El botox, qué es y consejos sobre su uso

Fue en el año 2004, cuando el Ministerio de Sanidad Español permitió en el país el uso de la toxina botulínica como aplicación estética. En cambio, en EE.UU se empezó antes, en abril de 2002. Entonces, el botox fue lanzado al mercado y supuso una revolución en la medicina estética que aún hoy se sigue manteniendo.

Se trata actualmente, del mejor tratamiento estético para eliminar las arrugas faciales. El resultado es realmente sorprendente y favorecedor, además de muy sencillo. En comparación con los demás tratamientos estéticos, es de los menos dolorosos, luego no requiere ningún tiempo de recuperación ni apenas cuidados. Es por ello por lo que, a medida que han ido pasando los años, se ha generalizado su uso y ha ido creciendo su demanda.

Pero, ¿qué es la toxina botulínica?

Llamada también como botulina, se trata básicamente de una neurotoxina que tiene el poder de paralizar el músculo. En otras palabras, se trata de una proteína, producida por la bacteria llamada Clostridium Botulinum, que tiene la capacidad de bloquear la transmisión de señales que se da entre el sistema nervioso y el músculo. Por ese motivo, se utiliza también en la medicina para combatir enfermedades neurológicas.   

Dicho esto, cuando una persona se inyecta botox (nombre comercial), lo que hace es que relaja el músculo, de tal manera, que hace que las arrugas dinámicas desaparezcan. Con arrugas dinámicas se hace referencia a las que aparecen en el entrecejo, la frente, las patas de gallos, entre otras. En el momento de su aplicación, se utiliza una aguja muy fina para inyectar el botox en los puntos necesarios de la cara, es decir, aquellos puntos en donde el músculo trabaja en exceso y ha provocado la aparición de la arruga.

El Centro Médico Prada, clínica de cirugía estética de Sevilla, recomienda su uso para aquellas personas que deseen retrasar la aparición de aquellas pequeñas señales en el cutis que muestran el paso de los años, y de las cuales nadie se puede librar. Asimismo aconseja que, aunque se trate de un tratamiento sencillo, no por ello se debe abusar de él.

Uso recomendado

Como se ha podido ver en algunas estrellas del cine y la televisión, han perdido la expresividad de sus caras porque han abusado del uso del botox. Esta es la razón por la que el paciente no debe de sobrepasar la dosis justa para que el resultado sea natural y favorecedor. Aunque esta pequeña dosis tenga menos durabilidad, es lo más recomendable.

Además, siempre hay que acudir a profesionales, ya que ellos sabrán que arrugas se pueden tratar y cuáles no. Sólo los cirujanos plásticos profesionales son los que pueden analizar bien la musculatura facial, así como saber a qué arrugas se les puede inyectar el fármaco. Hay ciertas arrugas que es mejor que permanezcan, porque forman parte de la expresión de la cara.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí