El Pleno da salida a los presupuestos para 2018

La sesión plenaria de diciembre estuvo marcada por la aprobación del presupuesto municipal de 2018, que está cifrado en 20.208.500 euros.

El pleno aprobó la aceptación de condiciones y compromisos para dos subvenciones de la Diputación Provincial de Alicante. La primera de ellas para la rehabilitación de la pista de baloncesto en el campo de «La Magdalena», principalmente en la pintura de la cancha. «Es una demanda de hace tiempo de los usuarios», remarcaba el alcalde, Armando Esteve. La segunda era para la pavimentación asfáltica de varias calles con un importe de 60 mil euros. Las dos quedaron aprobadas por unanimidad.

Pero el punto principal fue la aprobación del presupuesto para 2018, cifrado en 20.208.500 euros. El concejal de Hacienda, Ricardo Moreno, insistía en que el presupuesto está marcado por la deuda que tiene el consistorio, pero que ha intentado que «sea ajustado y realista». Esta deuda «nos impide invertir en lo que necesita esta ciudad», una situación que «arrastraremos todavía muchos años», más teniendo en cuenta que el interés de los 19 préstamos que tiene el Ayuntamiento es de interés variable, algo que «podría suponer un problema grave en el futuro». A pesar de todo, se ha reducido en el último ejercicio y se ha mejorado el periodo de pago a proveedores, que se encuentra actualmente en 37 días. Esta cuestión «ha mejorado nuestra capacidad de negociación y ha hecho que los proveedores quieran volver a servirnos». Estos presupuestos, continuaba Moreno, también incluyen por primera vez en seis años un capítulo para inversiones con una partida de 750 mil euros que se destinarán, entre otras cosas, al Plan de Acción Comercial y a la mejora de caminos, mobiliario urbano y la accesibilidad en la ciudad.

El PSOE presentó una enmienda con la que pretenden «adecuar el presupuesto en el capítulo de gastos a las necesidades reales de la población», según el portavoz, Iván Ñíguez. Entre sus propuestas está el fomento del empleo mediante los programas de la Generalitat Valenciana, así como ayudas sociales (como víctimas de violencia de género y personas sin recursos). Contó con el apoyo de todos los grupos, por lo que se incluyó en el texto a aprobar.

Desde Compromís per Novelda reprochaban la premura de tiempo que han tenido para estudiar los presupuestos (solo 7 días), y que se haga en un pleno ordinario. Por otro lado, la portavoz del partido, Silvia Anna, aseguraba que «ha tenido que aceptar las enmiendas del partido socialista por las presiones de algunos miembros de su equipo de gobierno, lo que le desmonta su obsesión por el ahorro». Además, echaba en cara que «presupuestan los ingresos a la baja para no gastar dinero en mejorar nuestro pueblo, al igual que el año pasado». Entre sus críticas, destacaba que el capítulo de gastos es «el mismo que el de 2017», preguntándose si «ninguno de sus concejales se ha quejado de sus partidas, lo que demuestra que a usted lo que le gusta es tener palmeros en su equipo que no cuestionen sus decisiones». Para terminar, Anna dejaba sobre la mesa que «nos tememos que pueda usar los próximos presupuestos para uso electoral» al tener dinero para inversión. Votaron en contra de los presupuestos

Desde el PSOE, el portavoz Iván Ñíguez comenzó reprochando que se debata el presupuesto en un pleno ordinario y no en uno extraordinario, «como se ha hecho tradicionalmente en este Ayuntamiento». Pero, «no queríamos quedarnos solo en la crítica, a pesar de que quitaron con una moción de censura el gobierno al partido que ganó las elecciones». Por eso, «estamos convencidos de que nuestra enmienda mejora los presupuestos», reprochando también que los ingresos se han presupuestado a la baja y que es necesario destinar más dinero a temas sociales.  En este sentido, destacaba que su enmienda permitirá invertir 120 mil euros para el fomento del empleo, algo que «no entendemos que no se haya contemplado desde un principio desde el área de Hacienda». En cuanto a accesibilidad, Ñíguez recordaba que «otra de nuestras propuestas ha sido ampliar en 70 mil euros la inversión para mejorar nuestras calles y adecuarlas a las personas con movilidad reducida, algo que es justo y desde ayer una obligación por ley». Y, para terminar, agradecía que se acepten que se doble el presupuesto para la concejalía de Igualdad y «podamos así luchar contra la lacra de la violencia de género». Finalmente, votaron a favor de los presupuestos «por coherencia, porque cuando gobernábamos hicimos unos presupuestos parecidos».

Por su parte, el portavoz del Partido Popular, Rafa Sáez, comenzaba diciendo que, con estos presupuestos, «se demuestra que, aunque despacio, poco a poco vamos cumpliendo con nuestras promesas electorales», remarcando que «es cierto que estos no son los presupuestos que a todos nos gustaría, aunque no se puede obviar la situación del Ayuntamiento». «No queremos caer en presupuestaciones al alza que puedan truncar la buena marcha que está llevando el Ayuntamiento», aseguraba, defendiendo que «estamos ante un presupuesto bien elaborado que nos lleva al camino de la recuperación». 

El portavoz de UPyD, Francisco J. Cantos, destacaba que «el PSOE, con el mismo tiempo para estudiarlo, ha traído una enmienda, mientras que Compromís se ha dedicado únicamente a criticar». Defendía que sí han subido la mayoría de las partidas de las diferentes concejalías, y que «preferimos hacer una modificación de crédito a presupuestar cosas que no tenemos claras», algo que «nos ha llevado precisamente a esta situación cuando ustedes gobernaban».

Para el alcalde, Armando Esteve, estos presupuestos muestran que «vamos en el buen camino», destacando que «es muy importante que contamos con el apoyo de 17 de los 21 concejales».

Por otro lado, el equipo de gobierno presentó el catálogo de puestos de trabajo del ayuntamiento con diferentes modificaciones en la plantilla municipal. Desde Compromís per Novelda reprocharon la «falta de negociación» del gobierno porque «no han conseguido consensuarlo con ningún sindicato», acusándoles de que «ustedes consideran el personal de la casa como una carga». Del mismo modo pidieron informes que justifiquen la renovación de determinados contratos para descartar que haya «amiguismos». Tampoco contó con el apoyo del PSOE porque «no cuenta con el apoyo de los trabajadores» y porque «no se pueden imponer organigramas sin voluntad de diálogo». Les reprochaban la falta de una RPT: «parece que se sienten más cómodos moviendo a los empleados municipales», apuntaba Ñíguez, que se quejaba también de que «en el Ayuntamiento hay muchos generales y poca tropa, así no ganaremos ninguna batalla», en referencia a la creación de nuevos puestos de técnicos municipales. Desde el equipo de gobierno defendían que «la partida del capítulo 1 ha aumentado en este presupuesto» y «hemos repartido a los empleados de la forma más eficiente».

Mociones

El PSOE pidió la adopción de medidas por parte del gobierno central para evitar el «sinhogarismo» como ayudas para el alquiler. La propuesta contó con el apoyo de todos los grupos.

Por su parte, Compromís per Novelda presentó una moción para que el gobierno de España retire los recursos contras las leyes valencianas de vivienda y de pobreza energética. El equipo de gobierno no apoyó el texto porque defienden «la lucha contra estos problemas» pero «respetando siempre las leyes y las competencias de las comunidades autónomas.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,571FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,830SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES