El riego incorrecto del césped en las rotondas de Monóvar moja el asfalto

El verano seco del Vinalopó junto con la escasez de agua en la Comarca no permiten errores en cuanto al uso indebido del recurso hídrico. El desvío de los camiones con la construcción de los cuatro caminos en la Avenida Cura González que previenen el tráfico pesado por el centro de la ciudad, no ha reestructurado los daños ocasionados al asfalto en las calles antes de dicho desvío

La escasez de agua en la Comarca es una evidencia que ha entrado a formar parte del discurso político y ha generado las más diversas posiciones en torno a un tema que todavía no ha encontrado un equilibrio que fije la concordia entre los distintos intereses. En esa línea, los ciudadanos que cada día han contemplado el riego ininterrumpido del césped en las rotondas dirección a Monóvar y La Romana, han manifestado su disgusto tras comprobar que los aspersores vierten al asfalto. En un momento en que a los ciudadanos se les limita el llenado de sus piscinas que al término de la época estival servirá para el riego de las huertas frutales o bien se mantendrá para el verano siguiente, y se les conciencia de que el Vinalopó Mitjà debe controlar el derroche del recurso hídrico, este riego descontrolado y desatinado no contribuye a la sensibilización ciudadana.

Asimismo, los ciudadanos han propuesto cultivar plantas autóctonas que evitan el riego incesante y resuelven una buena aclimatación puesto que no precisan cuidados excesivos, ya que al ser estas plantas típicas de la Comarca se adaptan a este ambiente seco.

Por otra parte, el mal estado del asfalto por los lugares donde han concurrido camiones, deja la carretera agrietada y repleta de baches que impiden la buena conducción. La solución de los cuatro caminos en la Avenida Cura González ha sido una medida acertada que desvía el tráfico pesado para evitar que circule por el centro de la ciudad; sin embargo, los vecinos de Novelda se han quejado de que esta medida no haya sucedido a la mejora del acondicionamiento de otras calles por las que han transitado camiones y que han causado estragos en el asfalto.

De ese modo, los ciudadanos no quieren que se rellene el asfalto solapándolo con el ya deteriorado existente, teniendo en cuenta que ello haría subir el nivel de la vía al de la acera, como es el caso de la céntrica calle de la Font o en Marqués de Valdecillas (Forques), donde al llover se convierte en una riada cuyos márgenes alcanzan al interior de las viviendas.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,608FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,880SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES