El abanico solidario de la bajada de la Santa, una tradición desde 2005

Miles de personas acompañan a la Patrona anualmente junto su abanico durante la bajada de Santa María Magdalena y las Fiestas de Novelda

Autor: Augusto Beltrá |

El tradicional abanico solidario conocido popularmente como abanico de la bajada de la Santa tiene su origen en el año 2005.

En diciembre de 2004 se había celebrado el concierto inaugural tras la recuperación del Órgano Barroco de la iglesia de San Pedro y la Junta Directiva de la Asociación creada para gestionar la restauración del instrumento, decidió que el día 20 de julio el órgano sonara un tiempo antes de la llegada de la Patrona al templo parroquial, acompañando a la gente que la esperaba que podría apreciar la calidad de la sonoridad del instrumento recuperado.

El secretario de la Asociación, Augusto Beltrá, propuso la edición de un abanico con la imagen del órgano y que fuera repartido entre la gente que aguardaba en la iglesia para que pudieran mitigar el calor reinante en la misma. La propuesta se aprobó y se encargó a Vicente Albero Irles que hiciera una fotografía panorámica del instrumento que fue la que ilustró el abanico que fue repartido ese día tal y como se había previsto entre la sorpresa y el alborozo de la gente que aguardaba a la Patrona en la iglesia mientras escuchaban la imponente sonoridad del órgano barroco.

Fue tal el éxito, que al año siguiente se decidió mantenerlo, encargando el diseño del abanico al conocido fotógrafo local Ramiro Verdú. En el año 2007 la directiva de la Asociación Órgano Barroco, decide no seguir editando el abanico, recogiendo la iniciativa la Comunidad de Penitentes de Santa María Magdalena que invitó a José Fernando Martínez (Charly) a encargarse del diseño.

Dado que en los años anteriores el reparto de los abanicos en la iglesia había supuesto la agitación de la gente y la generación de algún tumulto, en el año 2008 la Comunidad de Penitentes de Santa María Magdalena pidió a la Cruz Roja, que desde los puestos que ubicaba a lo largo del trayecto de la romería de la bajada de la Santa a la población, entregara a la gente que acudía a la misma el abanico.

Al ser gratuito, las avalanchas que se producían ante las carpas instaladas por la Cruz Roja, que llegaron a ser violentas en alguna ocasión, provocó que los promotores del ya tradicional objeto de culto y colección se plantearan la posibilidad de hacerlo llegar a la población de otra forma. Decidiendo ponerlo a la venta, en cuanto se presentara la revista Betania, con un precio simbólico y que el beneficio íntegro de la recaudado fuera para las asociaciones benéficas de Novelda. Y así hasta hoy.


El tradicional abanico solidario de la bajada de la Santa a través de los años


2005, Vicente Albero.

2006, Ramiro Verdú.


2007, José Fernando Martínez (Charly).


2008, Alicia Boyer.


2009, Pedro y Diego Jiménez (Enfoque).


2010, Mª Nieves Pastor.

2011, Vicent Pina.


2012, Javier García Azorín (Javifotoestudio).


2013, Pepe Ribelles.


2014, Alex Segura.


2015, Pedro Alfaro (Foto Alted).


2016, Paco Martínez.


2017, Carlos Pujalte.


2018, Xavi Sellés.


2019, Antonio López.


2020, María José Ayala.


2021, Octavio Belló.


2022, Lluis Cuadra.


2023, Diego y Pedro Jiménez Olivares.

Otras noticias de interés

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,764SeguidoresSeguir
4,540SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES