La campaña de vigilancia rural de Novelda tratará de evitar los robos en más de 1.000 parcelas de cultivo

Desde el pasado 25 de septiembre, la Policía Local y la Autonómica han reforzado el dispositivo de vigilancia en zonas rurales y de cultivo del municipio

Este lunes se ha presentado la campaña de vigilancia rural que comenzó el pasado 25 de septiembre en Novelda con la colaboración, un año más, de la Policía Autonómica y la Policía Local. El concejal de Seguridad Ciudadana, Ximo Mira, recordaba que el cuerpo de policía cuenta con una unidad rural durante todo el año, pero durante la época de maduración de la cosecha de uva de mesa, refuerzan esta unidad y ponen en funcionamiento este dispositivo especial en zonas rurales y de cultivo.

Al mismo tiempo, señalaba la importancia de que “todas las viviendas rurales identifiquen sus parcelas con la Policía Local”, ya que agiliza la localización ante cualquier aviso que se realice. Mira se mostraba agradecido por la colaboración que un año más se hace efectiva entre el cuerpo autonómico y el local.

Fernando Gómez, inspector de la unidad adscrita a la Comunidad Valenciana con sede en Elche, explicaba que están en “perfecta coordinación con la Policía Local de Novelda”. Para esta campaña, han aportado 33 funcionarios y 6 vehículos, todos ellos colaborarán para “prevenir los robos en el campo”.

Juan Carlos Escolano, comisario de la Policía Local de Novelda, comentaba que “se están denunciando todas las circunstancias que ocurren en el campo, incluso el robo de una cepa o dos”. Porque aunque el servicio de vigilancia esté presente durante todo el año, en esta época se refuerza la asistencia tanto por la mañana, tarde y noche.

También tratan de ver qué parcelas son susceptibles de robo para ejercer una mayor vigilancia sobre ellos. En Novelda hay 74 kilómetros cuadrados, más de 1.000 parcelas de cultivo y 24 millones de kilos de uva, lo que dificulta las tareas de vigilancia. Por ello es necesario colaborar con la Policía Autonómica y lo que hacen es diversificar estos colectivos policiales para una vigilancia de todas las zonas que son susceptibles de robo.

José Antonio Martínez, agricultor, agradecía el sistema implantado para vigilar el campo durante todos estos años, ya que, gracias a este dispositivo, “los robos son mínimos” y animaba al resto de agricultores a denunciar cualquier robo, aunque sea mínimo.   

Documentación

En estos dispositivos de seguridad, los agentes de policía deben conocer y revisar la documentación del conductor y un documento que exige la normativa, como es el DATA (documento de acompañamiento y trazabilidad agraria), donde constan todos los productos agrícolas, qué cosecha ha realizado, de qué finca y adónde va dirigida.

Esta documentación también ayuda a realizar un seguimiento en los mercadillos tradicionales con el fin de evitar que cualquier fruta pueda ser vendida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí