24 de enero, Día del Periodista

Coincide con el día del San Francisco de Sales, Santo Patrón de los Periodistas y Escritores

El Día del Periodista, celebrado cada 24 de enero en España coincide con el Santo Patrón de los Periodistas y Escritores, San Francisco de Sales, un destacado personaje, que vivió entre el 1567 y 1622.

Desde muy joven, el erudito se dedicó a evangelizar y con los años llegó a convertirse en Obispo de Ginebra. Fue un hombre de letras y de la comunicación. Fue canonizado en el 1665 tras su fallecimiento. Posteriormente, el papa Pio XI lo nombró en 1923 como el patrón de los periodistas y escritores por sus dotes comunicativas.

Sin embargo, el Día del Periodista se celebra de forma diversa en cada rincón del mundo adaptándose a diferentes simbologías. Por ejemplo, el Día Internacional del Periodista tiene lugar el 8 de septiembre como homenaje al periodista checo Julius Fucik, ejecutado por los nazis en 1943.

Otras fechas relevantes relacionadas son el 3 de mayo, cuando se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa y el 2 de noviembreDía Internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas, proclamadas estas dos últimas por la Organización de las Naciones Unidas.

¿Qué es el periodismo?

Todas las personas podemos transmitir algún tipo de conocimiento, comentario o suceso a amigos o familiares. Los inicios del periodismo consistieron en eso. Avisar a una población de un hecho acontecido o que iba a ocurrir. Por ejemplo, recogían batallas medievales vividas en el frente o señalaban cuando se iba a producir una coronación.

La historia fue avanzando y surgieron las primeras democracias modernas, y con ellas el inicio de la apertura informativa. Las ciencias sociales comenzaron a establecerse en el mundo académico a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Los estudiosos empezaron a hacerse preguntas. ¿Qué es la opinión pública? ¿Cómo genero que el público esté interesado en mi información? ¿Qué es la propia información?

De estas investigaciones surgieron conceptos que en la actualidad ya están asentados, como la propaganda, los sondeos electorales, el marketing, la agenda social, la idea de masa o la propia concepción de las redes de comunicación.

Por su parte, los tabloides experimentaron más allá de los avisos locales. Narraban, criticaban y analizaban la situación actual de su territorio. La democracia no era perfecta, porque el poder también corrompe. El periodismo se vio como el perro guardián de la democracia, el cuarto poder. El problema era que el periodismo también podía corromperse, sobre todo en una época de guerras mundiales, dictaduras y magnates con ansias de controlar la información para su beneficio.

La llegada de la televisión cambió en parte la concepción del periodismo. Ya no solo tenía que informar, ahora debía entretener para mantener (y aumentar) los índices de audiencia. Los periódicos también se adaptaron al nuevo mercado y buscaron nuevas formas para ser llamativos, como por ejemplo introduciendo grafismos vistosos o volviendo a poner en primera plana los chismorreos. El sensacionalismo embadurnó el periodismo.

El final del siglo XX estuvo marcado tanto por las grandes adquisiciones en un sector cada vez más comprimido en unas pocas fortunas como por la llegada de internet. La red democratizó la información y fue un altavoz para personas que nunca antes habían sido escuchadas.

A partir de blogs, canales de YouTube y redes sociales cualquier persona podía generar una opinión, pero también informar de un evento acontecido vivido en primera persona. Con ello nació lo conocido como «periodismo ciudadano». Sin embargo, con estas herramientas cualquier persona o entidad también podía dedicarse a dañar y desinformar.

Ante la crisis mediática, tanto económica como metodológica, la ciudadanía ha sentido una pérdida de importancia de esta crucial y difícil labor, ya que a través de las redes podía obtener información de una forma fácil sin necesidad del filtro periodístico.

Entonces, ¿por qué es necesario el periodismo?

Cuando una persona trata de convencer a otra sobre un hecho pretende, a través de una determinada información (veraz o falseada), instaurar su interés personal sobre la misma. El interés del periodista no es personal, sino que tiene un contrato con la ciudadanía, de la que también forma parte, para transmitir de una forma comprobable, veraz y accesible un acontecimiento o hecho que le aporte algún conocimiento útil al lector.

El periodismo sirve para recoger los puntos de vista, corroborarlos, informarse de los mismos y ofrecer un suceso eliminando la mayor subjetividad posible para que cada persona forme una opinión propia.

Lo explicado es la perspectiva utópica, lo que cada periodista desea alcanzar. Sin embargo, es imposible eliminar la subjetividad, los distintos puntos de vista rara vez obtienen el mismo espacio, o las fuentes pueden alterar la base de la información para satisfacer sus intereses. Tampoco hay que olvidar que cada empresa, también las mediáticas, tiene sus propios intereses, que pueden afectar a la información que intenta desarrollar el periodista, del que tampoco hay que eximir sus respectivos intereses.

Por tanto, ante esta realidad complicada un lector avispado se preguntará por qué debe informarse a través del periodismo y no a través de otros canales. La respuesta es que el periodista que está leyendo, escuchando o viendo ha dedicado años de su vida a formarse con el gran objetivo de transmitir una realidad con las menores perturbaciones posibles y que además genere una curiosidad en el receptor, un afán por conocer más y mejor.

Por lo tanto, si desea conocer cómo informarse y no sabe si acudir a un hilo de Twitter, a un grupo de Telegram, a un programa mañanero televisivo o a un periódico digital local lo que este periodista le aconseja es informarse en todos ellos.

Lea cada medio sobre el tema que le interese, detecte las diferencias y las incongruencias y así formará una opinión propia más completa.

Un buen periodista no quiere ser el más leído, quiere ser el que cada día consiga transmitir la realidad de la forma más completa para ayudar al ciudadano a comprender los cambios en el mundo durante su pequeña porción de tiempo vital que dedica a informarse.

Feliz Día del Periodista.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,745SeguidoresSeguir
3,530SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES