Manuel Avilés presenta su nuevo libro «El Metralla» en la librería el Catón

Avilés, escritor y criminólogo, abre las páginas de “El Metralla” con la certeza de que en los años 50 “estas andanzas de un sublevado no hubieran tenido cabida en la época de la justicia al revés»; ni siquiera el borrador habría visto la luz porque “Pablo Barrachina” lo hubiese hecho pasar por la piedra “del obispado”

Ayer, que se cumplieron 50 años de la muerte de Miguel Hernández en una cárcel de Benalúa, Manuel Avilés, durante la presentación de su libro ha aprovechado para recordarlo. En su novela “El Metralla”, Avilés ha escrito “una novela histórica al mismo tiempo que identifica a las personas protagonistas de su vida y a las meras expectadoras”, como afirma Sonia González, amiga y primera lectora de “El Metralla”.

Pregunta.-El hecho de tener cerca el mundo del crimen, esa realidad, ¿le inspira?

Respuesta.-Soy criminólogo pero soy funcionario del Cuerpo Especial de Instituciones Penitenciarias, llevo 30 años trabajando en temas de delito, he sido director de varias cárceles, he visto de todo. Evidentemente, esto me inspira para escribir porque todo el mundo escribe de las cosas que vive, no se puede escribir de otra cosa. Esta novela es el último libro; los otros cuatro son libros de ensayos criminológicos, de delito y de terrorismo. Cada uno escribe de las cosas que vive y experimenta en la vida diaria.

P.-¿Quién es el “Metralla”?

R.-El metralla es un individuo luchador, un inconformista, un hombre que no se deja acorralar por las adversidades y es un individuo que a pesar de haber vivido unos años de cárcel y a pesar de haber estado siempre huyendo sin saber por qué, se esfuerza y vive en libertad, sin atarse fundamentalmente al dinero ni a los bienes materiales, lo que nos ata a muchos de nosotros, por no decir a todos.

P.-¿Puede existir alguien así?

R.-Sí, yo creo que sí, de hecho yo en el metralla hago una síntesis de distintos personajes que he conocido a lo largo de mi existencia. Todas las cosas que pasan en esta novela, “deformadas” por la libertad literacia de creación, todas las cosas las he vivido o las he conocido en primera persona a través de otros. Aunque vaya en contra mía, es una novela poco imaginativa, es realista, todo lo que ahí se escribe, afirmo que ha pasado en algún sitio. Cuando uno escribe, tiene la libertad de cambiar lo que quiera y crear, ese es el proceso creativo.

P.-“El Metralla” retrata la España franquista. Este contexto en el que usted ambienta su novela está repleto de ideales. ¿En cuáles se atrinchera “El Metralla”?

R.-El Metralla en el fondo es un idealista, defiende a ultranza la libertad, la igualdad, no pisotea a nadie para subir. El Metralla es un anarquista; estoy convencido de que es un idealista y es un buen hombre, que tampoco abundan.

P.-Conociendo como conoce el sistema penitenciario y la privación de la libertad, es curioso que se haya ido al polo opuesto y su personaje “defienda a ulranza la libertad”.

R.-El mundo en el que yo he tenido contacto no es un mundo idílico, el mundo del delito, la marginalidad, de la gente privada de libertad, gente que ha asesinado, robado y que se salido del sistema; es un mundo duro. Puedes incluso ser un individuo con caparazón, perder sensibilidad, pero yo llevo mucho tiempo empeñado en que eso no me pase; soy sensible al dolor, a los problemas sociales, trabajo personalmente para que eso no me rebase. El mundo penitenciario imprime carácter.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,639FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,970SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES