José María Sabater lidera un proyecto de robótica quirúrgica de la UMH

El investigador noveldense es el responsable del proyecto «Craneeal» de la Universidad Miguel Hernández de Elche, que está encaminado a la construcción de un pequeño robot que podrá ayudar a los cirujanos en las operaciones neurológicas.

La robótica está presente en muchos aspectos de nuestra vida. Pero si hay un campo en el que se hace casi imprescindible es en el de la medicina. Los cirujanos no dejan de ser personas que pueden cometer fallos, y la robótica quirúrgica trabaja precisamente para minimizar los daños que se puedan producir en una intervención. El equipo de investigadores que lidera el noveldense José María Sabater trabaja desde hace años con el objetivo de facilitar el trabajo de estos profesionales que salvan vidas a diario.

Sabater es ingeniero industrial y profesor de Ingeniería de Sistemas y Automática de la Universidad Miguel Hernández de Elche, donde además lidera el proyecto «Craneeal», un proyecto que comparten con las universidades de Málaga y Valladolid y que cuenta con financiación estatal. «Los cirujanos tienen herramientas de titanio, pero no dejan de ser las que en su día diseñaron los griegos», explicaba el investigador, por lo que «nuestro trabajo es realizar herramientas robotizadas que le hagan más fácil su tarea».

Una tarea que, además, es mucho más segura para el paciente. Esta técnica ha sido ya desarrollada para su trabajo en la zona abdominal, y la tercera fase, que es en la que se encuentran ahora mismo, va un paso más allá y pretende aplicar estos microrrobots a las operaciones en el cerebro. Concretamente quiere dar solución a lo que en medicina se llama «Brain Shift» o «desplazamiento cerebral». José María Sabater comparaba este proceso al que sufren los pasteles al salir del horno, ya que el cerebro se desplaza cuando se abre la cabeza e incide en él la presión atmosférica. Este fenómeno provoca que muchas veces los cirujanos tengan que extirpar una zona más amplia de cerebro cuando existen tumores. «Nuestro proyecto está encaminado a evitar que se extirpen partes innecesarias, siendo más precisos en este trabajo gracias a la información que facilitamos al cirujano», señalaba Sabater.

El éxito de este proyecto radica, precisamente, en que pueden introducir diferentes cámaras que dan una visión más amplia del interior del cuerpo al médico que realiza la operación quirúrjica. «Nosotros recabamos la información y luego se la damos a los médicos», remarcaba. A pesar de todo, Sabater insistía en que este proyecto no tendrá una aplicación completa a la medicina, pero sí muchas partes que lo componen. «Para mí es una enorme satisfacción poder ayudar a las personas, y creo que esa es precisamente la mayor motivación que tiene cualquier investigador».

Medición y control de la diabetes

Otra de las investigaciones de José María Sabater le han llevado a la creación de un novedoso sensor que mide en tiempo real los niveles de glucosa en la sangre para permitir un control continuo de la diabetes en personas que sufren esta enfermedad. Se trata de una novedosa bomba de insulina para regular y alertar al enfermo durante la noche si hay una subida o bajada de azúcar en sangre y poder actuar sobre ella a tiempo, disminuyendo así el riesgo en el diabético.

Este dispositivo está en fase de producción, y puede que en poco tiempo pueda llegar a los enfermos que diariamente luchan contra la diabetes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí