Art. de oipinión de Gonzalo Maluenda, Presidente del Partido Popular

Prólogo de un cambio

Preámbulo, prólogo. En la antigua Grecia, prólogo se denominaba al monólogo que el autor de una obra de teatro declamaba antes de su representación, con el único fin de presentarla e informar a los asistentes, a grandes rasgos, de su argumento, de lo que iban a presenciar. Eso es, salvando las lógicas distancias, lo que pretendo hacer con estas líneas, adelantar qué puede ofrecer, lo que va a ofrecer, el Partido Popular de Novelda en este nuevo curso político en el que, todos, nos jugamos que nuestro futuro sea igual que nuestro presente o que el presente, se quede en una amarga pesadilla de la que podamos despertar en breve.

La obra a prologar tiene, como todas, un contexto de inicio. Situémonos en un país donde la situación económica es grave, bastante grave. Se destruye empleo a “marchas forzadas”, la tasa de desempleados sobrepasa el 20 %. El 40% de los jóvenes no encuentran trabajo. Casi no existen ya los autónomos ni las Pymes. El déficit público se ha disparado. En ese país “imaginario” se ha sufrido, recientemente, el mayor recorte de derechos sociales de su historia democrática: se ha rebajado el sueldo a muchos de sus ciudadanos, se congela las pensiones, se incrementa la presión fiscal a todos y, encima, se recorta brutalmente las infraestructuras. Y esto, sólo, si miramos la parcela económica.

Pero el hilo de la historia no sólo habla de este Estado “imaginario”, no. También tenemos otros escenarios a nivel local. Sigamos con el ejercicio de imaginación y pensemos que, los actores de este drama, viven en un municipio donde la situación no es muy diferente. En este municipio imaginario, sus finanzas locales podrían admitir el calificativo de desastrosas. La falta de pago de facturas está ocasionando muchísimos problemas a comerciantes y pequeñas empresas que, en algunos casos, ven peligrar sus negocios. La deuda se dispara. Los intereses nos apremian y, por si fuera poco, la presión fiscal que sufren en el último recibo del Impuesto Bienes Inmuebles, les aprieta y agobia más que las temperaturas de un agosto de lo más caluroso.

Llegados a este punto, todos hemos intuido cual es el país y municipio imaginario. En esta situación, repito, grave situación, arranca esta obra en la que se intentará convencer, a todos los espectadores, que un cambio es posible. Posible y necesario.

Por todo lo anterior, este curso político que comienza es tan importante. Lo es porque tenemos la posibilidad, en mayo 2011, de poder dar un giro a esta situación. Oigo mucho que existe una crisis de confianza en los políticos. Discrepo de esta afirmación. Más bien diría que existe una crisis de confianza en determinadas políticas. Políticas obsesionadas, solamente, por el impacto mediático o populista de sus medidas y que poco se preocupan de la efectividad o necesidad de las mismas.

Lo que el Partido Popular os quiere proponer es un cambio. Un cambio a una política veraz y adecuada a los momentos que vivimos. Que se preocupe por las necesidades actuales del ciudadano y no por cumplir unos manuales ideológicos obsoletos. Un cambio a políticas austeras y que desprecien el gasto superfluo e innecesario o, por lo menos, que gasten en lo verdaderamente imprescindible. Un cambio a una política honesta con el ciudadano. Basta ya de políticas que, con una mano, nos pidan esfuerzos tributarios a todos y con la otra mano, gastan sin pensar y presupuestan insensatamente. En definitiva, propuestas decididas y que nos conduzcan hacia delante. Hacia una salida. Esto no nos será difícil. Lo llevamos haciendo desde principio de legislatura. Ofrecemos y hemos ofrecido, trabajo y compromiso.

Para ello contamos con todos. La única condición es que quieran arrimar el hombro. Las puertas del Partido Popular están abiertas, de par en par, para todos los que quieran trabajar aportando ideas, propuestas o soluciones. Este es un proyecto de todos y para todos. Un proyecto que continúa con una clara vocación de servicio al único protagonista que tenemos y queremos, el ciudadano de Novelda.

Otras noticias de interés

1 COMENTARIO

  1. Amen a todo lo que dices,pero en ese pais imaginario existen dos corrientes politicas que se diferencian solo por que los populares son mas ordenados en sus cosas,pero en lo demas en su fondo,son iguales.
    Todos los espanoles somos tan irresponsables de pensar que en todo esto de lo que nos da el gobierno, el gobierno por arte de magia lo fabrica y nos lo da y que no habra factura despues.
    Los politicos no son economistas,son solo politicos y encima son tan irresponsables como para hipotecar el futuro de varias generaciones,ese es el perro que nos va a morder el trasero despues.
    El estado de bienestar solo existe en las mentes calenturientas de los candidatos y politicos en el poder y nosotros,empezando por mi,de manera irresponsable los votamos haciendo de esta democracia un circulo vicioso de la cual es imposible salirse.
    Si el candidato nos dice la realidad y lo duro que sera poner a la nacion en cintura con el esfuerzo de todos,nadie le vota.
    Si el candidato nos recuerda todo lo que nos «merecemos» y que la carga la van a llevar los ricos y que el capitalismo salvaje es el mal a combatir, a ese si,a ese hay que glorificarlo a ese hay que creerle por que nosotros nos merecemos todo lo que se les saca a los ricos y mas,si los ricos trabajan mas que nosotros,si los ricos producen mas que nosotros,si los ricos arriesgan su capital y nosotros no, nada de eso importa,somos pobres y nos lo merecemos todo.
    Pues nada,si nos lo merecemos todo lo bueno que este pais produce entonces ahi tenemos el resultado.
    Que nos aproveche.!!!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,641FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,970SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES