Internet: la base de los nuevos trastornos psicológicos actuales

Internet ha modificado nuestras vidas de forma que nunca habríamos creído posible: cambió nuestra manera de entretenernos, de trabajar, incluso hasta de ligar. Aunque parece que todo son ventajas, lo cierto es que el abuso de Internet puede llegar a pasarnos factura; generando ciertas adicciones y trastornos mucho más graves de lo que puedan llegar a parecer. Sin más preámbulos, vamos a analizar algunos de los más importantes.

El síndrome de la Llamada Imaginaria es muy habitual: seguro que en algún momento de tu vida te has tenido que enfrentar a él. Nuestro cerebro nos hace pensar que hemos recibido algún tipo de notificación en el teléfono móvil, cómo puede ser una llamada, un correo electrónico o cualquier otro tipo. Sin embargo, en el momento en el que lo desbloqueamos, nos damos cuenta de que no ha ocurrido nada. “Esta situación la vive un 70% de la población. En principio no es un problema, pero se terminará convirtiendo en uno si se repite de forma continua”, se lee en un informe elaboraod por tragaperrasweb.es.

El percentuaje de los adictos a juegos online también se ha incrementado de forma importante: sin embargo, no hasta tal punto de alcanzar los extravagantes porcentajes que encontramos en otros países. Por ejemplo, un 8% de las personas de Corea del Sur es adicta a estos juegos. Debido a ello, en las consultas crecen los tratamientos destinados a solucionar estas adicciones, aunque no siempre tienen el éxito que cabría esperar.

Hoy en día, cuando tenemos que buscar algún dato importante, lo primero que hacemos es entrar a Google y buscarlo. Esto puede parecer una ventaja ¿verdad? Y es que tendremos toda la información del mundo al alcance de nuestro bolsillo… ¿Pero es tan bueno como parece? Los estudios demuestran que no.

El hecho de acostumbrarnos a buscarlo todo, o sea el Efecto Google, hará que nuestro cerebro no se esfuerce en almacenar la información, lo que estará relacionado con carencias a la hora de desarrollar soluciones llegado el caso. En otras palabras, nos hemos vuelto dependientes de los buscadores.

La nomofobia es el trastorno psicologico moderno más extendido de este listado. “La persona que la padece se sentirá incómoda en el momento en el que no tenga el teléfono consigo (por ejemplo, si se lo ha dejado olvidado en su casa)”, explican los expertos del blog neoteo.com. Esta obsesión se presentará en diferentes grados: aquellos más extremos se asocian a cuando necesitamos tener el teléfono en todo momento en la mano, incluso cuando nos despertamos a mitad de la noche para ver si ha habido alguna notificación.

Cuando tenemos algún síntoma recurrente, cometemos el error de buscar su origen en Internet, incluso llegando a automedicarnos en base a la información que hemos visto. Esta práctica, llama Cibercondría, puede incurrir en graves problemas de salud, mucho más preocupantes de lo que parecen

Si bien estos son algunos de los trastornos psicológicos modernos más frecuentes, alerta, no son los únicos.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,566FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,830SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES