La Covid-19 no mata la tradición de honrar a nuestros seres queridos

Los ciudadanos demuestran su responsabilidad para acercarse al Campo Santo

El día más atípico e íntimo de Todos Los Santos que recordamos. Sin venta de flores ni poder llevarlas para depositarlas en la tumba, las fuentes cerradas y “las Almas en soledad”. Ritos que no se han podido hacer por el “toque de queda”,  como la santa misa en la capilla central del cementerio, que en esta ocasión se trasladó a la parroquia de San Pedro, o visitas que han quedado pospuestas por las restricciones en la movilidad y el transporte. En fin, tranquilidad y muy poca gente, pero eso sí, todas las tumbas lucían hermosos ramos de flores naturales, como diría aquel, hoy el cementerio estaba para “morirse” de bonito.

Pero el que hoy hubiese muy poca gente se debe a la responsabilidad de los ciudadanos que han hecho caso a las recomendaciones de las autoridades y han ido acercándose al cementerio escalonadamente y durante los últimos diez días.

La verdad es que hoy el cementerio estaba muy bonito y colorido, con esos mantos verticales de ramos de flores naturales que daban a sus calles un aspecto de paz y tranquilidad y a la vez era también como un desafío a la pandemia para decirle en su propia cara que, “nuestros muertos se honran cuando toca, con pandemia y sin pandemia”.

Desde luego el dispositivo puesto en marcha por el Ayuntamiento desde muchos días antes del 1 de noviembre ha funcionado muy bien, y muy fluido, nunca se ha sobrepasado el aforo establecido y tanto la Policía Municipal como Protección Civil, han estado controlando la circulación tanto motorizada como a pie, para que no se produjeran aglomeraciones ni riesgos para los ciudadanos. Varias brigadas del Ayuntamiento también han participado en todos los preparativos, así como el servicio de Ambulancia. Al final ha visitado el cementerio la misma gente que otros años pero repartida en las dos últimas semanas.

El concejal de Mantenimiento y Servicios Públicos, José María Chacón, agradece la comprensión y la responsabilidad demostrada por  todos los ciudadanos y el cumplimiento de la normativa vigente contra la pandemia.

A partir de mañana lunes el cementerio recupera su horario normal, con el cierre a medio día de 13 a 15 h. Y habrá misa por el Día de los Difuntos en la Iglesia de San Pedro, a las 8:30h, 11h. 18h. y 19:30h. 

 

GALERÍA DE IMÁGENES

Os dejamos a continuación la noticia del año pasado y el vídeo:

«La muerte es la parte más difícil de la vida»

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
3,160SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES