«A FAVOR DE LA IGUALDAD Y LA REDUCCIÓN DE LA JORNADA LABORAL». Opinión de Carles Sala, Compromís per Novelda

El 7 de junio, el Pleno de Novelda votó a favor de la propuesta de Compromís de garantizar la igualdad en el trabajo y avanzar en la reducción de la jornada laboral sin pérdida salarial como medida para favorecer la conciliación con la vida familiar o el ocio, la felicidad de las personas trabajadoras y, en consecuencia, su productividad.


Cabe recordar que España es el país europeo donde más horas se trabaja, sin embargo el valor añadido producido es inferior al de los países vecinos.


Sorprende que la aprobación se produjera con solo tres votos contra uno. Si bien lo importante es que saliera adelante, resulta difícil de entender que el PSOE se pusiera de perfil absteniéndose por la medida que insta a avanzar hacia una reducción de la jornada laboral, una política que ya están impulsando los gobiernos valenciano y estatal liderados por este mismo partido.


Mención especial merece -en realidad no la merece, pero lo comentaré igualmente- el único voto en contra; para Vox da igual que se trate de igualdad de género, de igualdad en el ámbito laboral, de igualdad LGTBIQ+ o de violencia machista; ellos solo necesitan taparse con su bandera para votar contra los derechos de las minorías, de personas vulnerables, de las mujeres, de gays, trans o lesbianas o cualquiera que no encaje en su patrón y también, por qué no, de la clase trabajadora. Quienes defienden a los poderosos no necesitan leyes igualitarias ni quieren la igualdad.


Hay quien dice que son cosas de Nomdedéu (nuestro Secretario Autonómico de Empleo) o incluso de Errejón, pero esta iniciativa no es un capricho u ocurrencia de nadie sino una tendencia que avanza con fuerza en nuestro entorno y fuera, argumentada y respaldada por evidencias empíricas. Empresas diversas de Elx, Alacant, Barcelona, Madrid o Jaén, de Japón, Estados Unidos o Suecia, países enteros como Francia o Bélgica han apostado, en distintas modalidades, por reducir la jornada laboral para mejorar la vida de las personas pero también mirando por su economía, aunque pueda parecer contradictorio.


Hace solo unos días el Reino Unido ocupaba los titulares con una prueba piloto durante medio año que involucrará a 70 empresas de 30 sectores diferentes y más de 3.300 personas que trabajarán 32 horas en cuatro días con el mismo sueldo.


Ojalá pronto podamos pensar a qué dedicar ese día extra: ayudar, leer, viajar, compartir con otras personas, hacer política o simplemente descansar sin recordar debates estériles o posturas tibias. Estamos ante una propuesta sensata y trabajada que merece ser estudiada y también que se le dé una oportunidad con una prueba piloto.

Otras noticias de interés

3 COMENTARIOS

  1. Treinta y dos horas en vez de cuarenta por el mismo sueldo.
    Como currante me parecéis unos blanditos a la hora de pedir.
    Yo en vuestro caso no firmaría nada que supere las dieciséis horas semanales como mucho y con el doble de sueldo más tres meses de vacaciones pagadas. Total, si el dinero crece en los árboles y como los empresarios tienen bosques particulares de miles de hectáreas con varias cosechas al año tampoco va a ser un trauma. Por cierto, la prueba piloto hacedla en vuestras empresas, demostrad al mundo lo responsables que sois y que os la jugáis apostando fuerte en vuestras iniciativas.

    • De esas 40 horas que trabajas, por lo menos 8 estás siendo poco productivo o estás haciendo poco porque estás cansado etc. la jornada de 40 horas es cosa ya del medievo, hay que actualizarse a los tiempos de ahora.
      Parecemos esclavos incluso haciendo horas extras no remuneradas.
      Se ve que usted tendrá 60 años o más que no acepta los cambios o usted será directivo de alguna empresa que explota a la clase obrera
      Saludos cordiales

      • Ojalá fuese un directivo Sr. Fernando, pero no, soy el dueño de una p de las que abarcan el grupo PYME, con tres trabajadores empleados en la que trabajamos los cuatro y soy el único que las vacaciones apenas las huele. Y no se si a partir de las treinta y dos soy poco productivo, pero intentare pensarlo a partir de los jueves cuando ya vayan cuarenta y cuatro entre trabajo y gestión. De todos modos y para el caso de que nos pongamos a ello y nos salga mal, si tengo que cerrar la empresa al menos no ya no seré del medievo, seré un moderno y viviremos los cuatro de las paguitas de papi Estado

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,756SeguidoresSeguir
3,710SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES