Talados dos árboles en Novelda debido a sus daños y su alto riesgo de caída

Ha sido talado un ficus de la Glorieta y un pino del Paseo de los Molinos

La concejalía de Medio Ambiente, a través de la empresa especializada Baobab Viveros SL, ha acometido labores de tala y retirada de dos árboles que presentaban graves daños estructurales y que tenían un alto riesgo de caída. Uno de ellos era un ficus situado en La Glorieta, y el otro árbol de gran altura se encontraba en el Paseo de los Molinos.

La actuación ha contado con un presupuesto de 7.350 euros y ha sido realizada por técnicos especialistas en arboricultura y por la empresa adjudicataria del contrato de poda de árboles en viales y jardines de la ciudad de Novelda.

«Los daños que presentaba el ficus de La Glorieta hacían inviable su presencia en la plaza, suponiendo un enorme riesgo de caída», ha asegurado el edil de Medio Ambiente, Rubén Millán. Cabe recordar que las ramas de algunos ficus de La Glorieta han sufrido caídas en los últimos meses, que por suerte no causaron daños físicos a las personas que transitaban por el lugar.

«Hace unos meses este ejemplar de ficus sufrió la caída de dos de sus grandes ramas de más de dos toneladas de peso», ha argumentado Millán, destacando que «la seguridad es fundamental» sobre todo en este lugar tan transitado por personas mayores y niños.

Por ello, el concejal del área ha informado que a los otros cinco ficus presentes en La Glorieta también se les realizarán trabajos de poda para rebajar el volumen de la copa que presentan, minimizando así el riesgo de rotura de las mismas.

Con todo, Rubén Millán ha recalcado que las talas de ambos árboles «no son una decisión política», sino que se han ejecutado debido a un informe de los técnicos correspondientes. Respecto al pino talado en el Paseo de los Molinos, Millán ha subrayado que dicho árbol contaba con «un crecimiento muy espigado» y «una severa inclinación hacia la calzada», acentuada durante los últimos meses.

«La empresa ha recomendado la tala del ejemplar por potenciales riesgos de accidentes para las personas y bienes materiales», ha indicado Millán, recordando que «los pinos no son una especie de arbolado lineal de las ciudades», ya que asegura que sufren plagas «peligrosas para personas y animales», como la procesionaria, pueden propiciar levantamientos de aceras y calzadas y no soportan podas de formación de la copa.

Otras noticias de interés

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,764SeguidoresSeguir
4,580SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias