ASAJA Alicante denuncia que no pueden reducir más los aportes que recibe la provincia por la sequía

ASAJA Alicante reclama al Ministro de Agricultura que no aplique más recortes de agua para el sudeste peninsular, ya que ya recibimos mucha menos de la que necesitamos. La sequía, pertinaz en Alicante, Murcia y Almería, justifica que deban aprobarse las medidas necesarias para aumentar los aportes y pide que la Comisión Nacional del Agua actúe con coherencia y tenga en cuenta los 110.000 empleos directos generados en el espacio beneficiado por las aguas del Tajo-Segura y que el 56 % de la población es abastecida por la Mancomunidad de los Caudales del Taibilla (sostenida por esta obra).

ASAJA Alicante – Jóvenes Agricultores exige que no se reduzcan los aportes que debe recibir la provincia porque no es asumible. La sequía ya está ocasionando serios problemas en los cultivos de secano y también en los de regadío, en los que se han disparado los costes porque los agricultores se han visto obligados a duplicar sus riegos ante la ausencia total de lluvias. Necesitamos más agua.

La Comisión Nacional del Agua tiene sobre la mesa propuestas que perjudican seriamente los intereses del sudeste peninsular. Por una parte, el nuevo Plan del Tajo   suprime los 40 hm3 previstos para el desarrollo de nuevos proyectos en Alicante, lo que “supone dejar a nuestra provincia totalmente marginada. No comprendemos por qué se mantienen las dotaciones para Valencia y Castilla la Mancha y no para nuestra provincia”, en palabras del presidente de ASAJA Alicante – Jóvenes Agricultores, Eladio Aniorte. Por otra, han elaborado una propuesta del nuevo plan de explotación del Trasvase Tajo-Segura que reduciría los aportes del Tajo aún más. Así, se estima que podríamos contar con un 40% menos de agua, lo que reduciría la superficie cultivada, generando más desempleo y destrucción de la riqueza que crea la agricultura

“Ya lo advertimos con la aprobación del Plan del Tajo que el nuevo escenario que creaba suponía una losa para los intereses de la provincia pues la primera conclusión que se obtenía era la reducción de los caudales trasvasables. Posteriormente, el Memórandum concedió seguridad jurídica sobre la continuidad de la infraestructura, pero de qué estamos hablando. Estamos observando como los intereses de Castilla La Mancha siguen trabajando para conseguir que no sea efectivo. Que se aclaren de una vez, a ver si el documento pactado en vez de un arreglo, es una madeja de enredos porque cada vez se dice que se necesita más agua para otras cosas, menos para nosotros. En la agricultura tenemos que saber con qué cantidad de agua vamos a contar

¿Cuánta agua va a trasportar ese canal? Esta obra ha funcionado a la perfección desde hace más de 30 años. ¿Cuál es el objetivo? ¿Dejar al sudeste peninsular sin agua y sin futuro? ¿Condenarnos a utilizar el agua de la desaladora de Torrevieja? No pueden. Subir el precio del agua supondría la muerte del sector”, denuncia el presidente de ASAJA Alicante.

Hay otros puntos negativos de la propuesta de explotación del Trasvase Tajo-Segura como obligar a elaborar informes que definan los valores mensuales de los consumos de referencia de aguas trasvasadas por usos y zonas, lo que dificultaría aún más los trámites que deberían seguirse para poder recibir agua. Además, es muy difícil poder elaborar esta planificación por la variabilidad de la climatología, las diferentes características de los cultivos, etc.

“Es incomprensible que tras celebrar el éxito de un documento que fue consensuado entre cinco comunidades autónomas, presenten ahora propuestas unilaterales. Los agricultores vemos como priman intereses de unos pocos y tememos que les beneficien, en vez de buscar las medidas más acertadas y efectivas que supongan un equilibrio hídrico, promuevan el interés general de España y un reparto equitativo de los recursos”.

Así, si se reducen los aportes que necesitamos, se incrementará el desempleo y la pobreza al atacar a un sector que está permitiendo equilibrar la balanza comercial y exportar volúmenes que podrían quedar en nada al no tener agua para producirlos.

“No pueden dejar sin agua al sudeste peninsular, no podemos soportar más recortes y esta vez no nos valdrá que fueran a recortarse en un 40% y después el tijeretazo quede en un 20%. Ese juego ya no nos lo creemos. Con el agua que recibimos, aún necesitamos más. Estamos atravesando un 2014 muy angustioso por las nuevas propuestas y, por ello, los empresarios que nos jugamos el dinero, es decir, los agricultores, productores y exportadores, nos oponemos a los recortes y por supuesto, exigimos que se nos tenga en cuenta en las mesas en las que negocian políticos que no han pisado un azarbe ni una sola vez”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí