Mª Jesús Navarro Alberola pone en valor la figura de la mujer en el Casino de Novelda

En su conferencia ha relatado cómo logró que las mujeres fueran socias del Casino, algo que no fue efectivo hasta 1994 tras años de pugnas

El emblemático edificio noveldense, protagonista de esta historia, ha acogido bajo el marco del Día Internacional de la Mujer, la conferencia «La mujer en el Casino» realizada por Mª Jesús Navarro Alberola, que ha sido presentada por Eva Benito, secretaria de la Junta del Casino.

Al evento acudieron en representación del Ayuntamiento el edil, Iván Ñíguez, junto a la concejala de Igualdad, Paqui Beltrá, acompañados de la presidenta del Casino, Victoria Céspedes, familiares y amigos de la ponente. El salón de Tapices se quedó pequeño para escuchar la charla ofrecida por MªJesús Navarro, por lo que hubo que abrir las puertas del salón adyacente.

Durante la ponencia, María Jesús ha explicado cómo las mujeres consiguieron ser socias del Casino de Novelda y ser una parte fundamental del mismo. Y es que ella fue una de las principales promotoras de este cambio de tendencia.

La hija de Jesús Navarro Valero, presidente de Carmencita y de María Alberola Seller, fue la primera mujer abogada de Novelda y presidenta de Cruz Roja. Mª Jesús ha expuesto sus vivencias de aquella época – no tan lejana- en el final de los años 80, cuando las mujeres no podían ser socias del Casino de Novelda. Recuerda que en 1978 se firmó la Constitución Española, donde en el artículo 14 se subraya que todos somos iguales ante la ley sin distinción de raza, sexo, religión, etcétera.

Vídeo de la conferencia completa

«En la Constitución quedó constituido pero en la realidad no era efectivo», ha destacado.

Tras ello, en 1981 se dictó la Ley de Divorcio y Separación, con la que era necesario haber estado al menos un año en matrimonio para que pudiese hacerse efectiva el cierre de la relación. Una ley que ha considerado que en su época «era avanzada pero restrictiva«, ya que además debía contarse con una causa demostrable para llevarla a cabo.

Años más tarde, el gobierno de Zapatero en el año 2004 realizó la Ley de Violencia de Género y la Ley de Matrimonio Homosexual en 2005. Asimismo, ese mismo año se reguló una ley para acceder directamente a la separación y al divorcio sin necesidad de contar con una causa justificada.

Pese a vivir en una sociedad moderna, hasta el 2007 no se promulgó una ley para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, buscando eliminar la discriminación de la mujer en cualquiera de los ámbitos y esferas de la vida.

Ante este contexto legislativo, político y social, Mª Jesús relata que, durante gran parte del siglo XX, el Casino de Novelda fue una institución clasista y machista formada por la burguesía de Novelda. Para poder acceder a la misma, destaca que hacía falta el aval de 2 socios para poder entrar. Asimismo, para ser socio propietario se necesitaba que la cúpula diera su visto bueno.

Las mujeres no podían ser socias del Casino, ni tan siquiera accedían a la planta de arriba del edificio (salvo los baños), pues su uso recaía en apuestas y juegos de los hombres, no regulados en esos tiempos. Las mujeres tampoco podían acceder al Casino si no contaban con un padre o marido socio. También, si una mujer se divorciaba o separaba ya no contaba para la institución, incluso cuando empezó a ser efectiva la ley de 1981 comentada anteriormente.

«Tener que depender de que tu marido o padre fueran socios era machismo puro», ha subrayado.

A principios de los años 90, Mª Jesús junto a otras tres mujeres, al encontrarse con la situación de que no podían ser socias pese a que la Constitución de 1978 rebatía ese argumento, acudieron a la institución a mostrar su descontento.

En 1991, en una de las juntas del Casino se trató la «problemática» de admitir como miembro de pleno derecho a la mujer en la sociedad del Casino. En 1992 continuaba el debate en la junta sobre si se debía o no permitir que la mujer fuera socia. El presidente de aquella época alegaba que se estaban realizando informes jurídicos y otras historias para retrasar la toma de decisión. Con todo, en 1992 se aprobó que la mujer pudiera ser socia.

Aun así, los problemas no acabaron ahí, pues en 1994 Mª Jesús continuaba sin recibir comprobante alguno de que lo fuese. Más adelante conoció que, dos años después, todavía se estaba discutiendo la reglamentación que se debía imponer a la mujer para ser socia. «Era una institución muy cerrada que no tenía las cosas claras», ha expuesto.

A partir de entonces, la junta tomó la decisión de que la mujer, al considerarse igual que el hombre, al fin podría ser socia pagando la misma cuota que el varón. Por tanto, en 1994 acabó de reglamentarse el acceso como socias de las mujeres al Casino de Novelda.

«Esto no lo era solo por ser socias, era por la discriminación que había a todos los niveles», ha reiterado.

Pese a obtener este logro, Mª Jesús resalta que algunas de las mujeres que accedían al Casino estaban en contra de esta reglamentación. «Había un grupo de mujeres que no saben lo que es luchar y defender los derechos de la mujer y lo ven todo desde un punto de vista muy cuadriculado».

«Hay que romper moldes y hay que romperlos como sea porque la vida es muy corta», ha aseverado.

En la actualidad, señala que la Junta del Casino está compuesta por 9 personas, 5 de ellas son mujeres.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,774SeguidoresSeguir
3,890SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES