Homenaje a los fallecidos por el coronavirus

Artículo de opinión | José Penalva Navarro

HOMENAJE A LOS FALLECIDOS POR EL CORNAVIRUS, EPECIALMENTE A LOS MAYORES, POR HABER SIDO LOS MAS DESVALIDOS, Y PEOR TRATADOS. 

Esta maldita pandemia 

nos ha dejado el corazón al desnudo 

y a nuestra alma sin encontrar la paz, 

nuestros mayores se nos han muerto 

solos y sin poderlos abrazar. 

Se nos mueren los mejores, 

los que más sufrieron en el pasado, 

los que educaron, aunque sin estudios, 

a sus hijos, y ahora se han ido sin ningún adiós. 

Los han abandonado, 

sin un poco de misericordia, 

ellos ya pasaron calamidades, 

pero sin embargo y con dificultades 

levantaron nuestro país, 

y se lo han pagado con más sufrimiento, 

cuando ellos solo querían un poco de cariño 

y disfrutar de sus nietos., 

No se ha respetado  

vuestra necesidad de afecto, 

de cuidados especiales 

por ser los más vulnerables. 

Para muchos solo habéis sido estadísticas, 

sin una pizca de caridad humana,  

sin poner los medios para vuestra cura, 

y gracias a la dedicación valiente,  

hermosa y sin condiciones 

de médicos y sanitarios, 

vuestra partida ha sido menos dolorosa, 

aunque solos y asustados. 

Os habéis ido sin hacer ruido, 

aunque seáis los que menos molestáis, 

solos erais la tercera edad, 

como si nada fuerais, 

y habéis sido el baluarte de nuestras vidas, 

aquellos de hicisteis grande a este país, 

pero para algunos solo erais tercera edad. 

Habían de haberos cuidado como merecíais, 

no os debían de haber dado la espalda,  

a vosotros que tanto nos disteis, 

y por lo que tanto pasasteis  

en momentos muy difíciles 

Benditos sean aquellos que nos dieron la vida, 

que nos colmaron de amor 

que nos ayudaron a salir adelante, 

con muchísimas estrecheces, 

pero con mucha dignidad y sin quejarse. 

Que Dios os haya acogido en su seno, 

D.E.P. 

José Penalva Navarro 

2 COMENTARIOS

  1. Nacieron en un tiempo revuelto y complicado, pasaron hambre y penurias, sacaron adelante a sus hijos y sus familias, algunos quedaron en el camino por no pensar en ellos y seguir luchando, nos educaron con amor y nos inculcaron respeto, valores personales y autoestima, hicieron de nosotros lo mejor que sabían y después de todo esa hazaña, se sintieron felices y orgullosos de su creación, de sus hijos, del proyecto de sus vidas.
    Merecido homenaje sin duda, aunque con sabor amargo, ya que todo su esfuerzo y cariño sin duda se ha ido por el retrete. Creo que la sociedad actual no ha sido la que en justa correspondencia se merecían estas generaciones de luchadores, creo que no hemos estado a la altura, estoy convencido de que no hemos aprendido nada de su legado.
    Propongo, para quien lea tu artículo, que lo haga acompañado de la canción del grupo “revolver” titulada “El dorado” como complemento al recuerdo de aquellos que pelearon porque nuestras vidas fueran mucho mejor que las suyas y que escuchemos en silencio a nuestra conciencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí