149) Bernardino García Gil (ajedrecista).-

Opinión de Vicente Díez sobre deportistas noveldenses

Intenté previamente entrevistar a Enrique Davó, presidente del Club de Ajedrez Goloso Peón, quien aportó algunos datos y me sugirió que dirigiese la biografía hacia otro jugador mucho más destacado e importante debido a su capacidad y estrategia. Se trata de Bernardino García, con el que contacté. No sólo despunta a nivel local o provincial, sino incluso autonómico y ha participado en ocasiones en Torneos o Campeonatos Nacionales. Vamos con él.

   Nuestro protagonista nació en el año 1993; por lo que cuenta actualmente con 27 años. Sus primeras lecciones a los tres años, las recibió de su propio padre, Jesús García Torres y  junto a su otro hermano mayor, iban a jugar torneos, a los que Bernardino les acompañaba para verles. Allí le advertían que los espectadores deben guardar silencio absoluto.

   Practicó bastante desde su más tierna infancia, y confesaba al papá que quería jugar una partida, como así fue. Poco después, consiguió sus primeras copitas en algunos torneos para las categorías de los más jóvenes.

  Para conocer más sobre el ajedrez y su historia, Bernardino nos relata algo sobre este juego milenario. Fue creado en la India, hacia el siglo VI d.C. Han transcurrido desde entonces casi 1.500 años; antes de la invasión árabe de nuestra Península, en plena sociedad hispanovisigoda. Asimismo, me facilita un listado con diez de los mejores ajedrecistas de la historia, entre los que recuerdo haber leído algo sobre algunos de ellos: Gary Kasparov; Bobby Fisher; José Raúl Copablanca;; Anatoly Karpov… Leí hace años un libro policíaco, titulado «El ocho», en la que aparecen personajes históricos gobernantes que sintieron pasión por este juego, pues en él se desarrolla como en ningún otro el sentido de la estrategia y la planificación previa. Me encantó dicho libro.  

   En cuanto a estilos o formas de jugar, cita estos:

-) El juego posicional y sólido. Se va poco a poco, sin prisa, mejorando la propia posición; sin mucha acción y superando  al rival por un pequeño despiste.

-) Otro estilo de juego es el táctico, del que surgen las partidas más impresionantes. Se busca dinamitar la posición y atacar al rival con todo lo que dispongas.

   Lo óptimo sería dominar ambos sistemas, pues no siempre se puede atacar.

   Bernardino suele acudir actualmente a los Torneos no como espectador, sino como participante; si bien, se permite que al acabar tu partida, te quedes para observar al resto de contrincantes.

   Recuerda como si fuese ahora mismo que tras proclamarse campeón autonómico Sub-12, hacia el año 2005, uno de los premios que recibió por ello fue la oportunidad de enfrentarse en partidas simultáneas al hindú Viswanathan Anand, quien era entonces subcampeón mundial y pocos años después, Anand consiguió el puesto más alto en la pirámide del ajedrez, al ser campeón del orbe.

   Otros ajedrecistas de renombre a los que se enfrentó igualmente en partidas simultáneas fueron Alexei Shirov, nacionalizado y actual campeón de España en categoría absoluta. Y también se midió a otros jugadores como Miguel Illescas, varias veces campeón nacional. Acabó en tablas ante estas dos figuras; algo de clase debería tener nuestro ajedrecista.

   El ranking o puesto que cada cual ocupa en la clasificación ajedrecista se otorga mediante los puntos ELO obtenidos, que pueden aumentar o disminuir. Para obtener un mínimo de estos puntos se ha de jugar tres Torneos y se ha de conseguir una puntuación mínima frente a jugadores que tengan estos puntos. En base a la propia puntuación y a la de los rivales, se calcula un ELO inicial. En la práctica, es una puntuación que busca calcular el nivel medio de juego del ajedrecista.  

   Hay dos tipos de puntos ELO: los que aporta la FEDA (Federación Española de Ajedrez) y los que otorga la FIDE (Federación Internacional). Obviamente, los puntos FIDE son más relevantes y de mayor prestigio. Es evidente que el resultado de la partida en un Torneo hace sumar o restar puntos y en caso de tablas, no varía la puntuación acumulada antes.

   Enrique Davó me facilitó el dato de los títulos existentes, según la puntuación obtenida: al principiante se le otorgan 1.000 puntos y conserva esta categoría hasta los 1.399. Se pasa a Aficionado desde 1.400 hasta los 1.599. Otro peldaño es el de Jugador de club medio, desde 1.600 hasta 1.799. El siguiente en la escala es el Jugador de club fuerte que va desde los 1.800 hasta los 1.999. Por debajo de los 2.000 puntos ELO están la mayoría de ajedrecistas.

   Ya llegado a la línea de los 2.000 puntos se consideran como ”Expertos”, que en la categoría de Experto Nacional o Candidato a Maestro llega hasta los 2.099 puntos. El Experto Nacional o Maestro/a FIDE lo es hasta los 2.199. Candidato a Maestro o Maestro Internacional lo es hasta los 2.299… Ya estamos cerca de la cima de la pirámide. Un peldaño más arriba está el de Maestro FIDE o Gran Maestro hasta los 2.399 puntos. El Maestro Internacional, hasta 2.499. El Gran Maestro lo es hasta los 2.599. Y llegamos a lo que sería “el podio mundial”, pues cien puntos más allá, hasta los 2.699, llega el Súper Gran Maestro. Para ascender a Candidato a Campeón del Mundo ha de poseer desde los 2.700 a los 2.799 puntos. Y por fin, en lo más alto del escalafón de la pirámide se establece el Campeón del Mundo, que lo será con 2.800 ó más puntos.

   Otro dato aportado por Enrique Davó es que en el presente siglo XXI, sólo seis ajedrecistas noveldenses sobrepasaron los 2.000 puntos ELO y fueron estos: Luis Mª Vieito (Escacs) con 2.038. Roberto Pinos (Escacs) con 2.045. Enrique Davó (Goloso Peón) con 2.090. José L. Gutiérrez (Escacs) con 2.115. Rubén Beltrán (Goloso Peón) con 2.180. Y con la máxima puntuación de la localidad, Bernardino García (Goloso Peón) con 2.300, ya en el año actual.

   Pongamos un ejemplo práctico: se enfrentan dos jugadores con 1.900 puntos. La partida pone 10 puntos en juego, que se sumarán al vencedor y se restarán al vencido. Si quienes se enfrentan son de muy diferente nivel (ejemplo, uno de 2.300 frente a otro de 1.900), y logra vencer en la partida el de mayor puntuación, sólo suma 1,5 puntos. Pero las tablas le restarían 8,5 y la derrota le costaría 18,5 puntos.  Lo que se resta a uno de ellos, se suma para el otro.

   Describíamos antes la pirámide que todo deporte o juego representa, pues a medida que se asciende hay menos practicantes de ese mismo nivel. Por ello, un ajedrecista con alta puntuación, habitualmente comienza jugando un Torneo frente a rivales de inferior puntuación o nivel, lo que implica tener que procurar no perder muy pocas veces para mantenerse con sus puntos. Sería necesario vencer varias veces para compensar una derrota inesperada.

   Una de las posibilidades del final de cualquier partida es que sea sin vencedor, lo que se conoce por “quedar en tablas” y este caso se puede dar por diversos motivos, que nos detalla Bernardino:

-) Que los jugadores estén de acuerdo, pues ninguno quiere arriesgar.

-) Por tiple repetición de la jugada en ambos jugadores. Se considera como tablas.

-) Hay ocasiones en que no hay piezas suficientes para hacer Jaque Mate por parte de ambos ajedrecistas.

-) Otro caso es el del rey ahogado, que se suele dar entre jugadores principiantes. Si el oponente no puede mover ninguna pieza, pues se vería obligado a realizar una jugada ilegal, se denomina empate. 

   A finales del pasado año 2019 Bernardino fue campeón provincial absoluto. Para este año 2020 estaba previsto en Mayo un Torneo autonómico con los mejores jugadores de las tres provincias, pero… el Covid-19 obligó a posponerlo. Por parte del club Goloso Peón, se ha previsto jugar el Campeonato de España absoluto por equipos, aunque todavía no se conocen las fechas.

   Y en cuanto a este juego en nuestra ciudad, relata que inicialmente los ajedrecistas tenían su sede en el popular Casino de Novelda, representando con ese nombre a la entidad. Tras los posteriores cambios de directiva, tuvieron que mudar la sede y crearon el club Goloso Peón.

      Casi todos los días dedica parte de su tiempo libre a su pasión, el ajedrez. Y cuando se aproximan las competiciones, dedica más horas a la programación y estudio de jugadas nuevas para sorprender al rival.

    Nuestro protagonista trabaja como programador digital para Marketing de empresas, con el sistema CRM. Guarda este trabajo cierta similitud con el ajedrez; en ambos se ha de ejercitar la materia gris cerebral.

   Desde estas líneas te deseamos la mejor de las suertes en tu futuro deportivo. ¡Ánimo, campeón!

7 COMENTARIOS

  1. Mi padre jugaba al ajedrez en el casino y lo pasaba fenomenalmente. A ver si cuentan sobre este club, que ya no queda ninguno de ellos. Y de Bernardino, que siga triunfando.

  2. Aquí dan oportunidad a todos los deportes. Se merecen los ajedrecistasiguientes que se les conozca. Vale el reportaje

  3. Existe un 7º jugador noveldense con más de 2000 puntos de ELO FIDE, y es el que fuera subcampeón autonómico absoluto, Felix José Montoya i Belló, que ostenta en la actualidad 2114 puntos de ELO y que perteneció al Club Escacs

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí