Se reúnen en Novelda concejales verdes

“Apostar por la agricultura ecológica, las energías renovables y los servicios medioambientales generaría posibilidades de trabajo importantes para hacer frente a la creciente situación de desempleo, pero por el contrario, la pasividad de la Generalitat hace que se alejen las soluciones a los problemas d desempleo, educación, sanidad y medioambiente de nuestras poblaciones”.

Así concluyen los y las Concejales verdes de las ciudades donde partidos ecologistas ocupan el gobierno local o tienen representación (Altea, Novelda, Parcent, Orihuela y Villena) que se han reunido este fin de semana en Novelda.

Con el fin de abordar problemáticas comunes de sus municipios y las respuestas que desde la ecología política pueden darse ante la realidad económica, social y medioambiental que atraviesan sus poblaciones, en el encuentro han participado los alcaldes de Orihuela y Villena, (Monserrate Guillén y Javier Esquembre) junto a Carolina Punset (concejala de Urbanismo en Altea), Jacqui Coterill (primera teniente de Alcalde de Parcent), Mercedes Menor, Virtudes Hernández y José Tomás Molina, (concejalas de participación e Igualdad y concejal de Agricultura de Villena) así como el anfitrión, quieen fuera concejal en Novelda, Francisco José Martínez García.

Con la problemática del desempleo y de falta de respuesta de la Generalitat Valenciana a los principales problemas de la ciudadanía como telón de fondo, los ediles verdes han valorado la necesidad de incorporar las propuestas ecologistas en la superación de la crisis. Así, apostar por la agricultura ecológica, las energías renovables y los servicios medioambientales generaría nichos laborales importantes para hacer frente a la creciente situación de desempleo.

Cuestionan los ediles verdes que desde la Generalitat no haya propuestas para combatir el paro ni para defender una educación y sanidad públicas de calidad, así como para abordar los problemas de residuos, de tratamiento de aguas residuales o de prevención de incendios. De igual modo consideran una prioridad, que las diferentes Consellerias no están abordando, responder a las deudas contraídas con los propios ayuntamientos y con entidades sociales, sanitarias y educativas.

Los ediles verdes alertan de que las políticas de austeridad mal entendidas que propugnan el gobierno central y autonómica pueden ser una excusa perfecta para dejar de lado la responsabilidad de lucha contra el cambio climático cosa que en un futuro provocará mayores problemas económicos y desigualdades sociales.

Por otra parte, concejales/as ecologistas han planteado el interés de que las distintas formaciones verdes pudieran conformar una propuesta común de cara a las diferentes convocatorias electorales que se avecinan.

3 COMENTARIOS

  1. Vicente, lo que comentas también está en el ideario verde: consumir cercano y local para beneficiar a la comunidad y evitar emisiones de combustibles por traer las cosas de tan lejos. Y efectivamente deberían haber tasas aduaneras o incentivos para que los productos cercanos sean más económicos. Lo demás es dumping económico, social y ambiental. Respecto al comentario 2, se equivoca. Los que más personal de confianza tienen por metro cuadrado son las oscuras y poco democráticas diputaciones controladas por el PP. Respecto a Villena, el PP hizo tan mal las cosas que bajo la figura de personal de confianza han tenido que contratar a trabajadores municipales cuyos contratos eran ilegales. Y entre «tanto» cargo de confianza y concejales liberados hay hasta concejales del PP. Igualito que aquí. Y el PP está en la junta de Gobierno. Igualito que aquí.

  2. Está muy bien lo de la ecología verde. Pero, sinceramenbte, no creo que genere apenas ningún puesto de trabajo, porque esa ecología natural choca con el insalvable problema del precio. A España están llegando productos alimenticios y pesqueros a menor precio que los «de casa» y contra el tema del precio, no hay casi nada que hacer.
    Quizá el que se dedique a plantar agricultura ecológica logre cierta cantidad de fruta o verdura, por ejemplo, que pueda vender a sus cuatro amigos o partidarios de esta agricultura (que admito que es muy buena en calidad) pero el bolsillo se mira antes que otra cosa y contra el precio menor, no se puede luchar.
    A propósito, relato que en la primera mitad de los años 70, mucho antes de entrar en el Mercado Europeo ni en la Europa Comunitaria, España era una de las tres primeras naciones del mundo en volumen de pesca. Como dato, los nueve países de entonces en la Unión Europea sumaban el 40% en pesca de lo que pescaba España sola y el «podio» lo compartíamos con la URSS y Japón; por tanto, la pesca, aunque no se consumiese toda en España, sino que se descargaba en otros países, daba trabajo a multitud de españoles, tanto a bordo del barco pesquero como en las industrias de la conserva, en las lonjas, mercados, transporte, etc. etc.
    Y ahora, vemos en los supermercados que el pescado viene de la otra punta del mundo pero eso sí, más barato que el nuestro. Si se iba recortando hace ya muchos años el sueldo al pescador español, éste terminaba por desembarcar y buscar trabajo en tierra. Esos empleos los ocuparon tripulantes magrebíes pero igualmente, disminuyó mucho el volumen de capturas y por tanto, el de tripulantes o pescadores en barcos españoles.
    Y lo mismo puede decirse de las frutas y verduras; las traen de países emergentes y, o son más baratas que las nuestras, o son frutas exóticas que no plantamos aquí (caso de la piña, por ejemplo).
    En resumen, amigo «Garci» y demás ponentes de este encuentro. Me temo que la gricultura ecológica no generará muchos puestos de trabajo; a no ser que un desempleado vuelva al huerto de sus padres, para plantarse lo que él mismo consuma y poco más.
    Y que os conste que no estoy en contra de esta agricultura ecológica (yo mismo la he comprado para mi casa, en ocasiones), sino que luchar contra el precio es un romanticismo ineficaz.
    La solución llegará cuando se prohiba que estos productos extranjeros lleguen aquí sin recargarles una tarifa aduanera que iguale en el precio a las de aquí. Y esto vale lo mismo para cualquier clase de productos extranjeros que compramos, sean o no de alimentación.

  3. Anda el alcalde que tiene mas personal de confianza por metro cuadrado… (el villenero), pero ahi Garci no pasa nada, a que no?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí