias a J. Muzon Pellín por elevar el tono de la opinión pública española, tantas veces anémica, cuando no enfangada en la telebasura o productos similares.Gracias a los demás también, sobre todo cuando han hecho un esfuerzo honrado por ahondar en temas tan cruciales.

  108. Estimado D. Javier:

    Muchas gracias por su artículo. Me ha gustado mucho. Valoro su trabajo por trasmitir el mensaje de vida, armonía y paz que Dios ha querido que tengamos entre nosotros.

    Adelante con sus aportaciones.

    Se ve en los comentarios que cada persona está dispuesta a creer lo que le viene bien para reforzar sus pensamientos o sentimientos.

    Gracias a Dios sólo he encontrado gente buena en la glesia.

    Lo bonito de todo es que Dios ama apasionadamente a cada persona que ha escrito su opinión en esta tribuna. Si todos descubrieran a Dios de verdad a través de personas buenas o por Él mismo ya no lo podrían dejar porque Él enamora. Pido a Dios que lo descubran si no lo han hecho ya.

    Atentamente
    Mª C.S.R.

    PD: Si se me permite, creo que añadiría un párrafo que suavice el final de su artículo.

  109. D. Javier:

    Que el Santísimo le bendiga.

    Y no está sólo, no lo está!

    Leyendo el argumentario tan extenso que sus creencias a provocado, nos impulsa a ser más fieles y a querer más.

    Si el asesinato frío,metódico y premeditado y hecho negocio, hace que sus comentarios sean tan violentos para ciertos corazones que se ateven a pontificar! y ha echarle en cara que Vd, está en posesión de la Verdad.

    Que la Verdad! no está en posesión de nadiie…que la Verdad es externa a cada ser humano…que está ahí para quién quiera acogerla individualmente en su corazón. No como una jauría hambrienta de sangre, en grupo, en manada! dispuesta a destrozar al que levante su voz en favor de Ellla.

    No nos extraña, ese odio, esa conmiseración y condescendencia propia de los que nunca se han parado a pensar el daño que hacen con su pasividad y su esclavitud consentida a los dictámenes y dictadura de lo que hoy se considera progresista.

    En este mundo vivimos y morimos y proclamaremos la Verdad porque nos va la vida en ello y por esa vida y para transmitirla a los otros moriremos sin miedo…porque lo que deseamos de todo corazón es que ese odio y animadversión se conviertan, en cada corazon…en uno y cada uno…no en manada! en amor.

    A uno mismo y a los demás! pues el horror de una madre que tiene que matar a su hijo por el mundo que la rodea no puede ser mayor tragedia que ese niño…inocente de todo lo que pasa por aquí…tenga que pagarlo con la vida a la que tiene tanto derecho como los que aquí condenan, juzgan y asesinan con tanta gratuidad.

    Sin pararse a pensar que ellos mismos fueron también carne de aborto en el momento de su concepciión.

    Y los que, ahora gritan escandalizados, fueron en su día lo mismo, que ahora tratan de justificar su asesinato.

    Un abrazo y ánimo querido, desde hoy, D. Javier.

    JyY

  110. Estimado Javier, no sé si leerás este comentario, pero por si acaso te agradezco profundamente tus disculpas, pero quiero que sepas que en ningún momento me he sentido agredido ni ofendido por tus palabras, ya que éstas se han hecho desde la discrepancia y siempre con absopluto respeto. Respeto que no han tenido contigo otros comentarios. Te lo agradezco de nuevo y recibe todo mi afecto

  111. No, la verdad absoluta no existe, e iluso aquel, que se crea en posesión de la misma. Pero aunque nos parezca mentira, leyendo tanto dispendio de suficiencia, que no deja de sorprenderme porque parecen estancados en otra época, existe gente buena y tolerante capaz de acercarse al sufrimiento del ser humano, sin intentar avasallarlo y hundirlo más en su dolor, utilizando el miedo y la culpa como armas arrojadizas.

    Nos atrevemos a hablar de aquello que desconocemos con total intransigencia, sentenciando la posibilidad de una ideología diferente, mas allá de dictámenes políticos e imponiendo una moral única como es la católica.

    No defiendo el aborto como enmendador de un capricho irreflexivo, puesto que cada cual debe responsabilizarse de sus propios actos.

    Pero existen excepciones importantes de las que no se ha hablado y cabe preguntarse, si el autoritarismo de la iglesia no deja lugar a excepciones.

    Nada se ha dicho del aborto terapéutico, en el supuesto de que el embarazo arriesgue la vida de la mujer. Tampoco veo contemplada la posibilidad de aborto cuando el feto es inviable.

    Hablamos del derecho a la vida de un ser que no ha nacido y que debemos ofrecerle tajantemente la oportunidad de vivir, pero cuando la viabilidad de su vida es escasa o nula, e incluso cuando la indicación terapéutica lo demuestra, seguimos pretendiendo que las mujeres se conviertan en mártires devotas y padezcan en silencio su propia agonía, esperando pasivamente la muerte y con ella, el abandono de sus seres queridos u otros hijos dependientes de su amor.

    Y en el peor de los casos, empujarlas con nuestra inflexible opresión, a buscar soluciones nocivas o insalubres, arriesgando su vida, que es lo que ha venido sucediendo, lamentablemente, durante siglos.

    En el fondo, seguimos estando solas con “nuestro problema”, mancilladas, enjuiciadas y reprobadas.

    “Las leyes deben representar a la ciudadanía y no a una iglesia en particular”

  112. Para Alicia. Dos breves apuntes.

    1. La verdad absoluta se da por esencia en Dios. Ningún humano -salvo que esté desequilibrado- puede atribuirse la verdad absoluta. Todos los trascendentales del ente: Unidad, Verdad, Bien, Bondad, Belleza, Quididad…se atribuyen en grado máximo a Aquél que es el Ipsum Esse Subsistens

    2. Sobre el derecho a la vida de un ser aún no nacido, es problema suyo, depende de su concepción de persona. Este importantísimo tema yo lo tengo felizmente resuelto desde que tuve uso de razón, allá por los seis o siete años.¿Es persona un niño con síndrome de Down? ¿Es persona un ente humano que tiene Alzheiner? ¿Eran personas los 6 millones de judíos convertidos en pastillas de jabón? Es preciso que se dé cierta prisa en aclarar su concepto de persona porque, los del aborto vienen ahora a por nuestros padres y abuelos e, incluso, a por nosotros.

    Muy atentamente
    Javier

  113. Sr. D. Claudio Rizo:

    Para situarle un poco, le diré que soy natural de Novelda, hijo de dos asalariados: D. Raimundo Muñoz Navarro (“el colmao”) y Dª Magdalena Pellín Segura (la mestra). Mis venerados padres vivieron más de 60 años de matrimonio fiel y alegre y Dios se los llevó el mismo día, con una hora y cuarto de diferencia.

    Su comentario me ha colocado en una situación inédita. Verá, yo llevo 25 años entre Roma y Madrid, mis visitas a Novelda han sido brevísimas y no he tenido oportunidad de coincidir nunca con vd.; no le conozco ni siquiera de vista . Por eso me ha extrañado el claro “animus dolendi” que guía todo su comentario. Deseo de dañarme a mi , Sacerdote secular o diocesano, que, como autor del artículo, soy su diana. A mi familia porque, por la fraternidad, cuando se daña a uno, los otros sufren con él; además mi hermano mayor también es Sacerdote, de la Congregación de los P.P. Reparadores; todos los hermanos estamos muy unidos y, son católicos practicantes. Dañarme a mi y a mi familia es algo notable. Sin embargo, lo que más me duele, es su no disimulado deseo de denigrar a la Santa Iglesia Católica, mi Madre. ¿Qué perjuicio, mal o daño le he causado yo a vd.? Se lo pregunto porque a veces puede ocurrir que, sin darnos cuenta, hemos podido molestar al prójimo. Si ese fuera el caso, le pido sinceramente perdón.

    Por esa misma falta de trato, no he podido otorgarle la facultad de aconsejarme en mi vida espiritual: “ deje –escribe vd.- que otras luces iluminen su camino”. ¿Acaso se atribuye vd., sobre mi, una tarea de dirección o acompañamiento espiritual?

    La Iglesia que yo muestro es la Única Iglesia Santa, Católica Apostólica y Romana fundada sobre San Pedro y sus sucesores y cuyas “luces” en expresión suya o “fuentes” ( en denominación de quienes somos juristas) son las mismas para vd. (supuesto que sea bautizado y no haya apostatado de su Fe), para mi y para todos los católicos de todas las épocas y lugares: la Sagrada Escritura, la Tradición y el Magisterio de la Iglesia . No hay en la Iglesia un “pasado felizmente superado” pues su Fundador, Jesus Christus heri et hodie, Ipse et in saecula, es eternamente joven, eternamente El mismo ( Ipsum Esse Subsistens).
    A continuación califica a la Iglesia de antipática, despótica, acomplejada, con un leve tufillo a pasado. ¿De dónde procede esa inquina a la Iglesia Católica? Yo que vd. intentaría averiguar la causa. Le cuento dos casos recientes. Vino a verme una persona que tenía un trauma a raíz de un ultraje causado por un clérigo; me decía yo sigo creyendo en Dios pero no en los “curas”. El segundo caso: habíamos obtenido una sentencia de nulidad de matrimonio canónico en el Tribunal de 1ª instancia, pero el Metropolitano de Valencia nos la denegó. Había que acudir a la Rota de la Nunciatura Apostólica (más tiempo, más papeles, más pruebas…). El demandante me confió: creo en la Iglesia pero no en toda esta parafernalia. Como ve, había razones para sacar esas conclusiones.
    Pero las descalificaciones que vd. hace, Don Claudio, son impropias de un buen hijo de la Iglesia ; llega vd. a condenar uno de los pilares de nuestra Fe, la Tradición, cuando escribe lo de “felizmente superado por la sociedad civil”. ¿Es que tiene vd. una alternativa a la Religión Católica? ¿Ha fundado alguna secta?

    “Hay personas –continúa vd. escribiendo y aconsejándome- que han sufrido demasiado por una tendencia sexual no elegida ni aprobada. Y posiblemente debería intentar tender puentes antes que instalar campos de arrinconamiento, marginalidad y acotamiento de derechos. Hablar de razones, no de culpas. Comprender, no estigmatizar. Escuchar, no someter”.
    Sr. Rizo ha formulado vd. lo que, en Teología Moral, se denomina “ juicio de intenciones” acerca de mi vida y de mi labor pastoral y apostólica, pasando de lo general “Hay personas…” a utilizar el argumento “ad hominem”. Mire, Don Claudio, he sido Capellán de la Universidad Complutense de Madrid y de varios Colegios Mayores Universitarios y de Secundaria y Bachillerato. He atendido a millares y millares de personas en las circunstancias que vd. señala y he servido de intermediario al Señor, a través del Sacramento de la Confesión y de la Dirección espiritual, para que la gracia de Dios corriera a raudales sobre las almas de estos hermanos míos. He librado a millares de estos jóvenes de los corruptores y depredadores proselitistas.

    “Tratar a las mujeres abortistas de “exterminadoras de bebés”, así, a bocajarro y sin anestesia, no las va a disuadir de ese empeño. Ni las acercará a usted ese lenguaje. Garantizado. Quizás las estimule más. Y le eviten.”

    Sobre este párrafo textual suyo ya Don Luis Beresaluze le advirtió: “no veo en ninguna parte de su texto (de mi artículo) llamar a las mujeres abortistas «exterminadoras de bebés». Habla de «exterminio de millares de bebés, en el seno materno, promovido y financiado por un gobierno». No es lo mismo. A quien llama exterminador es al gobierno.

    En la respuesta que vd., da a D. Luis, le manifiesta su aprecio por un lado, le hace notar la diversidad entre sus posturas por otro, pero no hace ninguna referencia a la trasposición que vd. realiza en el texto de mi artículo y que D. Luis le hizo notar.

    En Derecho, cambiar un texto por otro, se denomina “manipular” (es la acepción más benigna). Vd. Sr. Rizo ha escrito lo contrario de lo que había leído en mi artículo, ¿con qué intención? Esta tergiversación no la pasó por alto D. Luis Beresaluze y le afeó su operación.

    Usted mismo me quiere enseñar que “Gran parte de las cosas en la vida se consiguen mediante el empleo de una forma correcta y respetuosa, más que por determinados fondos de imposición y rudeza”. ¿Ha sido respetuosa y correcta la forma con la que vd. me ha tratado en su comentario? ¡Si parecía que me estaba perdonando la vida a mi “ingenuo sacerdote que no sabe de la vida!” .

    En cuando a los “auditorios importantes” ¿qué quiere que le diga? Su artículo sobre la muerte ha suscitado 6 comentarios: uno firmado por su señor padre, dos los he escrito yo, por caridad y benevolencia, para que tuviera algunos lectores y otros tres muy breves . ¿Es esa la gran audiencia que vd. suscita, Sr. Rizo?

    Ya, al final, se siente tan encantado consigo mismo y con su Comentario, que no puede por menos que poner la guinda con una expresión puesta de moda por la pareja de hecho Goleman & Gardner: “Inteligencia emocional, Padre. Un buen caldo caliente de inteligencia emocional (ahora que hace frío), le vendría de perlas”. Es la “gracieta” final de aquél para quien imploro de Dios que le haga participar en su Amistad y en su Gracia. Que Dios le bendiga, Don Claudio.

    Muy atentamente
    Javier

  114. Por lo que veo, parece que un artículo sobre la ley natural se ha convertido, en el foro, en un debate sobre la Iglesia y su doctrina. O mejor todavía: em un debate sobre la verdad. El acierto del autor es poner sobre la mesa a Antígona, una obra escrita mucho antes de Cristo. ¿Hay algo objetivamente bueno o malo con independencia de lo que podamos pensar en un momento dado, o de las mayorías? Pues bien, lo que veo es que el relativismo resulta insostenible, pues todo el que reivindica una moral que se da cada uno a sí mismo acaba por reclamar eso para sí, y en cambio una moral objetiva para los demás. ¿Qué es si no reclamar el derecho a abortar y luego echar en cara la pederastia a la Iglesia? ¿Por qué lo primero es asunto de cada uno y lo segundo no? Al final va a ser cierto el encabezamiengto del libro de Hugh Thomas sobre la guerra civil, cuando dice que el ideal de todo español es tener un salvoconducto que diga «este español está autorizado a hacer lo que le da la gana». Lo que irrita de la Iglesia es que no se acomode a eso. Dice uno que si tan pobre es la condición humana que necesita una ley venida de Dios. Si se lee la historia del siglo XX, pues parece que sí; y, por cierto, la Iglesia ha sido de los pocos que no se han dejado engañar por ideologías de moda que condujeron a guerras y dictaduras ideológicas. Por otra parte, creo que también es entender mal la ley natural: se trata de la que llevamos dentro por ser racionales, por tener conciencia, por darse cuenta de las exigencias morales que comporta la dignidad humana. No todo son derechos: éstos son papel mojado sin los correlativos deberes.

  115. En estos momentos con tantos ataques a la vida se agradecen artículos así, que además tienen argumentos tan interesantes para cualquier persona que no tenga prejuicios.
    Muchas gracias.

  116. Aunque tarde, porque no habia visto que se metian directamnte conmigo dire, a lobe estepario
    En la Facultad de Medicina, no me salte ninguna clase, tengo un magnifico expediente. En mi epoca no se hablaba en la Facultad de Medicina del preservativo, perosi estudie y sigo estudiando las enfermedades de trasmision sexual.
    El preservativo lo usa poca gente, porque el hombre no obtiene el mismo placer que si lo usa, eso me dicen los pacientes, yo no hago juicio de valor, porque nosoy quien ante un enfermo, lo trato y aconsejo.
    En cuanto al final de la vida, soy una apasionada de la medicina paliativa, no se sufre , no señor, pero es cara, lo mejor acabar con quienm no produce. Camino facil y el que se nos aplicara, no sufra ud lobo estepario.
    Yo seguire con la medicina como Hipcrates enseño. ¿no cree que a ud le gustaria mas ser tratado por alguien como yo, que por uno de los que han descubierto hoy no tienen titulo de medicina? A su disposicion, yo nuncanle matare y le trqatar como trataria a jesus-.

  117. Art. 1 del Código Civil Español: Las fuentes del ordenamiento jurídico español son la ley, la costumbre y los principios generales del Derecho.
    Art. 1.3: la costumbre sólo regirá en defecto de ley aplicable, SIEMPRE QUE NO SEA CONTRARIA A LA MORAL o al orden público y resulte probada.
    Distinción entre el bien y el mal. Sí, ¡que se le va a hacer¡. Y es que existen unos principios y valores universales más allá de toda ideología, religión u opinión, que informan al universo en general y al ser humano en particular hablando en este caso de morál, ética con sus espcificidades, etc. Los Ordenamientos Juridícos recogen la moral, la ética, los principios y valores que han de presidir la conducta de los seres humanos de una forma natural, y así se habla de Código deontológico por un poner, en el ejecicio de la profesión, con un conjunto de normas que se aprueban.
    ¿Y cómo se llega a determinar qué normas sí?. Porque están de modo innato en el ser humano. Por eso ante la aprobación de una ley se ha de comprobar si ésta es conforme a esos principios universales. Como esto ha estado claro, solo respecto de la Costumbre es necesario aclarar su adecuación a la moral, a esas normas naturales. Debido al distinto procedimiento para su propia existencia y a su origen. Los principios generales de Derecho tampoco necesitan de esa aclaración porque igualmente están vincualados a esos principios de naturaleza universal y cómo no a lo que se viene en llamar sentido común, expresión que realmente se refiere a los mismos principios a los que se puede llegar si se quiere estando atentos y utilizando nuestra inteligencia.
    Lógico que esto se haga de forma natural, es decir conforme a la naturaleza humana, es decir, de acuerdo con las normas comunes a todo ser humano y que como todo conjunto de normas dan lugar a un Derecho en este caso el Derecho natural.
    El Derecho, siempre va por detrás de la realidad a regular, si nunca hubiera existido el intercambio de bienes, no existirían las normas que lo regulan por el bien de las partes y de terceros, contemplando derechos y obligaciones de las mismas.
    Lo mismo sucede con el ser humano, desde el inicio de su existencia esas normas se activan, regulando de forma natural los derechos y obligaciones de las partes implicadas, empezando por el ser humano que inicia su exisencia, los padres y la sociedad.
    De ahí que también de forma natural, se reconozca el derecho a la vida como primer derecho de todo ser humano.
    El instinto de supervivencia de todo ser humano que muestra cuando alcanza un mínimo desarrollo implementa ese derecho a la vida, lo prueba de un modo ¿»gráfico»?. La ecografía, el ultrasonido, han servido para probar esto. El ser humano se aparta instintivamente de la fuente de agresión en la etapa inicial de su vida, ¿y los ya adultos?,a ver quien no ha dado un respingo, salto o echado a correr ante una amenaza para ¿qué?.
    Ese instinto de supervivencia de modo natural, obliga al respeto de la vida del otro, y si yo no respeto la vida del otro, cualquiera que sea su circunstancia, donde queda la seguridad de mi propia vida?.
    Por ello ni religión, ni ideologias ni tarambainas. Y por tanto que quien escriba sea induista, anglicano, ateo, rabino, sacerdote, filósofo, ingienero, albañil, madre, abuelo, trapecista ete no viene al caso. Esclavitud o libertad, Vida o Muerte.
    Razonemos sres. que para eso somos seres inteligentes. Corremos el riesgo de esclerosis cerebral. Todavía volveremos a las Cuevas. Por cierto los seres inteligentes, como somos los humanos, tenemos capacidad de raciocinio, unos tenemos menos otros más, por tanto damos argumentos de razón, equivocados o no, cuando se carecen de argumentos pues no se entra al debate, porque el riesgo de vejar, insultar etc se realiza, denigrando a quien así actua. Saludos cordiales y mis felicitaciones por el artículo. Adelante D. Javier, regálenos más de estos, bueno y de los que guste.

  118. P. Javier, enhorabuena por su articulo!!!. Usted ha defendido la verdad en lo que cree y la mayoría le apoyamos…que otros crean que esto es ser retrogado, me parece fuerte.Pregunto; ¿Sólo la Iglesia Católica es retrógada?? porque,¿defiende la Vida? Porque, defiende los Valores humanos y espirituales?
    Tambien protege a los más débiles, alguien recuerda que la Iglesia está en las Misiones..con religiosos, religiosas y voluntarios dando su vida por los más pobres?
    Todo lo que lleva a Dios es retrogado…bueno, hemos retrocedido en mucho!!! y parece que nadie se ha dado cuenta.

    Un saludo y gracias por su defensa de la Vida!!!

  119. Padre Javier, tu reflexión y artículo es impecable.
    No hay que sorprenderse de los agravios, porque es algo previsible cuando el Inocente, el Dios hecho hombre, la Verdad y la Vida, fue condenado como el peor. La verdad padece pero no perece. Y nosotros no proclamamos la verdad sobre la vida para que nos aplaudan sino para que no se mate niños intrauterinos, cosa que irrita grandemente a quienes han renunciado incluso al sentido común, que se sustenta en la buena conciencia, y han renunciado para autojustificarse.
    Javier, sigue predicando «con oportunidad o sin ella».

  120. Buenas noches. Muy excelente tema, muchas gracias amigo P. Javier. Me encantó. A través de los años y especialmente en mi caminar como niña y joven en el camino con JESÚS hacia PAPÁ DIOS, me he dado cuenta y he analizado que el ser humano dejándose llevar por actitudes que piensan estar bien y por el contrario están mal, los hace actuar a la ligera, pensar que es bonito, bueno, lo que está realizando, por qué? Sobre todo en momentos de angustias, de tristezas, de desesperación, en esos momentos débiles, es donde el demonio tienta a la persona, tienta a uno a cometer el mal, a pecar y es por ello que cada día debemos enriquecernos en el Señor, no hacer las cosas a nuestro antojo, no a dejar a DIOS en posiciones que no sea la primera. La humanidad necesita mucha fe, mucho acercamiento al Señor, porque el origen de que se cometan «crueldades», «actos inhumanos», viene del hogar, de lo que cada uno a aprendido de sus padres, si siguieron sus consejos, con qué amistades se relacionaron, con qué familiares fueron motivados a llevar una vida digna, a llevar una vida justa.

    El tema del aborto se origina en las personas que piensan que listo ya tuvieron relaciones sexuales, así que si la mujer queda embarazada y no le da la gana de llevar el hijo en su vientre, la lleva a cometer ese acto tan «inhumano». Desde que el óvulo es fecundado se da una nueva vida, un nuevo ser, una preciosa creatura enviada por DIOS. Hermanos dejemonos de pensar que tenemos la razón cuando es al contrario, obedescamos es la Ley del Señor. A quién se le puede ocurrir que el aborto es bueno en la vida de la mujer y de la humanidad? A quién se le puede ocurrir que el aborto es la solución para no ser responsable de los actos de la mujer y del hombre? Tomen conciencia, sean RESPONSABLES, LA MUJER QUE MATA A SU HIJO ESTÁ COMETIENDO UN PECADO SUMAMENTE GRAVISIMO, SEAMOS RESPONSABLES DE NUESTROS ACTOS, si es que equis o y mujer es menor de edad, piensa que va a tener problemas con sus padre, con su familia, no tiene dinero, o qué se yo otra excusa ilógica, no te da el derecho de abortar. SÉ RESPONSABLE DE TUS ACTOS. Tuviste una relación sin amor, ocasional, un desliz de placer nada más, no te da el derecho en acabar con una vida, LA CRIATURA NO TIENE LA CULPA.

    Por lo tanto exhorto a todos los padres de familia, a educar defendiendo la vida a sus hijos, en especial a las hijas, que crescan siendo buenas mujeres, honradas, que sean responsables de sus actos. Sea cual sea el error que cometió equis o y mujer y decidió darle vida a esa preciosa criatura, la felicito no por lo malo que hizo, claro que no, la felicito es porque le dio vida a ese ser que en el futuro puede ser su brazo fuerte. Esos casos de abortos se ven más en hombres y mujeres jovenes y solteros, que piensan que por un error, pueden seguir dando rienda suelta a las pasiones, seguir tomando pastillas, inyectándose, colocándose persevativos los hombres y listo, no se aman su cuerpo.

    Es tan ilógico que en varios países los gobernantes aceptan ese acto tan inhumo, qué va ¿A dónde van esas personas actuando así? En vez de concienciar, en vez de establecer normas que vayen a favor de la vida y en contra del aborto, hacen normas es ilógicas, malas, que van en contra de lo divino. Cada persona es dueña de su cuerpo, claro que sí, cada cabeza es un mundo como dice un refrán, pero como instrumentos del Señor, como defensores de la vida, porque amamos a DIOS, no debemos permitir que más niños sigan pereciendo por madres irresponsables de sus actos, sino quieren quedar embarazadas, pues hagan el amor con el método natural que la Iglesia indica, sino te sientes segura pues tranquila, espera a casarte. Lo que el Señor nos envía es ser celibes, castos, virgenes, doncellas, si Él nos dispone en casarnos pues allí sí tengamos relaciones sexuales, con una pareja seria, formal y sana, tener un noviazgo con respeto, con amoooor pero a esperar la consumación de ambos hasta el matrimonio, así es que debemos hacer, pero no sé a dónde a quedado en muchas personas en la luna de miel antes del matrimonio, cada cabeza es un planeta, pero lo que sí digo es que a DIOS no se engaña jamás, de Él nadie se puede esconder, Él siempre nos pide que hagamos las cosas con Amor y por Amor.

    Sea cuál sea tu estado civil o tu intimidad con tu pareja, indipendientemente que no esté yo de acuerdo, siempre digo que sea con amor y ser responsables de los actos, porque DIOS mira es nuestro obrar y que amemos de corazón, puros y sinceros. JUAN 3, 16. JUAN 15, 9-17. ROMANOS 5. SIGAMOS DEFENDIENDO LA VIDA: NOOOOOOOOOOOOOOOO AL ABORTO. SÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍ A LA VIDAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA♥ QUE PAPÁ DIOS LOS BENDIGA, LOS GUARDE, LOS NUTRA, LOS LLENE, LOS CONDUSCA POR EL CAMINO DEL BIEN, ABRANLE SU CORAZÓN POR SIEMPRE. PAZ Y BIEN.

  121. Moltes gràcies, Pare Javier per la seua defensa de l’home i de la seua naturalea. Moltíssimes gràcies per ser tan clar i net!!

    Como alguien apuntó arriba las verdades ofenden y escuecen y ya se ve, ¡qué reacciones ha provocado su gran artículo!
    Y me parece muy bien que a menudo hable del aborto. ¡Es un crimen horrible, vil y cobarde! Algún día nuestros descendientes nos lo echarán en cara: ¿Cómo permitisteis esto? La Iglesia siempre ha estado con los débiles y oprimidos y usted Padre Javier, sigue su ejemplo. Molt bé!
    Los alemanes veían que los nazis metían a judíos en trenes y se los llevaban. Muchos miraban a otro lado, no querían saber que pasaría de esas personas. Luego, tras la Guerra Mundial, se descubrieron los campos de exterminio. ¿Cómo permitisteis esto dirían los nietos de aquellos alemanes? ¿Cómo permitisteis la esclavitud podríamos decir a nuestros tatarabuelos?

    Gràcies Pare Javier per defendre la vida. ¡Gràcies!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,604FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,880SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES