Revista Canelobre 72, un viaje divulgativo para descubrir los tesoros sumergidos de Alicante

La publicación cultural más importante de la provincia ha contado con el trabajo de los noveldenses Juanjo Payá, como subdirector, y José Antonio Moya, como coordinador

Además, en la revista se ha publicado un excelente artículo dedicado al hundimiento de la nave “El Triunfante” del marino noveldense Jorge Juan

Una edición más, Canelobre, la revista de divulgación cultural más importante de la provincia de Alicante, vuelve a sorprender con la publicación de artículos e investigaciones que descubren los tesoros y las complejidades que pueden encontrarse en el fondo de las costas alicantinas.

El condimento noveldense es sustancial, pues el profesor y periodista Juanjo Payá ha sido el subdirector de esta edición, dentro del equipo del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert de la Diputación de Alicante. Asimismo, el profesor del Departamento de Comunicación y Psicología Social e investigador del Instituto Universitario de Arqueología y Patrimonio Histórico en la Universidad de Alicante, José Antonio Moya, ha ejercido como uno de los coordinadores de la revista.

La revista, fundada en 1983, cuenta con el firme apoyo institucional de la Diputación de Alicante y fue presentada en el conocido Museo Arqueológico de la Provincia de Alicante (MARQ). En la coordinación también ha participado el catedrático de Historia Antigua de la Universidad de Alicante, Jaime Molina.

Los dos noveldenses, en una amplia entrevista con Novelda Digital, han resaltado las características y peculiaridades de la publicación. ‘Canelobre 72: El patrimonio sumergido de Alicante cuenta con cerca de 500 páginas a color de alta calidad y puede adquirirse por 23 euros en librerías y online. Además, pueden encontrarse ejemplares en las bibliotecas públicas de la provincia y en las universidades españolas.

Vídeo de la entrevista completa

Los tesoros sumergidos de Alicante a través de la fotografía

Los más de una veinte autores que han trabajado en esta revista han analizado y difundido los hallazgos más significativos de las costas alicantinas, incluyendo nuevas curiosidades de navíos hundidos durante la I y la II Guerra Mundial, como por ejemplo los los cargueros hundidos a gran profundidad en las costas alicantinas durante la I Guerra Mundial por los submarinos alemanes.

Las fotografías han sido un elemento fundamental para representar lo divulgado. José Antonio Moya, además de profesor, es un buzo profesional experto en la fotografía subacúatica y principal responsable de las imágenes de la publicación, incluida la portada que el mismo capturó.

Una revista a la que ha considerado como de «divulgación científica, manteniendo el rigor pero no siendo especialmente técnica». Además, la coordinación que ha debido realizar ha sido peculiar, pues algunos de los equipos estaban compuestos tanto por investigadores académicos como por buzos profesionales.

«Nuestro trabajo desde la universidad ha sido asegurar que los artículos mantuviesen un rigor científico, pero escrito con un tono muy asequible para el ciudadano», ha destacado.

«El Triunfante», el navío pionero de Jorge Juan

En Canelobre 72 se publica un excelente artículo dedicado al hundimiento de la nave “El Triunfante” junto a las costas de Cataluña, cuya tecnología fue diseñada por el marino noveldesne Jorge Juan.

Juanjo Payá, doctor en Filosofía y Letras por la Universidad de Alicante, ha llevado a cabo esta investigación con el objetivo de poner en valor la figura del ilustre científico del pueblo de Novelda. «Ese barco es asombroso por lo que significa científicamente», ha subrayado.

«Jorge Juan pensó que si los mejores barcos eran los de los ingleses por qué no copiarlos», ha indicado.

Por ello, Payá ha explicado que Jorge Juan «se trajo de Inglaterra lo mejor», para así, relata, acabar con la continúa victoria de los barcos británicos sobe los españoles.

«Ese barco demuestra que Jorge Juan trajo la tecnología inglesa, y lo más asombroso, inventó un estilo propio al combinarla con la española», ha asegurado».

Con todo, el principal trabajo de Juanjo Payá ha consistido en la subdirección de la revista. Pese a que en 2017 ya dirigió una publicación escrita, el Betania 2017 del que guarda un especial recuerdo, ha resaltado que llevar a cabo Canelobre ha sido algo «diferente» pero donde se ha sentido muy arropado por los participantes de esta publicación.

«En Canelobre trabajé con la misma ilusión que con el Betania, con la misma obsesión de que todo estuviera perfecto. Al final es amor a la cultura», ha expresado.

Musealizar y conservar el patrimonio sumergido

Para finalizar, tanto Juanjo Payá como José Antonio Moya han realzado la conservación del patrimonio subactuático alicantino así como la necesidad de una mayor inversión para poder documentar y cartografiar las profundidades de las costas alicantinas.

A través de dicho cuidado, señalan que existen los mecanismos y las técnicas para «musealizar» algunos de los hallazgos submarinos, ya que mediante la promoción turística de este tipo de yacimientos se pone en valor el patrimonio y además se pueden conseguir los recursos para la conservación de su entorno.

«Un barco sumergido es un documento histórico que nos da una información increíble, y hay que cuidarlo».

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,756SeguidoresSeguir
3,710SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES