40 Aniversario del Orfeón Noveldense Solidaridad

Por M.P.M., Miembro del Orfeón Noveldense Solidaridad

Este artículo tendría que haberse publicado el año pasado. Es uno de los tantos proyectos que se han visto truncados a causa de la pandemia. Se hizo un gran esfuerzo en la preparación de varios actos para festejar el 40 aniversario del Orfeón Noveldense Solidaridad, por eso no queremos que todo esto caiga en saco roto y deseamos que quede constancia de lo que pudo haber sido una gran celebración. Desde aquí «nuestro agradecimiento al equipo de Novelda Digital por permitirnos dar a conocer esta publicación y por toda la atención y el apoyo que siempre recibimos de ellos».

Este año el Orfeón está de fiesta, celebramos ni más ni menos que la friolera de 40 años de existencia. En estas cuatro décadas hemos pasado por diferentes etapas, por esta razón es necesario dar un repaso a nuestra trayectoria.

Hace su presentación ante el pueblo de Novelda el 12 de julio de 1980, esta es su primera actuación, coincidiendo con la elección de la Reina de las Fiestas, en el patio del colegio de los Padres Reparadores y bajo la dirección de Alberto Alcaraz Burgada.

Su formación se debe a la iniciativa tomada por un grupo de amantes de la música coral que con ilusión y entusiasmo lucharon para sacar adelante este ambicioso proyecto.

En poco tiempo crece vertiginosamente con la incorporación de nuevos componentes. Durante este periodo es cuando cuenta con mayor número de coralistas. Participa entonces en varios concursos obteniendo primeros premios en importantes certámenes como Villancicos de Rojales, Habaneras y Polifonía de Totana, Habaneras y Polifonía de Torrevieja, Canción Marinera de San Vicente de la Barquera (Cantabria) y Habaneras de Vitoria-Gasteiz (Álava).

Además de la participación en certámenes recorre gran parte de España participando en encuentros corales, realizando innumerables conciertos y representando dignamente a Novelda por allí donde actúa. También realiza viajes al extranjero: Italia (visitando Roma, Venecia, Pisa y Milán), París y Austria.

Desde el año 2000 forma parte de la Federación de Coros de la Comunidad Valenciana, participando con otros coros durante varios años en las diferentes Trobadas celebradas en la ciudad de Valencia.

De forma regular organiza Festivales Corales y participa activamente cada año en la Semana Santa y tradicionalmente en distintos actos y conciertos durante las Fiestas Patronales de nuestra ciudad.

Como novedad hay que destacar el Concierto Solidario de Voces por Benin en su gira 2019 a través de la ONG «Juntos por la Vida», con la colaboración de FECOCOVA y que tuvo lugar en la Iglesia Arciprestal de San Pedro el 7 de julio del año 2019 con gran éxito y acogida por el pueblo de Novelda.

Han dirigido el Orfeón Alberto Alcaraz Burgada, José Luis Moreno Belda, Antonio Álvarez Membrives y desde el año 2003 hasta la actualidad Inmaculada Dolón Llor.

Como curiosidad podemos añadir que el orfeón cuenta con las siguientes obras montadas:

-140 obras con Alberto Alcaraz

-32 con José Luis Moreno

-48 con Antonio Álvarez

-147 con Inmaculada Dolón.

Su repertorio es muy variado: Villancicos, Habaneras, Polifonía, Misas, Canciones Populares y Coros de Zarzuela y Ópera.

Han sido presidentes de nuestro orfeón: Jesús Carrillo, Roberto Amorós, Antonio Verdú, José Escolano, Eleusis Hurtado, Miguel Ángel Martínez, María del Mar Martínez, Josefina Mira, Mari Ángeles Cano y Margarita Albentosa. A ellos y a todos los componentes de sus juntas nuestro total agradecimiento por luchar con esfuerzo y con tesón y conseguir mantener este barco a flote a pesar de navegar a veces entre tormentas y con el viento en contra.

Después de esta larga travesía, nos enorgullece seguir y mantenernos presentes en el ámbito musical de Novelda.

En la preparación de este acto y consultando nuestros archivos nos damos cuenta que el Orfeón es parte intrínseca de la cultura de Novelda, por él han pasado cientos de personas, la mayoría jóvenes en edad escolar que han estado vinculados en una etapa concreta de su vida con la música. Con el paso del tiempo cada uno ha seguido su camino, algunos continuaron su formación musical, es una satisfacción contar entre nuestros antiguos componentes a personas que han hecho de la música su profesión; otros, escogieron otros derroteros no menos encomiables. También hay que destacar a aquellos coralistas que sin tener conocimiento musical han aportado su tiempo, su esfuerzo y su dedicación a sacar adelante esta agrupación. Porque 40 años dan mucho de sí. ¡Cuántos compañeros, cuántas anécdotas, cuántos recuerdos, cuánta vida!, siempre motivados por el mismo nexo de unión: la música.

Todos los que hemos tenido la suerte de formar parte de él guardamos en nuestra memoria momentos únicos y entrañables: las largas horas de autobús durante los viajes, que cada uno intenta amenizar a su gusto, los ensayos, las actuaciones, los concursos, las comidas, los intercambios corales. Todo ello acompañado de un ambiente cordial, de amistad y camaradería.

El orfeón es una gran familia, por eso como tal, a veces tenemos nuestros conflictos, nuestras discrepancias.

Pero con ganas y buena voluntad por parte de todos volvemos a alcanzar la concordia y la «armonía» vuelve a reinar entre nosotros. Porque la familia es como la música, algunas notas altas, otras bajas, pero siempre es una hermosa melodía. Es gratificante referir que en el transcurso de nuestra andadura han coincidido familias enteras cantando. Algunas parejas se han casado aquí, han tenido a sus hijos, con los cuales compartieron posteriormente escenarios. Incluso ha habido alguna colaboración esporádica de algún nieto. Es evidente que el amor a la música se transmite, sobre todo si desde bebé te envuelven entre dulces acordes y te arrullan al compás de alguna habanera.

Desde hace algún tiempo en el Orfeón se ha tomado una nueva costumbre: la celebración de cumpleaños, ya que como en toda familia, este tipo de eventos gusta festejarlos con la gente a la que quieres y disfrutas compartiendo con ellos momentos distendidos.

Recordamos, por supuesto, a aquellos componentes que ya no están entre nosotros, pero que siempre seguirán presentes en nuestros corazones porque su paso ha dejado una huella imborrable. Desde aquí queremos dedicarles un sentido y merecido homenaje.

Por desgracia el canto coral hoy en día no pasa por su mejor momento; la mayoría de los jóvenes no se sienten atraídos por este tipo de música.

Por eso es fundamental que primero, desde los colegios, se enseñe la música como asignatura aprendiendo a conocer su historia, su evolución a través de los tiempos, sus diferentes estilos. El docente mediante el uso de diferentes metodologías intenta motivar a los alumnos con el fin de despertar en ellos el interés por la materia, estimulando sus sentidos, para hacerlos capaces de deleitarse en la audición de diferentes melodías.

También es importante, desde las administraciones, el promover e impulsar este tipo de música ayudando mediante subvenciones, favoreciendo su difusión con conciertos y todo tipo de actividades culturales. Porque la música es una parte fundamental en nuestra vida. Nos aporta grandes beneficios: potencia la comunicación, facilita el aprendizaje, favorece la socialización, desarrolla la atención y la memoria, activa nuestro cerebro en la producción de dopamina, reduce el estrés. Con la música se pueden transmitir esos sentimientos que es difícil expresar con palabras. Es el arte más directo: entra por el oído y va al corazón.

Deseamos invitar a la gente para que conozca y disfrute de la bonita experiencia que supone cantar en una coral, porque además de ayudar en el desarrollo personal contribuye directamente al enriquecimiento cultural de nuestra ciudad. De esta manera el esfuerzo que hicieron nuestros compañeros fundadores en 1980 no será en vano sino que podrá perdurar en el tiempo.

También queremos hacer mención a todas aquellas personas que con pasión y esfuerzo siguen trabajando por y para la música: colegios, conservatorios, corales, bandas, orquestas.

La labor de los músicos no está suficientemente reconocida. Pocos valoran el sacrificio y el tiempo que cada uno dedica para preparar sus obras. Horas de estudio, ensayos y desplazamientos.

Y todo ello con el fin de ofrecer un trabajo de calidad. Por ello aprovechamos para enviar un mensaje de sensibilización: valoremos más a nuestros músicos, apreciemos su labor y dediquemos la atención y el respeto que se merecen.

Reflexionemos pues, despertando nuestras conciencias y abriendo nuestros sentidos.

Es necesario desconectarse de las estridencias del mundo y subir el volumen de la música.

El alma necesita melodía, no ruido.

EPSON MFP image

Otras noticias de interés

2 COMENTARIOS

  1. Enhorabuena y muchas felicidades por el trabajo realizado a todos los que en algún momento formaron y aún forman parte del Orfeón.
    Como humilde espectador quiero felicitaros y daros las gracias por haber compartido vuestro arte tantas veces con nosotros. Brindo por el Orfeón y por otros cuarenta años más.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,721SeguidoresSeguir
3,270SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES