Continúan los robos en el paraje de Ledua

La Policía Local ha intensificado la vigilancia en la zona y ha iniciado la colaboración con la Guardia Civil para intentar localizar a los autores.

Los vecinos del paraje de Ledua denunciaban hace unos meses la multitud de robos que están sufriendo en sus casas, una situación que comenzó el pasado mes de julio y que, a día de hoy, lejos de estar resuelta, continúa siendo un verdadero quebradero de cabeza para quienes tienen allí una vivienda.

Para protegerse decidieron crear en su día un grupo de WhatsApp en el que participan unas 70 familias. Allí alertan de cualquier movimiento sospechoso, ya que incluso creen que les vigilan y saben de sus movimientos. Cualquier ruido, persona ajena a esta zona de viviendas o coche desconocido es rápidamente puesto en conocimiento del resto de vecinos. Además, están preparados para unirse en grupos e intentar ahuyentar a los posibles ladrones. Pero claro, esto no es suficiente, y la situación se está volviendo insostenible para ellos.

La Policía Local, ante las diferentes llamadas que reciben semanalmente de los vecinos, ha decidido ampliar la vigilancia de la zona, patrullando a diario por el paraje y manteniendo un contacto fluido con los vecinos. «Hacemos todo lo que está en nuestra mano», explicaba el Comisario Jefe, Juan Carlos Escolano, a esta redacción, pero «el problema es que nuestras actuaciones son siempre con el coche patrulla, lo que ahuyenta a los ladrones y muchas veces no nos permite cogerlos in fraganti». En esta línea, la Policía Local ha estrechado la colaboración con la Guardia Civil para intentar esclarecer quién o quiénes son los autores de estos robos, poniendo a disposición de la Guardia Civil diferente «material que hemos intervenido nosotros y que ellos están investigando», apuntaba Escolano.

Mientras, los vecinos tienen que convivir con la tensión que produce la inseguridad a la que se enfrentan a diario. En las últimas semanas se han llevado a cabo múltiples actuaciones en la zona que, en ocasiones, han terminado con la detención de varias personas. Hay que recordar que es una zona con muchos caminos ocultos «que los ladrones conocen perfectamente», por lo que les es muy fácil escapar. Además, los vecinos lamentan no solo los robos que están sufriendo, sino «los destrozos que sufren nuestras vallas, puertas y ventanas, así como el dinero que tenemos que gastar para aumentar una seguridad de la que no disfrutamos».

1 COMENTARIO

  1. En mi opinión, si el problema es que siempre patrullan con el coche de policía o guardia civil, que utilicen coches normales, de la secreta, que los hay y no pocos.
    Ademas si no hay suficientes patrullas que pidan colaboración, lo que no se puede es vivir con pánico cada día en un país como España y en un pueblo tan pequeño como es Novelda. La situación es muy crítica.
    Se agradece la colaboración de policía y guardia civil pero pedimos que haya más apoyo porque al final los vecinos estamos haciendo funciones que no nos corresponden.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí