Las detenciones por malos tratos suponen el 31,47% del total de arrestos en la partida judicial de Novelda

El intendente de Policía, Juan Carlos Escolano (Archivo)

La violencia doméstica comprende 62 detenciones en la partida judicial de Novelda que abarca ocho poblaciones. Cerca de un tercio del total de arrestos se efectúan por agresión a la pareja que, en la mayoría de los casos son hombres. La Policía Local que actúa en coordinación con la Guardia Civil en el programa de protección a la víctima, ha hecho balance de las detenciones por malos tratos

El pasado 13 de agosto en el municipio noveldense moría una mujer por un presunto caso de malos tratos. Es la víctima 64 por violencia de género en lo que va de año, aunque la cifra asciende a 69 mujeres asesinadas, la última de éstas el pasado 30 de agosto. En 2006 fueron 68 las víctimas mortales a manos de su pareja o ex pareja sentimental, cifra que ya se ha superado aún a falta de tres meses para terminar el año, según datos del Instituto de la Mujer.

En el caso concreto del municipio, la Policía Local y la Guardia Civil han efectuado un total de 62 detenciones por malos tratos en la partida judicial de Novelda, que abarca las poblaciones de La Romana, Pinoso, Algueña, Hondón de las Nieves, Hondón de los Frailes, Aspe, Monforte, Monóvar y Novelda. Ello supone que un 31,47% del total de arrestos son por violencia doméstica en estos municipios, según datos de la Policía Local, de esta cifra se desprende que 19 de estas detenciones han sido a extranjeros, es decir, el 30,64 % de las detenciones por agresión en el ámbito familiar son a inmigrantes.

El protocolo de actuación con que se rige la Policía Local en concordancia con la Guardia Civil, se basa en la protección de la víctima desde el momento en que, tomando el caso más común, es generalmente la señora, quien denuncia a su pareja por malos tratos y, como medida cautelar, “el juez decreta la orden de alejamiento que es más inmediata, antes de que salga el juicio, en un auto”, ha explicado el intendente de Policía, Juan Carlos Escolano. Las bases de datos permiten que el cuerpo de Policía y el Civil estén al corriente de las denuncias por malos tratos y si existe orden de alejamiento del presunto agresor a la víctima, la cual se encuentra bajo la protección policial. “En cuanto la persona llama la Policía Local se desplaza al lugar, donde, una vez allí, se instruye y se cita en el cuartel a la persona que supuestamente ha agredido a su pareja, y la Guardia Civil detiene”, ha asegurado Escolano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí