Se prevé para la próxima camapaña la mejor uva de mesa de los últimos 10 años

Se inicia la campaña de recogida de la uva de mesa. Aumenta la calidad aunque disminuye la producción, que este año se estima alrededor de los 20.000 kilos de uva por hectárea, lo que representa una merma de entorno a un 20% respecto a un año normal.

Las intensas lluvias que tuvieron lugar la pasada primavera junto con las rachas de viento y el tiempo seco y caluroso de mayo constituyen los factores climatológicos idóneos para que se espere una de las mejores campañas de uva de mesa embolsada de los últimos diez años, en cuanto a calidad se refiere. Y es que, las altas temperaturas de finales de mayo y la ausencia de lluvias favorecieron dos procesos fundamentales para el desarrollo de este cultivo, la floración y la polinización.

El reparto de la uva de mesa embolsada, que constituye uno de los cultivos más emblemáticos y característicos de nuestra provincia, se realiza de la siguiente manera, un 80% se cultiva en la zona del Vinalopó donde crece la Uva Embolsada, y donde esta campaña se producirán alrededor de 20.000 kilos de uva; cantidad que pertenece en un 50% a la variedad IDEAL y la otra mitad a ALEDO. En el resto de la provincia, a lo largo de la cual se produce el 20% restante de uva de mesa, se recolectarán alrededor de 10.000 toneladas.

Entre las amenazas que este año marcarán la campaña figura el desmesurado encarecimiento de los costes de producción, la falta de recursos hídricos, el alto precio del agua y los fertilizantes, que siguen perjudicando seriamente a la renta de los agricultores.

Pero la rebaja permanente de los módulos de este cultivo sigue siendo el principal quebradero de cabeza de los agricultores. Y es que, las cotizaciones de la uva de mesa que el agricultor percibió en la temporada anterior oscilaron entre los 60 y 70 céntimos por kilo. Mientras que los costes de producción ascendieron a 0,50-0,55€ por kilo; de manera, que las ganancias para el agricultor fueron casi nulas. Y si a esto sumamos los altos índices de IRPF que se aplican a este cultivo, la rentabilidad se reduce aún más. “Desde ASAJA Alicante solicitamos que dicho índice se rebaje de forma permanente del 0,42 a 0,21, y no puntualmente como ha ocurrido este año, con el fin de establecer un índice coherente y cercano a la realidad por la que atraviesa el cultivo. Existe un nivel de endeudamiento acumulado en los agricultores de Uva de Mesa muy difícil de soportar y una situación manifiesta de abandono progresivo y la previsible desaparición de la actividad agrícola en la zona por falta de rentabilidad”, afirma el presidente de Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante, Eladio Aniorte.

Este cultivo, que constituye el motor económico de la Zona del Vinalopó, desde septiembre hasta enero creará más de 10.000 puestos de trabajo directos en la comarca, por lo que se hace aún más importante que no desaparezca y se le preste la ayuda necesaria para su desarrollo, dada la labor social que realiza.

RECOGIDA

En cuanto al inicio de recogida, la primera batida se llevará a cabo del 3 al 7 de septiembre. Durante los meses de septiembre, octubre y noviembre se recolectará la variedad Ideal y entre noviembre, diciembre y enero, la Aledo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí