Novelda consagra el Santuario de Santa María Magdalena

El obispo de Orihuela-Alicante presidió ayer la misa de consagración del templo en el centenario de la colocación de la primera piedra.

Miles de personas asistieron ayer al acto de consagración del Santuario de Santa María Magdalena cuando se celebra el centenario de la colocación de la primera piedra de este templo modernista que vigila a toda Novelda desde La Mola.

El acto estuvo presidido por el obispo de la diócesis de Orihuela-Alicante, Jesús Murgui, que estuvo acompañado en el altar por diferentes sacerdotes noveldenses. Además, contaron con la presencia de la imagen peregrina de la Virgen de los Desamparados, que está en la ciudad pasando unos días.

La consagración es el acto por el que «se dedica el templo a Dios», explicaba el párroco de Novelda, Francisco Rayos, que recordaba que hasta ahora solo estaba «bendecido». El rito comenzó con la bendición los fieles asistentes. Después, colocaron unas reliquias de San Bonifacio en el sepulcro de debajo del altar junto al acta de la dedicación del templo, firmada por el párroco, el alcalde, Armando Esteve, y el obispo.

Para continuar, el obispo ungió el altar con «santo crisma», que «renueva el sacrificio de la cruz en la celebración de la eucaristía», y encendieron incienso para que «la oración y la alabanza suba desde este templo hasta el trono de Dios». El rito terminó con el encendido de las velas y la unción de los 12 muros del santuario con el signo de la cruz.

Toda la misa, que contó con la presencia del patronato y la congregación de Santa María Magdalena, autoridades municipales y la Junta Mayor de Cofradías y Hermandades de Semana Santa, estuvo amenizada por la música de la Coral Vinalopó.

Jesús Murgui señalaba que «es un día histórico y una auténtica suerte poder estar aquí», destacando la presencia de la Virgen de los Desamparados y «su poder de convocatoria». El obispo quiso invitar a todo el mundo a «dejarse iluminar por la palabra de Dios y por los signos de esta celebración».

El acto, que fue retransmitido por dos pantallas gigantes instaladas en el exterior del templo, terminó con el himno a Santa María Magdalena, cantado a coro por todos los asistentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí