Finaliza con gran éxito el mes montañero

Con la subida a la Sierra del Algayat, Peña la Mina, el Club Novelder de Muntanyisme finaliza un exitoso mes montañero que también les ha llevado a coronar las cumbres de la Sierra de Salinas, la Vall de Laguar y Sierra de Mariola. (Crónica realizada por Ramón Sala).

(Galería de imágnes)

(Ver díptico «cara A» del sendero realizado por Ramón Sala)
(Ver díptico «cara B» del sendero realizado por Ramón Sala)

El pasado domingo, 28 de noviembre, se llevó a cabo la cuarta y última de las actividades programadas por el Club Novelder de Muntanyisme en el denominado “Mes Montañero”. En esta ocasión la marcha tuvo como meta la ascensión a la Peña la Mina, cumbre de 1.053 metros de altitud, en la cercana Sierra de Algayat.

La Sierra de Algayat, junto con las de les Pedrisses, la Zafra y el Reclot, delimita el interior de los valles del Vinalopó Mitjà, presentando una clara componente oeste-este, prolongándose en más de 8 km desde l’Alguenya hasta el Fondó de les Neus y La Romana, municipios cuyos términos comparten el territorio de esta preciosa, altiva y un tanto desconocida sierra.

La marcha comenzó en el vecino pueblo de La Romana, donde algunos montañeros de esta población se unieron al nutrido grupo que se desplazó desde Novelda. La mañana, pese a todos los pronósticos presagiados por la persistente lluvia del día anterior, se presentó radiante, con el cielo completamente despejado y la atmósfera limpia, con una extraordinaria visibilidad.

Una vez abandonada La Romana se llegó al cercano barrio de San Antón (Les Coves), prosiguiendo por el lecho de la Rambla Fonda (antiguo camino de Novelda a l’Alguenya), en la partida rural de la Boquera. En este primer tramo se pudo disfrutar de un paisaje típicamente rural, donde entre campos ocupados por cultivos tradicionales aparecen diversas cuevas y casas de campo, con sus aljibes, hornos, eras, lavaderos… y, especialmente, los abundantes márgenes de los bancales construidos, primorosamente, con la tradicional y artesana técnica de la piedra en seco.

De este modo se llegó a la Font del Cucarró, bonito rincón con fuente, gran lavadero y balsa circular. Desde aquí el ascenso se endureció progresivamente, aunque, eso sí, dulcificado por el espeso manto verde de pinos, madroños, espliego, tomillo, romero y un sinfín de otras especies vegetales que dominan la umbría de la sierra. Admirable entorno presidido en lo alto por los vertiginosos paredones rocosos de la elegante Peña la Mina.

El ascenso final discurrió por las torrenteras de canchales y pedreras, bajo los escarpes cimeros, tramo cercano a los 1.000 metros de altitud, ocupado por las carrascas como especie arbórea dominante. Un exigente esfuerzo final llevó a los participantes a la aérea y elegante cumbre de la Peña la Mina, de 1.053 metros de altitud, desde donde, ayudados por la nitidez de la atmósfera, se pudo disfrutar de un vasto panorama en todas direcciones y, especialmente, de la totalidad de la comarca del Vinalopó Mitjà donde, envolviendo los numerosos pueblos de los valles (La Romana, Novelda, Monforte, Aspe, La Canalosa…) sobresalen un rosario de incontables montañas: el Reclot, La Zafra, les Pedrisses, las Águilas, Crevillent, el Cid, la Mola, Betíes, la Serreta Llarga, el Montagut etc.

Tras el reparador almuerzo, de regreso a La Romana, el Ayuntamiento de esta población ofreció a todos los senderistas un magnífico “vino de honor”, broche final de esta completa y variada excursión, así como magnífico colofón del “Mes Montañero” que con tanto éxito ha organizado nuestro Club Novelder de Muntanyisme.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,715FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
3,000SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES