Los bomberos de la Diputación de Alicante diseñan un juguete para facilitar las intervenciones en las que hay menores involucrados

El peluche, desarrollado en colaboración con AIJU y la Fundación Crecer Jugando, representa un perro pastor belga

Con el objetivo de facilitar los procesos de excarcelación, evacuación o rescate de los menores implicados en una emergencia, el Consorcio Provincial de Bomberos ha diseñado un juguete con el que pretende captar su atención, distraerlos y calmar sus nervios. El presidente de la Diputación de Alicante, Toni Pérez, ha presentado esta mañana este peluche que representa un perro pastor belga y que se ha desarrollado en colaboración con el Instituto Tecnológico de Producto Infantil y Ocio -AIJU- y la Fundación Crecer Jugando.

“Esta idea, en la que se ha estado trabajando en los últimos tres años, surge de la amplia experiencia de nuestros efectivos en este ámbito y con el fin de desviar la atención de los niños para minimizar, en la medida de los posible, el shock, el estrés o la ansiedad que les puede producir una situación de emergencia”, ha explicado el presidente.

El acto ha contado también con la presencia del diputado de Emergencias, Francisco Cano, el inspector jefe del Consorcio Provincial, Pepe Rubio, y el coordinador del Departamento de Investigación Infantil y Pedagogía de AIJU, Pablo Busó.

Para el diseño del peluche se han tenido en cuenta diversos factores como que fuera una figura atractiva, que tuviera una textura y un tamaño específicos que facilitasen el abrazo como elemento de expresión corporal de las emociones y que estuviera asociada a la labor que desempeñan los bomberos. “Por ello, y porque está relacionado con los canes de rescate que tenemos en nuestra unidad, hemos elegido este perro”, ha señalado Pepe Rubio, quien ha añadido que “además, hemos decidido vestirlo con nuestro uniforme para darle mayor identidad”.

La finalidad es que el juguete capte la atención de los niños y dirigirla hacia los bomberos. De este modo, los menores interactuarán más fácilmente con ellos, sobre todo en los casos en los que deban seguir alguna instrucción concreta para ponerse a salvo, evitar agravar su situación o poder ser rescatado.

Por su parte, Pablo Busó ha mostrado su gratitud por haber formado parte de este proyecto pionero, “conjugado íntegramente en la Comunitat Valenciana”, y ha destacado que “hemos trabajado en distintas fases y con diversas ideas y propuestas para conseguir el juguete más adecuado, teniendo en cuenta, por ejemplo, que el peluche transmitiera una alta carga afectiva o presentara la posibilidad de establecer una comunicación con él”. “A nivel nacional, no nos consta que haya ninguna iniciativa igual a esta”, ha matizado.

El tipo de intervención en el que se empleará este peluche, del que ya se han fabricado 1900 unidades, es muy diverso y abarca desde accidentes de tráfico hasta incendios o rescates.

Otras noticias de interés

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,764SeguidoresSeguir
4,580SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias