La Guardia Civil libera a una persona secuestrada tras 11 días de cautiverio entre las provincias de Alicante y Murcia

Sus cinco captores pedían un rescate de 350.000 euros a la familia del secuestrado por su liberación

La Guardia Civil, mediante la que se ha denominado operación SITDOWN, ha liberado a un varón de 27 años, que ha permanecido secuestrado durante 11 días, en los que fue brutalmente agredido mientras lo grababan para coaccionar a sus familiares a que pagaran el rescate exigido para su liberación.

Por estos hechos, han sido detenidas 5 personas, todos ellos varones, como presuntos autores de un delito de secuestro extorsivo.

La denuncia por la desaparición de esta persona, fue interpuesta por un familiar del secuestrado ante la Guardia Civil de Villajoyosa (Alicante) el pasado 29 de mayo.

Extorsión realizada desde Argelia

En esta denuncia, se informó a los agentes que esta persona habría sido secuestrada dos días antes, habiendo telefoneado los secuestradores a otro familiar residente en Argelia, país de origen de la víctima, solicitándole un rescate de 350.000 euros por su liberación.

Ante estas circunstancias, la Guardia Civil inició de inmediato esta investigación, en la que se ha trabajado ininterrumpidamente hasta conseguir la liberación de la víctima y la detención de los responsables.

Rápidamente los investigadores pudieron corroborar que a última hora de la tarde del pasado día 27 de mayo, la víctima abandonó su lugar de trabajo con dirección al domicilio de una conocida donde había quedado, todo ello en el municipio de Villajoyosa, no llegándose a presentar en ese lugar.

Tras la liberación de esta persona, se ha podido conocer que en ese trayecto el secuestrado fue abordado por tres personas encapuchadas y que a punta de pistola lo introdujeron en un turismo, donde fue agredido con gran violencia, llegando incluso a propinarle golpes con un martillo, abandonando el lugar con gran celeridad.

Traslado de Villajoyosa a Yecla

En un principio, el secuestrado fue trasladado hasta un piso situado en el casco urbano de Santa Pola, en el que permaneció dos días encerrado, bajo vigilancia permanente y atado mediante bridas.

Ante las más que fundadas sospechas de un posible seguimiento policial, sus captores lo trasladaron a una casa rural ubicada en un lugar apartado del municipio de Yecla (Murcia), en la que fue agredido brutalmente en varias ocasiones, incluso empleando una pistola eléctrica, de las comúnmente conocidas como “taser”, mientras lo grababan para coaccionar a la familia a que pagara su rescate si querían que fuera liberado, amenazando con matarlo en caso contrario, cosa a la que sus parientes no accedieron.

Autores con amplia actividad delictiva

Localizado el posible lugar de cautiverio por parte de los agentes, el pasado 7 de junio, la Guardia Civil llevó a cabo la pertinente entrada y registro, localizando y liberando al secuestrado, así como deteniendo a las dos personas que lo custodiaban.

Seguidamente, y de manera prácticamente simultánea, fueron detenidas otras dos personas vinculadas directamente con el secuestro en Cartagena (Murcia), al igual que un quinto responsable que fue detenido el pasado martes en la localidad de Villajoyosa (Alicante).

Estas 5 personas, todos de nacionalidad española, con antecedentes de robo con violencia, hurto y apropiación indebida entre otros, y con edades comprendidas entre los 19 y 28 años, tras ser puestos a disposición de los Juzgados de Yecla, Cartagena y Villajoyosa, respectivamente, se les decretó el ingreso en prisión para todos ellos, como autores de un secuestro extorsivo.

Respecto a la víctima, pese a que sus captores lo mantuvieron en pésimas condiciones durante la duración del secuestro y sin apenas comer, la víctima fue liberada consciente y caminando por su propio pie, aunque presentando ciertas lesiones.

Importancia de denunciar hechos similares con la mayor celeridad posible

Desde la Guardia Civil se incide en la importancia de denunciar hechos como este con la mayor premura posible, presencialmente en el Cuartel de la Guardia Civil más próximo, o llamando por teléfono al 062. Si un familiar ha sido secuestrado mantenga la calma, trate de tener desocupados los teléfonos en los que es probable que le contacten y prepárese para recibir la llamada de los secuestradores; no les lleve la contraria, pero tampoco acceda inmediatamente a las peticiones. Trate de trasladarles la imposibilidad de hacer inmediatamente el pago requerido y ponga en conocimiento de los agentes lo más pronto posible las instrucciones que ha recibido.

La Operación Sitdown ha sido desarrollada por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Alicante, junto a la Unidad Central Operativa (UCO), contando también para la fase de explotación y liberación del secuestrado y detención de los secuestradores con la Unidad Especial de Intervención (UEI).

Otras noticias de interés

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,764SeguidoresSeguir
4,370SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES