Entre todos | Artículo de opinión D. Carlos Gandía Barceló

Imagínate que en el mundo solo existiese un cántaro y nada más. El resto una esfera lisa, donde no hubiese ni agua, ni árboles, ni animales; absolutamente nada. ¿Qué sería de aquel cántaro?

A veces vivimos como si estuviésemos solos en el mundo sin nada más. Algo peor, en algunas ocasiones vivimos como si nadie más viviese con nosotros. Que importante es vivir acompañados, vivir para que otros vivan y nos ayuden a vivir. En el camino de la vida es importante compartir nuestras cargas, anunciar y disfrutar de nuestras alegrías juntos. Y, aunque es verdad que necesitamos nuestros momentos de soledad descubrimos que estos son para podernos encontrar con nuestro alfarero, y para descubrir cómo podemos llevar mejor el agua a aquellos que viven con nosotros.

Aprovechemos para salir de nuestro ombligo y compartamos la vida, que nuestro yo sume en un nosotros que nos ayude a ser cada vez más yo. Porque esto no consiste en que todos seamos idénticos, sino que cada uno ayude a que todos seamos únicos.

«Nadie puede pelear la vida aisladamente. Se necesita una comunidad que nos sostenga, que nos ayude y en la que nos ayudemos unos a otros a mirar hacia delante». (Papa Francisco, Fratelli tutti n.8)

Porque como dice un proverbio africano: «Si quieres llegar rápido camina solo, si quieres llegar lejos ve acompañado».

No seamos cántaros solitarios, vivamos compartiendo el agua de la vida.

Otras noticias de interés

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,764SeguidoresSeguir
4,370SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES