Neolith vuelve a sus orígenes

Neolith inaugura sus instalaciones en la calle Vial 6, de Monforte del Cid, con la presencia de personalidades del sector del mármol y sectores relacionados con la construcción, que quisieron ver de primera mano el trabajo que realizan.

 

Neolith nace para diseñar y producir única y exclusivamente piedra sinterizada. Aparece en 2010 iniciando la actividad con ochocientos mil metros cuadrados de capacidad productiva, pasando a ocupar actualmente más de cinco millones. Cuenta con cuatro espesores, cuatro medidas y acabados, con los que juegan utilizando la paleta de colores de 45 productos, con el objetivo de dar exclusividad al cliente.

La sede situada en la vecina localidad de Monforte del Cid, lleva en funcionamiento desde el mes de enero, y surge para reforzar la presencia de Neolith y Granith en la zona y así desarrollar la amplitud de los productos, comentaba Toni Cantó, que junto a Tomás Sáez son los responsables de este almacén de distribución para Alicante, Murcia y Albacete.

El centro cuenta con una nave que se divide en una zona para productos Neolith y en otra de Granith, además de contar con más materiales para completar la oferta. A su vez cuenta con un Showroom en el que el equipo simula espacios donde poner en práctica la infinidad de cosas que se pueden crear con los materiales.

Daniel Sánchez, Gerente Comercial, recalcó que “volvemos a nuestras raíces, a estar presentes en una zona que es parte de nuestra vida”.   

La delegación representa lo que el sector de la piedra natural ha ido evolucionando, Sánchez matizó que “el almacén, ya no es un sitio lleno de bloques de tablas apiladas, sino que se ha convertido en un punto de venta, para utilizarlo, para traer a los clientes, arquitectos, diseñadores o al cliente final, y que vean la completa gama de productos, eligiendo lo que se ajuste a sus necesidades”.

Neolith se caracteriza por crear grandes eventos, y en esta ocasión organizó un Showcooking de manos de Pablo Montoro, chef alicantino que hizo demostraciones cocinando sobre una de las tablas, “los cocineros cortamos con cuchillos profesionales encima de tablas, y ésta no ha sufrido nada, es perfecta y soporta altas temperaturas”. Montoro continuó diciendo que “tiene mucho futuro, ya no por su resistencia sino porque estéticamente son piezas muy bonitas”.

Finalizó el evento con el toque dulce de los conocidos Panettone de Paco Torreblanca, que tampoco quiso perdérselo.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí