El Colegio de Arquitectos descubre los secretos de la Casa San Roque 12

Este inmueble modernista fue el protagonista de la jornada del sábado que el Colegio Oficial de Arquitectos de la Comunidad Valenciana dedicó a Novelda dentro de su Semana de la Arquitectura.

El Colegio Oficial de Arquitectos de la Comunidad Valenciana (COACV) ha celebrado del 29 de septiembre al 2 de octubre la Semana de la Arquitectura, con actividades en toda la Comunidad Valenciana. Entre ellas se encontraba la visita a la Casa San Roque, 12 de Novelda, un tesoro modernista que pocos conocen y que, hasta el día de hoy, no está abierto al público.

La casa fue construida entre los años 20 y 30 del pasado siglo. Muy poco tiempo después de que se terminara sus dueños decidieron emigrar a Nápoles (y posteriormente a Argentina) huyendo de la Guerra Civil Española, siendo el inmueble ocupado por diferentes militares. Una vez que todo se apaciguó, sus dueños volvieron a Novelda y comenzaron una nueva vida en esta casa, en la que ha vivido gente hasta el año 2012.

El COACV, representado en Novelda por el arquitecto Juanjo Pastor, descubrió «por casualidad» esta casa a través de unas fotografías, y rápidamente contactaron con uno de sus actuales dueños, José Antonio Perseguer, que «rápidamente nos abrió las puertas».

Arquitectónicamente, se trata de un verdadero tesoro modernista que alberga muchísimos rincones que dan buena cuenta de su historia. Su constructor, Antonio Torregrosa, plasmó diferentes elementos islámicos en sus muros, ya que vivió durante un tiempo en Orán. Se trata, pues, de «un patrimonio local de mucho valor», según Pastor, que destacaba como partes importantes tanto la escalera central, deformada en forma de óculo, como el dormitorio principal, decorado profusamente al estilo modernista.

Perseguer reconocía que «la familia no éramos conscientes hasta ahora de que tuviéramos un inmueble tan especial», por lo que no descartan la posibilidad de abrirla al público. Para él, es «una casa que te da paz, con una geometría que te embriaga. Yo lo llamaría arquitectura terapéutica, porque cuando uno está mal, te relaja».

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí