Se inicia la campaña de Uva de Mesa Embolsada del Vinalopó con dificultades en la producción e incertidumbre en la comercialización

La Uva Embolsada del Vinalopó se puede comercializar con los distintivos de la DOP desde el pasado 28 de agosto, aunque el corte simbólico del primer racimo tendrá lugar el próximo 6 de septiembre

Desde el pasado 28 de agosto los consumidores ya pueden encontrar o solicitar en sus establecimientos habituales de compra la Uva Embolsada del Vinalopó con DOP. Hasta el momento se ha cosechado la variedad Victoria, la más temprana y se están comenzando a cortar la emblemática “Ideal” (moscatel italiano), Doña María o Red Globe.

Tras una campaña 2022 marcada por el gravísimo aumento de costes de producción, estancamiento de la demanda y consecuente caída de rentabilidad, se inicia la campaña 2023 con previsiones complicadas en términos tanto de producción como de comercialización.

“En 2022 los mercados ya no mostraron el tirón de los dos años anteriores y el inicio de esta campaña 2023 apunta la misma tendencia; además, nos hemos encontrado con dificultades importantes en la producción debido al calor y a la alta incidencia de plagas y enfermedades existente en la presente campaña”, apuntan desde el Consejo Regulador.

El problema es multifactorial; así, desde el punto de vista económico, la caída de la demanda sucedida en 2022 estuvo motivada principalmente por la inflación. A su vez, esta caída de la demanda, junto con el aumento de la oferta de uvas de mesa de otras producciones y territorios, provocó que los precios pagados a los productores cayeran significativamente respecto a años anteriores y esto último hizo que la rentabilidad de muchas explotaciones se hundiera. Si a este escenario tan convulso e incierto económicamente, se le añade la cuestión climática -sequía, incidencia del calor y riesgo

de fenómenos extremos-, la consecuente mayor incidencia de plagas y enfermedades existente en esta campaña y las dificultades administrativas a las que muchos pequeños/as y medianos/as agricultores/as se enfrentan, la situación se hace extremadamente complicada y ha empezado a dar lugar a un abandono que hasta ahora no se había contemplado en la zona.

Esta suma de circunstancias es una de las causas detrás de la ligera caída de producción inscrita que ha tenido lugar este año, que en estos momentos ronda los 35 millones de kg (alrededor de un 10 % menos respecto a la inscrita al cierre de 2022). Desde la DOP apuntan a que este dato no se puede considerar como definitivo, ya que más adelante suelen tener lugar importantes regularizaciones en la producción. No obstante advierten que el sector se encuentra en una situación muy complicada y que precisa, de una vez por todas, de medidas urgentes.

No obstante, desde la DOP se quiere lanzar un mensaje optimista, ya que es un hecho que la diferenciación que aporta la marca de calidad “Uva de mesa Embolsada del Vinalopó” es una garantía cada vez más valorada por los consumidores. De hecho, 2022 se cerró con un aumento de más del 16 % de la producción certificada en DOP

(Nota: no confundir “producción inscrita”, que se corresponde a la que se inscribe en el campo, con certificada, que se corresponde con la que finalmente se certifica al amparo de la marca de la DOP).

El desafío, apuntan, sigue siendo poder llegar directamente a dichos consumidores en términos comunicativos y de producto; esto es: que los consumidores encuentren fácilmente la uva etiquetada en sus establecimientos habituales de compra y que sean conscientes de las propiedades e incomparables atributos que esta tiene respecto a otras opciones de consumo. En este sentido, es fundamental aumentar los controles en los siguientes eslabones de la cadena, ya que cada vez más a menudo encontramos usurpaciones o usos fraudulentos de la marca, que son una amenaza para el conjunto del sector y para el propio consumidor.

La presentación de esta nueva campaña 2023 tendrá lugar en el municipio de Aspe el próximo día 6 de septiembre, en un acto que estará presidido por el Molt Honorable President de la Generalitat Valenciana, Carlos Mazón Guixot, y contará también con la presencia del Presidente de la Diputación de Alicante, el Subdelegado del Gobierno en Alicante, el Director General de Desarrollo  Rural de la Conselleria    de    Agricultura,    Pesca   y    Alimentación,    entre    otras

autoridades. El acto, que tendrá lugar en una de las parcelas inscritas en la DOP y en el Teatro Wagner de Aspe, supondrá el pistoletazo de salida institucional para la comercialización de esta uva única con Denominación de Origen, que el embolsado y el esfuerzo de todas las personas que hay detrás de su producción hacen que sea “la uva mejor protegida el mundo”.

Datos sobre la DOP

La producción acogida a la DOP es cultivada y acondicionada únicamente en el territorio amparado, que comprende los términos municipales alicantinos de Aspe, Novelda, Hondón de las Nieves, Hondón de los Frailes, Monforte del Cid, Agost y La Romana. Además, las variedades de uva amparadas por la Denominación de Origen (un total de siete, todas ellas con semillas) cubren el período que va desde finales del mes de agosto, con las variedades más tempranas (Victoria e Ideal), pasando por el ecuador de la campaña con variedades como Red Globe, Doña María o Dominga, hasta la mitad del mes de enero con la variedad más tardía: Aledo, emblemática de la Navidad. En el conjunto de la campaña, la producción y comercialización de la Uva del Vinalopó con DOP puede generar entre 10.000 y 13.000 puestos de trabajo directo, lo cual es un impacto determinante en la economía del territorio en el que se produce.

Otras noticias de interés

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,764SeguidoresSeguir
4,370SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES