La Casa Museo Modernista acoge el acto de clausura de las II Jornadas de la Ilustración

Cerca de cuarenta personas acudieron ayer a la mesa redonda que cerró las II Jornadas de la Ilustración que esta semana rindieron homenaje al emblemático científico y marino noveldense, Jorge Juan y Santacilia. El acto tuvo lugar en la Casa Museo Modernista a las 20.00 horas y participaron como ponentes, Manuel Gracia Rivas, Presidente de la Sociedad Española de Sanidad Naval, Patrice de La Condamine, historiador y conferenciante, el Director de la SEU Universitària de la Universitat d´Alacant e historiador, Emilio Soler Pascual, y el cronista de Novelda Pau Herrero

Las II Jornadas de la Ilustración dedicadas a la figura del científico Jorge Juan con motivo del 250 aniversario de la publicación de su “Compendio de Navegación”, celebraron ayer la tercera mesa redonda, clausurándose así los actos que durante esta semana se han llevado a cabo en la localidad. Unas cuarenta personas se dieron cita ayer a las 20.00 en la Casa Museo Modernista donde los conferenciantes ofrecieron un retrato detallado de la época y de los cambios en los que participaron distinguidos ilustrados como Jorge Juan, Carlos Marie de la Condamine, Maldonado, Virgilio, Bouvier, Henkel y Ulloa entre otros. Entre los asistentes se encontraban el alcalde de Novelda Mariano Beltrá, Gerardo Seco Ródenas, Presidente de la Asamblea Amistosa Literaria, Manuel Espluga Olivera, subdirector del Instituto de Historia y Cultura Militar, Jorge Juan Guillen Salvetti, director de la Biblioteca Central de La Marina, el abogado noveldense Manuel Torregrosa Valero “El Bessó” y Valentín Martínez, arqueólogo-investigador de la Universidad de Alicante.

El cronista Pau Herrero dirigió las ponencias y presentó a los conferenciantes. En primer lugar tomó la palabra Manuel Gracia Rivas, quien presentó la España actual como una sociedad sin valores y la comparó con la del siglo XVIII, caracterizada por las acciones de hombres emprendedores como Jorge Juan, que llevaron la ciencia a una revolución sin precedentes, innovando en técnicas e ideas hasta entonces desconocidas en nuestro país. La fundación de la Asamblea Amistosa Literaria y el Centro de Cirujanos de Cádiz fueron, según Rivas, pilares básicos del cambio y propiciaron el resurgir de la ciencia, la cultura y valores tales como “el patriotismo en el camino de la inteligencia”.

A continuación, Patrice de la Condamine, descendiente de Carlos Marie de la Condamine, marino y científico que acompañado de Jorge Juan encabezó la Expedición de Perú, dedicó su charla a dicha expedición y a las relaciones que Francia y España mantuvieron para la investigación en el nuevo mundo. Los científicos midieron en este viaje los meridianos y la distancia entre las costas del viejo y el nuevo continente, y recorrieron toda Sudamérica acompañados de instrumentos científicos y otros elementos cotidianos, entre los que Patrice destaca nueve barriles de agua ardiente. Según el historiador francés el diario de su antecesor relata dificultades, desavenencias y éxitos, durante el estudio de arquitectura, vegetación, fauna y la elaboración de mapas de la zona desde 1735 hasta 1739. Para finalizar Patrice añadió una anécdota, y es que en algún lugar de las Américas, los habitantes todavía llaman a sus hijos Carlos María, en honor al científico francés.

Al tercer conferenciante Emilio Soler Pascual, nombrado miembro de la Asamblea Amistosa Literaria por unanimidad esa misma mañana, se le impuso la medalla honorífica característica de la Asamblea Amistosa Literaria. Recién llegado de la Universidad Carolina de Praga, Soler, quiso establecer un paralelismo entre los viajes de Jorge Juan y los de Malaespina, que descubrieron nuevas tierras en momentos diferentes de la historia e impusieron su impronta, la impronta española allá donde viajaron. Asimismo, Soler apunta que el gobierno español mandó a Jorge Juan y a Ulloa a que analizaran el estado de las colonias españolas en las Américas. Los enviados escribieron un relato crítico y sincero de la situación titulado “Noticias secretas de las Américas” que denunciaba “la opresión que los indígenas sufrían continuamente”. Durante el siglo XVIII los territorios de ultramar se encontraban en pésimo estado y un alicantino, Francisco Balmis fue quien llevó la vacuna contra la viruela, enfermedad que había provocado millones de decenas de muertos al año desde la ocupación española. Soler retrató unas colonias en decadencia que no tardaron en independizarse de la metrópoli y más al norte, en Canadá, las huellas de nuestro país apenas sobrevivieron unos años.

Por último, Pau Herrara enumeró toda una serie de personalidades ilustradas que en Novelda, a pequeña escala, introdujeron cambios necesarios para el avance a nivel social, cultural y económico, creando acequias, regadíos y mejorando la agricultura, entre otras muchas cosas. Grandes familias, marinos y arquitectos pusieron su granito de arena al “Siglo de las Luces” en nuestra localidad.

Todos los participantes en la mesa redonda coincidieron en que la Casa Museo Modernista era el lugar idóneo en el que reavivar y rememorar el espíritu de la ilustración, y el de Jorge Juan en concreto.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,641FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,970SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES