Ecovidrio ayudará al reciclado de vidrio a los hosteleros de Novelda

El Ayuntamiento y Ecovidrio han presentado una nueva campaña con la que impulsarán el reciclaje de vidrio a través de unos contenedores especiales para el sector de la hostelería.

El Ayuntamiento de Novelda y Ecovidrio, la asociación sin ánimo de lucro que gestiona el reciclado de los envases de vidrio depositados en los contenedores de toda España, han presentado hoy la nueva campaña para facilitar la recogida y reciclado de los residuos de envases de vidrio en locales hosteleros de la localidad.

La iniciativa dará comienzo en el mes de febrero con una primera fase en la que, a través de un trabajo de campo, se realizarán encuestas a 80 establecimientos de la localidad. Estas encuestas tienen como objetivo informar de la campaña y detectar las necesidades de los hosteleros, con el fin de facilitarles el reciclado de los residuos de envases vidrio. De esta forma, los locales participantes en la campaña que previamente lo soliciten, dispondrán de un cubo, con sistema Ale-hop, para facilitarles el transporte y volcado del residuo de vidrio, en los contenedores adaptados específicamente para este sector, instalados en la vía pública.

Roberto Fuentes, gerente de zona de Ecovidrio, explicaba que “es sumamente necesario el reciclaje de este material que, además, se reutiliza completamente”, por lo que, adelantaba, instalarán más puestos de reciclaje en toda la ciudad para facilitar a los ciudadanos este servicio. Por su parte, Francisco Sepulcre, edil de Medio Ambiente, animó a los hosteleros a participar de esta iniciativa que es gratuita y que facilitará y potenciará el reciclaje.

VÍDEO

3 COMENTARIOS

  1. Buena sea toda iniciativa que aporte algún puesto de trabajo, pues el reciclaje de cualquier materia hace que reaprovechemos eso que dejamos abandonado y sirva para hacer un nuevo producto, en este caso botellas.
    Algo que sea reciclable y se abandone en la vía pública o en el campo, en primer lugar da mala imagen de quien lo ha hecho y de toda la ciudad, que parece un vertedero. Pero si eso (botella, lata de aluminio, papel, plástico, pila de transistor, etc.) lo depositamos en su contenedor apropiado, se convierte en una materia prima que tiene un valor económico y que mueve puestos de trabajo. En primer lugar, el transportista que lleva esa materia prima a la factoría. Allí trabajan más personas que lo reciclan y convierten en una cosa nueva. Y esa cosa nueva, tiene un precio (mueve dinero y por tanto, puestos de trabajo) y vuelve al vendedor de esa materia, ya sea cristal, plástico, metal, etc. y lo compra el usuario.
    ¿Te das cuenta, tú que dices que por uno más o menos, es lo mismo si lo dejo en la calle y no en su contenedor adecuado? Pues que no se diga que demostramos ser una sociedad algo pasota con nuestra imagen, imitemos a los países nórdicos, donde no es fácil ver desperdicios tirados.

  2. esta muy bien eso de reciclar , pero la empresa que lo recicla va tener unos beneficios a costa de que la gente se moleste en ir clasificando su basura, porque nose paga un precio simbolico por cada envase como antiguamente ejemplo botella 2 centimos,envase de plastico 2 centimos,pilas 5centimos y asi el ciudadano tambien tendria un beneficio yseguro que no se veria ningun envase por el campo y en la ciudad

  3. A Fernando García: Tu sugerencia estuvo bien, pero actualmente creo que serviría de poco y te lo detallo.
    Cuando se cobraban los envases (yo por mi edad, lo conocí así) llevábamos a la tienda la botella para rellenarla de vino o de leche (Yo lo hice de niño). Y en las traperías compraban el papel o los metales pues tenían un precio admisible. Pero con el transcurso de los años, se pusieron contenedores en la vía publica y desde entonces, esa materia prima le cuesta muy poco a la industria receptora. Apenas el vehículo y el sueldo del transportista.
    La prueba la tienes en que el precio del papel o del metal han bajado tanto en los que se dedicaban a comprarlo (los llamados traperos) que es hoy día algo simbólico y llamado a desaparecer la mencionada trapería o el chaterrero.
    Por otro lado, si se lleva la lata de refresco o la botella de vidrio a la tienda para que te descuenten algo, en la tienda han de disponer de un espacio hasta que pasen a llevárselo y no están por la labor en las tiendas, a menos que les den algo a cambio.
    Pero admito que tienes parte de razón, pues la prueba la tenemos en las bolsas que nos daban gratis en los supermercados y que nos hacíamos con un buen montón para otros usos. Desde que las cobran, ya no se ve ese trasvase de bolsas, porque nos rasca el bolsillo. Pero de eso a que descuenten algo por el envase, me parece que no tendría mucho éxito y más si les llega a la industria esa materia prima más barata como es a través del contenedor de la calle.
    La solución es que recapacitemos y no tiremos nada al suelo y lo guardemos hasta que veamos un contenedor apropiado para esa materia.
    . Aunque es algo muy, pero que muy difícil de conseguir, pues desde que uno es niño, observa a los mayores tirar al suelo el paquete vacío de tabaco; o la bolsa de plástico de la ensaimada que compramos; o el periódico que edita el Ayuntamiento mensualmente y que no nos ha costado nada, etc. En resumen, que lo que nos molesta en la mano, al suelo y eso no es lo que haría una persona civilizada.
    No obstante, si alguien quiere exponer su idea de cómo solucionar lo de las materias reciclables, tiene aquí su oportunidad para escribirlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí