Cerdán: “Fabra se lava las manos como Pilatos al excluirse de la decisión de expulsar de la alcaldía de Novelda a Milagrosa Martínez”

David Cerdán, secretario general provincial del PSPV-PSOE en la provincia de Alicante, se pregunta en relación al supuesto “acuerdo” que el PP valenciano quiere alcanzar con Milagrosa “qué tiene que pactar el presidente de la Generalitat con alguien a quien le piden 11 años de cárcel”.

Los socialista consideran “caótica y negligente” la gestión de José Ciscar en relación a los imputados del PP por casos de corrupción en la provincia de Alicante “y que mantiene en sus cargos públicos a personas como Sonia Castedo, Díaz Alperi, Mónica Lorente o la propia Milagrosa Martínez”.

David Cerdán, secretario general provincial del PSPV-PSOE en Alicante, ante las declaraciones realizadas por el presidente de la Generalitat Valenciana, así como del PPCV, Alberto Fabra,  en las que circunscribía la decisión de que la actual alcaldesa de Novelda, Milagrosa Martínez, se mantenga o no en su cargo municipal  al grupo del PP de dicha localidad, ha acusado al president de “lavarse las manos como Pilatos al excluirse de la decisión de expulsar de la alcaldía de Novelda a Milagrosa Martínez”.

Para el responsable socialista, la actitud de Fabra ante la situación judicial de Martínez pone en evidencia las carencias de “legitimidad y de liderazgo” del actual presidente del PP valenciano, al tiempo que estaría demostrando un “desprecio absoluto hacia los ciudadanos de Novelda”  a los que, en su opinión, Fabra les está diciendo “no me preocupan vuestros problemas, sólo los que me puedan perjudicar a mi personalmente”.

En este sentido, Cerdán considera inaceptable que desde la cúpula del PP valenciano, con Alberto Fabra y José Ciscar –presidente provincial del PP- a la cabeza, se esté utilizando al ayuntamiento de Novelda como “moneda de cambio” en lo que sería un supuesto acuerdo con Martínez “en la que ella dejaría el puesto de diputada autonómica pero mantendría la alcaldía de Novelda” por lo que cuestiona Cerdán “qué tiene que pactar el presidente de la Generalitat con alguien a quien se le piden 11 años de cárcel por corrupción”.

Es por esto que los socialistas de la provincia consideran que la supuesta “línea roja” contra la corrupción que Fabra “vendió a los cuatro vientos se trata en realidad de una envoltura vacía, de una pose forzada a la que recurre de nuevo ante la cercanía de la citas electorales y los malos resultados que para el PP y su persona vaticinan todas las encuestas”.

CAÓTICA GESTIÓN CISCAR EN LOS CASOS DE CORRUPCIÓN

Desde las filas socialistas, se ha calificado como “caótica y negligente” la gestión realizada por el presidente del PP en la provincia de Alicante, José Ciscar, en relación a los numerosos casos de imputaciones por corrupción de dirigentes populares en la provincia. “Ciscar vende mano dura y líneas rojas, pero lo único que ven los ciudadanos es que dirigentes del PP imputados como Sonia Castedo, Díaz Alperi, Mónica Lorente y la propia Milagrosa Martínez continúan tan campantes en sus cargos públicos” ha denunciado Cerdán.

Así el dirigente socialista considera que si Ciscar hubiera “querido de verdad” que los cargos del PP imputados en la provincia hubieran dejado sus puestos “lo habría hecho en los espacios internos del PP donde se tiene que hacer, y no estar lanzando declaraciones indirectas en los medios de comunicación. En realidad nunca ha dado la cara en este tema y se ha puesto de perfil en todo momento” ha denunciado.

Es por esto que Cerdán pide al PP valenciano y alicantino que “hagan limpieza de verdad, no de boquilla, y que empiecen por quienes están en cargos públicos, gestionando ayuntamientos y puestos de diputados. Que comiencen a pensar de una vez por todas en los ciudadanos y no sólo en sus problemas internos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí