Cómo fui abducido por Google

David Escolano, asesor de Marketing Digital.

Así es, Google me secuestró.

Por aquel entonces compaginaba mi trabajo en el departamento comercial de Levantina con la realización de un Master en Marketing y Dirección Comercial.  A Matilde Pina siempre le agradeceré que me permitiera realizar el Master, siendo este el pistoletazo de salida para lograr la especialización en Marketing Online.

Una de las asignaturas de dicho curso era “Marketing Digital”, cuyo objetivo era adentrarnos en el Posicionamiento Web, Publicidad en Google Adwords, YouTube, e-mail marketing, etc, términos que por aquel entonces, hablamos de 2008, sonaban a chino. Todo aquello me fascinaba, en particular, saber que habían robots o arañas que eran capaces de acceder a nuestra web para rastrear y posteriormente clasificar los contenidos de la misma, con el fin de mostrarlos en los resultados de búsqueda de Google.

Sin saberlo, y con la ayuda inestimable de los profesores, Fernando Maciá y Javier Gosende, me estaba adentrando en un mundo donde nada es tangible y que suponía y supone un tremendo potencial tanto para las empresas como para los usuarios.

Al poco de finalizar el Master en Marketing tomé la decisión de salir de la empresa con idea de emprender ante las caras atónitas de mis compañeros donde no se entendía cómo cambiaba un puesto de trabajo fijo y estable por algo como el marketing online, me decían que qué era eso.

Las empresas deben adaptarse para satisfacer la demanda de un consumidor cada vez más globalLa casualidad hizo que durante ese periodo transitorio me topara con una SEO (Search Engine Optimization), algo inusual, pues no es que hubieran muchos por aquel entonces. Pues bien, aquella SEO, Mado Abad, actualmente concejala de Cultura del Ayuntamiento de Novelda, trabajaba para una importante cadena hotelera en Mallorca. Aquel encuentro me animó aún más para seguir adelante con mi propósito, pero con un pequeño cambio, opté por echar mi currículum en la Agencia de Marketing de unos de mis profesores del Master, Fernando Maciá, al día siguiente ya estaba trabajando allí. Todo un lujo sabiendo que él es un referente del SEO tanto a nivel nacional como internacional.

Mi andadura en la agencia duró algo más de 3 años, tiempo más que suficiente para trabajar en las áreas de Publicidad Online, Social Media y Posicionamiento Web. Además, también me permitió gestionar o colaborar en proyectos como Pikolinos, Martinelli, Guías 11811, Perfumerías IF, entre otros.

¿Y después qué?

Después recibo una llamada para ir a Madrid, era un tal Google, van a presentar el nuevo programa para agencias y profesionales del marketing: Google Partners.

Pero había algo más, había sido elegido junto a las Top 100 Agencias y profesionales del Marketing Online más importantes de España para  desarrollar el programa de formación en Mobile Marketing, en concreto en Mobile SEO, Mobile Advertising y Mobile UX (Experiencia usuario). Sí, estaba flipando, lo reconozco, es más, no paraba de repetirme la misma pregunta, ¿por qué a mi?. Esta misma pregunta la hice a uno de los mentores del curso de Mobile, su respuesta fue, si os han elegido será por algo.  Y allí estaba yo, junto a agencias que gestionaban grandes cuentas como Air Europa, Movistar, etc. Aprendimos y mucho de aquella experiencia.

¿Y ahora?

Ahora trabajo como consultor de marketing online y formador en ecommerce (comercio electrónico) desarrollando estrategias que generen visitas mediante el posicionamiento web y la publicidad online y al mismo tiempo, que esas visitas se conviertan en clientes. Y por supuesto, sigo secuestrado por Google y todo aquello que rodea el medio online.

Hoy en día las empresas deben de ser conscientes que las reglas de juego han cambiado, ahora el usuario o cliente potencial accede de forma rápida y sencilla a la información, gracias entre otros motivos al móvil. Para que nos hagamos una idea, el móvil lo usamos de media unas 150 veces al día, y ya hay más teléfonos inteligentes que usuarios. Cuanta más información tengamos o posibilidad de obtenerla, más volátiles nos volvemos y también más difícil es lograr fidelizar a los clientes. La tecnología ha cambiado los hábitos de compra de los consumidores.

Los usuarios si no saben algo lo buscan en Google, si quieren comunicarse, lo hacen en Facebook, Twitter o WhatsApp. Pero ya no solo ellos, sino también las propias empresas. Cuando un comercial va a ofrecer un producto a una empresa, lo primero que hace dicha empresa es buscar información sobre el proveedor o sobre el producto ofertado.

La tecnología ha cambiado los hábitos de compra de los consumidores¿Os habéis parado a pensar quiénes nos vienen pisando los talones? Los futuros consumidores son los llamados nativos digitales, es decir, aquellos que han nacido y criado entre multitud de dispositivos (móvil, ordenador y tablet). Son los que ya no piden un balón ni una muñeca para jugar, sino los que prefieren un móvil para interactuar y compartir información con el resto del mundo. Son los que han dejado desiertas las calles para pasarse horas delante de una pantalla. Para bien o para mal, esa es la realidad. Ahora hay que preguntarse si las empresas están adaptadas para satisfacer la demanda de un consumidor cada vez más digital.

Uno de los sectores que ha apostado claramente por la transformación digital ha sido la banca, debido precisamente a los hábitos cambiantes de los consumidores así como al nuevo panorama competitivo tras las continuas fusiones.  Dicha transformación ha consistido en crear nuevos canales y productos, como es la banca online donde el usuario puede acceder a su cuenta para conocer el estado de la misma, realizar pagos de impuestos, transferencias, etc, y todo ello desde casa o desde el móvil, sin necesidad de pisar la entidad bancaria, tan sólo es necesario una conexión a Internet y un dispositivo (móvil, tablet u ordenador).

En definitiva, hoy debemos ver la nueva situación que se nos plantea como una oportunidad para seguir creciendo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí