Cartas a un joven fotógrafo. (VII)

Artículo de José Fernando Martínez (Charly Rebel)

Estimado alumno:

¿Has oído hablar alguna vez de los hemisferios del cerebro y su relación con el desarrollo de la creatividad en el arte? Si consultas, descubrirás que hay bastante literatura al respecto. Por mi parte te recomendaría que leyeras “Aprender a dibujar con la parte derecha del cerebro” de Betty Edwards y Right Brain/Left Brain Photography: The Art and Technique of 70 Modern Masters de Kathryn Marx. Comprenderás entonces por qué te recomendé una vez que usaras la cámara de campo o técnica con el fin de que aprendieras a componer de forma intuitiva. El hecho de distribuir los elementos de la imagen al revés te pone en marcha el hemisferio derecho y vela todo lo que el izquierdo entorpece. También produce un poco de ansiedad o inseguridad, pero ya te dije una vez que esa iba a ser tu novia en este viaje.

¿Te ha pasado alguna vez que has tomado dos fotos de un mismo lugar y que cada una parece haber sido tomado por un fotógrafo diferente, como si dos impulsos diferentes hubieran influido en la toma? No te preocupes, una la has tomado desde tu conocimiento del medio y la otra ha surgido de tu intuición. Una la tomo el fotógrafo que puede explicar lo que hace y la otra el fotógrafo que hace cosas inexplicables. Esta dualidad requiere respeto y reconciliación con uno mismo y su dialéctica. En el proceso creativo saltarás de un hemisferio a otro para poder desarrollar nuevas perspectivas y no caer en el tópico.

Con esto en mente te voy a proponer un desafío para tus hemisferios y creatividad. Se trata de un ejercicio de edición que te ayudará a superar muchos obstáculos y a descubrir nuevas alternativas en la dirección en que tu mirada se desarrollara poderosamente. 

Se trata de que escojas tus 30 mejores fotos, según tu propio criterio, y 30 que consideres malas fotos, fotos que borrarías o que no enseñarías a nadie. Deben estar todas en formato apaisado u horizontal y tener el mismo tamaño. Una vez positivadas a 20×30, las cortas por la mitad, de modo que obtengas 120 trozos de 15x20cm. Extiéndelas, sin orden ni concierto, en una gran mesa o en el suelo. Obsérvalas durante cierto tiempo y durante varios días hasta que consigas hacer pares que irán enfrentadas en un libro maqueta sobre el que pegarás tus parejas. La idea consiste enque de dos imágenes dispares aparezca una tercera fruto de la interacción de ambas.

Las relaciones no deben obedecer a la lógica o al buen gusto, deja que tu intuición y atrevimiento trabajen sin complejos.

Este libro te enseñará mucho de lo que no sabías y te librará de mucho de lo que sabías. En ocasiones, cuando se trata de lanzarse a nuevos campos de exploración, lo que se sabe puede ser un obstáculo. Este ejercicio te ayudará a abrir nuevas alternativas a tu forma de mirar y componer tus fotos y tus libros de fotos.

Recuerda que no hay un manual de instrucciones para alcanzar tu arte o tu lenguaje fotográfico;y que en más de una ocasión puedes estar desviándote tanto por lo que crees que es el buen camino, como por lo que crees que es el malo. Tus creencias pueden ser tu peor enemigo.

En la próxima carta te hablaré del sentido obtuso y su relación con uno de mis foto ensayos.

Cuídate, un fuerte abrazo.

Charly Rebel.

Artículos relacionados

Cartas a un joven fotógrafo (I)

Cartas a un joven fotógrafo (II)

Cartas a un joven fotógrafo (III)

Cartas a un joven fotógrafo (IV)

Cartas a un joven fotógrafo (V)

Cartas a un joven fotógrafo (VI)

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,612FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,890SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES