Nº 175) Jaime Miralles Sala (judoka y jugador de baloncesto).-

Artículo de Vicente Díez sobre deportistas noveldenses

El entrevistado de hoy es un noveldense «de toda la vida». Vino al mundo en el año 1965 y es el mayor de los dos hijos que tuvieron sus padres, Jaime y Consuelo. Su casa natalicia y la actual, donde habita ahora, están al lado del Casino y como sus padres, se dedica al comercio de flores.

   Creció en una familia dada a la práctica deportiva; de hecho, su tío Mario fue uno de los jugadores pioneros de la canasta con el Jorge Juan, y su padre jugó con asiduidad el tenis. A Jaime puede calificársele de multideportista, pues como preparación integral hizo tenis, natación, voleibol, tenis de mesa, carreras pedestres…

   Su colegio fue el Padre Dehón, donde mayoritariamente en el recreo se jugaba al fútbol y algo de baloncesto. Posteriormente se matriculó en el colegio Aitana de Torrellano, donde conoció otros diversos deportes.

   Fijándose de niño en sus antecesores, se decidió por la natación y el tenis, así como el baloncesto en categorías infantiles. Existían ligas interescolares tanto de fútbol como del deporte de la canasta, aunque ya integrado en el Jorge Juan juvenil y posteriormente formó parte de la plantilla del CD Cucuch. Con el Jorge Juan llegó a militar en 2ª División Nacional y entre sus compañeros de entonces recuerda a Fernando Ribes, Rafa Navarro, José Luis Sánchez, José Corbí y otros muchos. Llegaron a jugar en la Liga Autonómica contra equipos de las tres provincias.  

   Recuerda haber viajado para jugar como visitante a Alicante, donde existían tres equipos; Madrid con varios conjuntos, Valencia, Elche u Onil, que era su máximo rival en la provincia. La entidad local del baloncesto les facilitaba un autobús conducido por Aurelio padre, del que recuerda que además de conductor ejercía de cuidador de la caterva de jóvenes. El puesto habitual de Jaime era de alero o fondo, por ser reboteador y debido a su corpulencia. 

   Ya conocía de su etapa escolar a Paco Falcó, quien impartía clases de judo (ver biografía nº 3, de fecha 2/2/2011) en el Padre Dehón. Jaime decidió inscribirse en su nuevo club, Kiai; tendría entonces unos 11 años y debía compaginar ambas actividades deportivas, bajo la canasta y con el kimono o judogi. Acababa de estrenar el cinturón (ogi) blanco, con el que se distingue a los que empiezan. Dos o tres semanas después hubo un campeonato provincial en Alicante y se enfrentó a otros niños de similar edad y peso. Fue algo inesperado, pues consiguió acabar en tercer lugar; sensacional para un neófito. Afirma que aún recuerda  aquel combate; él sólo conocía dos técnicas: una de pie (basada en el desequilibrio del oponente) y otra de suelo (se busca el control sobre el rival, cuya espalda está en el suelo; presionándolo contra el mismo y evitando que se ponga en pie), y su contrario vestía cinturón naranja.

   Quedó entusiasmado con este nuevo deporte por sus valores, disciplina y el compañerismo o familiaridad en aquel histórico club/gimnasio noveldense en la calle Argentina. Especial recuerdo y afecto hacia el director o «sensei» (maestro), Paco Falcó, al que consideraba maestro y amigo, quien le enseñó todo lo que aprendió y le hizo prosperar como judoka.

  Nuestro protagonista de hoy fue asimilando las enseñanzas del sensei y destacó entre los de su categoría, pues fue campeón o subcampeón autonómico en varias ocasiones, así como campeón provincial. Incluso afirma que participó en un Campeonato Nacional entre selecciones provinciales, celebrado en Murcia, en la categoría de +95 kgs. Igualmente compitió en otro Campeonato Internacional celebrado en Valencia y en este caso se incluyeron equipos de Comunidades Autónomas; de hecho, Jaime estuvo integrado en el conjunto de la Comunidad Valenciana, aunque también acudieron equipos o selecciones de Fuerzas Armadas, como Mossos d´Escuadra o de la Ertzaina, e incluso selecciones norteafricanas como la marroquí y la argelina.

   Había ascendido a una popularidad o eficacia de alto nivel y fue a competir por toda España. Por ejemplo, en Gerona consiguió el tercer puesto en su categoría.

   Quiso transmitir sus conocimientos a los que empiezan y consiguió el título de Monitor de Judo hacia los 20 años e impartió clases en los colegios de nuestra ciudad, así como en un gimnasio de La Algueña con judo y clases de mantenimiento. Paco Falcó le propuso colaborar con él, impartiendo clases a los alumnos nuevos del club y se encargó de organizar las competiciones escolares y provinciales. Quizás la primera lección sea aprender a caer. Las katas son la ejecución de las técnicas a modo de demostración y que exigen menos esfuerzo físico a los practicantes. Entre los niños a los que enseñó hubo un tal Mario Gaspar, posteriormente futbolista profesional en el equipo del Villarreal CF en Primera División (ver biografía nº 58, de fecha 20/4/2013).

   El judo se define como “un camino para la formación y mejoramiento del ser humano”. Su promotor inicial fue el japonés Jigoro Kano en el siglo XIX y es especial para niños (y adultos) hiperactivos, pues se desarrolla la noción de respeto hacia sí mismo y hacia los demás. Se ejercitan todos los músculos sin excepción y ayuda a corregir problemas físicos en niños como: pies (planos, valgos, etc.); así como en columnas desviadas (escoliosis, cifosis, lordosis…).

   El judo está incluido en los Juegos Olímpicos desde Tokio/64. Se fundamenta en provocar el desequilibrio del rival, manteniendo el propio. El principio de la base consiste en servirse de la fuerza del adversario.

   En su día, se casó con Chari y tienen dos hijas, quienes siguiendo el ejemplo de papá, practicaron judo, tenis, atletismo y sobre todo, gimnasio.

   Jaime actualmente no tiene contacto con el deporte. Es un hombre que ayuda o colabora con cualquier tema positivo para Novelda y así le hemos visto en actividades como la Semana Santa; la Junta Central de Moros y Cristianos; la Sdad. Cinegética Noveldense, etc. Hace algunos años, el ex alcalde Luis Gómez le hizo entrega en el Pabellón de la Gala del Deporte de un objeto o placa, en reconocimiento a su labor en pro del judo local.

   Enhorabuena, Jaime, aunque ya algunos años después, por tu labor desinteresada; eres un ejemplo a imitar.     

Otras noticias de interés

6 COMENTARIOS

  1. Me comentó Ramón que jugó y creo que se esforzó con los equipos en que estuvo. Feliz jubilación, ahora

  2. Seguimos conociendo DEPORTISTAS y DEPORTES en Novelda gracias a estos documentados artículos del Sr Vicente y la difusión por parte de Novelda Digital. Felicidades para el deportista por su trayectoria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
3,040SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES