Los Moros y Cristianos cuentan ya con una ordenanza que regula sus fiestas y sus sedes

Tras su recienta aprobación en pleno  Novelda cuenta ya con una Ordenanza Reguladora de las Fiestas de Moros y Cristianos y sus Sedes Festeras, complementaria a la regulación autonómica, que recoge las peculiaridades de las fiestas noveldenses y ordena el funcionamiento y objeto tanto de kábilas y comparsas como de cuartelillos de escuadra y filàs.

El concejal de Fiestas, Iván Ñíguez, que ha presentado esta nueva ordenanza junto al responsable de Seguridad Ciudadana, Armando Esteve y el presidente de Junta Central de la Federación de Comparsas de Moros y Cristianos, José Eugenio Pérez, se ha mostrado absolutamente “satisfecho por haber podido cumplir un compromiso adquirido con los festeros”. Ñíguez, que señalaba que esta es una ordenanza consensuada, en cuya elaboración han participado Junta Central, comparsas, comisiones de barrios y, sobre todo, el área de Seguridad Ciudadana con importantes aportaciones por parte de la policía local,  apuntaba que esta ordenanza permite “conciliar el derecho que tienen los festeros a vivir la fiesta con el derecho al descanso de los ciudadanos”.

La ordenanza, cuya redacción ha sido “muy laboriosa”, en palabras del edil de Seguridad Ciudadana, Armando Esteve, regula, además de las actividades que pueden desarrollarse en los distinto tipos de sedes festeras, los  requisitos y condiciones que deben reunir, así como horarios, medidas de seguridad e higiene, contaminación acústica, seguridad vial e inscripción en los diferentes registros entre otros aspectos. En definitiva se trata de organizar el funcionamiento de estas sedes para “evitar posibles conflictos”.

Por su parte el presidente de Junta Central, José Eugenio Pérez, que considera que esta ordenanza “era necesaria”, agradecía al equipo de gobierno que “se haya tomado en serio este asunto” y animaba a escuadras y filàs a solicitar toda la documentación en Junta Central para poder inscribir en los correspondientes registros sus “cuartelillos”.

Señalar que la ordenanza recientemente aprobada diferencia las sedes festeras en dos grupos, las sedes de comparsas y las sedes de escuadras y filàs, que pueden ser permanentes o temporales. En ambos casos el horario de apertura de 09:00 a 24:00h durante todo el año, excepto la semana de fiestas y los sábados del mes de julio que el horario de cierre se amplía a las 06:00h para kábilas y comparsas y a las 02:30h para “cuartelillos”, así como hasta la una de la madrugada los viernes, sábados y vísperas de festivos del resto del año para todas las sedes festeras. Además, entre otras muchas cosas, también establece que todas ellas deben cumplir con las normas de seguridad establecidas para este tipo de instalaciones, contar con extintor,  suministros de energía eléctrica y agua potable, así como aseos con inodoros y lavabos según determine la Comisión Técnica de Seguridad.

VÍDEO

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí