Fuensanta Trigueros cuenta su historia en la Semana de la Diversidad Funcional

Nació sorda y con los años perdió también la visión, pero gracias a la ayuda de voluntarios y de la Asociación de Personas Ciegas y Sordas de la Comunidad Valenciana ha conseguido adaptarse y llevar una vida perfectamente normal.

El Auditorio del Centro Cívico y Social acogió la semana pasada la proyección de la película “El milagro de Ana Sullivan”, una película de Arthur Penn que cuenta la historia de Helen, una niña sorda y ciega. Y para apoyarla llegó a Novelda Fuensanta Trigueros, una alicantina que sufre exactamente esta disfuncionalidad.

Trigueros contó al público, a través de su intérprete, que es sorda de nacimiento, y que años más tarde le diagnosticaron una enfermedad degenerativa que terminó en la pérdida total de visión. “En esos momentos empecé a caer en depresión”, explicaba, aunque alguien le habló de la asociación de personas sordo ciegas de la Comunidad Valenciana, que le ayudó a llevar una vida normal. Para ello hay voluntarios que la acompañan al médico o incluso de compras.

Mado Abad, concejala de Cultura, apuntaba que “con actos como este queremos dar visibilidad a las personas que tienen que luchar día a día con algún tipo de discapacidad”. Personas que son “superhéroes de nuestra sociedad”, según la edil. 

VÍDEO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí