¡QUE NO TE HAGAN PAGAR LA CRISIS!

Artículo de opinión del Comité Local de Esquerra Unida Novelda, donde se critica los diferentes paquetes de medidas económicas contra la crisis propuestos por el Gobierno de Zapatero

Esta nueva crisis del capitalismo, cuyo detonante ha sido la crisis financiera, que enlaza con la medioambiental, energética y alimentaria, es el resultado de las decisiones políticas, económica y sociales realizadas a partir de la década de los años 80 del pasado siglo, lideradas por la derecha y seguidas por la mayor parte de la socialdemocracia. Dichas decisiones, llamadas neoliberales, defendieron e impusieron a los trabajadores y trabajadoras el papel del mercado como único agente de la economía. Esto es, una desregulación absoluta del mismo, que la crisis actual ha mostrado que su eficacia se reducía a distribuir la pobreza, las injusticias, las diferencias sociales crecientes y la guerra.

Este delirio neoliberal impuso la lógica de la oferta y la demanda como instrumento esencial de la economía, impugnando cualquier capacidad de los poderes democráticos para intervenir en la economía, para regularla, para redistribuir, para recaudar impuestos de forma progresiva, para financiar servicios públicos de calidad, tal y como recogen la mayor parte de las actuales Constituciones de los Estados democráticos (Título VII de la Constitución española).

Entre las consecuencias más perniciosas del neoliberalismo está la financiarización de la economía que ha derivado en una ruptura entre la economía real y la burbuja especulativa. Todo ello con el telón de fondo de la privatización de los sectores estratégicos de la economía que proporcionan la infraestructura para la vida económica y social, tales como la energía, el agua y las comunicaciones, así como los servicios públicos.

En un proceso acelerado de desregulaciones bancarias y financieras se hizo mucho más rentable invertir en activos financieros que en la economía real. Se crearon activos ficticios a los que les atribuyeron fraudulentamente la capacidad de crear valor que sólo el trabajo y la naturaleza poseen, siendo esta una de las claves de la crisis.

Toda la cadena de funcionamiento del aparato financiero se ha colapsado. No sólo la banca de inversión, sino también los bancos centrales, los bancos comerciales, las cajas de ahorro, las compañías de seguros y las auditorias contables.

Ante la crisis financiera, personas e instituciones que han venido defendiendo el mercado como único regulador de la economía y se habían opuesto a la intervención del Estado, han pasado a pedir dicha intervención como salvavidas ante la crisis. Estas intervenciones de los Estado, las mayores de cuantas se han producido en la historia, demuestran que los mercados no son capaces de regularse por sí mismos y son una prueba del fracaso inapelable del sistema capitalista. Todo ello, eso si en una nueva reedición de la vieja práctica de privatizar los beneficios y socializar las pérdidas.

Desde Esquerra Unida de Novelda creemos que ha llegado el momento para explicar a los trabajadores y trabajadoras lo que ocurre; para denunciar a aquellos que lo alentaron, lo impulsaron y lo defendieron; para pedir responsabilidades a los que se enriquecieron a costa de la mayoría de la sociedad y hoy parecen eludir cualquier relación con el desastre.

Por eso, en Esquerra Unida creemos que los diferentes paquetes de medidas económicas propuestos por el Gobierno de Zapatero no son la respuesta que desde la izquierda debe de darse a la difícil situación económica. Aún es más, la crisis ha dejado al PSOE en evidencia, ya que no sólo no ha puesto las bases para una economía basada en parámetros propios del siglo XXI (en cuanto a un modelo productivo sólido y sostenible) sino que además, ha despilfarrado el tiempo siquiera para iniciar los cambios necesarios. Las medidas adoptadas por el Gobierno Zapatero para hacer frente a la crisis financiera constituyen un trasvase sin contrapartidas de recursos públicos al sector financiero y sin garantías de que el destino de esos 50.000 millones de euros se transformen en créditos a las PYMES y al consumo. Más bien parece que su destino ayudará a reflotar a los promotores inmobiliarios, cuyos impagos pueden poner en graves apuros a las entidades bancarias. De hecho, las ayudas prometidas a los Ayuntamientos son insuficientes y limitadas, a la vez que incompatibles con la propuesta del Gobierno de Zapatero de Presupuestos Generales del Estado para el 2009 que siguen bajo la estela neoliberal de la estabilidad presupuestaria.

La crisis económica pone también al descubierto la fragilidad, la irracionalidad y la futilidad de la economía del espectáculo practicada por el Gobierno valenciano del PP, así como el despilfarro interesado en que incurre y hace incurrir a las entidades y organismos bajo su responsabilidad. Por ello, nos parece una grave irresponsabilidad la decisión del PSPV de abstenerse en la votación de los Presupuestos autonómicos para el 2009, ya que en la práctica supone un aval para unas cuentas que contraen el gasto público y renuncian a crear políticas activas de empleo.

Esquerra Unida apuesta, por el contrario, por un modelo alternativo que planifique democráticamente la economía para impulsar una fiscalidad que reconozca la progresividad de los impuestos, la creación de un sector público económico que incluya desde una Banca Pública (como primer paso para la nacionalización del sistema financiero) hasta la investigación, la producción y la distribución farmacéutica, pasando por el resto de sectores estratégicos citados anteriormente; el mantenimiento de la propiedad y la gestión pública de los servicios públicos, así como el reconocimiento de los derechos sociales básicos establecidos en la Constitución (trabajo, vivienda, salud, educación…) como derechos subjetivos y exigibles en un Estado Social y Democrático de Derecho.

En ese sentido, y como objetivos inmediatos, consideramos la lucha por la modificación de las Directivas sobre jornada máxima de trabajo y la Directiva sobre servicios (Directiva Bolkenstein), y como objetivo estratégico el logro de un nuevo Tratado de la Unión con los contenidos que los pueblos de Europa demandan.

Esquerra Unida quiere dar a conocer nuestras propuestas para hacer frente a la durísima situación que estamos viviendo, y a su vez sirva para denunciar a los responsables de la crisis, contribuyendo a las movilizaciones sociales contra los despidos y expedientes de regulación de empleo, por el mantenimiento de los puestos de trabajo, articulando y divulgando las alternativas que cuestionan al capitalismo y en defensa de una planificación democrática y sostenible de la economía.

Frente a los intentos desesperados de refundación del capitalismo, fracasados ya antes de ser puestos en marcha, desde Esquerra Unida nos comprometemos a continuar luchando por el socialismo como única solución a los problemas de los trabajadores y trabajadoras, de los pueblos y del Planeta.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,565FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,830SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES