El Colegio Diocesano Oratorio Festivo se despide de su centenario con un emotivo acto

El obispo Jesús Murgui ha presidido el evento de clausura y ha inaugurado el patio Don Bosco del centro escolar, que ya ha finalizado sus actuaciones.

El acto de clausura del centenario del Colegio Diocesano Oratorio Festivo se ha iniciado en la parroquia de San Pedro a las 19:00 horas con la presencia del obispo Jesús Murgui, quien ha presidido el evento acompañado por el director titular del colegio, Francisco Rayos, y por la directora pedagógica del centro, Patricia Cutillas.

A esta convocatoria han asistido varios miembros del equipo de gobierno, entre los que se encontraba el alcalde de Novelda, Fran Martínez, quien ha inaugurado el turno de discursos hablando sobre la importancia de este centro escolar desde su punto de vista como antiguo alumno y como alcalde. En su discurso, reseñaba todo lo aprendido en el colegio, las inquietudes encontradas gracias a las enseñanzas de sus profesores y las entrañables amistades que aún conserva.

Tras el primer turno de palabra, se ha proyectado un vídeo recordando los 100 años de historia del Colegio Diocesano Oratorio Festivo, donde aparecían imágenes antiguas desde sus inicios hasta la actualidad. Y seguidamente, el obispo tomó el relevo en el micro para agradecer la calidad de la enseñanza que se ofrece en este centro e incluso dando ánimos a los profesores para continuar con la gran labor que han realizado.

Llegó el turno para la música con un antiguo alumno del centro, Carlos Santo, músico y compositor que ha interpretado con el órgano una composición propia, arrancando los aplausos de los asistentes y dando paso al director titular del colegio, Francisco Rayos, quien ha incidido en el tipo de enseñanza que se ofrece en el colegio, basada en el amor, el respeto y el cariño. Rayos ha recordado el lema del centro: “Educar es cosa del corazón”.

Tras el director titular, le tocó el turno de palabra a Patricia Cutillas, directora pedagógica. Ella tenía muy claro que uno de los objetivos principales del centro es “favorecer la educación del alumnado, cuidando la división física, social y religiosa de cada niño” además de “formar buenos cristianos y honrados ciudadanos”.

Cutillas incidía que este siglo presenta nuevas carencias y en el centro pretenden “dar respuesta a esas ausencias y carencias con una percepción de escuela abierta y metodología flexible”. En definitiva, “una escuela moderna que busca el desarrollo intelectual”.

Para cerrar el turno de discursos, un vídeo recordatorio de las actividades realizadas por la celebración de este centenario ha captado la atención del público. En esta proyección han aparecido numerosos eventos, entre los que destacaba el concierto de Carlos Santo, la velada centenaria, la inauguración de la exposición que recoge los 100 años de historia del centro o musical “la Bella y la Bestia”.

Y concluyendo casi el acto, ex alumnos del centro han interpretado “La vida es bella” (Clara Coves Garcia, con el violín, Rosa María Sánchez, con la flauta, y Antonio Jesús Mira, con el clarinete). Posteriormente y durante la entrega de recuerdos conmemorativos, la ex alumna Clara Coves ha interpretado la pieza de Forest Gump con el violín.

Como colofón final, ha sonado el himno del centro cantado por antiguas alumnas y tras la foto de familia, el público y los invitados se han trasladado hasta el centro para inaugurar el patio Don Bosco.

Otras noticias de interés

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,764SeguidoresSeguir
4,500SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES