ASAJA denuncia el aumento de los costes de la uva de mesa

Los agricultores del Vinalopó, inmersos ahora en el embolsado de la uva, denuncian las complicaciones en las tareas del campo y el aumento en los costes de producción debido a las altas temperaturas y a las abundantes precipitaciones que se registraron en el primer semestre del año. Pese a esto, la producción aumenta ligeramente, alcanzándose las 72.000 toneladas.

Las condiciones climatológicas, sobre todo las abundantes precipitaciones registradas durante el primer semestre de 2013, están causando muchos estragos en el proceso de producción de la uva de mesa. La mayor consecuencia es la duplicación de los costes en los tratamientos, pasando de 120 euros de gasto por hectárea en 2012, a 240 euros en 2013. Además, la mano de obra para aplicar estos tratamientos se ha incrementado en un 16,6%. A todos estos gastos hay que añadir las subidas en las tarifas de la luz, del agua y de los seguros, entre otros.

“Estamos cansados de repetirlo. No es normal lo que sucede con los precios en origen. Cada día pagamos más, mientras que los precios que cobramos son iguales, e incluso inferiores, a los que percibíamos hace más de una década. Los agricultores cumplimos a raja tabla todas las normas de calidad alimentaria, todas las exigencias habidas y por haber para ofrecer los mejores frutos a nuestros clientes, pero tienen que ser conscientes de que estos costes, hay que cubrirlos”, denuncia Pedro Rubira, presidente de ASAJA Novelda.

Los agricultores también denuncian que les compran el kilo a 60 cents, mientras que los supermercados venden el producto a 3,99 euros/kg. Esto significa que el consumidor llega a pagar cinco veces más por el fruto que obtienen los productores. Para frenar estos abusos contra productores y consumidores, la organización agraria ASAJA Novelda pide, tanto al Gobierno de España como al de la Unión Europea, que adopte medidas contundentes.

En lo que se refiere a las cantidades de producción, se ha producido un incremento respecto a la campaña anterior, esperando conseguir unas 72.000 toneladas en toda la provincia. En la zona del Vinalopó, el número de racimos se incrementa entre un 8 y un 10 %, aunque son más pequeños que en años anteriores. La cantidad de producción no superará los 50 millones de kilos, de los que menos de 40 millones de kilos se comercializarán bajo la protección de la Denominación de Origen.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí