El modelo de ciudad del alcalde de Novelda, Fran Martínez

La entrevista ha sido grabada en el antiguo edificio de la CAM, un espacio que está siendo reformado para ser un nuevo lugar de emprendimiento

Hablamos con Fran Martínez sobre el presente y el futuro de Novelda, desde el Puerto del Sol hasta la adaptabilidad del municipio al cada vez más presente cambio climático. El alcalde de Novelda pretende conseguir una ciudad en crecimiento pero que al mismo tiempo sea compacta, sostenible y con oportunidades profesionales. Con ello, asegura que mejoraría la calidad de vida de los ciudadanos y retendría el talento que se traslada hacia las grandes ciudades.

PREGUNTA.- ¿Qué ciudad quiere ser Novelda?

RESPUESTA.- A lo largo de esta legislatura estamos viendo actuaciones inmediatas y proyectos que están saliendo ahora a la luz para desarrollar a corto, medio y largo plazo. Es fundamental repensar, sentarse y tener esa capacidad de abstracción para saber hacia dónde enfocamos el municipio.


Nosotros desde el primer momento, que ya lo veníamos defendiendo desde el 2015, apostamos por una Novelda para las personas. Una Novelda en la que te sientas bien y en la que puedas vivir y desarrollar tu proyecto vital.


Esto, que es muy simple de decir, entraña una serie de complejidades y de acciones que son las que poco a poco se están desarrollando. A nadie se nos escapa cómo estaba Novelda. No voy a entrar en comparativas, a mí esa política no me gusta. La realidad era la que era, unos servicios bastante dejados, calles sin asfaltar, etcétera.


Por tanto, la primera acción fundamental era hacer un plan de choque, de modernización y de actualización, que durante estos dos primeros años de legislatura se está llevando a cabo, pero hay que dar un paso más. No solo se trata de acondicionar determinados parques o asfaltar las calles. Hay que empezar ya a vislumbrar qué futuro se quiere para la localidad, sobre todo sin olvidar el contexto global.


Novelda no es una Galia alejada de todo, y todas las acciones e inclemencias nos van a afectar. El desarrollo del planeta también nos va a afectar y eso lo tenemos que ir anticipando e ir poniendo los mecanismos.


Por ello, queremos una Novelda en la que la gente que quiera venir a instalarse aquí tenga oportunidades de desarrollo tanto personal (servicios) como profesional, teniendo salidas y empleo. Por eso es tan importante la apuesta a nivel industrial y a nivel de desarrollo económico que también estamos haciendo.


Además, teniendo en cuenta esa parte del ‘mens sana in corpore sano’, que no todo solo sea trabajar y pasear. Contando también con servicios que se puedan enfocar a la parte lúdica.


En esta legislatura otra acción fundamental y que también vamos a ampliar son las instalaciones deportivas. El ser humano también necesita el deporte para desarrollarse y para su salud. Esto también está unido al ámbito cultural, mediante el reenfoque de las infraestructuras, reabrirlas a la ciudadanía y promover que se vayan desarrollando eventos, encuentros y demás.


Antes de meternos en nuevas mega factorías o megaproyectos vamos a terminar algunos bastante grandes que tenemos y llevan mucho tiempo en el cajón del olvido. Vamos a sacarlos hacia delante y luego ya vendrá lo que tenga que venir.

P.- ¿Cómo cambiaría el Puerto del Sol a Novelda?

R.- El cambio sería brutal. Estamos hablando de que el crecimiento sería exponencial, igual en sus primeras etapas no se apreciaría, pero ya anticipo que en 10-15 años la Novelda que conocemos no será la misma.


Albergar una infraestructura de este tipo es como si tuviéramos un aeropuerto, no en el tráfico, sino en el crecimiento, en la expansión que se va a realizar.
Tener una gran infraestructura de desarrollo económico lo que genera son más fábricas, más empleo, más gente que va a venir a trabajar, que probablemente se queden a vivir en la localidad.
Habrá que construir más viviendas para que esa gente se albergue. Habrá un desarrollo a nivel urbanístico brutal que ya lo estamos comprobando. Simplemente, todo el desarrollo de Novelda se enfoca hacia Aspe, ahora se ha girado y crecemos hacia el río y hacia Monforte. Ahora mismo se dan los condicionantes para saltar el crecimiento del río hacia delante.


El desarrollo será muy grande pero no solo a nivel urbanístico, sino también a nivel servicios. No solo albergaremos una cantidad ingente de población, sino que también contaremos con los servicios que se les tienen que dar, más todo lo que lleva aparejado, como la mejora de infraestructuras.

P.- ¿Cuál es el objetivo de integrar el río en el pueblo y de desarrollar un Anillo verde urbano?

R.- El cambio fundamental en el río es que deje de ser el vertedero del pueblo, hablando claro. La intención, que al menos hemos clamado nosotros, es que para valorar las cosas al menos tienes que conocerlas. El río lleva toda la vida con nosotros y está ahí antes de que lo estuviéramos nosotros, pero al final es uno de los grandes desconocidos. Por eso queremos integrarlo en el municipio y que no termine siendo la cloaca de la localidad.
Para eso tienes que ponerlo en valor, propiciando que la gente lo disfrute y sepa lo que ocurre ahí.


El río tiene vida, hay mucha fauna y hay zonas que son verdaderamente preciosas y para eso hay que conocerlo y adecuarlo.


Tenemos el referente, a pequeña escala, de lo que es Valencia. Evidentemente nuestro cauce no es como el del Turia, no se pueden poner campos de fútbol inundables, pero sí el discurrir a ambos cauces por arriba.


Por bajo, habrá pistas transitables para poder pasar, bien andando, corriendo o en bici. Por arriba, queremos que discurra el tráfico pero que se lleve a cabo de una manera ordenada, urbanizada y con el verde y los árboles que necesita. Ahora mismo pasar en verano por allí te tienes que poner factor de protección alto porque sino sales quemado.
Es darle unos condicionantes para que la gente lo disfrute, y además integrarlo dentro del Anillo Verde Urbano.


Sobre este anillo no estamos inventado nada. Al final es esa vuelta al pueblo que hacemos todos cuando queremos salir a caminar de 5-6 kilómetros que se rodearían con unas condiciones óptimas para que la gente pueda pasear, disfrutar.


Donde asimismo habría calidad de aire, sombra y vegetación para combatir el incremento de las temperaturas en verano y generar así refugios micro climáticos.


Son problemas que antes veíamos muy lejanos, pero son ya una realidad y ya los estamos sufriendo. Novelda mejora porque se adapta mejor a los cambios a nivel global que se van a dar y también para que la ciudadanía por ejemplo cuando llegue a la población no vea una pista de aterrizaje.

Visualmente cambia mucho, la identidad del municipio se va transformando y cada vez más vemos un municipio más agradable, más para las personas.
Por ejemplo, en la actuación que hemos realizado en Travesía los propios vecinos ahora me dicen ‘ostras es que ahora podemos caminar por nuestra calle porque hemos ganado espacio para andar y disfrutar’.

P.- ¿En qué estado se encontró el equipo de Gobierno la localidad en el inicio de la legislatura?

R.- En 2019 la verdad es que estaba todo por hacer. Nosotros tanto la parte que fuimos gobierno como la parte que fuimos oposición siempre defendimos un modelo de ciudad que apostara en el ciudadano sin descuidar esos pagos de deuda.


Una ciudad, si el propio Ayuntamiento no la cuida, cómo la va a cuidar el ciudadano. Y luego, nos estamos avocando a ser una ciudad de pernoctación. ‘Venimos, dormimos y nos vamos porque aquí no hay nada’. En el 2019 nos rebelábamos contra eso y así hemos actuado.


Todas las líneas de actuación han ido a despertar Novelda, revitalizarla y volver a ponerla en marcha. Se han mejorado calles, caminos, se han cambiado farolas por las de eficiencia energética.


Se ha apostado muchísimo por el cambio de aceras, por todo el tema de inclusión y accesibilidad. Una ciudad para que la disfrutemos y la caminemos todos desde el más pequeño hasta el más mayor.


Un aspecto fundamental eran los parques. Si los parques no se mantienen al final dejaban de ser parques y eran un terrario en el que se estaba secando todo. Tampoco había vida, y nos tocaba ir afuera a disfrutar.


El ejemplo que siempre me gusta poner es el cambio que ha habido en el Parque del Oeste. El antes y el después es brutal. Ahora es un verdadero lujo caminar por el parque de lo bien que está, de disfrutar de un espacio tan emblemático que lo teníamos allí abandonado.
Otro factor era la corresponsabilidad y colaboración entre Ayuntamiento y ciudadanos.

Nosotros, a pesar del Covid que nos ha parado muchísimas cosas, somos un equipo de Gobierno que nos gusta la calle, nos gusta pisarla, ese día a día, ese contacto. Queremos palpar el sentir y que la ciudadanía nos lo transmita.


Hemos cambiado muchísimo, tanto en las puertas abiertas como en el tema de las asociaciones.


Revitalizar el tejido asociativo de nuestra localidad era, es y continuará siendo fundamental. La sociedad civil noveldense es muy rica y variada. Apoyarse en ellos hace que nos ocurran las cosas que nos están pasando ahora, como empezar a vislumbrar un futuro optimista para el municipio.


Que Novelda esté despertando en todos los ámbitos es la línea que iniciamos en el 2019 porque veíamos que nos estábamos apagando. Pero bueno, la senda que estamos realizando y que vamos a continuar realizando es volver a darle al interruptor y volver a activarlo todo.

P.- A veces se ha catalogado a Novelda como una ciudad dormitorio. ¿Cómo se ha contrarrestado?

R.- Primero, la mejora de los servicios. Ahora en muchas cosas no hace falta que nos vayamos fuera. Empezamos a tener ya unas instalaciones deportivas dignas, y yo ya me venturo en base a lo que está por venir que habrá instalaciones deportivas punteras en la provincia.


De hecho, hay dos proyectos que uno en breve verán la luz. Uno es el velódromo y el otro es el Ride Park que será uno de los más punteros de la provincia. El plan es ese, recuperar lo que ya teníamos y empezar a apuntalar posibles actuaciones estratégicas.


Además, a nadie se le escapa el cambio que está habiendo en las dos entradas a Novelda. En una van a empezar las obras, que es la carretera de Aspe. Respecto a la carretera de Alicante, el otro día vi un trocito del documental Sueños de Sal y en esa zona se veían casquillos, trozos de mármol, lo que fue Novelda.


Ahora da una imagen de modernidad, de que en Novelda está pasando algo. Eso nos está haciendo que la gente quiera venir, no solo a visitarnos sino también a invertir.


A nivel patrimonial tocaba pegar un puñetazo real encima de la mesa para decir ‘Novelda tiene todo esto’ y que la gente lo vaya disfrutando y vaya viniendo.


Ahora que se han levantado bastante las restricciones no hay fin de semana que no veamos autobuses de cruceristas para visitar el municipio.


Es una verdadera satisfacción el comprobar cómo hemos recuperado esos autobuses que transitan por el municipio. Al final son personas que vienen, gastan dinero aquí y la economía se va moviendo.


Asimismo, cabe recordar la mejora de servicios en cuanto a carreteras, caminos, calles, aceras, asfaltado, arbolado, así como las actuaciones culturales y de dinamismo. Todos los fines de semana hay infinidad de actos.


Novelda ahora mismo no solo es futuro, sino que también es presente. Cualquiera que pueda o que quiera en Novelda tiene actividad para realizar. Nos falta el cine, correcto, en ello estamos. Ahora mismo cualquier ciudadano si quiere desarrollar aficiones o cualquier interés e inquietud Novelda es el sitio idóneo para poder desarrollarla.

P.- ¿Cómo se consigue transformar la localidad en una ciudad sostenible?

R.- Aunque parezca mentira, la sostenibilidad siempre va a venir aparejada de la digitalización. Si algo nos está enseñando el Covid es que los cambios que ya se estaban intuyendo se están dando a pasos agigantados.


Hoy en día, todo lo que no sea a través de aplicaciones, procesos electrónicos, internet, realmente no va a tener futuro. Y eso hay que integrarlo en cascos históricos, cascos monumentales, y hay que empezar a dotarlos de esas infraestructuras.

Estamos hablando de futuro, pero también hay problemas reales y de presente como es el de las pluviales, que son acciones en las que que estamos actuando. No hay mes en el que no estemos actuando de manera concreta en puntos, sobre todo en la parte antigua, para intentar mejorar la vida de las personas. También la sostenibilidad se enfoca en la gestión de los residuos y el reciclaje.

Cada vez más, con la legislación por parte de Europa se nos está imponiendo la gestión de separación, cada cosa a su contenedor, etcétera. Y esto o lo haces bien o al final te lo van a imponer, y si te lo imponen va a ser de capón. De capón se traduce en que nos va a tocar pagar más impuestos, algo que no queremos ninguno.

Por tanto, toca empezar a habituarnos a esa nueva legislación y en base a cómo se están haciendo las cosas en todos lados y que aquí también tendremos que hacer.


Sostenibilidad también es eficiencia energética. Tenemos que empezar a apostar por placas solares, por otro tipo de energía que no sea la típica a la que estamos acostumbrados.

Estamos viendo cómo los costes y el precio de la electricidad se nos está disparando, y va siendo hora de empezar a explicar a la ciudadanía temas como techos solares, mejoras en la red eléctrica, etcétera.

Sobre todo, para que baje el precio de la factura, pero también el consumo para evitar la escasez por consecuencia de distintos devenires. Estos diversos devenires del futuro los tenemos que abordar ya y de manera conjunta. No es una cuestión del Ayuntamiento, es una cuestión de todo el municipio. De ahí que estemos implantando tantas charlas, participaciones, mesas redondas intentando explicar lo que nos va a venir, porque nos lo va a imponer Europa.

P.- Señala que Novelda está creciendo, pero ¿qué tipo de crecimiento busca Novelda?

R.- Nuestra intención es alejarnos de esa vorágine urbanística que caracterizó al boom inmobiliario de los años 2000. Se está dando una cuestión preocupante que es el despoblamiento del casco histórico y del centro urbano. Por eso nosotros no apostamos por una política expansiva sino en aprovechar todos los solares que tenemos ya. Expandirse creo que es tontería, queremos tener un municipio más compacto.


Además, en el casco antiguo hay verdaderas casas interesantes. Si no encuentran dueño y se dejan ahí nos ocurre lo que nos estamos encontrando en esta legislatura. Es decir, hay verdaderos problemones, que no le afectan solo a esa casa sino también a las adyacentes, y nos está tocando intervenir de oficio.


Por eso es muy importante no apostar por una política expansiva sino consolidar lo que ya tenemos, que aún tenemos bastante para crecer. Crecer no solo tiene que ser a lo largo, internamente si tenemos huecos pues vamos a ir desarrollando pequeñas acciones para completar el municipio, que aún queda.

P.- ¿Novelda quiere ser más turística, industrial o residencial?

R.- Tenemos varios frentes abiertos. El enfoque no va a ser residencial, porque al final nos convertimos en una ciudad dormitorio. Novelda es un municipio perfecto para vivir, pero creo que para tener futuro volvemos a lo mismo. Si la gente es capaz de desarrollarse en todos los ámbitos y sobre todo el profesional eso hace que los talentos, que han tenido que ir a las grandes ciudades para poder desarrollarse, vuelvan generando nuevos nichos o acciones.


Tener esa posibilidad profesional hace que crezcamos. El futuro industrial ya se está dando. Volvemos a ser uno de los referentes industriales de toda la provincia. De hecho, estamos entre los 10 municipios de la provincia con mayor crecimiento industrial, crecimiento económico.


No solo debido a que las zonas industriales ya se nos están llenando y prácticamente están al tope, y por eso es tan prioritario desarrollar el puerto del sol; sino también Novelda como zona comercial.


Desde el tejido asociativo y desde el equipo de Gobierno estamos apostando por Novelda como un centro comercial abierto.


Eso también es uno de nuestros leitmotiv de ciudad. Siempre hemos sido cabecera comarcal en ese aspecto, y es una senda que dejamos un poco abandonada hace 10-15 años, diremos que por la crisis, y ahora se está volviendo a retomar.


Estamos volviendo a recibir ese flujo de personas del entorno que vuelven a realizar sus compras aquí. Por tanto, ese mix, industrial y comercial, va todo aparejado.


Sobre el turístico, no vamos a ser una potencia turística a nivel de Benidorm o Santa Pola, pero sí que es un nicho que si conseguimos poner en valor todo nuestro patrimonio genera dos cuestiones.


Primera, ponerlo en valor genera mayores ingresos para mantenimiento, de manera que lo hace sostenible económicamente en el tiempo. Y segundo, son ingreso que a las familias que quieran desarrollar un negocio alrededor de la industria incipiente del turismo van a poder tener opciones de desarrollo y para vivir.


Insisto, nuestro futuro no va a ser turístico, pero sí nos estamos posicionando como turismo de interior y uno de los enclaves estratégicos del Modernismo en la Comunidad Valenciana.
Pero, sobre todo, ahora mismo veo a Novelda con un potencial industrial tremendo y que eso al final va a hacer no una ciudad industrial, porque no me gustan, pero sí se va realizar un conglomerado industrial muy importante en los polígonos y eso hará que nuestro desarrollo como ciudad sea muy importante.


Aún a riesgo de aventurarme demasiado, sí que nos veo como una ciudad referente, una posible capitalidad comarcal basada en ese poderío económico industrial, que al final lo que va a hacer es que se desarrollen otro tipo de servicios aparejados a un incremento de la población que va a trabajar y vivir aquí. A esa población hay que dotarla de más servicios y eso puede llevar a teatros, cines, etcétera.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,741SeguidoresSeguir
3,500SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES