‘LAS FORMAS, LO PRIMERO’. Artículo de Opinión de Javier Abad, PP Novelda

Tribuna de Opinión de Javier Abad

En los últimos meses los decibelios se han incrementado exponencialmente en el salón de plenos de nuestro Ayuntamiento. Asuntos de gran relevancia pública han ido ocupando los titulares y el orden del día de las sesiones plenarias, generando en muchos casos, gran trascendencia y preocupación entre los ciudadanos de nuestra querida ciudad.

El descontento ciudadano, canalizado por medio de una concentración multitudinaria en los soportales de la Casa Consistorial y una manifestación masiva por las calles del casco histórico, dan muestra palpable de la existencia de asuntos que no se han gestionado satisfactoriamente.
Del mismo modo y volviendo al inicio, la disputa política durante las sesiones plenarias ha generado cierto desasosiego en parte de la ciudadanía por las formas empleadas por los diferentes grupos que componemos la Corporación.

La crítica política nunca ha de entenderse como un ataque al ámbito personal del adversario político. En ocasiones, desde nuestro grupo político, hemos sido objeto de descalificaciones que consideramos desafortunadas. Se ha sembrado la duda de la capacidad y trabajo realizado por la oposición y etiquetado de machistas a miembros de este partido por el mero hecho de denunciar los modales empleados. No señoras y señores, así no.

Flaco favor hacen a la lucha feminista banalizando el significado de machismo. Lucha incansable que, volvemos a remarcar por si algún concejal o concejala alberga algún tipo de duda, apoyamos completamente y sin fisuras.

Es comprensible que las opiniones sobre los diferentes asuntos candentes sean diversas, pero ello no es óbice para que se den lecciones de cómo debemos o no llevar a cabo nuestra tarea, de cómo debemos preguntar y sobre qué temas hemos de discutir en pleno. Entremos en el fondo de los temas y dejemos la demagogia, por parte de TODOS, de lado.

Nunca está de más una dosis de humildad por parte de todos los grupos que conformamos esta Corporación, y llegado este momento, son necesarias las disculpas hacia la ciudadanía que, en ocasiones han contemplado con hastío, como sus representantes se enzarzan en mera palabrería y no tratan el fondo de los asuntos que les preocupa.

Los ciudadanos merecen una clase política que atienda sus desvelos y en la medida de lo posible mejore su calidad de vida. En definitiva, que nos dediquemos en exclusiva a ELLOS.

Otras noticias de interés

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,764SeguidoresSeguir
4,500SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES