Art. de oipinión de Encarnita Martínez Díaz

NUESTROS TOMATARES Y VIÑEDOS , NOVELDEROS

Cuánta gente trabajó ésta tierra fértil, y que buenas manos la cuidaban, lástima que con el paso del tiempo, la agricultura fue en decadencia .

En estos días en el mercado de abastos de nuestra querida ciudad, hay una bonita exposición de fotografías, de esos cultivos de Novelda, pioneros en la uva de mesa y esa denominación de origen. Después se unieron municipios colindantes al nuestro, como Monforte, la Romana, Aspe, los Hondones. De aquí salió el inventor de esos saquitos, los cuales nos hacen tener un fruto, como es la uva de mesa del Vinalopó y poder comerla hasta el día de noche vieja.

En esta exposición, se muestra el esmero y cariño con el que se trabajaban nuestros cultivos, en aquel entonces. Muchos agricultores ya se unieron para que salieran incluso fuera de nuestra frontera, y así se dieron a conocer nuestros productos, trabajando en ellos mucha gente. Hombres, mujeres e incluso niños.

En aquellos años llegaron a Novelda, mucha gente de otras comunidades, buscando trabajo y aquí lo encontraron. Muchos de ellos aquí hemos echado nuestras raíces, mi familia llego aquí hace cincuenta y cinco años, y aunque nuestra tierra es Castilla la Mancha, nos consideramos unos Novelderos más.

Quiero hacer referencia a las fotografías, que están expuestas. Mucha de esa gente ya no está con nosotros pero aquí quedan plasmados momentos inolvidables para todos y cada uno de nosotros, y otros muchos que si que están con nosotros se sienten orgullosos de lo que hacían y con la ilusión que se trabajaba, esto y otras muchas cosas ha hecho de Novelda una gran ciudad.

De todas las personas que aparecen en las fotos al ser tan antiguas, conozco a muy poca gente, pero me siento orgullosa de todos y cada uno de esos trabajadores. Y de las caras conocidas, una que me ha impactado mucho es de una gran amiga de mi familia, que se llamaba Amanda, una mujer trabajadora hasta la saciedad, buena persona para todos los que la conocimos, y otras caras conocidas mujeres guapas y trabajadoras, esperando que llegasen las temporadas del tomatar y los viñedos para aportar a sus casas ese jornal tan necesitado para las familias. Es una pena que en estos momentos, las mujeres puedan aportar poca ayuda a sus casas.

Siento enormemente no reconocer a muchas de las personas que aparecen en las fotografías y no saber sus nombres, pero fueron y son todos igual de importantes para nuestro pueblo.

Los tomatares casi han desaparecido, y nuestras queridas viñas como no hagamos algo también desaparecerán poco a poco. El pueblo de Novelda no puede permitir, que dónde se fundó la denominación de origen “Uva de mesa del Vinalopó” desaparezca este preciado fruto, como hicieron en su tiempo dichos tomatares.

Los almacenes dieron trabajo a todo el pueblo, y las mujeres trabajábamos con mucha ilusión pensando en las cosas que podríamos aportar a nuestras casas. Siempre salía alguna cantarina con canciones antiguas pero bonitas, y las demás casi siempre las seguían, me acuerdo de todo esto y parece como si lo estuviera viviendo.

Con todos estos recuerdos, también tenemos que agradecer a todos estos empresarios agricultores, el trabajo que aportaron a nuestra ciudad. Siempre nos acordaremos de ellos, toda la gente que hemos ido a ver la exposición lo hemos hecho con ilusión y retrocedemos en el tiempo, con una alegría inmensa aunque no estemos en esas fotos.

Toda mi familia trabajó en esos tomatares, y su piel estaba tostada del sol y sus manos eran fuertes y encallecidas , y cuando he visto a esos hombres haciendo cajitas tanto para la uva ,como para los tomates, he recordado a uno de mis tíos que trabajó haciendo esas cajas de madera, para esos preciados cultivos.

Y por último quiero hacer referencia a una familia de agricultores, que están en una de esas fotos .Está la familia al completo: la familia Miralles, desde los padres hasta el menor de sus hijos, trabajaban en sus tierras y en sus caras reflejan satisfacción. Su padre en su cara se ve lo orgulloso que estaba de todos y cada uno de sus hijos.

Vullguera donar-li les gràcies a PAU per el bon trevall i la demostraciò que ha fet a tot el poble de Novelda.
D’una persona que em considere noveldera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí