El TSJ condena al Ayuntamiento de Novelda a pagar 4,8 millones de euros a ABANCA por el CSAD

La corporación local recurrirá la decisión al Tribunal Supremo al considerar que la sentencia «tiene algunos errores materiales» y «no se ajusta a los hechos ocurridos»

El Centro de Salud y Agua hubiera reabierto en 2023 si la sentencia fuese favorable, por lo que su reapertura vuelve a quedar en el limbo varios años mientras se resuelve la batalla judicial

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha condenado al Ayuntamiento de Novelda tras la votación y el fallo de segunda instancia a abonar 4,8 millones de euros a ABANCA para hacerse cargo del del préstamo otorgado para pagar las obras a la constructora en 2005 del Centro de Salud y Agua de Novelda (CSAD).

Así lo ha anunciado Iván Ñíguez, concejal de Hacienda, después de dar cuenta de la decisión del TSJ a los grupos políticos de la población en la junta de portavoces celebrada esta mañana. Novelda, el pasado junio de 2021, ganó en primera instancia esta batalla judicial gracias a la desestimación del juzgado de lo contencioso-administrativo de una reclamación de 6 millones de euros por parte de ABANCA al Ayuntamiento.

Sin embargo, la concesionaria presentó un recurso al TSJ de la Comunidad Valenciana, que tras el fallo conocido hoy, ha dado la razón parcialmente, solicitando así a la corporación local noveldense a abonar 4.811.942,93 euros, es decir, una quinta parte del Presupuesto anual medio del Ayuntamiento, y revocando la sentencia de primera instancia que ganó el municipio.

Ñíguez ha calificado de «nefasta» esta sentencia, subrayando que el Ayuntamiento de Novelda realizará un recurso de casación al Tribunal Supremo porque asegura que la sentencia «tiene algunos errores materiales» y «no se ajusta a los hechos ocurridos». Por tanto, ha comunicado que hoy mismo se interpondrá un recurso de revisión para que la sentencia no contenga errores «ni de hechos como probados a cuestiones que no han ocurrido».

Con todo, Ñíguez ha explicado que el TSJ falla a favor de que el Ayuntamiento pague a ABANCA cuando, asegura, «ABANCA no fue el concesionario sino que fue CSAD Novelda». Además, ha recordado que la mercantil no se subrogó en la posición del concesionario en el concurso de acreedores. «ABANCA ha estado siempre fuera de este procedimiento y lo único que hizo fue poner el dinero para construir este centro deportivo y elegir mal a su cliente», ha aseverado.

«Los ciudadanos de Novelda no tienen por qué pagar los desmanes que se producían en ese momento donde los bancos prestaban dinero a aquellos que no debían», ha criticado.

Además, Ñíguez ha reprobado este pago, argumentando que «ABANCA ya fue rescatada con dinero público, antes era Nova Caixa Galicia, una de las entidades que más le dinero le costó al Estado rescatar», por lo que resalta que esta sentencia sería «un doble pago» para la entidad financiera. Con todo ha informado la unanimidad en la junta de portavoces de considerar esta sentencia como «injusta».

«Vamos a lucharla ante el máximo órgano jurisdiccional español, que es el tribunal supremo, para que realmente se haga justicia y que no tengamos que pagar por una deuda que no tiene este Ayuntamiento», ha expresado Ñíguez.

Por tanto, ha explicado que los pasos a seguir pasan primero porque se admita a trámite en los próximos meses del recurso que presentará el Ayuntamiento de Novelda al Tribunal Supremo. Si el recurso es admitido, quedará esperar a la votación y el fallo del Tribunal Supremo español, una sentencia final que podría alargarse uno o dos años.

«Hasta que no pite el árbitro y acabe el partido tenemos muchas opciones de remontar y estamos convencidos de ello. Con la fuerza de nuestros argumentos jurídicos conseguiremos doblegar al banco en esta pretensión de cobrar a los ciudadanos de Novelda algo que estamos convencidos de que no tienen que pagar», ha subrayado.

El Centro de Salud y Agua: Un problema de 17 años que se alargará todavía más

Las obras tuvieron el visto bueno en 2005 bajo el gobierno del Partido Popular y fueron adjudicadas a ABANCA para levantar este complejo deportivo de 11.000 metros de titularidad municipal a cambio de la explotación del recinto, por un periodo de treinta años y un canon de 900.000 euros que ingresó la mercantil al Ayuntamiento.

En 2010 fue cuando el CSAD cerró sus puertas, apenas dos años después de su inauguración, debido a su baja rentabilidad al no alcanzar el mínimo de 1.300 usuarios mensuales que, según se contemplaba en los pliegos, darían viabilidad al proyecto.

Tras el cierre de las instalaciones la concesionaria entró en concurso de acreedores y, tras un largo periodo bajo tutela de un administrador concursal, en 2016 un juzgado de Valencia declaró la conclusión del concurso de acreedores, por inexistencia de bienes y, por tanto, la extinción de la mercantil.

El Ayuntamiento recuperó la titularidad del inmueble en 2018 y desde entonces está inmiscuido en este largo proceso judicial para determinar si la empresa privada o la institución pública debe hacerse cargo del préstamo otorgado para pagar las obras a la constructora.

Ñíguez adelantó en una entrevista a Novelda Digital que si el resultado de la sentencia del TSJ era favorable el CSAD reabriría por fin sus instalaciones al completo a finales de 2023 gracias al trabajo previo realizado durante esta legislatura.

Sin embargo, al dar el tribunal la razón a ABANCA, este complejo deportivo volverá a quedar paralizado como mínimo uno o dos años hasta que el Tribunal Supremo dicte sentencia final del recurso de casación que presentará Novelda, siempre y cuando el Supremo apruebe su admisión a trámite a lo largo de los próximos meses.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,772SeguidoresSeguir
3,880SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES